Archivo para mayo 7, 2010

Silvio Rodríguez por EEUU: “No ha sido sólo romper el bloqueo lo que me ha motivado…”

Posted in américa, arte, cine, cuba, debate, el Taburete, LaHabana, música, Memorias, noticias, Opinión, silvio, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on mayo 7, 2010 by el taburete

tomado de cubadebate. Foto “Silvio” de Kaloian

Silvio, “una leyenda de la música cubana”, lo llamaría el Daily, para remarcar que solo mitos vivientes pasan por ahí. Y no es una exageración. En el escenario de Carnegie Hall han cantado Benny Goodman, Judy Garland, Shirley Bassey, James Gang, Nina Simone, Stevie Ray Vaughan… Los Beatles, en 1964. Y The Beach Boys, Pink Floyd, Bob Dylan. Buena Vista Social Club tocó el 1 de julio de 1998.

Cuando la industria musical estadounidense cerró filas con el macartismo, la mítica banda The Weavers, en la que cantaba Pete Seeger, se vio obligada a disolverse en 1952. Los músicos de The Weavers se reunieron nuevamente en el Carnegie Hall, en 1955, y en 1980 repitieron el encuentro en el mismo teatro, lo que sirvió de tema al famoso y premiado documental Wasn´t that a time.

Gira confirmada, Carnegie Hall, Puerto Rico, el hecho de que hace rato no lo vemos de gira, la excelente acogida de su Segunda Cita… Un notición y unos inevitables deseos de hacer preguntas: “Yo te las contesto con gusto, tírame de lo que te apetezca. No te demores”, dijo Silvio a vuelta de correo electrónico. Las respuestas llegaron pocas horas después.

¿Cuál es el programa, quiénes te acompañan y qué repertorio presentas? ¿Habrá Segunda Cita?

-Irán conmigo mis compañeros de escena desde hace más de un lustro: el trío de cuerdas pulsadas Trovarroco, el baterista y percusionista Oliver Valdés, y Niurka González en la flauta y el clarinete. Habrá momentos en que  también diré algo sólo con mi guitarra. Necesariamente tendré que hacer un recorrido por todas mis épocas porque hace 13 años que no voy a Puerto Rico y 30 que no piso suelo de los Estados Unidos. En el repertorio decidí incluir tres temas de “Segunda Cita“: Sea señora, Carta a Violeta Parra y Demasiado. Con nosotros también irá el personal de sonido y producción que siempre me acompaña en mis presentaciones. Estamos ensayando, a la espera de la visa. Sigue leyendo

Los Carpinteros… Drama Tropical en Madrid

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on mayo 7, 2010 by el taburete

La muerte feliz de Alborada Almanza, un cuento del escritor cubano Leonardo Padura, es un diálogo entre una anciana y la Muerte. La invita a “quedarse”, pero Alborada duda. “Esta historia, este drama, es la que todos los cubanos llevamos dentro”. Habla Marco Antonio Castillo Valdés, artista plástico cubano que forma con Dagoberto Dago Rodríguez Sánchez el dúo Los Carpinteros. Sus instalaciones fundidas -que se exponen en la galería IvoryPress de Madrid hasta el 15 de julio- desprenden aire tropical.

Hay unas cuantas patas de rana turquesas, lámparas rojas de queroseno, tambores blancos, trajes perforados a la altura del corazón… Todas son creaciones diseñadas específicamente para esta exposición. Marco y Dago llevan seis meses en Madrid para prepararla; suelen trabajar en La Habana, aunque no siempre es fácil trabajar en la capital cubana. “Lo controlamos todo por mail y llamadas telefónicas desde La Habana, pero como no hay industria y todo pertenece al Estado, es más difícil conseguir los materiales que necesitamos”, confiesan.

Marco y Diego dialogan entre ellos, uno empieza la frase, el otro la termina. Marco (Camagüey, 1971) y Dago (Caibarién, 1969) crecieron con los cantos de la Revolución. “En ella participó toda la gente de la generación de nuestros padres, todo el mundo”, explican. Se conocieron hace 20 años, cuando eran estudiantes en el Instituto Superior de Arte de La Habana. Un profesor les había encargado un trabajo sobre “el otro”. “Teníamos que interpretar las palabras de Borges, El otro, el mismo. Empezamos a producir objetos el uno para el otro”, recuerdan. Desde entonces, el nombre artístico Los Carpinteros -así les llamaban sus vecinos, sus amigos, porque siempre trabajan “con el lenguaje de la carpintería, creando objetos de uso”- es conocido en todas las grandes instituciones culturales del mundo, como el Reina Sofía y la Tate Modern de Londres.

“Nunca trabajamos”

Saben que tuvieron suerte porque siempre vivieron de su arte: “Nunca trabajamos”, en el sentido capitalista de la palabra. Los Carpinteros se alejan, sin embargo, de las ideologías y de los juicios de valores sobre el Gobierno cubano. Sólo saben que: “Ser artista es la única carrera que implica libertad”. Vivir en La Habana es importante para ellos, “por no perder el nexo”, porque siempre buscan “un estado de libertad mental y física” para poder crear.

“El turquesa es el color del mar en Cuba, el color de la supuesta diversión para los turistas, pero nuestras obras muestran que hay un trasfondo dramático en todos nosotros”, afirman Los Carpinteros. “Queremos transmitir ideas de calor, de humedad, que es nuestro cotidiano en la isla”, añaden. Por eso los tambores y las lámparas de queroseno, verdaderos símbolos de la Revolución, se derraman: “Vivimos un drama tropical”. vía publico.es

nota: las fotos no se corresponden con fotos de la exposición de Madrid a la que se refiere al artículo.

Senadores piden revisión o fin de transmisiones estadounidenses hacia Cuba…

Posted in américa, ¡qué Arte!, cuba, debate, el Taburete, internet, LaHabana, Memorias, noticias, Trova with tags , , , , , , on mayo 7, 2010 by el taburete

La transmisiones de Radio y TV Martí, estaciones pertenecientes a los Estados Unidos, llegan a poco menos del 2 por ciento de los habitantes de Cuba, tienen estándares editoriales deficientes y han sido poco exitosas en influenciar a la sociedad cubana, indicó un informe (archivo PDF en inglés) de un comité del Senado esta semana. Vea los notas sobre el tema de AFPEl Nuevo Herald, el Washington PostInter Press Service.

El senador del partido Demócrata Russ Feingold dijo que el financiamiento continuo de Washington a estas transmisiones ha sido un desperdicio y que el gobierno podría haberse ahorrado 300 millones de dólares durante los últimos diez al deshacerse de la estación, informa Broadcasting & Cable. Las operaciones de Radio y TV Martí comenzaron en 1983 durante la administración de Ronald Reagan y han sido siempre criticadas como poco efectivas, agrega John Eggerton en su nota para Broadcasting & Cable. (Vea artículos anteriores sobre Radio y TV Martí).

Los representantes demócratas en el Senado recomendaron que las estaciones fueran trasladadas desde Miami a Washington y incorporadas a la red Voice of America, pero los líderes republicanos de Miami en el congreso dicen que los demócratas han perdido credibilidad sobre este asunto y que Radio y TV Martí deberían crecer y ser mejoradas, apunta Juan Tamayo en la nota de El Nuevo Herald. vía http://knightcenter.utexas.edu

¡No… Carlos Varela de la trova-rock al ¿rock-pop? al ¿pop-rock? ¿trova-pop?… Es el fin!

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, música, Memorias, Opinión, pablo milanés, poesia, poprock, silvio, Teatro, Trova with tags , , , , , , , , , , on mayo 7, 2010 by el taburete

I

“Prefieres mirar al Norte a las canciones de Silvio y un crucifijo entre los senos a un libro de marxismo. Quizás mañana salga el Sol y todo será distinto, lo triste será que entonces ya no seremos los mismos…” Así versa una de las canciones (hecha por los años 90) del último disco de Carlos Varela titulado: “No es el fin”. Una producción del 2009 que sigue los pasos del polémico disco “Siete”, sexto disco en la cuenta del cantautor.

Carlos Varela viene del movimiento de la Nueva Trova, movimiento que tuvo sus luces en los primeros años de la Revolución y vio dentro de sus fundadores a figuras como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Eduardo Ramos y Vicente Feliú. Luego a finales de los setenta, principio de los ochenta, surgen nuevas voces con un aire más juvenil y aunque continúan la misma línea eran mucho más irreverentes en sus propuestas musicales y buscaban nuevos puntos de mira en la sociedad cubana de esos tiempos; de esos años tenemos figuras como Santiago Feliú, Frank Delgado, Xiomara Laugart, Donato Poveda, Gerardo Alfonso, Alberto Tosca y el propio Varela, entre muchos otros. Carlos siempre fue uno de los principales del movimiento de su generación, destacándose por sus críticas agudas y siempre sostenidas por su idea de Revolución y defensa de nuestra soberanía nacional.

Devenido icono de varias generaciones de cubanos Carlos Varela sufre, a consideración muy personal del Taburete, la agonía del mercado; el facilismo se va apoderando de su música sin ver cambios positivos en sus últimos discos.

Recordamos aquel 27 de febrero de 1999, en el “Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau”… Abel Casaus nos regalaba una excelente presentación para el autor de “Guillermo Tell” quien se presentaba esa tarde en el patio mágico de La Habana Vieja como trovador legítimo de esta ciudad que lo vio crecer: “…Ya no marchan los ochenta promisorios ni euforias de diez años atrás. La realidad es otra y la foto, a pesar de sus nuevos matices, sigue igual. Carlos ha vuelto sobre su guitarra para decir lo mismo…Ni gnomo, ni hijo de Guillermo Tell, ni profeta…uno más, alguien que viene a entonar –susurrar le iría mejor- memoria amarga de sí. ”

En aquel entonces nunca pensamos que 10 años después Carlos Varela, el mismo que una vez escribió “India”, “Árboles Raros”, “Flor de Loto” o “Espantapájaros”, haría un disco tan liviano como “No es el fin”. Sabemos que la acusación es aguda y crítica contra el artista, pero crean que nos duele más a nosotros y a  los fanáticos de los años 80-90, que a todo su nuevo público patético, cargado de celulares, tenis de marca  y que pareciera que en la cabeza llevan encajada la  mismísima ballesta de Guillermo Tell…

Es triste constatar como los conciertos del artista han pasado de ser un punto de debate profundo y encuentro entre jóvenes y viejos (incluso confrontación con algunass autoridades), a convertirse en un punto de venta de Converses en contrabando, calcomanías de celulares y encuentros del club de amiguitos de PMM, Adriano DJ y sus acólitos  del consumo.

Siempre hemos defendido la tesis que un artista bien puede medirse por los públicos que lo acompañan, aunque esto no sea una conclusión probada en todos, en el caso de Varela creemos que sí.

Vienen a la memoria aquellos mágicos conciertos de fin de semana por el año 1996 en el “Karl Marx”, con un tablero de ajedrez como escenario, “Jaque Mate”. Un fin de semana donde ni la lluvia pudo impedir que el teatro de los grandes acontecimientos en Cuba estuviera abarrotado de fanáticos,  durante los días de presentación y que cantáramos todos a guitarra limpia “La política no cabe en la azucarera” con el  cierto “miedo” de aquellos años por ver la reacción de las fuerzas policiales en un teatro lleno de jóvenes y no ta jóvenes, con ganas de cantar verdades que aún continúan sucediendo en nuestra isla querida.

II

“No es el fin” presenta doce temas donde  a nuestro juicio se divisa evidente mecanicidad y oficio del artista en la gran mayoría de los títulos, algunos realmente caóticos por su simpleza que nos muestra a un Carlos Varela gastado por el tiempo. Repite demasiados códigos en sus canciones, abordados con mejor acierto en otros discos, convirtiendo su discurso artístico totalmente lineal y reiterativo. No todo es negativo, los arreglos musicales son validados desde un giro a los teclados y desde ellos una búsqueda de una sonoridad diferente en el artista, coqueteando con el Jazz, aunque el disco suele agotarse en el oído de solo escucharle una vez; algo poco común en la obra de un artista donde sus canciones eran himnos para muchos que seguimos respetando su obra pero no dejaremos de hacer críticas certeras en busca del rescate del autor.

Esperemos, a pesar de todo, que el disco cumpla su objetivo de mercado, pues entendemos que por lo sutil de su nuevo discurso, se colará sin problemas ni grandes reflexiones previas en la programación de las emisoras del país. Esperamos reencontrarnos con Varela, con la inteligencia de sus afilados textos, con esa rebeldía que imprime a sus canciones y que nos hace reflexionar y nos ayuda a ser críticos con lo que nos rodea y con lo que nos pertenece. Así aprendimos y por eso hoy tenemos que decir que en este su último trabajo nos ha faltado mucho de eso.

“No es el fin, muchacha no es el fin; al final al menos para ti. Si algo pudiera darte te diría, si tal vez pueda aliviarte te diría, no es el fin….”  El Taburete

Caricatura de Varela tomada del Blog de Varela