Chico y Rita…

… requiebro fílmico a la Cuba legendaria

Cada vez que se escribe sobre Chico y Rita suele decirse que se trata de un afectuoso homenaje, pintoresco y colorido piropo, a la música, la cultura y al pueblo de Cuba, visto desde una perspectiva idealizada, amorosa y cómplice. Es preciso repetirlo ahora, cuando la película va a debutar, dentro de la Muestra de cine español, en la misma ciudad que la película ilustra con tanta belleza. Aparte del garbo visual y sonoro que nadie le discute, el filme llega aquí precedido por el prestigio y el aplauso. En todas partes se elogia la singularidad de un experimento interesado en vincular la mejor tradición del musical vernáculo —aquel encargado de exaltar los valores de las sonoridades autóctonas—  con las más evolucionadas técnicas de la rotoscopía, el procedimiento que dibuja cuadro a cuadro de una animación a partir de los fotogramas ya filmados con actores reales.

En la Escuela Internacional de San Antonio de los Baños y con las voces y presencias de los actores cubanos Limara Meneses, Emar Xor Oña y Mario Guerra, se rodó Chico y Rita, que nos devuelve en plena forma a Fernando Trueba probando suerte en novedades para él desconocidas como la animación. Sin embargo, al director le sobraba currículo y sensibilidad para enfrentar un proyecto como este luego de realizar películas del prestigio de Belle Epoque y el excelente documental Calle 54, que subrayaba la influencia de la música cubana en la norteamericana. Similar operación de salvamento y recordatorio verifica Chico y Rita, seductora recreación de una historia de amor marcada por la imposibilidad y el lamento, como los buenos boleros. Chico es un pianista soñador; y Rita, excelente cantante. Ambos habitan un ambiente parecido al que describe la canción “Copacabana”, de Barry Manilow. La pareja de jóvenes decide formar un dúo, pero se atraviesa en sus vidas afectivas y profesionales un productor norteamericano. Mientras se desenvuelve la historia de amor, desde La Habana hasta Nueva York, el espectador asiste también al momento de fervorosa comunión musical entre Cuba y EE.UU., vía jazz latino.

La película destila gracia y singularidad en cada secuencia, incluidos los créditos. Está dedicada a Bebo Valdés, compositor de la banda sonora, y aparecen tres notables profesionales en el rubro de codirectores, acreditados por la realización de este empeño laborioso y complejo. Fernando Trueba se hizo acompañar por el afamado pintor, ilustrador y dibujante Javier Mariscal, admirador de la cultura cubana y responsable, en general, de la apariencia y el diseño visual. Al dúo se unió Tonio Errando, hermano de Javier Mariscal y uno de los que generó la idea de rodar primero la película con actores cubanos y en Cuba, y luego dibujar sobre ese “original” esta historia de amor sincopada por la música cubana, y por el aporte criollo al llamado latin jazz.

Obra de arte, impecable, intensa, única y sensual son algunos de los adjetivos más comunes que recientemente le dedicaron los medios británicos a la película luego del clamoroso éxito entre la prensa y el público que conquistó la película a su estreno Gran Bretaña e Irlanda. Gary Giddins, uno de los más prestigiosos críticos de jazz y cine musical de EE.UU., publicó en Film Comment, una reseña en que califica a Chico y Rita “como una de las mejores películas de ficción sobre jazz, por no decir que no puedo pensar en ninguna otra más verdadera y sobrecogedora”. Hay que verla sin excusas ni pretextos. Chico y Rita contiene demasiadas cosas que nos interesan.

Autor: Joel del Río, http://www.lajiribilla.cu/2010/n500_12/labutaca.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: