La Habana Vieja, auténtica como su ceiba y humana como su historiador…

Cartel de Gillen García y Hermes Guón

Comunicado de la Academia Cubana de la Lengua

En la red, amparado en el siempre despreciable anonimato, arma de cobardes, circula una diatriba contra Eusebio Leal, historiador de La Ciudad de La Habana y miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua, además de otras responsabilidades asumidas con su talento y honradez. El objetivo del mensaje se evidencia no como una crítica, sino como un ataque violento y destructor. Escrito con saña, aparentando ser una argumentación documentada –para mejor engañar a incautos–, es una suma de  animadversiones. Repetido por gente inconsecuente, se convierte en una campaña infamatoria.

La Academia Cubana de la Lengua repudia ese mensaje y esa actitud, donde sin esfuerzo se observa la envidia y el rencor de quienes no hacen, contra quien ha demostrado eficacia y persistencia en labores e iniciativas que cambian el paisaje de la ciudad y la vida de sus habitantes en la zona de la Habana Vieja.

Junta de Gobierno de la Academia Cubana de la Lengua

En los  últimos días ha estado circulando un mensaje de correo electrónico claramente difamatorio contra Eusebio Leal. El libelo, escrito desde el más cobarde anonimato, es sin ninguna duda fruto del resentimiento y la envidia y pretende manchar una obra de la que estamos orgullosos todos los cubanos.

La Habana Vieja se transforma y se embellece. Sus instituciones, múltiples y diversas, funcionan. Crece la calidad de vida de sus pobladores y se satisfacen los intereses de centenares de miles de visitantes, que buscan, por sobre todo, el enorme atractivo cultural de esa comunidad. Es ese el resultado de que  La Habana Vieja, por decisión de la más alta dirección del Estado cubano en los momentos más difíciles de la Revolución, es objeto de una atención especial y novedosa por parte de la Oficina del Historiador de la Ciudad, institución de larga data que en ese momento adquiere una responsabilidad sin precedentes.

Esa obra de la Oficina del Historiador por más de 15 años es un referente no solo para Cuba, sino para toda la región sobre las buenas prácticas en la gestión del patrimonio  por muchas razones, las resumiría poniendo al ser humano en el centro de la cuestión, cabría entonces decir  que el habitante del actual centro histórico tiene un sentido de pertenencia inusitado, que solo puede ser sustentado por el mejoramiento de la calidad de vida en lo cultural, social, económico y ambiental de la comunidad.

La Habana Vieja que hoy disfrutamos es auténtica por antonomasia, desde sus conjuntos fortificados, plazas y palacios coloniales, hasta la energía vital de sus gentes que se aferran a la oportunidad de vivir consecuentes con su historia y la diversidad de ofertas culturales que el centro histórico genuinamente ha rescatado o incorporado. Nunca la ceiba estuvo más al alcance de los habaneros.

Mucho se ha escrito y hablado sobre las claves de éxito de esta experiencia ya multiplicada en algunas otras ciudades del país: esquema de financiamiento, capacidad de gestión, autoridad legal, altísimo nivel profesional, etc. Pero a no dudarlo, la elección del ser humano cabal para esta misión inédita fue la  nota más atinada y brillante. Tal vez por ello, sea el blanco de los más miserables ataques, que más que a la persona en sí, pretenden mancillar la obra revolucionaria en la conservación del patrimonio y la cultura nacional en general.

El Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y el Ministerio de Cultura consideran la obra extraordinaria de Eusebio Leal como uno de los grandes aciertos de la política de la Revolución y una de las mayores contribuciones a la preservación del patrimonio cultural de la nación.

Eusebio no tiene que acudir a su encendido verbo para defenderse, no necesita que alguien en particular lo haga, lo hará su obra, lo harán los habitantes de la Habana Vieja, que reverencian la obra humana de su historiador, y todos los cubanos que amamos la cultura.

 

Margarita Ruiz Brandi.

Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: