la parafrénica…

tomado del blog de Varela

Los errores que Yoani Sánchez comete en vida los corrige luego en posts. Sus posts no son más que eso, una galería de correcciones.Todas sus justificaciones, sus desvaríos, sus meteduras de pata las quiere convertir en líos de la sociedad cubana… que no lo son.

Obviando si a ratos el Macho Rico mete sus aletas de claria en los posts, las contradicciones de laInstitución Yoani Sánchezson debido a tres cosas: desvaríos de una loca parafrénica o agenda establecida. La Parafrenia es una enfermedad que le hace a uno creerse que domina ciertos temas o campos en las cuales se mete a opinar y luego debe corregirse. Pero uno cuando cumple con una agenda le sucede lo mismo: uno se contradice porque está en función de expectativas ajenas, bien sea en busca de usufructo o reconocimiento personal.

Como fue el caso del último “premio” recibido por Yoani de 30 mil fulas que soltó el eufemismo de que lo iba a usar para sentar las bases de la prensa libre en Cuba. Fíjense el error: Sentar las bases de una empresa (la prensa libre lo es por eso mismo, porque es libre) con el uso de moneda, presupone inversión. Entonces Yoani se delatóipso facto como la inversionista de la prensa libre cubana, émula de Murdoch, el bimillonario ultraderechista dueño de la cadena Fox y el New York Post. Eso, para alguien que vive en Cuba con una laptop ciega de internet no es un sueño, es un diagnóstico de Parafrenia.
Y se los demuestro: Yoani se pone a analizar en su sociedad – con novedoso horror – conceptos triviales de los hormigueros occidentantes: las cámaras de las calles, de centros comerciales, de oficinas, de confesionarios y hasta de lavatorios. Eso es de paranoicos. El ser humano actual vive con eso como parte de su entorno moderno… como lo es el secuestro, el asalto, el exhibicionismo y el erotismo. Por eso Yoani es secuestrada, asaltada, le suben la falda y agarra güevos.
Ella plantea y reúne en sí misma – en hipérbole porque es a título personal pues le sucede a ella sola en Cuba, no a más nadie en la isla; es el gobierno contra ella – todo el cuadro clínico de la psicosis y la histeria colectiva de las sociedades capitalistas.
Luego, la chica se desconecta de su realidad. Twittea para que le paguen el celular y después se mete 25 minutos conversando conmigo. Sus donantes serios dirán: “Oye, que no te pago para que te metas media hora fajada con un tío de Miami sino para ayudarte a cumplir una función social contestataria de información alternativa”. En cambio la super blogger usa el dinero del prójimo para decirme “cobarde, resentido, Roma le paga a los traidores pero los desprecia (que la frase es Roma no le paga a los traidores porque los desprecia), odias a los flacos, no te gustan los matrimonios con mucha diferencia de edad, te caen mal los vecinos de Centro Habana”…. y me tiene que acentuar lo que ella es y lo que no es: o sea, que es filóloga y que no es Cristo.
Como no es Cristo – y no hace milagros – no puede revertir luego una metedura de pata (o de lengua) de 25 minutos a 25 segundos; pero como es filógoga y sabe acotejar el verbo, enseguida hace un post para arreglar la cosa y me pone de seguroso. Asegura que ella tiene una clave arreglada con sus amigos en cuanto a los timbrazos del teléfono para contestar. Entonces la gente se cuestionará: “¿Y cómo le contestó a Varela? ¡Ah, el hijoputa la penetró!”.
Y de pronto, la ciega de internet ve todo lo que está sucediendo en el intento de golpe de estado en Quito, que el Noticiero Nacional Cubano lo está callando: ¡los cubanos que viven en Ecuador están en peligro! (polo actitudinal por exaltación: delirios mesiánicos, religiosos y místicos).
Pero ahora corrige su nueva metedura de pata, y en un post asegura que no sabe nada de lo que pasa en las elecciones de Venezuela porque se guía por el Noticiero Nacional. O sea, de Quito le twittean… pero de Caracas no. Ya no tiene amigos en Caracas. Muy raro, porque hace poco estaba enseñando a los venezolanos el uso del SMS.
Tras este post mío – que no lo ve pero lo deduce por telepatía o se lo envía su secretario al mail en criptografía para invidentes – se apresurará a corregir que le sobran los amigos en Caracas pero no le twittearon porque estaban votando (después de asegurar que hubo apatía electoral).
En fin, no creo que Yoani sea una loca parafrénica… para mí sencillamente tiene una agenda que debe seguir al pie de la letra y eso la hace lucir así muchas veces.
Porque si su blog fuese un diario personal como ella me dijo, entonces además de parafrénica, es ella la resentida, la cobarde, la traidora pagada, la que no le gusta su esposo porque es un viejo (que se ve de puta madre en la playa), la que odia ser famélica y la que vive con el lastre plebeyo de que es de Centro Habana, no del Vedado como Pánfilo. ©varela

***El Delirio de Grandeza o Parafrenia se subdivide en dos tipos de delirios:

Delirio de Grandeza Sistematizado. Cuando las creencias están organizadas en torno a un núcleo teórico, con coherencia y estructura interna, de forma que todas las preguntas que se le hagan pueden ser respondidas adecuadamente, con lógica y orientación finalista. Es típico de las psicosis paranoides, agudas o crónicas.

Delirio de Grandeza No Sistematizado. Son cuadros pobremente sostenidos, sin coherencia interna, con pocos recursos, donde no hay un núcleo, ni razones que organicen las creencias, de forma que las preguntas no obtienen respuestas adecuadas. Es típico de la Esquizofrenia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: