de la música cubana…Carlos Varela, no es el fin

Por Ana María Parra A.

carlosDesde el día que Carlos Varela empezó a escribir canciones, no paró jamás. ¡Y eso que fue en 1978!
La matemática es sencilla en su caso: si su primera canción fue escrita cuando tenía apenas 15 años de edad, el lote que ahora acumula a los 46 años, es abundante.

Lo que pasa con Carlos Varela es que es intenso para componer, pero no anda en la vida con prisa. Si tiene que esperarse cinco años para grabar un álbum, aunque no pare de componer, él se espera.
Y eso pasó con No es el fin , acumuló temas este cubano autor de Como los peces, hasta que llegó a la conclusión de que la dramaturgia que buscaba estaba ahí.
Y con 12 temas editó su nuevo álbum que lo llevó por Canadá hace poco en conciertos exitosos, tanto que, a uno de ellos se dejó ir Sting.
Mañana la espera habrá valido la pena, tras mucho tiempo de no verle en suelo tico, Carlos Varela dará concierto, pero antes, desde Cuba, habló con Viva .

Hace mucho que no le vemos por Costa Rica ¿Qué ha estado haciendo todo este tiempo?

Componiendo muchas canciones, como a velocidad de conejo (Ríe). Estamos viviendo en un mundo donde hay una crisis con lo discográfico, pero yo no he dejado de componer, no he dejado de hacer giras dentro y fuera de Cuba, pero grabar lo que es grabar, no he hecho mucho porque me gusta que los discos tengan una dramaturgia, un color, un camino…

Entonces tiene un montón de canciones por ahí…

Así es, tengo demasiadas canciones ya como para hacer diez discos ahora mismo, solo que no encontraba las canciones que conformaran el disco que tenía ganas de hacer hace años, desde el punto de vista poético y musical.

Pero el espíritu que buscaba finalmente llegó.

Sí, lo encontramos a finales del año pasado y comenzamos en enero haciendo sesiones y talleres con algunos temas que incluso ya había estrenado en varios sitios en Cuba. Otros eran inéditos. Escogimos estas primeras 12 canciones que quedaron en el disco que fue editado en Canadá.

¿Hablamos de No es el fin ?

Exactamente. Ahora el disco que ya está editado es como la primera versión, porque es posible que yo haga otra con nuevas versiones y colaboraciones con músicos cubanos y estadounidenses.

¿Por qué esa canción es el norte de este nuevo disco? La letra habla de la historia de una muchacha.

Porque No es el fin es más bien un camino, las canciones están enlazadas unas con otras y hacen que el disco sea un camino de ida y vuelta. No es el fin es una canción que había escrito hace ya cuatro años y la redescubrí. Me gusta muchísimo.

¿El Carlos Varela que se formó en el teatro aparece en la canción La comedia silente?

(Se ríe) Absolutamente. Me formé como actor, pero al final esa no fue mi profesión. Una profesora me decía que lo que iba a sacar de estudiar eso era la teatralidad de mis conciertos, el cuidado de la luz, los tempos , la dramaturgia interna de cada concierto y la teatralidad dentro de cada una de las canciones a la hora de contar historias.

Eso está claro en sus discos.

Es cierto, si te fijas bien yo soy un contador de historias. De alguna manera, contando historias sobre lo que veo, lo que siento y lo que me cuentan, dentro y fuera de Cuba, voy también contando un poco lo que pienso.

Ya que nos estamos basando en el pasado un poco: hay una canción fundamental en su historia, Soy un gnomo , de 1989. Es como una confesión de sí mismo.

Absolutamente.

Entonces ¿De ese autorretrato de gnomo que queda ahora cuando hablamos de un disco como lo es No es el fin ?

Ahora me parezco más a mi caricatura, solo que con la gran bendición de seguir escribiendo poesía y música en un mundo tan difícil como el que estamos viviendo. Y que la gente venga a los conciertos, se lleve estas canciones a su casa; duerma con ellas; haga el amor con ellas, es un bendición.
“Sí, sigo siendo el mismo gnomo solo que con una visión más universal de las cosas, a los veintitantos años me bastaba con hacer fotografías de mi barrio, con los años y viajando una buena parte por este mundo, descubres que la desilusión, el amor y la rabia son iguales en Costa Rica que en Moscú o Nueva York. Lo que cambian son los escenarios, los telones de fondo, entonces empiezas a profundizar más en la esencia de las cosas.
“Haces canciones, entonces, conectadas con tu realidad, pero con un sentido universal.”

Tomado de la nacion.com

3 comentarios to “de la música cubana…Carlos Varela, no es el fin”

  1. Arturo Alejandro Says:

    Hola, yo he tenido la suerte de ver un concierto de Varela en el teatro Karl Max de la Habana hace dos anos parece. Bueno quisiera preguntar a Carlos si algo ha cambiato en su manera de componer. Quiero decir que al principio de su carrera el se dedico sobretodo a componer cancion en contrasto con la politica cubana, critar y criticar con las canciones la politica de Cuba, los problemas, que son muchos. Creo que el se imaginaba como todos los cubano que fuera de Cuba esiste el paraiso y ademas la injusticia solo la sufren los cubanos. Me alegro que el mismo declara que las injusticias esisten en todas las latidudines y longitudines y como el dice ahora, igual lo dice en una cancion, los pueblos son telones de fondo. Quizas, a lo mejor ahora se da cuenta que Cuba es solo una parte de este mundo, donde ustedes nacieron, y eso uno se lo lleva pegado para siempre en propia piel. Cuba es pejor de mucho Pais y es mejor de mucho pais. La desdicha o la dicha de nacer aqui o alla no depiende de nosotros.
    Le doy a Carlos mi felicidades por su ultimo CD que seguro lo voy a comprar, y ya tengo todos los CD de el. un abrazo

  2. Hoy me llegó el nuevo disco. Lo estoy escuchando y voy por el tema No. 7
    El disco “”Prometía”” ser mejor que el anterior. Es demasiado diferente. Si bien “Siete” sonaba más comercial que todos los demás, este último suena muuuy anti-comercial. Letras aparentemente sencillas pero que al final resultan estar muy enrevesadas en cuanto a mensaje, a temática. Hace un tiempo él decía que seguía siendo igual de rebelde pero que ahora envolvía los mensajes en papel celofán. Bueno pues aquí los metió en contenedores porque de rebeldía no hay nada. Las melodías que nos llegaban a lo más profundo… Ausentes. Las temáticas que no tocaban a fondo a los cubanos, como la de la emigración, o de La Habana, o de la situación en la Isla, escasas. Ni siquiera incluye “Aro de barril” que hubiera salvado un poco la cosa. Las historias mágicas que siempre nos cautivaban, apenas dos: “Historia de un descapotable” y “No es el fin”, que ya circulaban por el Internet y cuyas versiones editadas en este disco son muy inferiores a las que escuchábamos pirateadas. La de “No es el fin” especialmente parece una caricatura de la original.
    Con todo esto quiero decir que todo lo que me gustaba de Carlos Varela: sus historias, sus melodías al compás de una voz que parecía un susurro, sus temas comprometidos con la realidad social, todo eso se perdió. El Carlos Varela de “No es el fin” no es el que todos conocemos. La banda suena excelente, pero a los temas les falta algo. Hasta ahora me van gustando “Nadie” y “La comedia silente”. Este último recuerda un poco a “Colgando del cielo” en cuanto a sonoridad y estilo, pero es más descargoso, como menos serio.
    No he escuchado aún el disco completo. Tal vez luego cambie de opinión y empiece a venerar al nuevo Carlitos, pero la impresión que me da es que Carlos hizo lo que le dio su gana y que estaba muy feliz. Fue un disco feliz. Derrocha energía, pero creo que eso afecta a la poética de las canciones. Faltó un poco de melancolía quizá.Tal vez también faltaron canciones como “Marionetas” (o “Cris y Lucy” como decía llamrse en algunas partes) que vendría bien en el disco, aunque creo que versiones como la del demo “Colgando del cielo” no se podrían igualar, mucho menos mejorar.
    A Carlos yo creo que se le fue la musa. Ojalá que no tengamos que esperar otros seis años para tener un trabajo completo de él. Me decepcionó este. No me falles, hermano, que eres el mío de siempre, mi favorito!!!! Ya veo que hay que asustarse cuando los artistas dicen “Este es mi mejor disco”. Casi siempre suelen ser los peores. Así pasó con Michael Cretu y su nuevo trabajo bajo el nombre del proyecto ENIGMA “Seven lives many faces” Por mucho el peor. ¿Será que les falta disciplina?

  3. Pues sí ciertamente cambié de opinión. A partir de la segunda escucha le fui cogiendo el gusto y ahora no lo suelto!!! Para los amantes del disco “Como los peces”, les recomiendo el tema “Todo será distinto” y “De vuelta a casa”. Tienen una letra que te hace respirar una atmósfera parecida. Sin dudar a dudas es uno de sus mejores discos, y me di cuenta que no solo tiene los mejores arreglos de la carrera de Carlos, sino que también es más tranquilo que su anterior “Siete”, o sea no tan rockero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: