Archivo para septiembre 4, 2010

de Bob Dylan…

Posted in américa, arte, cuba, el Taburete, espejos, LaHabana, música, Memorias, noticias, pintura with tags , on septiembre 4, 2010 by el taburete

pincha sobre el cuadro

Anuncios

Los Casi Chiflados del Canal Habana…

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, espejos, Memorias, Opinión, televisión with tags , , , , , , , , on septiembre 4, 2010 by el taburete

Desde la inauguración del Canal Habana, este Taburete fue de los muchos que celebró tal acontecimiento porque desde mucho antes de su apertura eramos asiduos a las programaciones en pequeña escala de su antecesor CH-TV.

En CH-TV recordamos ver el resurgir de una generación de periodistas que marcaron historia en la pantalla cubana de los 90 con un discurso más fresco y mucho más atrevido…. lástima que algunos de ellos más tarde hayan decidido partir de estas tierras y otros allá hasta convertirse en fantoches de su profesión, por unos cuantos pesos para sus bolsillos…

El Canal Habana se ha convertido poco a poco en la propuesta diferente de la otra televisión que queremos o aspiramos en nuestro país; con ello, entiéndase bien y en su medida, no queremos decir que todo lo que proponen nos parezca bien, ni que todo lo que proponen los demás canales nos parezca mal,  pero su programación marca una pauta; sencillamente es diferente a lo que el cubano acostumbra ver continuamente en los demás canales y cumple generalmente en sus programas un mínimo de calidad. A pesar que existen aún demasiados códigos estereotipados en sus propuestas, salidos de la inexperiencia que evidentemente aún mantiene un canal tan joven, resalta en su programación los deseos de hacer televisión de calidad, deseos a veces perdidos en otros espacios de los acostumbrados canales nacionales.

Es evidente que algunos programas han tomado un camino errado dando promociones a entes extranjerizantes que por ciertas “colaboraciones” buscan la medida de colar sus promociones y eventos, dando una falsa realidad de sus productos en Cuba y el mundo, “a quien le sirva el sayo, pues que se lo ponga”… Pero se han logrado muchas otras cosas de interés, programas de excelente factura con muy bajo presupuesto y nosotros, que nunca fuimos de la frase “…Hacer más con menos…”, nos percatamos que programas como “El Triangulo de la confianza”, la revista “Hola Habana” o el ya imprescindible “Libre Acceso” de la periodista Bárbara Dobal así lo evidencian, marcando elevados patrones de audiencias y de calidad en su propuesta bien diseñadas.

Ayer, sentados en frente de nuestros respectivos televisores, levantamos el teléfono para comentar entre los dos, un espacio que de a poco crece y parece insignificante en las propuestas del Canal Habana, un humorístico de títeres para “adultos” que aunque marca sus inicios en las leyendas de programas extranjeros como “Los Muppets” o “Los Fraggle Rock” canadienses, lleva sus propias intenciones haciendo del espacio una realidad de sano y divertido entretenimiento.

“Casi Chiflados” además de que apuesta por una propuesta diferente y sugerente, podría decirse algo “retro” ya que nos remonta a los 80 sin ser vetusta, se convierte en un espacio con gran sentido del humor, por sus válidos guiones y argumentos, satirizando todo a su paso y utilizando formas diferentes dentro de los humorísticos cubanos que a veces nos agotan con más de lo mismo: ¡Qué malo está esto!…. ¡Qué malo está lo otro!…. ¿Qué vamos a cambiar y qué nunca cambiará?….

Como tele espectadores echamos en falta algunas cosas en el espacio, quizás un poco más de elaboración de ideas y algo de recursos por parte de la producción, pero tenemos creemos que de a poco, de continuar trabajando con esos deseos que se evidencian en cada propuesta, lograrán un resultado final aún mejor, y sin duda será un buen referente para otras propuestas futuras similares.

Desde nuestro Taburete los felicitamos y esperamos seguir riendo junto a ustedes. Les deseamos muchas cosas buenas.  Adrian y Gillen. Dos televidentes. El taburete

de Rap, Aldeanos, machetes y otras lindezas…

Posted in américa, arte, ¡qué Arte!, censura, cuba, debate, el Taburete, espejos, hip hop, LaHabana, música, noticias, Opinión with tags , , , , , , , , , , , , on septiembre 4, 2010 by el taburete

ponemos a la consideración de los lectores este “debate” abierto en Kaosenlared entorno al Grupo Los Aldeanos y el movimiento del Rap / Hip-Hop en Cuba…

Cuba, Los Aldeanos y el festival Interrapción…

Nega (LCDM)

Un conocido me pasó la publicidad que anunciaba el evento: el Festival Interrapción Haití 2010′ trae en concierto a Los Aldeanos, Rim’K, Ap de 113, Frank T, Artes, Zenit, Rayden y Artes. Con una retórica propia de la Superpop o la revista Vale que incluye frases como ¿Te lo vas a perder? intentan convencerme de que acuda al citado festival, supuestamente solidario con la catástrofe que sufrió el pueblo haitiano. Y digo supuestamente porque la entrada al recinto es completamente gratuita y no entiendo muy bien cómo se solidariza uno cuando lo invitan gratis a un concierto, por lo visto esperan vender miles de botes de Coca-cola y otros refrescos, pero conociendo al ayuntamiento de Madrid hasta tirarse un pedo estará privatizado.

Tras relatar las virtudes del festival, el publicista o jefe de marketing se dedica a narrar una breve biografía de todos los grupos participantes. Hasta aquí todo va bien pero entonces le llega el turno a Los Aldeanos: « […] no son pioneros del movimiento de rap cubano pero no por esto dejan de ser grandiosos y uno de los mejores grupos de la Isla. Su comienzo fue en 1998, el grupo lo integran Aldeano (Aldo) y el B. Estos dos MC’s han logrado, a través de todos estos años de lucha, sembrar en los seguidores del Real Hip Hop y en todo el pueblo en general, la capacidad de comprensión y la necesidad de lucha que tiene el ciudadano cubano. Este dúo valiente de Nuevo Vedado demuestra cada día más que se puede combatir a la tiranía y que las verdades en ráfaga lirical le hacen realmente mucho daño a la Dictadura de los Castro. Los Aldeanos reflejan en sus letras el peso de la calle y de vivir en una sociedad cruel, sin igualdad y sin derechos de ningún tipo». La negrita es mía por supuesto. Tras leer que el evento lo patrocinaba el Ministerio de Trabajo e Inmigración y la Comunidad Autónoma de Madrid, tuve que ir a vomitar. Vayamos por partes.

Que un festival solidario sea gratuito, además de paradójico, es como la cerveza sin alcohol, sabe raro. Se trata como bien ilustraron en Muchachada Nui cuando parodiaron a Manu Chao, de una solidaridad en espíritu y no material, es decir, acudiré al festival con mi gorra New Era de 40 euros y mis botines Nike de 120 a ver el espectáculo que nos patrocina Esperanza Aguirre, pero de soltar un euro ni por asomo. Como mucho levantaré las manos en el aaaaaaaiiiire, cuando me lo pida Frank-T o Aldeanos y gritaremos tan fuerte que cabe la posibilidad que nos escuchen desde el campamento de Sean Penn en Haití. Luego de vuelta a casa compraremos bocatas a los chinos de la Gran Vía y comentaremos la jugada entre risas.

Probablemente en toda la historia reciente de las palabras, ninguna otra ha sido tan ninguneada, vilipendiada y saqueada, por los progres primero y por los capitalistas después, como la palabra solidaridad. Estoy seguro de que ya existen hasta pedos solidarios o cáncer solidario:

– Me ha salido cáncer tío.

– Ostia qué putada ¿es grave, te lo han pillado a tiempo?

– ¡Si no pasa nada, es un cáncer solidario!

– Qué cabrón, qué callado te lo tenías…!!(Ríen ambos a carcajadas)

seguir leyendo…

Al machete…contra la insolencia colonialista: una defensa de Los Aldeanos…

Stefan Scheuermann

Kaos en la red publicó el pasado dos de septiembre un artículo titulado “Cuba, Los Aldeanos y el festival Interrapción” firmado con el alias Nega (LCDM), que esconde el nombre de Ricardo Romero Laullón. Si los datos que proporcionan las escasas páginas en las que aparecen estos nombres son ciertos, Romero nació en Valencia en 1978 y, si no es que recientemente haya terminado la carrera, sigue siendo estudiante de comunicación audiovisual. Además de dedicarse a los estudios, desde hace quince años trata también de hacerse un nombre en el rap como Nega, Jean Luc Godard, Richie la Nuit o como integrante del grupo Los Chikos del Maíz. Debe ser difícil compatibilizar una carrera artística y otra académica, pues supongo que los estudios se podrán prolongar eternamente mientras la fama se aleja y se acude, para paliarlo, a la obsesiva descalificación ajena.

Y Romero revela en su último artículo nauseabundo que tuvo que vomitar cuando se enteró de que el Ministerio de Trabajo e Inmigración y la Comunidad Autónoma de Madrid copatrocinan el Festival Interrapción Haití 2010, que se celebrará el próximo día 17 de septiembre en Madrid ….y recalca que volvió a vomitar cuando supo que el festival traerá a España al controvertido dúo rapero cubano Los Aldeanos. ¡Imagínense, si resulta vomitivo cantar en un concierto cofinanciado por el gobierno de Esperanza Aguirre, lo que debe significar para cualquier estudiante revolucionario como Romero acudir a la Universidad de Valencia y empollar bajo el yugo del maligno presidente Camps¡ Tal vez por pasar tanto tiempo echando la pota en el váter académico, a Romero se le habrán escapado algunos conceptos básicos del oficio periodístico, ya que carece de rigor a la hora de contrastar fuentes y no se documenta en absoluto antes de empezar a opinar. Al menos en el texto de marras, que es un cúmulo de despropósitos, insultos gratuitos y errores.

seguir leyendo…

El dilema de Alejandro…

Posted in américa, cuba, debate, espejos, fidel, Memorias, morro, noticias, Opinión with tags , , , , , , , , , , , , , , , on septiembre 4, 2010 by el taburete

Me gustaría empezar por el pudor, porque Alejandro Ríos afirma1 que no tengo un ápice de él, cuando digo que Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Carlos Varela, Santiago Feliú y yo escribimos o respondimos a entrevistas, afirmando que los disidentes cubanos que no habían cometido actos violentos, debían ser liberados.

¿En qué falta el pudor, al punto de no llegar ni a un ápice? ¿En que no exaltamos la muerte de Orlando Zapata ni la huelga de hambre de Guillermo Fariñas ni las caminatas de sus familiares, las Damas de Blanco?

Alejandro Ríos debía tener en cuenta que esa petición la están haciendo intelectuales que no comulgamos con las ideas de esos presos. No nos atribuimos la liberación de esos presos, ni mucho menos, pero AR es incapaz de ver mérito alguno en ninguna otra gestión por su liberación: no es capaz de mencionar siquiera al cardenal Ortega y al canciller español Moratinos, casi como si fuera obra non sancta el procurar esa liberación desde “fuera” de la disidencia.

Si Alejandro Ríos, Duanel Díaz y Raúl Rivero, para sólo nombrar tres radicales ideólogos enfrentados a la Revolución Cubana, solicitaran la liberación de Gerardo Hernández, Tony Guerrero, René González, Ramón Labañino y Fernando González, que únicamente informaron al gobierno cubano de la actividad de los grupos terroristas de Miami, tengan la absoluta seguridad que no les pediré que, previamente, exalten a los montones de personas que en el mundo han solicitado su liberación, ni a sus mujeres e hijos, que llevan una década sin recibir una visa estadounidense para poder visitarlos en la prisión.

Si tuvieran la decencia de hacer la solicitud de su liberación, sería para mí la actitud generosa de tres adversarios.

Pero a Alejandro Ríos no le importa ni la libertad de los presos de su bando.

Que 52 personas sean indultadas le parece algo que no interesa más que a un “círculo de conocedores” y a los “familiares agraviados”. ¿No le interesa a él? Yo estaría feliz si el gobierno de Washington liberara a esos jóvenes cubanos condenados a penas absurdas sólo por informar de actividades conspirativas que el FBI debía reprimir y no apoyar. ¿Que eso sería un motivo para elogiar al gobierno de Barack Obama? Muy bien, si los libera, creo que merece el elogio y no seré yo quien, en ese caso, se lo niegue.

Alejandro Ríos, mutante si los hay, era un combativo periodista de Juventud Rebelde, el órgano oficial de la Unión de Jóvenes Comunistas cubana. Eso ocurría allá por los años ochenta, cuando a la vez era mi alumno en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de la Habana. Él, que ha saltado del diario comunista habanero, a escribir en El NuevoHerald miamense, no comprendo cómo puede hablar de mi metamorfosis, cuando yo vivo en el mismo país en el que nací, trabajo en el mismo sitio desde hace 40 años, y pienso muy parecido desde hace 50.

Quisiera decirle que el mismo joven que escribió El libro rojo en esa que él llama mi “temprana juventud” es el que dice que Duanel Díaz miente cuando dice que la casa de Jorge Mañach fue asaltada y su biblioteca convertida en pulpa; o que el gobierno cubano le impidió a Agustín Acosta reunirse con la hija que vivía en Miami.

El mismo profesor que le enseñaba literatura a Alejandro hace 30 años, es quien le recuerda a Emilio Ichikawa que el “despotismo ilustrado” es únicamente una de las posibilidades que vieron los iluministas para cambiar la vida política europea. Que a la Ilustración no sólo pertenece el Voltaire amigo de Federico II de Prusia, sino además, el Montesquieu de El espíritu de las leyes y el Jean Jacques Rousseau de El contrato social. Si ahora me entusiasman ciertos – no todos – proyectos culturales cubanos, dé por sentado AR que los que cambiaron fueron los proyectos, no yo.

Lo que pienso es que muchos ideólogos del mundo miamense, debían optar por encontrar puntos de entendimiento con la realidad cubana, aunque no dejaran de ser adversarios de la Revolución. Ese lanzarse a la permanente “satanización” de Cuba viene haciéndose hace muchos años y no ha llevado a nada bueno, ni sano, ni útil, ni inteligente.

Conduce, por ejemplo, a que Alejandro Ríos ahora no tenga idea de qué hacer y esté casi al borde, como una suerte de Fariñas al revés, de declararse en huelga de hambre, hasta que la policía cubana vuelva a encarcelar a los presos que han sido liberados.

Guillermo Rodríguez Rivera tomado de Rebelión

1 “Retazos”, by Alejandro Ríos, El Nuevo Herald, Miami, 16 de agosto de 2010.