Archivo para junio 3, 2010

arte de vanguardia en la FAC…

Posted in américa, arte, arte digital, Concierto por la Paz, cortos, cuba, danza, debate, descemer, el Taburete, espejos, hip hop, Jazz, kelvis, literaura, música, noticias, Opinión with tags , , , , , , , on junio 3, 2010 by el taburete

vía cubasí. El arte de vanguardia está de celebración este mes de junio con el proyecto Fábrica de Arte Cubano (FAC) liderado por el popular músico X Alfonso.  La iniciativa tiene entre sus principales propuestas a la música y las artes plásticas. Hasta el 26 próximo habrá muestras que tendrán como centro un artista consagrado de la Isla y alrededor otros jóvenes creadores expondrán lo más reciente de su trabajo.  Cada sábado habrá un concierto con populares bandas cubanas. El más inmediato- este día 5- el invitado será Kelvis Ochoa. En el próximo estarán M Alfonso y Diana Fuentes. Interactivo actuará el 19 y para concluir las jornadas el grupo Síntesis se presentará el 26 en un homenaje a Michael Jackson.

La cita es siempre en el recinto ferial PABEXPO, sala B, 17 y 180, en Siboney, Playa.

sobre el Cine cubano y el miedo a soñar…

Posted in américa, arte, cine, cine cubano, Cine Documental, cortos, cuba, debate, internet, LaHabana, literaura, Memorias, Opinión, relato with tags , , , , , on junio 3, 2010 by el taburete

CINE CUBANO Y LA FUENTE DE LA IMAGINACION

Por Ángel Velázquez Callejas tomado de la pupila insomne

Bianchi preguntó una vez a Lezama: “¿todos los personajes de Paradiso pertenecen a la realidad?”. Muchos de los personajes de Paradiso “responden a una realidad”, pero “los personajes que constituyen el núcleo central de mi libro son entes de ficción…. seres imaginados, lo que le otorga también una forma de realidad porque nada hay más real que la imaginación”, aseveró sin titubear Lezama. Sin embargo, para Tosltoi construir un personaje de ficción, un ente imaginado, era un parto doloroso. Darle nacimiento y luego alimentarlo daba miedo, creaba terror, dado a que al menor descuido podía morir. Una batalla campal se le anteponía a todo creador. Por su parte, Kierkegaard, el filósofo danés, presumía que el ser humano vivía en el dolor eterno: que entre la realidad y la imaginación, entre el camino seguro y el misterio existía una gran tensión humana. La angustia, la tensión, el temblor era el modo sutil de existencia que unía al ser humano entre la realidad y la ficción, entre lo soñado y lo imaginado, entre la fuente y la manifestación.

De modo que lo señalado por Lezama, aunque contrastaba con la opinión de Kierkegaard, en ambos puntos de vista algo común lo acechaba: el desgarramiento sufrido al ver en el arte el temor al misterio, la aversión a lo desconocido. Me inclino a pensar que el señalamiento de García Borrero en su ensayo “El miedo a soñar” (Algunas reflexiones sobre el futuro del cine cubano) que aparece en “Otras manera de pensar el cine cubano” posee su punto de partida en lo anteriormente aducido. Es mucho más cómodo trabajar con larealidad, con lo conocido, que lanzarse al misterio, o que inmolarse a crearla. Todo indica que eso produce temor. Entonces mejor sería seguir el camino trillado, seguir la realidad construida por otro, sea ficticia e histórica. Y este es problema cardinal que creo ver: después de crear cierta realidad a través de la imaginación, cuesta duro, casi imposible mantenerla en pie. La angustia lo va invadiendo todo y la fuente palidece. Ese es el aserto del genio de Kierkegaard.

Es decir, poniendo un ejemplo de la literatura cubana, Oppiano Licario aún es para nuestra literatura un personaje improbable, un personaje mítico, aunque Lezama diga lo contrario. Un personaje en el umbral de su nacimiento. Un personaje creado como un ente mitológico e inalcanzable. Un personaje que nunca llega ser realidad, a no ser que Lezama se convierta el mismo en lapoesía. ¿Fue Lezama un Oppiano Licario, un poeta en acto?; sí, solo en imaginación. La imaginación solo tiene el poder de crear cierta mitología, no la realidad misma. Y desde luego, esto produce tensión y miedo para muchos. El miedo al fracaso, el temor a no ser elegido. Porque tal parece que este alumbramiento imaginativo está destinado a pocos. De aquí surge la teoría mesiánica del elegido. Y Lezama se creyó un elegido de la poesía cubana.

¿Por qué sucede esto? Sigue leyendo

Reynaldo González: “Hay que hacerse gente”…

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, espejos, internet, LaHabana, literaura, música, Memorias, noticias, Opinión, poesia, relato, televisión with tags , , , , , , , , on junio 3, 2010 by el taburete

Con 2 que se quieran… tomado de cubadebate

Amaury Pérez. Buenas noches, estamos en “Con 2 que se quieran”, como siempre digo en el corazón de Centro Habana, en el barrio de Lezama, en los legendarios Estudios de Sonido del ICAIC. Hoy está de invitado, honrando con su presencia nuestro pequeño espacio, el eminente escritor cubano Reynaldo González. ¿Qué tal, Rey, cómo estás?

Reynaldo González. Pues muy bien, encantado de la vida, encantado de estar contigo.

Amaury Pérez. Es una vieja amistad que vamos a intentar trasladar a la televisión.

Reynaldo González. Sí señor, “Con 2 que se quieran” y un viejo amor.

Amaury Pérez. Un viejo amor. La primera pregunta es: ¿qué significa ser Miembro de Número de la Real Academia…

Reynaldo González. …De la Academia Cubana de la Lengua, que está vinculada con la Real Academia.

Chico, es tener una distinción por haber usado el idioma y por estarlo usando y dentro de lo posible, contribuir a que se use bien, se estudie, se conozca, no se maltrate, porque el asunto es que la prisa ha ido convirtiendo, no el nuestro, todos los idiomas, en una bagatela y hay que impedir que la prisa acabe con tantas cosas como ya ha ido acabando…

…Porque estamos rodeados de una prisa, de una turbulencia que va arrastrando las virtudes, va arrastrando los afectos, va arrastrando tantas buenas cosas; es como una especie de ciclón, que ha ido acabando con tantas cosas… ¿Sabes que el Miembro de Número es de nominación y por votación secreta y directa? Yo saqué el total de votos; fue por unanimidad.

Amaury Pérez. Pero, ¿por qué de Número?

Reynaldo Gonzáles. De número, porque ocupa un número, son 28 porque son los números de las letras del alfabeto. Aparte de eso puede ser que se trabaje con las letras mayúsculas para multiplicar los miembros en el país donde haga falta hacerlo. Y el que no vive en la ciudad donde existe la Academia, puede ser miembro correspondiente de la Academia. Nosotros tenemos miembros correspondientes que son personas que viven en otros países, pero son grandes personas que nosotros queremos tener cerca en el afecto y en el trabajo también. Sigue leyendo

la noche del debate… ( I )

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, espejos, LaHabana, Memorias with tags , , , , , on junio 3, 2010 by el taburete

… esa noche Fernand tenía decidido suicidarse desde lo alto de la torre Eiffel. En el televisor el debate entre los candidatos a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Los dos son de derechas. Gaullismo rancio en las ondas. La calle es para la izquierda. La calle es para la policía. Los media siempre al servicio de la gente bien. No es un debate. Es una coalición de gobierno. Fernand se asoma a la ventana. Una columna de humo asciende entre los edificios. La calle está caliente. Inmigrantes de tercera generación. Amigos de la gasolina. ¡Comunistas!. Los candidatos discuten de integración. Una cortina de humo. La gente no puede oírles. La gente está gritando ahí abajo. La gente quema varios contenedores ante la mirada indiferente de Fernand. Tiene que ser esta tarde. No va a ser fácil llegar al centro. No sin ser confundido con el resto de la gente. No sin ser golpeado. Fernand podría lanzarse desde ahí, pero no tendría nada de especial. Fernand siempre quiso subir a la torre Eiffel. Va a ser difícil, pero Fernand está decidido a hacerlo. Tic-tac-tic-tac. El reloj sigue corriendo para los candidatos. Los dos reaccionarios. Pero los candidatos bromean con el presentador. Todo está preparado. No se han dejado ni un solo detalle. Tic-tac-tic-tac-tic-tac… en la calle todo es improvisado. Menos las sirenas. Las sirenas tienen un protocolo. Fernand echa un último vistazo a su alrededor. Todo se queda en orden. Fernand no ha planeado el momento. Fernand ha decidido que hoy es el día. Tiene que ser esta tarde. El televisor se queda encendido. Fernand sale y cierra la puerta del apartamento. En el interior los candidatos a presidente discuten. Es como un matrimonio. Acabarán haciendo el amor. Abajo la calle está encendida. Hay carreras. Hay prisas. Fernand baja las escaleras hasta el portal. Un grupo de policías retiene a dos niños contra la puerta de cristal. Fernand se oculta en la oscuridad. Fernand no quiere morir a manos de la policía. No tendría nada de especial. Fernand siempre quiso subir a la torre Eiffel. Para él hoy nada tiene sentido. Permanece quieto en la oscuridad mientras uno de los policías cachea a uno de los niños. Son niños. ¡Seguramente comunistas! . La cara apretada contra el cristal dibuja un cerco de vaho. Por el hueco de la escalera resuena la voz de los candidatos que discuten en el interior de todos los apartamentos. Harán el amor cuando los focos se hayan apagado. Como la gente bien. Una furgoneta de la policía aparca frente al portal y se lleva a los dos niños. Empujones. Va a ser difícil llegar al centro sin ser confundido con el resto de la gente. Tiene que ser esta tarde. Fernand sale de la oscuridad y abre la puerta. La calle está caliente. La calle huele a quemado. La calle es de la policía. Fernand camina en dirección a la boca de metro. Un pequeño camión de bomberos trata de apagar un coche del que ya no queda nada. La calle está tomada. Nada de improvisación. Controlan el territorio. Ellos tienen un protocolo. La boca del metro es un filtro. Las impurezas no pasan. La gente bien tiene derecho a desplazarse a sus casas calientes sin problemas. Un policía que masca chicle sigue con la mirada a Fernand hasta que este entra en la estación. Parece gente bien. Es blanco. No se han detectado impurezas. Mascar chicle no tiene un protocolo. Al policía se le supone suficiente inteligencia. El andén está casi vacio. Las pocas personas que esperan el tren miran hacia la pantalla de televisión. Siguen atentos el debate. Eso no es un debate. La lívido está por las nubes. El presentador tendrá que masturbarse cuando se apaguen los focos. Un tren se acerca por el túnel. Fernand se aparta de las vías. Fernand no quiere morir arrollado por un tren. Eso no tendría nada de especial. Fernand siempre quiso subir a la torre Eiffel. El tren se detiene y las puertas se abren. Dentro todo está tranquilo. Toda impureza ha sido filtrada para que la gente bien pueda viajar cómodamente. Un hombre negro lee una novela rosa. Fernand observa el mapa de parís. 9 estaciones. Hoy es el día. Fernand no lo ha planeado. Sencillamente, lo ha decidido….

… la gente bien tiene que poder desplazarse a sus casas donde les espera la sopa caliente. Una señora blanca lee un periódico amarillo. Din-din-din-din… 8 estaciones para La Muette. Tiene que ser esta tarde. Algunas personas que se han subido al vagón comentan lo mal que está la calle. ¡no hay derecho!. ¡La gente se ha vuelto loca!. ¡son los comunistas!. Fernand sabe que algo gordo está pasando ahí arriba. Pero fernand solo quiere llegar a la torre Eiffel. Fernand sabe que la torre está ahí arriba. Fernand sabe que no va a ser fácil llegar hasta allí. No sin ser confundido con la gente. Ahí arriba la cosa está caliente. Hay carreras. Hay disparos. Hay barricadas. Las barricadas son improvisadas. Los disparos no. Los disparos tienen un protocolo. Fernand observa como el hombre negro que lee la novela rosa mira las piernas de la señora blanca que lee un periódico amarillo. La cosa está caliente… .

din-din-din-din… las puertas se vuelven a abrir. En el anden varios militares armados hasta los dientes. Tensos. Estoicos. El estoicismo está en el protocolo. P.D.A. “Presencia De Autoridad”. Hay que hacerse notar. Hay que estar sereno. Hay que hacer creer que uno controla la situación. Hay que parecer superior. Estos lo confunden todo. Estos quieren ser superiores. Estos se creen superiores. A Fernand le bastaría con hacer un gesto extraño. A Fernand le bastaría con apuntar con el dedo a los soldados PUM PUM!, y ellos, llenarían a Fernand de plomo en un segundo. Pero fernand no quiere morir acribillado. No tendría nada de especial. Fernand quiere llegar a la torre Eiffel. Lo ha decidido. Al fondo del anden, en una pantalla gigante, los dos presidenciables. No tiene voz. Se escuchan dos fuertes explosiones y los soldados salen corriendo hacia la entrada. Todo el mundo sobrecogido en el vagón. Los dos candidatos no han escuchado nada. Solo se escuchan a si mismos. Es un dialogo con sordos. La gente no puede oírlos. La gente está gritando. La gente está quemando la ciudad…

El hombre negro que lee una novela rosa se baja en Victor Hugo. Fernand piensa en bajarse en La Muette. Fernand piensa cruzar el sena a pié hasta Champ de Mars. Fernand vuelve a revisar el mapa de la ciudad junto a la ventana del tren. Avenue Paul Doumer hasta el Trocadero. Mejor por rue de Passy hasta la place de Varsovie. No va a ser fácil. Ahí arriba hay una revolución en marcha. Los candidatos ya deben de ser conscientes. Los candidatos no han interrumpido su debate. Los candidatos confían en la policía. Estado de derecho. Ley. Orden. Jet privado. Los candidatos tienen su protocolo. Las encuestas deben estar en llamas. Din-din-din-din…. La Muette. La puerta se abre delante de Fernand y este se resiste un momento a bajarse del vagón. Fernand se dice tiene que ser esta tarde. Fernand se dice: lo he decidido…  continuará…