Archivo para marzo, 2009

Foto click….

Posted in Foto, LaHabana with tags , , on marzo 30, 2009 by el taburete

lamaravilla

está de cine…

Posted in arte, cine cubano, cortos, cuba with tags , on marzo 30, 2009 by el taburete

Intermezzo, de Eduardo del LLano

inter4Sex Machine Producciones

Interpretes:

Luis Alberto García

Nestor Jimenez

Vladimir Cruz

Yispia Torres

Luis Carrere

Jorge Fernandez Era

Eduardo del Llano

Edición: Ismael de Diego

Dirección de arte: Nanette García

Sonido: Ricardo Perez (tato)

Música: William Vivanco, Frank Delgado

Fotografía: Alejandro perez ( compota )

Producción: Ricardo Figueredo, Eduardo del Llano

Guión y Dirección: Eduardo del Llano

Homenaje a Lam en X Bienal de La Habana

Posted in arte, cuba, LaHabana with tags , on marzo 29, 2009 by el taburete

lam_1La Habana (AIN).- Este domingo 29 de marzo quedará emplazado en la barriada capitalina de El Vedado, el monumento que honra a Lam y que obedece a la autoría del escultor santiaguero Alberto Lescay, presidente de la Fundación Caguayo.

La obra ofrece la imagen de un pájaro en bronce, de siete metros de altura, iconografía reiterativa en las creaciones de autor de los emblemáticos cuadros de La Silla y La Jungla.

Su estructura cuenta con 52 piezas y tuvo la realización artística del ingeniero Fernando Yero, y el decisivo apoyo de una brigada de fundición del taller de San Luis, en Santiago de Cuba, junto a la contribución de 63 artistas cubanos de la plástica contemporánea, tal como aparece en una tarja que acompaña la escultura. Seguir leyendo esta información…

un día como hoy…

Posted in américa, cuba, relato with tags on marzo 29, 2009 by el taburete

henry-morgan-3…el pirata Henry Morgan (nacido en Gales, Inglaterra en 1635) planificó atacar La Habana, Cuba, pero desistió ante el hecho de ser una operación de gran dificultad. Se dirigió entonces a la Isla de Pinos (hoy Isla de la Juventud), donde reunió 700 hombres y 12 embarcaciones. Allí, en consejo de filibusteros, decidieron atacar Puerto Príncipe (actual Camagüey). Este sería el primer asalto a gran escala bajo su dirección. Es así como el 29 de marzo de 1668 la escuadra desembarcó en Puerto Príncipe, pero no fue un ataque sorpresa como se había planificado, pues llegaron noticias a los vecinos del ataque y se armaron al efecto. Los piratas sortearon las emboscadas que les esperaban, dirigiéndose a través del bosque. Al estar ante las puertas de la ciudad, enfrentaron un batallón de caballería al que derrotaron sin dificultad. En la localidad los asaltantes encerraron a los vecinos en las iglesias e interrogaron a algunos de ellos bajo tormento para conseguir riquezas. Con procedimientos similares al del bucanero Jean-David Nau, mejor conocido como “El Olonés”, dejaban morir de hambre a sus prisioneros para averiguar el lugar donde se encontraban escondidos los supuestos tesoros. En la estadía le fue entregada a Morgan una carta incautada que iba dirigida al alcalde de Puerto Príncipe y que había sido enviada por el gobernador de la isla de Cuba; en la misbattlebmadaam1669ma le instruía a aumentar la demora de los filibusteros para organizar un contraataque. En vista de la misiva, decidió partir, no sin antes imponer un tributo de quema (valores a cambio de no incendiar la ciudad) de 500 vacas y sal, que al final fue pagado. Con todo, el botín logrado en esta expedición fue exiguo: unos 50 mil pesos; además de objetos robados a las iglesias como campanas, vasos y ornamentos sagrados.

espejos…

Posted in américa, arte, espejos, relato on marzo 28, 2009 by el taburete

tlazolteotl_cb2Tlazoltéotl, luna mexicana, diosa de la noche huasteca, pudo hacerse un lugarcito en el panteón macho de los aztecas.

Ella era la madre madrísima que protegía a las paridas y a las parteras y guiaba el viaje de las semillas hacia las plantas. Diosa del amor y también de la basura, condenada a comer mierda, encarnaba la fecundidad y la lujuria.

Como Eva, como Pandora, Tlazoltéotl tenía la culpa de la perdición de los hombres; y las mujeres que nacían en su día vivían condenadas al placer.

Y cuando la tierra temblaba, por vibración suave o terremoto devastador, nadie dudaba:    –Es ella.

Eduardo Galeano La Jornada

(Compilación acerca de las mujeres y los dioses)

LA HABANA EN BIENAL

Posted in arte, cuba, LaHabana, morro with tags on marzo 28, 2009 by el taburete

file_30293

X BIENAL DE LA HABANA…INVITADOS DE LUJO. tomado de Cubasí.cu

Son maestros de maestros, habituales de los más importantes encuentros de las artes visuales en el mundo. Entre los más de 300 artistas de todos los continentes que participarán en la Décima Bienal de La Habana, destacan los nombres de nueve referentes indiscutibles del arte contemporáneo universal.

El comité organizador del encuentro ha decidido distinguirlos como invitados especiales, y sus obras ocuparán algunos de los principales espacios expositivos.

Proceden de tres continentes, representan diversas maneras de asumir el arte, diversas elecciones temáticas, universos y medios expresivos. Pero los une la calidad de su obra, la repercusión de sus mensajes, la solidez de sus planteamientos conceptuales.

Sus propuestas entroncan de manera significativa con el eje central de esta Décima Bienal: Integración y resistencia en la era global. Sus obras son miradas singulares a una contemporaneidad marcada por desafíos comunes. seguir leyendo

Un habanero cualquiera…

Posted in arte, cuba, LaHabana with tags , , on marzo 27, 2009 by el taburete

303javierAntes de comenzar es necesario hacer una salvedad indispensable y paradigmática: “Un habanero cualquiera” no es cualquier habanero.
Para Javier Zamora Valdés, que ahora frisa los veinte años con rebotes, ha resultado un pretexto ideal a la hora de identificar al ser humano común y cotidiano que habita la capital de la nación. Pero no debe usted confundirse al respecto. Ese mismo ciudadano, de transferible identidad (aparencial), borrado de las listas de celebridades socio-culturales, ese Juan, Pedro o, por qué no, Javier, es el protagonista de esta muestra, que relata el discurrir básico y estructural de la vida compartida en la gran ciudad.Tampoco se trata de cualquier discurrir, sino de aquel que ha experimentado el joven artista plástico en los duros años de la crisis económica de los noventa (y sus secuelas del tercer milenio). Si me saco una cuenta rápida, así, por arribita, la edad consciente de Javier, la de reconocer y nombrar las cosas por su facha y aspecto, por sus matices, es justamente la que se corresponde con los difíciles momentos vividos por la nación en los últimos veinte años.
Entonces, ¿qué se puede esperar de una persona tenaz, observadora y sensible, tras digerir el día a día de casi toda su incipiente existencia? Aquí están las dilucidaciones que sacó por conclusión: Ese habanero cualquiera (él mismo, por ejemplo; con nombre y apellidos, con palabras en la boca, e ideas de sólido discurso gráfico) dice, sin demasiadas pretensiones en sus propósitos: “Espérate ahí, El Mío, que tengo que contarte una cosa…”, “Tápate, que lo que te van a soltar no tiene nombre…, pero sí apellidos”.
Obra de Javier Zamora ValdésEs simplemente el Alfa y Omega de nuestros caminos paralelos, padecidos como resultado de duros quebrantos económicos y de coyunturas nada favorables para el completo desempeño de una espiritualidad, eso sí, cualquiera.
Estudiante de artes plásticas en la Academia Provincial de San Alejandro, no hace otra cosa que llenar algunas lagunas que, mal que bien, le han matado espontáneamente la sed de conocimiento. Hablando de esto y de aquello (también viendo lo que hace, desde luego), puedo asegurarles que El Javier, está –en su actual estado (primer año en la especialidad de Pintura)– en plenas condiciones de desarrollar y pavimentar un venturoso camino dentro de la visualidad, pero… hay golosinas del conocimiento y el aprendizaje que el tipo no quiere perderse.
Domesticador de ricas técnicas proclives al terreno de la gráfica, de la prensa y la plancha del grabador, del dibujante desmesurado y libertino; inmerso en un lenguaje netamente comunicativo, jocoso y contestatario, este habanero cualquiera levanta su brazo descarnado y batallador (con banderita cubana, chupa-chupa, y percha) para sacar la cara visual por la de otro que, en su lugar, lo hace sobre la grama de un terreno de béisbol, en la percusión de un piquetón de Hip-hop, o de cualquier otro terreno en el que un habanero, como cualquier otro cubano, pueda dejar de ser lo que seguirá siendo: “Un habanero cualquiera”

tomado de esquife.cult.cu