Archivo para junio 9, 2010

Cuando esos animales pican, salen a volar…

Posted in américa, arte, cortos, cuba, el Taburete, espejos, Foto, internet, LaHabana, Memorias, relato with tags , , , , , , , on junio 9, 2010 by el taburete

Los Comienzos de un pescador…

Cuando conoces a un pescador como Alexis y escuchas sus historias te vienen a la  memoria fragmentos de El viejo y el Mar… Relatos de pescas que parecen aventuras sacadas de alguna novela, contados con gruesos trazos, recreados con exagerados detalles, relatos curtidos de horas de Sol y de Luna… Aunque no es el caso y nuestro Alexis no era un hombre a la deriva sin una presa que picara en su anzuelo sino más bien un curtido y experimentado pescador. Conversamos gustosos sobre su vida, que es el Mar y nos contó algunas curiosidades y anécdotas en una amistosa charla en La Habana sentados en el Taburete…

Fue a los cinco años, cuando la madre lo lleva por vez primera a la playa; que se percataron todos que Alexis no sería electricista del ICAIC como su padre, sino que su delirio por el mar lo atrapaba mas allá de un salvavidas de goma: “Yo nadaba solo con cinco años…. un día mi vieja me llevó a la playa y le dejé botado el salvavidas y salí nadando solo… Aprendí a nadar encima de la cama, mirando las películas hacía los mismos movimientos y así cuando iba a la playa los repetía y salía nadando…”

Su infancia y adolescencia fue entre agua y pesca; de vez en cuando iba a la escuela, aunque para él la escuela lo era sin duda el mar y el embalse del pueblo:

“De niño iba a pescar siempre después que regresaba de la escuela, iba a buscar camarones… ya a partir del Pre Universitario la historia fue distinta, a mi solo me interesaba pescar y entonces me inventaba unos certificados médicos falsos y todos los días estaba “enfermo”, entonces un día vinieron a verme a casa un grupo de madres y cuando mi padre se enteró de todo, fue a buscarme en su moto… (risas que esconden regaños pasados) pero nada, al otro día ya estaba de nuevo pescando.

dinos Alexis ¿Cuándo empiezas a pescar digamos “profesionalmente”?

Desde chiquito como te decía… yo hacía dinero, llenaba una alcancía y después venía mi padre y me la quitaba (risas). Pescaba tilapia, truchas y camarones en la presa y en la tarde salía a vender con un carretón por todo el pueblo. Cuando aquello se vendían a 25 centavos las tilapias y qué hacía la gente… pues no me compraban nada, esperaban que cayera la noche porque yo al final las regalaba.

Del barco me hice a mediados de los años 90, lo compré…yo iba a casa de la ex-suegra mía y veía como había gente que tenía barquitos y pescaban… y yo quería un barquito para pescar pescados grandes como aquellos -yo tenía dinero para esa época- cuando aquello yo pescaba submarino donde quiera: “El rey del agua sucia”….Pasé “el Niágara en bicicleta” cuando comencé a pescar en el barco; ¡no cogía un pescado! Me enseñaron la gente de Baracoa…

cómo fue la historia del Tiburón…

“Ese día iba yo con Danielito, nosotros no habíamos visto al tiburón, quien primero lo ve fue un barco de Baracoa, ya que estábamos tres barcos amarrados y todos andábamos hablando…Quien lo ve me dice: ¡Dale que tienes un pez volando!…”

¿Cómo que volando?

¡Sí!… salen a volar. El tiburón una vez que se engancha, siempre sale a volar en el aire, sobre todo el “dientuzo azul” o “tiburón azul”, ese que pescamos es uno de la especie… ese animal daba hasta tres giros seguidos en el aire. Cuando esos animales pican, salen a volar….Yo nunca pensé que fuera tan grande, quien me dice que era enorme fue Ramón (Jefe de la Federación de Baracoa), me dijo: ¡Dale mándate…que eso esta grande!. Yo le contesté: chico, yo no lo veo tan grande. Ramón: ¡Qué no! Pues eso esta inmenso.

Nos metimos como una hora tratando de lidiar con el tiburón… estaba en pareja; Ramón captura al macho de la pareja pero era mucho más chico, como cien libras tenía…

Cuando te percatas que era un tiburón enorme, imagino que  trataron de subirlo para el barco…

No,no,no!!! Ningún tiburón se puede meter dentro del barco, te lo desbarata. Los tiburones tienen un metabolismo muy extraño, que aún después de muerto le entran unos arrebatos que te destruyen todo dentro. El tiburón para subirle tiene que estar tieso. Nosotros siempre lo amarramos junto al barco y le alzamos la cabeza para que se muera. Se le hace un lazo que al mismo tiempo le va apretando…

Cuánto pesaba el tiburón…

No se pudo pesar y no se pudo medir… este tiburón debe haber estado, entre las 500 o 600 libras… y de largo unos 3 metros y pico; era del largo del muelle de la base. Pero te digo que ese no es tan grande, “El Curro” pescó uno mucho más grande! Lo que pasa que no era un “dientuzo azul” sino un “marrano” que viven en el fondo…

Ese tiburón “dientuzo azul” ¿es cubano?…

No esos tiburones son del golfo… no son de ningún lugar, están aquí, están allá. Son peces que emigran.

y … cuáles son los tiburones que más abundan en Cuba…

De los que más habitan son: El tigre, la Cornuda, los galanos, pero el tiburón azul es un pez del golfo…

Me decías en una ocasión que lo que más pescas en nuestras aguas es el Bonito, que otras especies ves con regularidad en tus carnadas…

Sí  el Bonito es el que más pesco, pero el dientuzo azul es el que mejor pagan. El Tiburón Azul lo pagan mejor que el Cartero y el Emperador…

¿Por qué?

Porque la carne es superior…

Alexis… una pregunta sobre otros temas que pueden interesar por el desconocimiento que pueden tener nuestros lectores… qué limites tienen ustedes como pescadores de embarcaciones relativamente potentes…

Yo no puedo salir de nuestras aguas jurisdiccionales, eso es una violación y mis límites cubanos son del Mariel a Santa Cruz. Ya cuando salgo de Santa Cruz estoy saliendo de mis límites. Para poder pescar en otras zonas del país tendría que pedir permiso especial…mira por ejemplo ahora la gente va a la corrida del pargo en Matanza, en La Luna llena, ahora muchos van para allá a pescar.

¿Y por qué los pargos están por allá  y no en La Habana?

Porque los pesqueros de pargo aquí son en Matanzas y en Pinar del Río. En esas zonas del Occidente desovan los pargos…

Alexis, qué zona de Cuba es más rica en variedad de especies marinas, la Costa Norte o la Sur?

La Costa Norte

Qué  arte de pesca es el que más utilizais…

Mi arte de pesca es el palangre.

¿Qué  es un palangre? explícanos por favor…

El palangre es un cajón grande que tiene una “madrina”, la “madrina” es donde sale el nylon que va aguantando todos los anzuelos, o sea es una línea que en ella van enganchados los bajantes que es donde comen los pescados, entonces para que no se hunda la sostiene unas boyas… mi palangre tiene 9 Km de largo.

¿Cuáles son los impuestos que debe pagar un pescador en Cuba?.

Eso es según, se pagan varios impuesto, por pescar, por usar las aguas, por la ONAT… pero ciertamente no son caros.

Recientemente  hemos tenido la desagradable noticia del derrame de petróleo en el Golfo de Méjico por incompetencia del gobierno norteamericano de no controlar las multinacionales extranjeras como la petrolera británica, crees tú que eso pudiera afectarnos a nosotros y a nuestras aguas en cualquier aspecto.

No lo creo, esa mancha esta muy lejos de nuestro país; aunque este año ha sido malo cantidad, porque no ha habido corriente y sin corriente no hay pescado.

Oye hace unos días han anunciado por televisión la localización del “Pez León” en nuestras aguas, y aseguraban que no era peligroso para los bañistas nacionales y extranjeros, qué crees al respecto.

Oye toda la vida la vida ha habido “Pez León”, ahora es posible que haya un poco más, pero esos peces son de arrecifes, no de playas.

Para cerrar, todos los pescadores han tenido momentos tensos en sus vidas, sabemos que el mar es apasionadamente peligroso, cuál recuerdas tú  como el más importante de ellos.

El año pasado tuve un momento bastante tenso que por nada pierdo la vida, y por poco el barco se hunde. Fue un mal tiempo que no reportaron; el mar afuera estaba especial y yo salí, pero al regresar las olas en la orilla estaban a más de cuatro metros y no pude entrar. No pude entrar a mi base, tuve que entrar en la base de Baracoa, gracias al Curro que tiene una lancha rápida y me entró a Baracoa… pero eso lo dejamos para una futura conversación…

la noche del debate… ( II y III )

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on junio 9, 2010 by el taburete

II

…Fernand sale del metro justo cuando este está pitando. Su chaqueta  queda atrapada en la puerta y tiene que estirar fuerte para sacarla y seguir avanzado hacia su gran proyecto. El andén esta lleno de gente. El ambiente es eléctrico. Hay jóvenes que pintan los carteles publicitarios. Policías que les vigilan para cazarles a la salida y también algunos burgueses típicos de este barrio rico de Paris que vuelven a casa después de haber comprado zapatos de marca o electrodomésticos dessign. Fernand finge ignorar toda esta fauna. Su reloj interno sigue corriendo… tic-tac-tic-tac. Esta tan concentrado que se lleva un tremendo susto cuando la señora blanca que lee un periódico amarillo le grita algo por la ventana. Mientras el metro arranca, la ve apoyar contra la ventana lo que se parece una caja de medicamentos. No comprende las palabras que dibuja la boca redonda de aquella mujer. En la TV, las bocas redondas de los dos candidatos también dibujan palabras que andan flotando en el aire sin sentido. Esas bocas parecen hechas para el amor. Da lo mismo.

Fernand va a tardar unos minutos en conseguir salir a la superficie. Está sudando dentro de la turba de gente. Siempre tuvo claustrofobia. Recuerda cuando su padre le metía la cabeza debajo del agua para que aprendiera a bucear bien. Su madre también buceó bastante durante toda su vida, y hasta el final, en botellas de ginebra sobre todo. Pero por una vez el consigue mantener su cuerpo y su espíritu centrados en el objetivo. La torre Eiffel esta justo ahí, cinco metros mas arriba, y cuando sus pies suban la ultima escalera, tendrá la meta al alcance. Sin embargo, un policía le para antes de la salida. Gota de sudor frio. ¿Le ha visto cara de revolucionario? Menos mal, no es eso. Solo le pregunta si es médico, porque un hombre se encuentra mal. Fernand contesta que no. Vaya pregunta más rara… Bueno, ahora Fernand se da cuenta que esta vestido con una bata blanca. No recuerda haberla visto en su armario, de hecho no recuerda ningún armario. Tic-tac, tic-tac, tic-tac, ya queda poco tiempo. Fernand siempre quiso suicidarse lanzándose de lo alto de la torre Eiffel. Ya sale del hoyo.

En la noche parisina iluminada por mil luces y una luna sin esperanzas, la torre… no está. Ha desaparecido. El choque es tremendo para Fernand…

III

…Es posible que la hayan quemado. Eso es imposible. El humo de la calle entra por la boca de la estación. Fuera una nube negra lo cubre todo. Fernand no distingue a ver unos metros más allá. París es una gran estufa caliente. París es una bomba dentro de una gran estufa caliente. La calle huele a plástico quemado. A tapicería de cuero. A neumático. El aire se hace irrespirable. El aire de París es toxico. Fernand sabe que podría morir intoxicado por el humo. Pero Fernand no quiere morir así. Eso no tendría nada de especial. Fernand quiere llegar hasta la torre Eiffel. Pero la torre no está ahí. Fernand está desconcertado. Desorientado. Fernand siempre quiso subir allí arriba en uno de esos ascensores. Fernand nunca ha estado allí arriba pero Fernand, sí ha estado debajo de la torre. Fue en otro tiempo. Cuando el aire de parís ya comenzaba a hacerse irrespirable. Fernand estira el cuello de su camiseta hasta taparse nariz y boca. Filtra el aire. Nopuede reprimir buscar la torre en el cielo, entre las columnas de humo. Camina. No hay policía a la vista. No hay militares. Solo hay humo que sale de los restos de la destrucción. Varias personas atraviesan la nube cargadas de aparatos electrónicos. París es una ganga. Grupos de gente con improvisadas capuchas aparecen y desaparecen de entre la nube negra. Fernand avanza pegado a la pared de los edificios. No va a ser fácil. En la esquina con la rue de la Tour una mujer abofetea a un hombre que tiene un ataque de histeria. Al fondo de la calle varios coches ardiendo impiden el paso a la avenida de las naciones unidas. Fernand corta hacia la avenida de Kennedy para tratar de cruzar el Sena por Bir Hakeim. La silueta iluminada de la torre no está, no aparece entre el humo de las improvisadas barricadas que se han levantado en la avenida de Suffren con Quai Branly.

Fernand recuerda la Torre iluminada. Fernand recuerda el cartel luminoso. Fernand ya ha estado bajo la torre. 2012… 2012… 2012… fue una noche con cartel luminoso. Era otro tiempo. Cuando el aire de París ya empezaba a ser irrespirable. Fernand tenía 12 años. Su padre tenía 42. El padre de Fernand nació en Francia. El padre de Fernand siempre vivió en Paris. El padre de Fernand se llamaba Yusuff. Fernand siempre quiso subir a la torre. Yusuff nunca había subido a la torre antes. Iba a ser esa tarde. La misma noche del debate para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 2012. 2012… 2012… 2012… el luminoso lucía intermitente sobre la noche estrellada de la ciudad. No fue un debate. Fue una discusión matrimonial con sexo del bueno. Una incestuosa orgia de poder que parió un gobierno bastardo que acabó por liquidar las libertades y los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos. Fernand corrió hacia la torre iluminada. Era un niño. Yusuff se quedó fumando un cigarrillo. Fernand estaba asombrado con la torre. Fernand estaba maravillado con las dimensiones de aquella mole. Yusuff se tropezó con una manada de fachas buscando bronca. Fernand no entendía cómo se pudo montar algo tan asombroso. Yusuff era insultado. Fernand miraba las luces intermitentes. Yusuff trató de defenderse. Fernand se acercó a ver los ascensores. Yusuff dejó que se alejara. Una manada de fachas cruzó los campos de Marte. El ascensor ascendió. Yusuff cayó al suelo herido de muerte. Yusuff tenía 42 años. Nunca había subido a la torre Eiffel…

19 años después la torre no está… Fernand no encuentra la torre Eiffel y está deseperado. Pero la torre está en su cabeza y para Fernand es suficiente. Se escucha sonido de sirenas. Fernand corre tras las barricadas tratando de que el humo toxico no lo asfixie. Allí no hay nada. Solo hierba. Fernand cierra los ojos. Fernand recuerda la redonda boca de la señora blanca que leía un periódico amarillo. Fernand recuerda la caja de píldoras contra la ventana. Recuerda un despacho. Diplomas colgados. Batas blancas. Fernand sonríe con los ojos cerrados entre el humo negro de las improvisadas barricadas. Estoy enfermo. Estoy enfermo y mi enfermedad se empeña en salvarme. Una caravana de ambulancias con toda su parafernalia lumínico-sonora pasa por Suffren a toda velocidad. Fernand aprieta los ojos con fuerza. Fernand recuerda el sonido de las sirenas. Su madre está flotando en una piscina llena de ginebra. Está a punto de hundirse. El sonido de las sirenas cada vez se hace más fuerte en la cabeza de fernand. Ya vienen. Ya están aquí mamá.

Un silencio se apodera de la cabeza de Fernand y al abrir los ojos…. continuará

la noche del debate ( I )

la canción y yo…

Posted in américa, arte, cuba, danza, LaHabana, literaura, poesia with tags , , , , , on junio 9, 2010 by el taburete

Vieja luz,
enamora versos de mi voz
nueva quietud… amanéceme
desde mí,
hasta donde quiera que no está
la claridad, la mismísima verdad.

Un nuevo cantar,
un ser del azar, una libertad
una canción milagrosa
que en mi voz se queja…

Una demente paz,
una obsesionada cruz, un eclipse de ira,
una canción que no nace…
y otra que se me muere.

Nueva luz, desamora los versos del adiós,
vieja quietud…anochéceme
sin final, imaginándolo
pura canción que me encuentra
que me olvida.

Ningún dolor
supo terminar la fatalidad
la sincera subida
ningún dolor
se quedó sin amor
lejos de doler, me devolvió el corazón.
Ningún dolor
supo terminar la fatalidad
de los sueños perdidos…
ningún dolor se quedó sin morir
me volvió en canciones
la razón de vivir.

Santiago Feliú, La Canción y Yo. del Disco Ay la Vida.