de Sabina a Santiago Feliú…

Foto Iván Soca, tomada de Cubadebate

Ni las piedras en el riñón que durante esta semana sufrimos en El Taburete, pudieron desactivar los planes de fin de semana que desde hacía mucho andábamos preparando; y es que nuestro Taburete, fiel a su tradición de defender la “canción pensante” ha vivido una experiencia única este viernes y sábado….

Sabiéndonos con una cartelera de posibilidades impresionantes para degustar del buen arte, este fin de semana escogimos las dos mejores ofertas que para nuestros criterios musicales, rondaban nuestras posibilidades:

El concierto de Joaquín Sabina en “Barakaldo” y el concierto de Santiago Feliú en la sala “Covarrubias” del Teatro Nacional de Cuba.

Sabina con  muchas rosas y algo de vinagre…

Comenzaba algo tarde y para muchos de sus fieles seguidores y acabó demasiado pronto, pero  a pesar de todo “Barakaldo” vibró con el concierto ofrecido por Joaquín Sabina.

“Vinagre y rosas” es el último álbum hasta el momento del cantautor jienense, y como es lógico, muchas de las canciones de este disco sonaron: temas como “Embustera” o el coreado “Tiramisú de Limón” entre otros, aunque la actuación estuvo salpicada con otras canciones más consagradas en la historia de la musical del cantautor, como “Medias Negras” o “Princesa” en su versión más rockera… también otras más comerciales como: “Y nos dieron las diez”, “Conductores suicidas” “El pirata cojo”,  tratando de complacer a un público heterodoxo en el que había jóvenes adolescentes y abuelos nostálgicos… “un accidente escalerallil y costilleril” según sus propias palabras le impidieron estar en Bilbao el pasado 2 de octubre y se disculpaba por ello al tiempo que aseveraba que no podía dejar de hacer esta plaza “queríamos hacer Bilbao y aquí estamos”

Antes de entonar los acordes de la Magdalena y tratando de meterse a un público muy casero en el bolsillo, contó una anécdota sobre la canción y ese trozo de letra donde dice…”y si la magdalena pide un trago, tu le invitas a 100 que yo los pago”.
Pues bien, asegura el poeta que en cierta ocasión, recibió una carta de un bufete de abogados de Bilbao que representaban a un particular que, en una salida de fin de semana a un club de alterne, se había liado con una “magdalena” y le había invitado a unas copas. El particular le enviaba la factura con una nota que decía: Cumpla usted su palabra.
Asegura Sabina que, como persona de palabra y ya que la meretriz no era muy cara y las copas no eran muchas, le envió el importe de la factura junto a una nota que decía: Cualquier reincidencia rompería el encanto.

Ante su público más fiel recordó momentos  vividos en esta ciudad, como el sentido y especial homenaje a Chavela Vargas celebrado en el bilbaíno Teatro “Arriaga” hace unos años. Las luces sobre el escenario se volvieron rojas, verdes y blancas y Sabina se paseó en homenaje  por el Boulevard de los sueños rotos…

Destacable para este taburete la nueva voz corista que acompaña al maestro, Marita Barros, con una muy buena voz, y que levantó una ovación del respetable interpretando la copla ” y sin embargo te quiero”.

Después, los habituales… Varona, Garcia de Diego, Nodar… el guitarrista bilbaíno Jaime Asua, al rock an roll, se arrancó en un dueto con el jefe e hicieron cantar con ganas a todo el personal “Llueve sobre mojado”.

Varios Bises complacieron las peticiones de los presentes pero todo muy medido, sin mucha improvisación. 

Hasta aquí las Rosas… el Vinagre lo ponen como siempre que, además del precio de las entradas ya de por sí inaccesible para mucha gente ( no se llenó ni a la mitad de la capacidad ) las producciones de estos conciertos contratan con grandes empresas y multinacionales la venta de comida y bebida en el interior, por lo que la seguridad de la entrada dedicaba su empeño en requisar bocadillos, meriendas, botellas de agua, refrescos… para que después dentro, un perrito caliente se venda a 4 euros o un litro de cerveza de barril a 10. Nos parece que personas como Joaquín Sabina debieran de cuidar mucho más este aspecto de sus actuaciones, pero desgraciadamente eso ya parece que se ha perdido por estas latitudes…

Como anécdota personal, no nos dejaron entrar al concierto con una cámara fotográfica y por lo tanto no tenemos imágenes del concierto más que las que pudimos hacer con un celular.

A pesar de estos sabores ácidos en la boca, fue grato para nosotros poder compartir con nuestro Sabina una vez más, dando por evidente como seguiría un fin de semana que recién comenzaba para nosotros.

El Santi, La Trova del Rock and Roll….


Luego de un viernes fuera de lo común, compartiendo con uno de los grandes de la canción iberoamericana en tierras vizcaínas, era de suponer que habría que canalizar todas esas energías ante un sábado aterrizado en nuestro panorama musical, que llenaba por igual las expectativas, y no fue errada nuestra visión cuando apostamos entre tantas variantes musicales del patio habanero, con una que pasaba prácticamente inadvertida ante los medios de comunicación… casi ni llegábamos a tiempo porque el vuelo se retrasó, y no era el de Cubana, eh!….

Esta vez sin “perros calientes” de cuatro euros, más bien solo a 10 pesos cubanos de salida al Teatro, lo que serían menos de 50 céntimos en euros y con igual precio en las entradas de primera fila, accesibles para todos los cubanos o extranjeros que quisieran… ¡Santiago Feliú nos regalaba una noche espléndida, llena de agasajos sentimentales!

