Archivo para abril 10, 2011

Sleep despierta La Habana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on abril 10, 2011 by el taburete

Esta tarde tendrá lugar en la Sala Tito Junco del Teatro capitalino Bertolt Brecht, la última presentación de la obra “SLEEP” del dramaturgo, poeta, narrador noruego Jon Fosse. Con la inigualable dirección general del monstruo y siempre querido Juan Carlos Cremata Malberti.

Jon Fosse pertenece a la generación de escritores noruegos que emanciparon las corrientes posmodernistas en Noruega por la década de los 80 del pasado siglo. Sus obras minimalistas, desarrollan un lenguaje simple, cargado de intenso lirismo y dan lugar al intermedio entre el realismo y el absurdo. Sus temas tienden a explotar las relaciones- o ausencias- entre las personas. A pesar de ser el dramaturgo más importante de Noruega, su obra irrumpe por vez primera en nuestros escenarios y nada menos que de la mano de ese otro grande, esta vez  cubano, Juan Carlos Cremata; Director de cine y teatro, uno de nuestros más grandes intelectuales de vanguardia en Cuba. Llegado de una familia que irrumpe en la cultura cubana con una fuerza inmensa de amor y bondad revolucionaria. Cremata de a poco se ha convertido en un artista de convocatoria por lo profesional de su obra y el exquisito gusto de elegir el trabajo más exigente!

La versión y puesta en escena a cargo de Juan Carlos, lleva implícito los problemas generacionales que embargan a nuestra sociedad contemporánea y no ajeno nunca a ella, Cremata introduce un discurso legible y coherentemente orgánico que emancipa la más polémicas contradicciones entre los individuos y sus roles genéricos.

Con una puesta en escena envidiable, la obra se proyecta como una de las mejores propuestas teatrales en lo que va de año en el país y aseguramos que será de lo más comentado en todo el 2011!

Las actuaciones van de la mano de artistas consagrados como la conocida Sheila Roche, Carlos Solar o Ariel López (Compañía de Carlos Díaz, “El Público”) hasta jóvenes alumnos de la ENA como Yaité Ruiz, Olivia Santana o Malú Tarrau.

Esperemos que la obra se vuelva a repetir por otra temporada más en la misma sala teatral o en otro circuito de la Capital y que acudan a esta la última puesta que en solo unos minutos comenzará. El Taburete desde el Bertolt Brecht.

 

trova solidaria desde el Alba de Cuba al Sol naciente de Japón…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , on abril 10, 2011 by el taburete

Ahora mismo asaltan a nuestras cabezas montones de historias por las cuales se nos ocurriese empezar a escribir…. pero hoy nos detenemos para describir un momento de historias como el vivido este viernes en “La Casa del ALBA” del vedado habanero, historias salidas desde las cuerdas de  las guitarras y la poética de cuatro trovadores cubanos que se saben grandes por la sencillez que profesan y que en esta tarde de trova solidaria con el Pueblo de japón, se hicieron inmensos.

Los trovadores Vicente Feliú, Agusto Blanca, Lázaro García y Pepe Ordás acompañados por Alejandro Valdés repitieron el formato de varios conciertos que otrora los llevaron juntos por tierras niponas para convocar a la esperanza encendida de futuro por el hermano pueblo de Japón, un canto de fraternidad por la recuperación de nuestros hermanos que han sufrido los más trágicos accidentes y catástrofes naturales de los últimos tiempos en el mundo. Con canciones de siempre, motivados por la convicción de que otro mundo es posible para la especie humana, el jardín de la Casa Cultural de la Alternativa Bolivariana para nuestra América, nos dimos cita un buen número de amigos, entre los que se encontraban diferentes personalidades, la agregada cultural de la embajada de Japón en La Habana, artistas, intelectuales, un buen número de jóvenes de escuelas de deporte y público en general.

Coincidimos con amigos de siempre que ya se tornan cotidianos al encuentro del y por el arte Revolucionario, ese que hábilmente debemos rescatar sin tanto panfleto.

Concierto de profundas emociones sentidas y donde más de un aplauso se torno en abrazo sincero  desde el Sol de la tarde habanera hacía un sol naciente hoy en una grave situación.

Desde La Habana, desde el ALBA, desde la guitarra y el canto de todos, desde este Taburete nos sumamos a este profundo abrazo solidario!

 

mirar desde la sospecha…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on abril 10, 2011 by el taburete

LA RED IBEROAMERICANA DE MASCULINIDADES LES INVITA A:

 

Debate sobre la presencia femenina en la historia de Cuba Épica y mujeres es el tema propuesto para la próxima edición del espacio mensual Mirar desde la sospecha de la UNEAC, que intenta establecer un diálogo sobre los procesos de representación de género en la cultura y el arte cubanos y latinoamericanos contemporáneos. La cita, convocada para las 3: 30 pm. del jueves 14 de abril en la Sala Caracol de la UNEAC (17 esq. D, Vedado), contará con un panel integrado por profesionales de reconocimiento en la historiografía cubana como Raquel Vinat de la Mata, Julio César González Pagés y Gladys Marel.

Tanto la participación femenina en los procesos históricos en Cuba como la  imagen de las mujeres cubanas que prevalece en los relatos e investigaciones historiográficos, serán aristas a discutir. Mirar desde la sospecha ha tenido dos encuentros anteriores, en los que se ha profundizado en las Representaciones de género en el video clip cubano y las Políticas de la igualdad.El espacio tiene lugar los segundos jueves de cada mes en la UNEAC, con la participación de  artistas e investigadoras/es que fomentan la reflexión sobre temas de la creación audiovisual, la literatura, la historia, la música, entre otros.

Con iniciativas como esta se apuesta por un arte y cultura provocadores, que puedan movilizar el pensamiento y la sensibilidad, al tiempo que contribuyen a fomentar un canon artístico más inclusivo. El encuentro es coordinado por la académica Danae C. Diéguez y las periodistas Helen Hernández Hormilla y Lirians Gordillo Piña, y cuenta con el auspicio de la UNEAC, el Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación(COSUDE).

 

 

X Alfonso: Ni francotirador ni clandestino…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on abril 10, 2011 by el taburete

vía Cubadebate >>> Como casi todo en el siglo XXI, una urbe es un espacio multimedia. Desde los textos, los sonidos que configuran ambientes e, incluso, a partir de las connotaciones que poseen determinados instrumentos o estructuras musicales, podemos rastrear calles, plazas, personas y relaciones sociales a partir de la música; lo mismo, en imágenes fotográficas, cinematográficas, gestuales. Ninguna de ellas es una representación particular: cada ciudad es la alquimia de sus olores, texturas, ambientes, flujos. Y el artista, ese ente que quizá exista para hacérnoslo ver.

En La Habana, X Alfonso ha creado una cosmópolis de cuatro mil personas que se renueva cada fin de semana, para dar paso a otras; una fábrica que involucra músicos, estudiantes, teatristas, bailarines, amas de casa, pintores, taxistas. Hijo de esa “síntesis” de tradición y futuro que ha sido su familia en la cultura musical cubana, sabe que el arte es fibra de un mismo tejido, un conector de personas y realidades. Desde mediados de 2010, la maquinaria ocupa Pabexpo, uno de los centros expositivos más amplios de la ciudad: producción en serie de sensibilidades y empeños.

“La Fábrica de Arte -recuerda X- surge después de un documental que realicé, Sin Título, con artistas y gente talentosa que hace arte. Cuando lo estrené, en el teatro Mella, mezclamos en vivo teatro, danza, música, artes plásticas… y me gustó la idea de hacer confluir todas las expresiones en un mismo sitio. Luego, me obsesioné con encontrar un lugar donde hacerlo de forma sistemática. Conocí mucha gente del medio que no conocía, especialmente artistas de la plástica. Han salido cosas muy buenas, a medida que se ha ido incorporando talento a la Fábrica. Así empezó todo y hasta hoy. Ha sido como una válvula”.

¿Crees que el arte, cuando interactúa con el espacio urbano -como lo ha hecho la Fábrica- también produce ciudad, relaciones sociales?

Por supuesto. Primero, la experiencia de la Fábrica desde el Mella nos demostró que muchas de las personas que habían acudido esa noche habían recibido dosis de teatro, por ejemplo, cuando nunca en sus vidas habían asistido a una puesta. A partir de ahí, muchos comenzaron a relacionarse con esas formas de expresión que les eran ajenas. Y todo eso, de la mano de la música, que fue lo que los atrajo.

En Pabexpo, el lugar donde la Fábrica tiene su espacio, caben cuatro mil personas. En una galería de arte, normalmente, esa cifra no se logra. Ha sido una experiencia provechosa en el sentido de poner en común aquello que los artistas cubanos estamos creando, especialmente los más jóvenes. Quienes van a la Fábrica tienen acceso a los músicos, a los pintores, a los bailarines… es una cultura viva que se está produciendo allí mismo; sin embargo, lo más significativo es que se han logrado relaciones bastante cercanas entre los artistas de diferentes manifestaciones, entre ellos con el público, y entre el público y las obras. Incluso, entre el público mismo.

Justamente, los comentarios de los lectores en medios digitales o las crónicas en blogs suelen referirse a la Fábrica como un espacio para “divertirse” y “verse las caras”…

También. Los jóvenes, muchas veces, para encontrar sitios donde recrearse tienen que pagar bastante dinero y al final puede que no les complazca la propuesta. Por eso, la promoción de la Fábrica suele hacerse en las calles y también en las universidades. Suelen ser personas que comparten inquietudes, y el espacio los conecta. Uno siente que los temas de conversación allí son distintos, como también las formas de actuar y de dialogar con las propuestas artísticas.

¿Por qué conexiones apuesta una experiencia como esta?

Por todas las que se necesitan. Sobre todo, teniendo en cuenta que el público cubano tiene mucha información y no encuentra a veces lugares donde relacionarse, que sean ante todo espacios culturales.

¿La Fábrica es un espacio?

No, la idea de la Fábrica es precisamente que trascienda el espacio. Creo que ha logrado convertirse en un movimiento, en una generación de ideas constante. Hace unos días, por ejemplo, hicimos el Festival Peace and love, que incluso conectó la experiencia nuestra con ese certamen sueco que tanto tiene en común con la Fábrica. Entonces, se trata de una iniciativa que pretende moverse, incluso, por Cuba.

¿Qué resultó de esa experiencia con Peace and love?

Peace and love, en La Habana, no fue nada más novedoso de lo que ya habíamos experimentado. Lo que hicimos fue trasladar la Fábrica a un lugar abierto, con la posibilidad de tener a los músicos de Suecia. Cuando estuve en ese país, precisamente en el Festival, me di cuenta de que se parecía mucho a la Fábrica. No tenían pintores, pero sí escritores que confluían en un sitio, lugares donde se tomaba café y se hablaba de literatura. Era inspirador.

¿Cuál es tu concepto de “recreación”?

¡No tengo uno: no me alcanza el tiempo para eso! [Ríe] A veces escucho frases como “opción alternativa” y otras por el estilo; pero son solo palabras que la gente busca para nombrar propuestas como la Fábrica. Y no es así, necesariamente. Es una válvula, solo una idea de cómo hacer confluir, desde la diversión, el talento que se desborda en este país.

¿Una propuesta como la Fábrica es, por esencia, capitalina?

No, creo que no. De hecho, he conocido lugares en el resto del país donde se ve que hay mucha gente con talento, uniéndose para lograr ideas como esta. Ojalá pudieran extenderse a toda la Isla y hacerse comunes. Ojalá, incluso, pudieran enseñarse al mundo. Experiencias de este tipo, que hacen confluir artistas diversos, pueden ser una manera de compartir la cultura cubana contemporánea con quienes no la viven.

El público reconoce tu música como una feliz combinación de las raíces sonoras cubanas (tus “Ancestros”) con lo más vanguardista del pentagrama universal. Quizá la evidencia más clara sea tu X Moré. ¿Cómo logra eso ser atractivo, sin pecar de comercial?

Mis ancestros son eso, justamente: la fuente de la cual provengo y que no puedo negar, aun si lo quisiera. Lo único que he hecho, lo mismo en mi música que en la Fábrica, es partir de donde soy con la mirada un poco más allá. Estuve tocando en Síntesis, esa escuela musical y de vida diaria que es mi familia; pero siempre vinculado al pálpito de nuestro tiempo, como veo que ocurre en Cuba con la plástica, con el teatro. Eso siempre va a ser atractivo: cuando se hace de verdad, nadie puede negar de dónde viene y dónde se sitúa su contemporaneidad. Ni los artistas ni el público.

¿Es lo que tenían en común todos aquellos artistas que convocaste al primer proyecto de la Fábrica, el documental Sin Título?

Exactamente. Y también que -pese a cualquier circunstancia que viviera el país- siempre están creando. Más que todo, ese era el hilo conductor de las historias.

Aquella obra coral que presentaste en el Mella, es una especie de tu propia Suite Habana

Sí, algo así. Como en la de Fernando Pérez, se trata de hacer, no de quejarse de lo que nos falta. ¡Da igual con qué: crea! En el documental, Raúl Martín, el teatrista, no tenía un teatro donde poner sus obras; tenía un espacio casi derruido, abandonado… y mira las maravillas que hace. Cuando sube a escena Teatro de la Luna, uno nota esa magia detrás.

[Silencio] Mi gran sueño es poder hacer muchas fábricas de arte, en lugares distintos, donde las personas puedan ir solas o reunirse en grupos, para hablar de cualquier cosa y vivir el arte. Todo el mundo es artista. Tanto valor tiene un músico como quien se las ingenia para vivir, arreglando cafeteras; el que tiene un restaurante o el que organiza conciertos. Los cubanos tenemos el arte dentro. Ojalá yo pudiera inventar más lugares donde todo eso pueda converger.

¿Tus proyectos suelen concretarse con la misma rapidez con que los piensas?

Trato. Mi lucha es con el tiempo.

Un artista es un francotirador o un clandestino, dijo una vez Marcel Duchamp…

¡Eso está bueno! [Silencio] No creo ser ni uno ni otro… solo un tipo normal, que sueña.

 

de nuestra América… Basta de chicos policía

Posted in el Taburete on abril 10, 2011 by el taburete

Norberto Alayón (*)

En noviembre de 2010 escribí una nota sobre “Los niños y niñas policías”, la cual fue publicada en distintos boletines y páginas digitales del país. En la misma hacía referencia a la irradiación de variadas experiencias de “Policía infantil” y “Gendarmería infantil” en las provincias de Chubut, Salta y Misiones.

Llamaba la atención acerca de la proliferación de estos programas de involucramiento policial de los niños y niñas, existentes en más de una decena de las provincias argentinas, lo cual implicaba una suerte de militarización de nuestra infancia.

Indudablemente, desde estas supuestas cándidas e inofensivas propuestas se tiende a fortalecer y reproducir en la sociedad -desde la propia infancia- un estilo de comportamiento cultural que privilegia una férrea disciplina militarizada, basada en el orden, las órdenes y la rigurosa obediencia.

Para ello se cuenta con la aceptación activa de algunos pocos y también con la aceptación pasiva de la mayoría de la población, que por diversas razones no llega a advertir los riesgos que estas prácticas contienen y dejan de levantar una voz siquiera de alerta y rechazo ante este avance, crecientemente extendido, que pretende imponer una concepción militarista de la vida y la familiarización con las armas, aunque no las porten ellos, desde la más temprana edad.

La excusa para impulsar e irradiar estas experiencias policiales procura centrarse en el eventual servicio que prestarían para la “contención de los niños marginalizados”. Resulta imperioso enfatizar que el lugar de los niños -pobres o no- está en la casa y en la escuela (que en virtud de la Ley 1420 del siglo XIX establece la educación obligatoria, laica y gratuita), y no en las brigadas, escuadras o cuerpos policiales, bajo la estricta lógica de los entrenamientos y adoctrinamientos militares.

Como en tantas otras ocasiones, surge, con nitidez, la clásica y perversa asociación de pobreza con delincuencia. El estigma, la duda, el miedo, siempre recaen sobre los pobres y los humildes. Y, entonces, a los niños pobres habrá que encauzarlos, reeducarlos, readaptarlos, disciplinarlos, inculcarles “valores netamente argentinos”, porque sino serán el peligro del mañana.

El reconocido especialista brasileño Edson Seda me comentaba, en correspondencia personal del 24 de noviembre de 2010, que “en Brasil hemos tenido cosas parecidas, como niños ‘patrulheiros’ o ‘guardinhas’ y otras denominaciones, organizadas por jueces y ciertas ONGs del pasado. No lo tenemos más, porque todos los programas de protección de la infancia tienen que ser aprobados por un Consejo paritario (entre el mundo gubernamental y el no gubernamental) en cada municipio. Este tipo de programas, en Brasil, son considerados hoy discriminatorios, y los Consejos no los aprueban”.

Es evidente que se torna necesario introducir cambios progresivos en la línea de la defensa de los derechos de la infancia y la adolescencia y, al día de hoy, reparamos en una muy buena y significativa noticia: siguiendo instrucciones del Ministerio de Seguridad de la Nación la policía de Misiones desarticulará 32 entidades de policía infantil que funcionan en esa provincia. La decisión ministerial se fundamentó en requerimientos de organismos de derechos humanos que señalaron que “los niños y los menores de edad no deben educarse dentro de ambientes de las instituciones de seguridad, nacionales o provinciales”.

Es de desear que este impulso de recuperación de la sensatez, en favor de la infancia y, a la vez,  de la sociedad en su conjunto, se extienda también a otras provincias como Catamarca, La Rioja, Jujuy, Mendoza, San Juan, Neuquén, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, donde persisten -lamentablemente desde hace muchos años- experiencias de militarización de niños, niñas y adolescentes.

Buenos Aires, 7 de abril de 2011. (*) Trabajador Social. Profesor Titular de la Facultad de Ciencias Sociales-UBA, Argentina.