Archivo para septiembre 13, 2010

lo dice Ravsberg…

Posted in américa, arte, cuba, debate, LaHabana, literaura, música, Memorias, noticias, Opinión, relato, silvio with tags , , , , , , , , on septiembre 13, 2010 by el taburete

el título del Post es de Silvio Rodriguez, tomado de su blog Segunda Cita

Democracia a la cubana
Fernando Ravsberg | 2010-09-09, 15:04

Hace unos años, participe de un debate en una radio europea y uno de los cubanos que se encontraba en el panel nos habló maravillas de la Cuba pre revolucionaria, de su desarrollo económico, social y sobre todo de su solidez política.
Lo que mi contertulio nunca nos pudo explicar es como en ese “paraíso” se produjo la primera revolución comunista de América, por vía violenta y contando además con el apoyo masivo de la población, por lo menos durante sus primeros años.
Entre los muchos tópicos que se oyen sobre Cuba el que parece más alejado de la realidad es el que afirma que antes de 1959 se había alcanzado un alto nivel de democracia política y que la Constitución de 1940 es la mejor prueba de ello.
Los 57 años previos al triunfo de la revolución nos muestran una historia muy diferente.
Desde que Cuba nace y hasta que pasa los años 30 vive como un protectorado de EE.UU., con una enmienda constitucional que les permitió incluso invadir la isla de forma “legal”.
Washington no desaprovecha este estatus, se adueña del 20% de las tierras, del 90% de las minas y del 40% de la industria azucarera (1). Al nacer Fidel Castro 2/3 partes de todas las producciones agrícolas cubanas eran de propiedad estadounidense. (2)
Es por esos años que el presidente Gerardo Machado decide saltarse las elecciones y continuar al mando. Se afianza en el poder a sangre y fuego, reprime, encarcela y asesina a sus oponentes, mientras hambrea a la mayoría de los cubanos.
Machado no entendía de razones, así que la gente se lanzó a las calles y se convirtieron en una nación ingobernable hasta que derrumbaron la dictadura. Fue tal vez la primera revolución que hubo en Cuba y, sin la menor duda, la más espontánea y masiva.
De 1933 a 1936 Cuba tuvo nada menos que 8 presidentes, la mayoría de ellos duraban unos pocos meses pero el record de permanencia en el cargo lo tuvo Carlos Manuel Márquez, quien ejerció la primera magistratura solo por unas horas.
En medio de este caos surge la famosa Constitución de 1940, “la más avanzada de América”, según sus orgullosos defensores. Y tal vez lo fuera pero lo cierto es que no pasó de ser un papel que nunca reguló la vida real de los cubanos.
La flamante Constitución, no pudo impedir que el presidente Ramón Grau llegara a negociar con los grupos de gansters que asolaban el país y terminara ¡integrándolos en la policía! , según nos cuenta el historiador Carlos Márquez Sterling (3).
La corrupción era tan general que el Partido Ortodoxo, crece vertiginosamente gracias a las promesas de combatirla. Su presidente, Eduardo Chivás, tenía un programa de radio que se dedicaba casi exclusivamente a denunciar a los políticos venales.
En 1952 se produce un golpe de Estado que encierra una doble paradoja. Lo encabeza Fulgencio Batista, quien fuera uno de los promotores de la Constitución de 1940 y tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas, supuestas garantes de ese orden institucional.
Si el gobierno de Grau “legalizó” a los gansters locales, el de Batista internacionalizó el problema al permitir que la mafia de EE.UU. -encabezada por Meyer Lanski y otros personajes notables- tomara el control de los casinos y del juego en general.
Habían llegado unos años antes y se sentían tan a gusto que en 1946 realizaron aquí una de sus más importantes reuniones. La presidió el capo Lucky Luciano, la amenizó “la voz” de Frank Sinatra y asistieron “personalidades” de la talla de Anastasia, Costello, Gambino y Genovese.
Y mientras en La Habana construían canales de televisión, casinos, hoteles, marinas y hasta helipuertos, en 1957 solo el 4% de los trabajadores agrícolas comía habitualmente carne, pescado menos del 1%, apenas un 2% consumía huevos y el 90% no tomaba leche.
Los datos pertenecen a una encuesta de la Agrupación Católica Universitaria (4), en la que se registra además que el 80% de sus viviendas eran de madera con techo de guano, el 90% no tenían luz eléctrica y el 64% no disponían de baño ni letrina.
Recuerdo que en una fiesta privada en la que el trovador Pedro Luis Ferrer cantó algunas de sus canciones más críticas, uno de los cubanos participantes le dijo entusiasmado: “eso es, debemos reconstruir la Cuba que teníamos antes de que llegara este hombre”.
El cantante dejó de tocar, se puso serio y le respondió: “ustedes ya fueron derrotados en 1959. No te equivoques, yo miro hacia el futuro, en busca de una sociedad mejor que esta y estoy seguro de que no la voy a encontrar en ese pasado que tanto añoras”.

(1) Diccionario enciclopédico Grijalbo
(2) Volker Skierka en su biografía de “Fidel Castro”
(3) http://eddosrios.org/obras/historia/bando_5htm
(4) http://www.cubanag.ifas.ufl.edu/pdf/acusp.pdf

Anuncios

Pronunciamiento de la Central de Trabajadores de Cuba…

Posted in cuba, debate, el Taburete, LaHabana, noticias with tags , , , , on septiembre 13, 2010 by el taburete

Trabajadores:

La Revolución cubana cumple 52 años de victoriosa existencia, y hoy, más que nunca están vivas e inconmovibles en la dirección de la nación y en nuestro pueblo la voluntad y la determinación de continuar la construcción del socialismo, avanzar en el desarrollo y la actualización del modelo económico que debemos seguir, consolidando las conquistas alcanzadas.

La dirección del Gobierno ha venido trabajando en la elaboración de un conjunto de medidas que garantizan e instrumentan los cambios que resulta necesario e impostergable introducir en la economía y la sociedad, para transformar y hacer más eficiente el actual proceso productivo y laboral.

Cuba enfrenta la urgencia de avanzar económicamente, organizar mejor la producción, potenciar las reservas de productividad y elevarla, mejorar la disciplina y la eficiencia y ello solo será posible mediante el trabajo digno y consagrado de nuestro pueblo. Hoy, el deber de los cubanos es trabajar y hacerlo bien, con seriedad y responsabilidad, lograr un mejor aprovechamiento de los recursos de que disponemos, para así satisfacer nuestras necesidades. Sigue leyendo

Cuba sigue guapeando…

Posted in américa, cuba, debate, LaHabana, Opinión with tags , , , , , , on septiembre 13, 2010 by el taburete

¿Qué pasará con el burocratismo? ¿Cuándo será el Congreso del Partido?

Yohandry Fontana

He leído decenas de informaciones sobre Cuba en las últimas horas. Sin dudas, Fidel Castro ocupa el 96 por ciento de todos los textos que han pasado por mis ojos. Los canales de RSS de los principales medios noticiosos del mundo inundaron mi correo electrónico con disímiles valoraciones de la frase de Fidel.

Teóricos de todos los tipos, periodistas, blogueros, twiteros, en fin, miles y miles de personas tuvieron la oportunidad de opinar, especular, criticar, aportar y también optar por una u otra versión (interpretación) de los pronunciamientos del líder histórico de la Revolución cubana.

Defendí que al modelo cubano socialista  no puede achacársele todo el descalabro económico, aun cuando se hayan desdibujado algunas motivaciones y confianzas. Con más de 40 años de bloqueo, sin la URSS, sin el CAME, con la crisis mundial e  inconvenientes internos en la producción de azúcar y otros renglones exportables, Cuba sigue guapeando, algo que ni los economistas pueden explicarse.

El nivel de conciencia del pueblo, su capacidad de resistencia y la visión de futuro y esperanza tienen algo que ver con lo que vivimos, aunque no dejo de reconocer que estamos al límite y se necesita cambiar.

Los cubanos sabemos que a nivel de Estado se debaten los problemas y se buscan soluciones que, como explicara Raúl Castro,  no serán impuestas desde los medios extranjeros. Serán resultado de un análisis completo de la realidad del país que permitirá a la dirección de la nación buscar nuevos caminos para erradicar deficiencias y problemas acumulados.

Cuando se habla con la gente de pueblo se respira confianza, aunque algunos aluden demoras en las medidas; en tanto otros plantean que se quedarán en la rama y no irán a las cuestiones decisivas. Está vivo el debate: en la calle, los ómnibus, en el muro del Malecón y en cualquier rincón de una vivienda el tema es lacosa, como suelen decirle los cubanos a los rumbos económicos de la nación.

¿Cuáles serán las medidas? ¿Es verdad que se podrá vender la vivienda y también arrendarla, que no es lo mismo que alquilarla? ¿Se incrementará el trabajo por cuenta propia? ¿Qué pasará con el millón de trabajadores sobrantes a partir del reordenamiento de plantillas? ¿Qué moneda predominará en Cuba? ¿Cuándo subirán los salarios? ¿Y la producción de alimentos? ¿Qué pasará con el burocratismo? ¿Cuándo será el Congreso del Partido?

Las preguntas pudieran pasar de 100, o 200, dependiendo del grado de creatividad y compromiso de quien interroga. Lo innegable es que se mueve el país. Necesita hacerlo; siempre desde un socialismo que vele por las conquistas, pero que también ponga en su lugar el valor del trabajo y el esfuerzo individual y colectivo de millones de cubanos que, aunque entre incertidumbres, con poco hemos logrado perpetuar lo mucho.