Santiago, quien para muchos como nosotros es “el alma de la trova cubana”, comenzaba la velada con su más reciente producción, “Ay, La Vida” (2010) y su sencillo: “La Vida”, tema que a criterio de nuestra amiga Yusa, es una de sus más hermosas creaciones.

El concierto fue un juego de intenciones bien marcadas por el artista; desarrollándose entre bloques de canciones muy bien seleccionados, donde el trovador compaginaba hábilmente el gusto y preferencia de un público que como siempre, somos fieles eternos a su canción necesaria y útil, para seguir este camino de resistencias eternas de amor y desamores que llamamos, Vida.
Canciones como Sedante, Era, Búscame (Sobrevolando un sueño) y de su nuevo disco se entremezclaban para comenzar una reunión de amigos con el Santi, que a criterio muy personal de nuestro Taburete, brindaba una de sus mejores presentaciones de los últimos tiempos…. si no, la mejor!
En un segundo segmento del concierto se matizaba un estreno que por vez primera salía a la luz pública, “El nombre no se preocupen, porque no me va a salir”… Por suerte en esta ocasión si teníamos una cámara en mano y no andábamos en la Europa que desborda “democracia”… así que pudimos grabarle para escucharle y degustar de él en otras ocasiones.
Continuaba con  un tiempo al desamor con canciones como: “Iceberg” y “Sin Julieta”… entre otras, como la ya clásica “Marionetas de Cupido” que de solo mencionarla una estampida de aplausos llegaron hasta el escenario. Por cierto, varias veces ha encabezado nuestras “famosas” listas de éxitos.
Momento especial fue la llegada al escenario de quién ya había dejado constancia de un tema tan precioso como “Ángeles de mí” en uno de sus primeros discos que realizará en vivo desde ese mismo auditorio. La señorita Haydeé Milanés hacía gala de sus buenas cualidades musicales y de la amistad que le une con este monstruo de nuestro “guitarreo y poética” nacional y continental.

El concierto iba tomando un giro algo diferente y sustentando como bandera siempre al amor… llegaba así “Sostener mi amor” otro tema de su nuevo disco, que defiende a dúo con nuestro otro buen amigo, Silvio Rodriguez; “…Quiso Luna y se estrelló en el Sol. Cuanto se duda cada vez que la mentira gana…”. Esta vez Silvio no pudo estar físicamente, pero estaba allí de alguna manera…
“A todos los cubanos; a todos, todos…” Llegaba así una joya como “Planeta Cuba”, un “temazo” que nos advierte de la urgencia de cambios que se nos vienen a nuestra sociedad por necesidad y compromiso eterno con la razón de vivir y elegir siempre a nuestra Cuba como rincón de nuestras propias inconformidades. Tema que fue interpretado magistralmente por ese núcleo de impresionantes músicos que siempre acompañan al bardo y se llevaba los más gratos aplausos de toda la noche, junto a su memorable “Rock and Roll de Fulanito y Menganito” que interpretaba en la función en un apartado que dedicaba a los años 80 y 90, los cuales fueron mágicos para muchos como Santiago, a pesar de tanto que hubo y no hubo… Fueron los años donde con un “Estado de Ánimo” escapábamos todos de nuestras realidades y vicisitudes….

Para esta ocasión Feliú juntaba en la escena jóvenes talentos como Robertico en la guitarra líder, Yandiel en el bajo y Ruli en las baterías, acompañado del otro menos joven pero convertido en todo un genio del instrumento, don Oliver Valdés. En el piano el inigualable y carismático Don Roberto Carcassés, quien a palabras del Santi es: “…mi amigo mayor, mi hermano menor…”. Aunque Santi se arriesgaba en ocasiones, como siempre, e interpretaba sin deficiencias mayores temas al piano.

El toque humorístico de la función no podía faltar…. “Mi gente, me estoy haciendo pipi…” provocando una pausa de algunos minutos con risas y carcajadas de todos los amigos.
Son pocos los que pueden darse el gustazo de interactuar con su público como lo hace nuestro Santiago Feliú. Ninguno de su generación o de otras, podría decir las ocurrencias de este “loco” que desprende tanta lucidez en su manera de concebir la escena.
El concierto formalmente terminaba con “Despojo”, canción de su disco “Sin Julieta” pero tuvo que salir a la escena provocado  vítores y alabanzas que hacían imposible salir del Teatro al trovador.
El “final obligado” estuvo sostenido por clásicos de su repertorio como “Bolero” o “Mi mujer está muy sensible” y al pedido de exclamación de nuestro Taburete , nos complacía con esa otra joya que es “Resumiendo”, de su disco “Ay, La Vida”.
Cerraba así un concierto que se extendía por más de dos horas y donde Santi se entregó, y nosotros le agradecímos el noble gesto de volver a confiar en ese público el cuál él mismo definía como leal, cuando nos afirmaba un “gracias” porque sin promoción alguna nosotros estábamos allí.
De fuentes bien cercanas al trovador oímos que se presentaría próximamente en el café del Teatro “Bertol Brecht” de esta capital y para diciembre posiblemente haría algunas presentaciones en el complejo cultural “El Sauce”… nos mantenemos alerta y os informaremos para desde acá darles la luz verdes a todos los que quieran compartir junto a ese imprescindible de la canción cubana e iberoamericana que es sin duda nuestro Santiago Feliú.
El Taburete

Anuncios

2 comentarios to “de Sabina a Santiago Feliú…”

  1. ya, estas recuperado chico, mientras me hiciste creer que estabas ingresado. Jajajaja. que lindo pullover que tienes…. un abrazo

  2. hola amigos que suerte que escucharan en vivo a santi..
    yo soy de mexico y me gustaria que compartieran el video o la cancion de “El nombre no se preocupen, porque no me va a salir”
    saludos
    p.d. no saben cuando vendra santi a mexico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: