de Cuba ahora: Las racionalizaciones, una primera mirada…

Desinflar plantillas es igual a racionalizar (despedir) trabajadores. Desinflar medio millón de una fuerza laboral activa de un total de 5,027,900 en un lapso de meses, que deberá enfrentar dilaciones burocráticas y disgusto de los trabajadores afectados, es una decisión necesaria pues la economía del país no puede continuar con un lastre que, al escamotear el real desempleo, ha ido minando seriamente la productividad tan imprescindible para resolver problemas urgentes. El país no puede continuar así y sin productividad del trabajo no hay solución integral posible.

Pero el proceso de desinflar precisa de un catcher (receptor), sectores dispuestos a asimilar la fuerza laboral afectada. ¿Los habrá?. Los comunicados oficiales indican que el sector estatal solamente podría ofertar plazas en labores deficitarias y de poco agrado, como el de las construcciones, la agricultura, policía y magisterio. Hacer agradable estos trabajos depende básicamente de las condiciones salariales y de la necesidad de los desempleados quienes ahora con la paulatina desaparición de gratuidades y de alimentos subsidiados, medidas llamadas a proseguir, se verá aumentada.

Pienso, como es lógico, que el proceso de desinfle es parte del proyecto global de actualización de la economía (2011-2015) y por lo tanto su integralidad, que se anunciará gradualmente, presionará y a la vez dulcificará las ofertas estatales a fin de hacerlas gratificantes. Pero hoy, ahora, según un informe del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, 465 mil de los desplazados deberán buscar su nicho en el sector no estatal. Es importante resaltar que cuando el gobierno determina que el sector privado reciba este gran número de trabajadores le está confiriendo valor estratégico y no valor coyuntural o eventual, como ocurrió en la década de los años 90 del siglo pasado.

¿Podrá desarrollarse en la sociedad cubana actual un sector privado capaz de asimilar y mantener una fuerza de trabajo tan numerosa? Varios factores serán determinantes, entre ellos las facilidades para adquirir créditos e insumos, la creación de almacenes mayoristas, las regulaciones oficiales que los normen. La ausencia de cualquiera de estos elementos iría en detrimento del esfuerzo aperturista y dinamizador.

Las regulaciones pueden estimular o no, depende del equilibrio entre la cuantía del impuesto que tengan que pagar y de la capacidad de estimulación que contengan. Sobre este punto importante me asaltan varias dudas y me detengo en una de ellas.

Las regulaciones instrumentan decisiones de política gubernamental y éstas se basan en el consenso, característica que habla de la existencia de diversidad de opiniones en cuanto a la apertura o no de nuevas fuerzas productivas y ejercicios de la propiedad. Nada novedoso decir que existen tendencias en una dirección y en otra por lo que el consenso sirve como  termómetro de las mismas. Si algunas actividades, pongo un ejemplo, serían gravadas con un 40% de impuesto, como circula extraoficialmente, la desestimulación a esa actividad estaría cantada. Lo contrario ocurriría en otras.

¿Qué pasaría con los miles y miles que cumplido el plazo de recibir el subsidio del 60% permanecieran en el limbo de la actividad económica? Esa fuerza laboral inactiva, en la calle, en medio de un proceso de cambios ¿constituirá un potencial capaz de influir en el consenso alcanzado hasta hoy? ¿O será factor de intranquilidad social? Quizás los cambios van siendo graduales y no con la celeridad deseada no solo debido a los ritmos del consenso en la cúpula política, sino al análisis de los efectos que pudieran tener en la sociedad para evitar posibles crisis que se salgan de los márgenes aceptables para cualquier gobierno.

Como dice un jóven trovador cubano en una de sus canciones: no se trata de derrumbar la casa, sino de repararla, reordenarla. Y la movida comenzó.

Por Manuel Alberto Ramy tomado de Progreso Semanal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: