El extremo de la bala… diez años de arte cubano

Por: Michel G. Nuñez

 

El próximo sábado, a las cinco de la tarde, se cortará la cinta de la exposición El extremo de la bala: una década de arte cubano, en el Pabellón Cuba. La ceremonia constituye el punto de arrancada de la jornada por la cultura cubana en todo el país, cuyo centro principal será la emblemática institución capitalina, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz.

 

El proyecto, integrado por propuestas individuales y colectivas de más de 90 creadores jóvenes  de todo el país, deviene en confluencia de diferentes grupos de la plástica, de creadores provenientes de distintos niveles de aprendizaje y academias.

Rewell Altunaga, artista plástico y curador de la muestra, explica que El Extremo de la bala alude al lanzamientodel arte joven y el artista, como esencia misma de la Asociación Hermanos Saíz en el contexto de la cultura cubana. Para el también la muestra llega en un momento en que se cuestiona el sentido de la promoción de nuevos artistas, así como la contraposición generacional en el impulso de los artistas. “Intentamos realizar una vista panorámica, un paneo de lo que ha sido la última década en términos de propuestas artísticas – expresó Altunaga. Una década marcada por la diversidad de lenguajes, estilos y géneros que rompen con las fronteras de lo meramente plástico, así como desde el punto de vista temático y del uso de tecnología”

En la muestra se juntan artistas con trayectoria reconocida y algunos que recién inician el camino, pero a todos los une una década en la que el arte y la crítica dispersaron sus miradas, y en ocasiones tomaron caminos diferentes.

 

El extremo… pone la interrogante en el público, la ambigüedad de un título que no representa una pieza dentro del conjunto. Es sencillamente en extremo de un objetivo de existencia para la AHS. La bala que se lanza a la retina de un público dispuesto a recibir y dialogar con el discurso generacional de toda una década.

 

Naivy Pérez Giménez, artista plástica y organizadora de la muestra, comenta que habrá un diálogo otro, entre maneras tradicionalistas de realización artística y nuevas tecnologías. Como ejemplo, el que se propongan fotografías realizadas en formato tradicional de rollo y revelado químico, así como otras cuyo origen es totalmente digital hasta el acabado final de impresión en otros soportes. Habrá también pintura, instalaciones, enviroment, grabado, escultura, performance. Habrá una muestra amplia de video arte, la cual se proyectará  en la sala de cine del Pabellón Cuba, hasta el final de la exposición el próximo 20 de noviembre.

 

¿Por qué video arte? Pregunto a Rewell.  “Porque es un género que ha marcado esta década de manera muy particular. Muchos jóvenes de las artes plásticas realizan su obra hoy como video, ya sea como documentación de un arte más procesual, que se inserta en las dinámicas de la producción misma del arte con un matiz más antropológico y el video viene a documentar eso; o también obras que se soportan netamente en video, las cuales en ocasiones participan en el discurso de la plástica y el video cubanos, pero en escenarios totalmente independientes de los circuitos más legitimados en nuestro país. Es un movimiento interesante por las formas de expresarse en el arte contemporáneo”.

Naivy Pérez reconoce que la exposición no pretende abarcar la totalidad de una generación, sino que pretende recoger sus movimientos. Algunos no pudieron estar presentes con su obra, pero sí aquellos con quienes fundaron movimientos artístico-creativos. Sí están aquellos representativos de esos movimientos.

 

Jaime Gómez Triana, vicepresidente nacional de la AHS, explica que con la misma “está dialogando con otros proyectos recientes que se han realizado en la plástica cubana, y en la misma medida que intercambia, intenta abrir el diapasón a otras maneras de ver y decir dentro de la creación, sin las presiones que otras iniciativas imprimen al arte por su diálogo con el mercado. No tenemos verdades absolutas en la plástica”.

“Como AHS nos toca abrir las puertas a todos los géneros y soportes dentro de las artes plásticas, pues en la casi totalidad de estos existe una mano joven que siempre tiene algo que decir”, concluyó Gómez Triana.

 

El extremo de la bala: una década de arte cubano estará abierta al público en la Galería del Pabellón Cuba, hasta el 20 de noviembre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: