Ray Fernandez: trovando con mucha “paciencia”…

Elizabeth López Corzo en cubasí.cu

A Ray Fernández la gente comenzó a conocerlo hace unos años por aquello de “lucha tu yuca, taína” y poco a poco el público descubrió en él un trovador con una voz muy versátil. Su guitarra suelta lo mismo un son sabroso que unos acordes de la hoy llamada música fusión o un tema a tempo de bolero… en fin, que tiene para todos los gustos.

A eso le sumamos su guiño humorístico o, más que nada, su necesidad de cantar sobre la vida cotidiana de los cubanos. Ray pone los puntos sobre las íes y habla sin tapujos como si estuviéramos en medio de una conversación corriente pero sin perder la armonía de la música, cantando los mismos refranes de la gente, lo que se escucha en una cola, lo que pasa en la otra esquina…

Como él mismo dice: lo que más le interesa es la problemática social aunque, claro, como buen trovador y poeta, Ray no deja de cantarle a todo lo bello- o no- que tiene a su alrededor, no separa una cosa de otra. Sus letras casi siempre nos hacen sonreír pero detrás del gesto viene la reflexión y el aplauso porque él lo combina todo muy bien entre texto y música.

En los últimos meses lo hemos visto conduciendo el programa “Entre manos” del Canal Habana junto a la trovadora Marta Campos. Además, tiene un espacio cada jueves en la Casa de la Música de Miramar, que, por cierto, se pone bien sabrosa. Ahí podemos encontrarlo tocando “La yuca”, “Matarife” o haciendo versiones de temas antológicos como “Obsesión” o “Suavito”.

En medio de una de sus peñas Ray conversó con Cubasí sobre su próximo CD:

Está saliendo un disco tuyo con la EGREM, ¿de qué trata?

Se llama “Paciencia”. (Lo hicimos con mucha paciencia.) Yo fui el productor del disco lo cual fue una buena experiencia. Está Yasek Manzano en la trompeta, Diego Cano en los coros, David Torrens, Omara Portuondo y mis músicos.

¿Cómo lograste reunirlos?

Fueron músicos que siempre tocaron conmigo aquí o allá, se embullaron y todos quisieron participar, todos aportaron algo, por eso es un disco bastante experimental.

¿Hay un hilo conductor en el álbum, cuáles son los temas?

Son canciones que hace tiempo quería grabar juntas, fue trabajoso asociarlas, más bien rescata mi primer concierto, el que hice en el Centro Hispanoamericano. Hay una canción nueva, precisamente es “Paciencia”. No pudo ir “Matarife” ni “La yuca”…
Cuando esté listo el disco queremos hacer una gira por toda Cuba, empezar por Santiago y terminar aquí en la Casa de la Música.

¿Lo de “muy experimental” tiene que ver con tu incursión como productor musical o es por la sonoridad?

Es por lo segundo. Ese disco lo tenía en mi cabeza pero había que hacerle muchos arreglos, eran temas que hacíamos en conciertos. Todo se tocaba con guitarra y bajo, o guitarra sola o con cajón. Pero cuando se piensa en un disco hay que incorporarle otras cosas y así experimentamos mucho. Yo le di carta abierta a todos, esa fue la ventaja de ser productor, que casi todos fuimos un poco productores.

¿Que tiene de nuevo este disco además de “Paciencia”?

Es un disco de fusión, yo le tengo miedo a ese término. Hay un tango que no es absolutamente tango y una conga más o menos parecida, entonces yo le puse a eso “tanga” (Risas). Hago juego con los ritmos. No los fusiono simplemente sino que más bien los separo y los empato en una misma canción. Lo mismo pasa con un tema que tiene de flamenco y changüí y entonces se convierte en un “chamenco y un flanguï”. Hay Reggae también pero es un disco de música cubana que habla de la realidad cubana, mi realidad.

Hablas de fusión, ¿qué hay con esa imagen de trovador con que tanta gente te conoce?

Yo quisiera hacer un disco a guitarra sola. Algunos discos se desnaturalizan porque el productor y el trovador a veces no llegan a negociar y yo quería conservar el espíritu de mi música sin influencias.

Además de trovador estás conduciendo un programa de televisión, ¿cómo te ha ido?

El programa hacia falta pero yo no soy un conductor. Es un espacio que ha tenido buena aceptación pero yo me siento raro ahí. Juan Carlos Travieso es un gran director y el colectivo en general es muy bueno pero el programa está verdecito todavía aunque han emergido varios músicos; si se mantiene el programa todo el mundo pasará por ahí en algún momento.

¿Qué es lo mejor que tienen los novísimos trovadores cubanos, qué tienen en común con los músicos de hace 40 años que iniciaron el movimiento de la Nueva Trova?

Lo mejor que tienen es la frescura de enfocar nuevas líricas incluso más agresivas. El caso de Oscar Sánchez impresiona mucho por sus mezclas del son con otros ritmos y logra unas locuras… sus canciones son muy de ahora, su manera crítica de cantar por ejemplo al amor; tiene una nueva visión y cosas así son las que hacen falta.

Siempre estaremos influenciados por Silvio y Pablo pero hace falta desembarazarse un poco de eso para lograr un estilo. Creo que hoy las canciones tienen el valor de decir más cosas, claro, los de antes fueron preparando el camino.

¿Luego de “Paciencia” estás pensando ya en otro proyecto?

Estamos preparando otro CD, se llamará “Haraquiri”.

Te has ganado un espacio en tus peñas semanales, ¿qué pasa en estos encuentros?

Es un público muy sabroso, joven, muchos son universitarios. Estuvimos dos años tocando en el Diablo Tun Tun y ahora nos pasamos aquí. Al principio no estábamos seguros de qué pasaría porque este lugar era de mucho reguetón. Pero la gente viene, va conociendo y la pasamos muy bien de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: