Archivo para mayo 22, 2011

Euskal Herria: Bildu obtiene más de 313.000 votos y es la fuerza con mayor representación en los ayuntamientos…

Posted in el Taburete with tags , , , , on mayo 22, 2011 by el taburete

Bildu es la fuerza con mayor representación en Hego Euskal Herria en las elecciones municipales. Ha obtenido más de 1.100 concejales y ha logrado más de 313.000 votos. El PNV ha sido la fuerza más votada en el conjunto de los cuatro herrialdes.

DONOSTIA-. Bildu ha irrumpido con fuerza en las elecciones de Hego Euskal Herria. Es el partido con mayor representación en los ayuntamientos. Con el 99,99% escrutado, obtiene 1137 ediles y un total de 313.151 votos (22%), lejos del techo alcanzado por Euskal Herritarrok en las elecciones de 1999.

El PNV es la fuerza más votada en el conjunto de los cuatro territorios, con 327.011 papeletas, un 22,97% de los votos y 881 concejales.

Le sigue el PSOE, con 227.739 votos, 473 ediles y un 16% de votos.

El PP logra 165.782 votos (11,64%) y 210 representantes en los ayuntamientos.

UPN obtiene 88.138 apoyos (6,9%) y 322 concejales.

NaBai consigue 36.262 votos (2,55%), con 70 ediles; EB 34.591 votos (2,43%) y trece concejales; Aralar, 32.113 papeletas (2,26%) y 38 ediles; Izquierda-Ezkerra, 15.017 votos (1,05%) y 15 concejales; Hamaikabat 9.270 votos (0,65%) y 12 ediles; y CDN, 3.039 votos (0,21%) y 13 representantes en los ayuntamientos.

Urizar: “Estamos haciendo historia; comienza una nueva etapa”

Pello Urizar ha realizado una primera valoración en el fronton Atano III de Donostia, donde ha destacado que en la jornada de hoy se ha dado “un paso de gigante hacia el cambio, hacia una nueva soberanía”.

22/05/2011 23:00:00

DONOSTIA-. El portavoz de Bildu Pello Urizar considera que miles de personas de toda Euskal Herria han votado a la coalición “hartos del partidismo y del mercadeo”.

A su juicio, se ha dado un “paso de gigante hacia el cambio, hacia la soberanía”. “Estamos haciendo historia, aquí no termina nada”, ha dicho. Al contrario, ha señalado que “comienza una nueva etapa” y que Bildu trabajara en la construcción de “una nueva Euskal Herria desde las instituciones”.

Fuente: Gara >> ver resultados de las elecciones

Más que una publicación cultural…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on mayo 22, 2011 by el taburete

Marilyn Bobes – La Jiribilla.- Primero fui la lectora insaciable de aquella revista que en la década de los 70 fue uno de mis primeros vínculos con el quehacer de muchos de quienes llegarían a ser mis compañeros de “promoción”.

Y no se trataba solo de escritores, sino también de pintores, escultores, trovadores y periodistas, miembros de la gran familia de El Caimán Barbudo, que había aparecido en 1966 como un suplemento del periódico Juventud Rebelde y que, en la época de mis primeros versos, era ya toda una institución entre los jóvenes que aspirábamos a darnos a conocer en el panorama de la cultura cubana.

Después fui su colaboradora: con mis poemas, con alguna entrevista o algún artículo. Y también como visita frecuente a la vieja casona de Paseo entre 25 y 27 donde leíamos y comentábamos nuestros textos, casi siempre acompañados por las guitarras de los trovadores que seguían la estética y las propuestas conceptuales de Silvio y de Pablo, en un principio, quizá imitándolos un poco, y después, descubriendo, cada vez más, como nosotros mismos, sus propias inquietudes sociales e individuales.

El caso es que El Caimán… no puede separarse de mi vida profesional. Recuerdo especialmente cuando Paquita Armas, su entonces directora, tuvo la “osadía” de publicarme en sus páginas aquel trabajo sobre la muerte de John Lennon (“USA es una pistola caliente”) que quizá fue el primero en que se hablaba del exbeatle en los predios de la prensa escrita cubana. Era el año 1980.

Después la revista siguió el “desbroce” y contribuyó, con aquella legendaria sección de Guille Vilar, que se llamó “Entre Cuerdas”, a barrer con los prejuicios que satanizaban al rock. Informó, valoró y puso en su sitio esa música nacida como expresión de la contracultura en las sociedades de consumo y que hoy tiene su justo espacio en “La cuerda floja”, columna dedicada al género en esta última etapa de El Caimán…, a cargo de Humberto Manduley.Lo cierto es que, con 45 años de existencia, esta publicación de la juventud cubana ha mantenido una sostenida ambición de mantenerse a la vanguardia de la creación literaria y artística cubanas, sin olvidar el pensamiento: eje central de toda actitud rigurosa en cualquier campo de las Humanidades.

Con altas y bajas, con momentos mejores y otros no tan buenos, El Caimán Barbudo, más que una revista es una institución cultural.

Habría que escuchar a Bladimir Zamora, el eterno caimanero, contar cómo en los momentos más difíciles del período especial, funcionarios y artistas entusiastas lo mantuvieron vivo frente a la escasez de papel, organizando inolvidables sesiones orales en la antigua Casa del Joven Creador, sin dejarse amilanar frente a las dificultades materiales.

Los que le reprochan un supuesto “localismo” olvidan que toda revista que se respete siempre ha sido portadora de rupturas o continuidades de una tradición nacional. Además la publicación no dejó nunca de dar a conocer y divulgar a escritores y manifestaciones artísticas de otras partes del mundo. Ya hablamos de su difusión del rock. Y viene también a mi memoria aquella franja del tabloide que, bajo el título de “Los raros”, satisfacía la curiosidad de los que, en la década de los 80, perseguíamos ansiosamente cada número de la publicación donde mejor nos veíamos representados.

Mi recuerdo atesora muchos rostros y muchos nombres. Algunos hoy en la cima de nuestra literatura, nuestro periodismo, nuestra música y nuestra plástica. Otros ya desaparecidos o lejanos.

Pero todos, estoy segura, dondequiera que estén, o por muy famosos e importantes que ahora sean, recordarán como yo aquellas horas en que, sentados sobre los mosaicos andaluces de aquella vieja casa de Paseo que ya mencioné, vivíamos y creábamos como si el tiempo no fuera a pasar nunca o como si pasara y nosotros no lo hiciéramos con él.

En este tercer milenio, cuando el legendario tabloide llega ya a sus 45 años y se me hace tan difícil conseguir un ejemplar de la que siempre consideraré como “mi revista”, sigo amando a El Caimán… Nostálgica, pero también convencida de que otros jóvenes iguales pero diferentes a los que fuimos nosotros por entonces, “subirán la parada” ante los retos que la vida y la cultura, siempre demandantes, no dejan de proponerles.