Archivo para junio, 2011

un paso en el propósito de integración cultura y turismo…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on junio 30, 2011 by el taburete

La Habana. RGV 29.6.2011.

Como había sido anunciado y para sorpresa de quienes aun lo ponían en duda, en la tarde del martes los músicos asistían, con la familiaridad que los caracteriza, al encuentro de presentación de la campaña del verano. Propósito acordado entre la Empresa de Grabaciones y Ediciones (EGREM) y la Cadena Hotelera Sol Melia Cuba.

La EGREM anunció el modelo cultural concebido para diversos espacios de encuentro de los músicos cubanos con el público nacional y el turismo extranjero. Los centros culturales de La Habana, Varadero, Trinidad, Holguín y Santiago de Cuba ofrecerán espectáculos asociados a la música, con una programación variada en la que predominan las presentaciones en vivo y con espectáculos para todos los públicos, donde las niñas y los niños tendrán sus espacios de divertimento y en el que hasta los abuelos podrán disfrutar de los recuerdos musicales que atesoran los archivos de la casa discográfica que también se le conoce como “la matriz de la música cubana”.

Por su parte Sol Melia presentó el proyecto que refuerza las rutas del verano en los polos turísticos donde administran y comercializan hoteles, en esta ocasión poniendo el acento en la renovación de sus servicios y con la intención de poner a la cultura por todos lados. Precisamente, es en verano, donde sus hoteles se transforman en espacios comunes para el vacacionista cubano y el turista extranjero. Estancia para todos y fundamentalmente para la familia ha sido el concepto con el que Sol Melia llama la atención para la ocasión.

Sin lugar a dudas, el encuentro de ayer fue un privilegio. El concierto de músicos imponía un tono agradable en el ambiente por la impresionante confluencia de autores, interpretes, directores de orquestas y bandas, concertistas, vocalistas e instrumentistas de toda la música. Allí estaban desde los que imponen la nota más culta, el poeta que musicaliza y también el que hace bailar con el contagioso ritmo popular. Algunos llegaron como mismo salieron la noche anterior de un concierto en Camaguey, hasta los que regresaban de una impactante gira por Venezuela estuvieron presentes.

Por sobre todo el impulso que suele generar este tipo de encuentro hay tres claves aun por descifrar: para la EGREM se trata de programar más a largo plazo y que la promoción tenga un mayor impacto en el turismo, para Sol Meliá su enfoque ilumina la ruta de integración que puede hacer posible el maridaje de la cultura con el turismo y para los músicos el comentario giraba sobre el recurrente e incomprendido veto de no poder actuar en los principales escenarios del turismo cubano.

Vanguardias Soviéticas… de la formulación abstracta a la utopía humanística

Posted in el Taburete with tags , , , , , on junio 30, 2011 by el taburete

Bosquejar el pasado siglo xx nos obliga a considerar al diseño como una de las grandes revelaciones en el mundo de la visualidad. Tanto la acción de diseñar dedicada a la publicidad como aquella que entró en los predios de la tecnología y en las funciones de la vida social, constituyeron parte de las grandes fuentes que alimentaron posteriormente el devenir de las artes visuales, e incluso del cine y la escenografía. Cuando se habla de diseño como género y como estructura de la representación gráfica no puede dejarse de mencionar, entre los primeros casos, la lección extraordinaria que significaron las creaciones desarrolladas por los artistas rusos de la llamada vanguardia estética, tanto dentro de la mayakovskiana agencia denominada Ventanas de Rosta (Agencia Telegráfica Rusa) como en la escuela de VKhUTEMAS (Talleres Técnico-Artísticos de Grado Superior/Instituto), donde de alguna manera se asumieron conceptos entonces nuevos de la física y de la óptica, entendiéndolos como vínculos de carácter preceptivo entre el emisor y su destinatario.

La aparición de los proyectos de carteles, diseño editorial, vallas y tarjetería en general dentro de la producción artística de los que pasaron de rusos a soviéticos, constituyó una especie de episodio fundacional que trascendió las temáticas representativas del encargo, para convertirse en una verdadera revolución respecto a los códigos, morfologías y criterios constructivos de la imagen. Asimismo, se germina en ese momento lo que hemos luego convenido en denominar instalación y diseño de ambiente. Es por esto, y no solo por apegarse a la lógica de la utopía o actuar como cronistas de lo deseado y lo sucedido, por lo que la gran creación de diseño visual ruso-soviético llegó a trascender y servir como base de aprendizaje y renovación.

Esta exposición ha de asumirse como un vehículo que pudiera contribuir a enriquecer y amplificar nuestra percepción acerca del arte soviético de los años veinte y treinta, es decir, aquella producción que precede a la revolución del 17 y circunda los dos primeros planes quinquenales. Para ello se ha seleccionado el trabajo de diez artistas que se han expresan mediante el collage, la fotografía, los fotomontajes, los carteles y el diseño en general. En su conjunto, esta centena de piezas ofrecen una perspectiva bastante amplia de los principales derroteros que asumió la producción soviética en un momento que muchos consideran como mero tránsito entre el arte de vanguardia y el Realismo Socialista. Para nosotros, en cambio, se trata de un período crucial que modeló muchas de las nociones contemporáneas sobre el diseño, pues al conciliarse los intereses de algunos de los principales representantes de aquellas vanguardias altamente experimentales con las exigencias de la comunicación masiva se fraguó una síntesis reveladora de las artes, emergieron nuevas morfologías y se hicieron evidentes y perdurables múltiples hallazgos de lenguaje.

Dicho de otro modo, el escenario insólito generado a partir del triunfo de la revolución bolchevique cataliza la evolución de las vanguardias, y dota sus utopías de una misión concreta: la de acompañar e inspirar a millones de trabajadores y campesinos en la construcción de una nueva sociedad y en la soñada superación del panorama propio del Capitalismo, la de alentarlos y orientarlos en las titánicas transformaciones económicas que se proponían, la de inspirarlos más allá de las miserias cotidianas en la búsqueda de un ideal común. Esta propuesta expositiva pretende reconstruir ese instante donde identificarse con la proeza de las masas y a la vez experimentar con las tecnologías y los materiales, eran nociones entonces nuevas y en cierto modo difíciles de asimilar que concurrían en muchos de los más extraordinarios artistas de ese momento.

Por supuesto, fueron años de encarnizados debates, de tenaces y cruentas controversias y desacuerdos…Luego, sobrevino el autoritarismo, la visión totalitaria y enajenante, la doctrina única que se apropiaba del envejecido modelo académico como recurso de clara representación, el rechazo de la dialéctica de Marx y Lenin en el campo de la cultura. De alguna manera «la bota se impuso sobre la rueda» y generó inercia en el terreno de lo estético. Ni la evolución que el arte soviético había alcanzado, ni las dinámicas de cambio en los lenguajes creadores, ni la diversidad del pensamiento y la imaginación del hombre, fueron tomados en cuenta. La programática estatal sustituyó y en cierto sentido borró a la riqueza de la conciencia, a la multiplicidad cultural, a lo específico del arte, y a una relación de enriquecimiento mutuo posible entre sociedad y desarrollo artístico. Fue un período amargo y terrible, signado por el extremismo, la violencia y la muerte. Y lo que es peor, instauró paulatinamente un proceder que terminó en el ulterior asesinato de una de las grandes utopías de la humanidad. Pero ese momento amargo no es el centro de estas reflexiones pues las imágenes que lo podrían documentar o testimoniar están definitivamente fuera de la muestra, al no estar disponibles a la hora de organizarla.

Vanguardias soviéticas…propone un recorrido que se inicia con un ejemplo de lo producido en los albores de la gesta, en 1919, y finaliza con un cartel de los tiempos de la guerra, específicamente de 1941. Sin embargo, nuestra atención, y el mayor volumen de los trabajos se concentra en los años veinte y e inicios de los treinta, cuando las disímiles formas de la abstracción son abandonadas y en su lugar se afianzan y promueven la fotografía, el fotomontaje y las modalidades de lo que hoy conocemos como diseño gráfico y editorial. Las más eficaces e innovadoras de estas creaciones se han insertado en la historia universal como paradigma de las formas más radicales de expansión del alcance social del arte.Los grandes protagonistas de estas imágenes resultan, lógicamente Alexander Rodchenko (San Petersburgo 1891 – Moscú 1956), El Litssitzky (Pochinok 1890 – Moscú 1941) y Gústav Klucis (Letonia 1895 – Moscú 1938), entre quienes se insertan los no menos conocidos Valentina Kulagina (Moscú 1902 – 1987), Varvara Stepánova (Letonia 1894 – Moscú 1956), Liubov Sergeevna Popova (Moscú 1889 – 1924), Nathan Isayevich Altman (Vinnytsia, Ucrania 1901 – Leningrado 1970), Vladimir Roskin (1896 – 1984), Borís Ignátovich (Ucrania 1899 – Moscú 1976) y Solomón Telingater (Tbilisi 1903 – Moscú 1969), estos últimos con un número muy reducido de piezas.

Las infinitas posibilidades experimentales de la fotografía, así como su inmanente función documental, la revelaron como el vehículo ideal para llevar adelante los nuevos propósitos de estos artistas, que ya se habían ganado un lugar importante en el contexto de sus personales creaciones visuales. Desde las páginas de numerosas publicaciones que comienzan a circular se erige la fotografía como el medio por excelencia que debía conectar con las grandes masas, llevar a cabo las diferentes campañas ideológicas y económicas e informar al mundo de los avances de la joven revolución triunfante. Caracterizará este momento la utilización de los principios compositivos del constructivismo, basándose en las series de fotofijas unidas en cada página o cartel, evadiendo estructuras de fácil lectura y privilegiando las tensiones y los ángulos radicalmente abstractos. Así, coexisten abigarradamente y pugnan por el espacio grupos de obreros y campesinos (muchas veces recortados en planos cortos) con gigantescas fábricas y maquinarias. Estas escenas rehúyen lo descriptivo y apuntan hacia una percepción vehemente –febril– de los temas abordados a través de lo fragmentario y la concomitancia de verticales, horizontales y diagonales, propiciando, en correspondencia, la diferenciación y renovación de los significados. En este tejido la tipografía adquiere protagonismo en el espacio, remarcando el mensaje, y en ocasiones dominando la escena.

Hacia los finales del Primer Plan Quinquenal comienza a resultar cada vez más frecuente, en las publicaciones y carteles, la aparición de la figura de Stalin y de los miembros del Politburó en el lugar que antes ocuparan, como signo de la utopía, los rostros de hombres y mujeres comunes, anónimos. La iconografía establecida durante el decenio precedente deriva ahora hacia el culto a la personalidad, mientras las innovadoras y radicales soluciones formales se tornan cada vez más obvias y narrativas. La fotografía, por su parte, sufre similares metamorfosis y cede lugar a concepciones cada vez menos audaces. Acontece, ya para mediados del treinta, la instalación irreversible del conservadurismo y el dogmatismo.

Este nefasto desenlace no puede, sin embargo, prejuiciarnos ni menoscabar nuestro juicio acerca del valor y del innegable aporte estético del arte de agitación y propaganda desarrollado por este grupo de artistas, durante la etapa comprendida entre los inicios de la década del veinte y los primeros años de los treinta. Comprometidos con generar una cultura nueva, y actuar directamente sobre la vida de un pueblo, a la vez fueron capaces de ajustar y modelar el instrumental artístico más inédito y experimental concebido hasta ese momento, e igualmente de germinar nociones y prácticas fundacionales de lo que más tarde hemos convenido en denominar diseño.

Nuestro mundo de hoy, si no se destruye, está abocado quizás a un cambio insólito, en buena medida signado por el posicionamiento de los valores de una nueva era –la digital–, como lo fuera en su momento el advenimiento de la industrial. El supuesto languidecimiento de las viejas utopías que pusieron en el centro de sus preocupaciones a los explotados y los preteridos, perentoriamente nos obliga a generar estrategias originales de proyección hacia el futuro, afincadas en lo mejor de los valores que la humanidad ha forjado. La comprensión raigal de la tradición histórica –social, económica, estética, ecológica, jurídica– ha de darnos una mejor perspectiva para asumir las nuevas dinámicas, sin renunciar a la certeza de que el arte puede contribuir de modo diverso y eficaz al mejoramiento humano.

en verano, Rutas y Andares por La Habana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on junio 29, 2011 by el taburete

La Habana, 29 jun (PL) Arte contemporáneo, diseño industrial, arquitectura y las tecnologías en función de la cultura constituyen las propuestas para jóvenes del proyecto veraniego Rutas y andares, que arrancará el viernes en el centro histórico habanero.

El espacio sociocultural Factoría Habana, dedicado a la creación y experimentación actual, será la sede de los encuentros cada martes durante los meses de julio y agosto.

Entre los atractivos se encuentra una charla con el artista cubano José Emilio Fuentes, quien invadió hace dos años las plazas y parques de la ciudad con su proyecto Memoria & Memory.

En aquella ocasión durante la X Bienal de La Habana, los capitalinos despertaban deseosos de conocer a dónde llegaba su manada de elefantes, confeccionados con metal inflado.

Varias conferencias serán impartidas, entre ellas una dedicada a la curaduría, su necesidad e importancia, a cargo de la académica cubana Hilda Rodríguez, de la Facultad de Artes y Letras, y otra sobre la arquitectura de estos tiempos, con especialistas de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Los jóvenes también podrán conocer detalles sobre el proyecto DeKuba, impulsado por diseñadores industriales, con sugerencias y soluciones contemporáneas a partir de materiales locales.

Incrementan las propuestas conversatorios sobre el arte con nuevos medios, creaciones digitales y la presentación de los demos de la primera cinta cubana en 3D Meñique, inspirada en la versión del intelectual cubano José Martí (1853-1895) sobre el cuento del francés Laboulaye, publicada en su revista La edad de oro.

Rutas y andares para descubrir en familia tiene como principal objetivo acercar a los habaneros a la historia y cultura de su país. En 2010 aglutinó a unas 16 mil personas y entre sus proyecciones para 2011 se encuentra rescatar la presencia de los adolescentes en el proyecto sociocultural del centro histórico habanero.

Este año la campaña comunicativa presenta a una joven con gafas oscuras para protegerse del sol caribeño y un atrevido peinado al estilo punk, pero los tradicionales pinchos tienen imágenes como la Giraldilla, la farola del Morro y cúpulas de iglesias de esta ciudad.

humor en la Covarrubias…

Posted in el Taburete with tags , , , , on junio 29, 2011 by el taburete

planeando La Habana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on junio 29, 2011 by el taburete

Pablo Milanés y otros artistas presentan ‘La Habana canta a Sabina’…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on junio 29, 2011 by el taburete

El disco será presentado el próximo 4 de julio en España.

La Habana canta a Sabina, un CD grabado en Cuba, donde Pablo Milanés y otros artistas interpretan temas de Joaquín Sabina, será presentado el próximo 4 de julio en España, informó la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC).

“Los más renombrados músicos de Cuba no dudaron en darnos el ‘sí’ para este inédito proyecto y han escogido los temas de Sabina con los que más se identifican”, expresó el músico español Imanol Ortiz, productor del disco, al sitio digital de la UNEAC, según la AFP.

Ortiz, percusionista y director del grupo Somos Amigos, señaló que “Sabina es el creador de una obra que trasciende a las generaciones y toda una institución musical y espiritual que inspira a otros artistas”.

“Es por ello que desde nuestra banda nos hemos involucrado en este disco homenaje, aproximándonos a Sabina desde nuestras vivencias personales y la óptica de la música cubana”, añadió.

En el disco, Pablo Milanés interpreta Canción para la Magdalena; su hija Haydée Milanés, Que se llama Soledad; mientras que el trovador Carlos Varela canta Tan Joven y Tan Viejo.

También lo hacen Amaury Pérez (A la sombra de un león), el dúo Buena Fe (La canción más hermosa del mundo), Carlos Kalunga (Quién me ha robado el mes de abril), Jessica Rodríguez (Contigo) e Ivette Cepeda (Como un dolor de muelas).

Concierto neo hippie por el aniversario 45 de El Caimán Barbudo…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on junio 28, 2011 by el taburete

Este jueves 30 desde las 3 de la tarde hasta las 8 de la noche (y quién sabe) pintores, poetas, trovadores y trovadictos nos reuniremos en el patio que comparten La Casa de la Poesía y el Centro Pablo de la Torriente (Muralla 63, La Habana Vieja) a celebrar los 45 años de una revista que ha registrado buena parte de la historia cultural cubana.

Manuel López Oliva, Ever Fonseca, Ernesto Rancaño, Eduardo Abela, José Luis Fariñas y Amilkar Feria encabezan el grupo de artistas plásticos que pintarán una gran tela partiendo del logotipo de El Caimán con lo cual rendirán homenaje a su creador José Luís Posada (El Gallego). Así mismo poetas como Guillermo Rodríguez Rivera, Víctor Casaus, Félix Guerra, Iván Gerardo Campanioni, Julio Mitjans, Sigfredo Ariel, Alpidio Alonso, Rafael Grillo y otros que se sumarán leerán sus poemas con lo cual será recordado Luis Rogelio Nogueras, Wichy. La poesía alternará con una descarga abierta de trovadores de varias generaciones, confirmados hasta ahora (aunque todos están invitados) Manuel Argudín, Ray Fernández, Heidi Igualada, Fernando Bécquer, Raúl Marchena, Tony Ávila, Diego Cano, Ihosvany Bernal, Samuel Águila, Tato Ayres, Pedrito Beritán, Voces del Caney, Reinier Aldana, Eric Méndez, Lisandro Bienes, Yolo Bonilla… y habrá varias sorpresas pues con muchos no hemos podido contactar todavía pero ya la bola está corriendo y sabemos que cuando el Caimán suena es porque aguas trae. En medio de esa descarga será presentado El número 364 de la revista por uno de sus fundadores Víctor Casaus.

Apoyado por Consejo Nacional de las Artes Plásticas del MINCULT, Casa Editora Abril, Casa de la Poesía, Centro Pablo de la Torriente, la Asociación Hermanos Saíz y la UJC, el colectivo de la revista El Caimán Barbudo realizará este concierto presentación de su número por el 45 aniversario de El Caimán Barbudo.

Jueves 30 de junio, de 3.00 pm a 8.00 pm Muralla 63 (cerca de la Plaza Vieja) Patio que comparten La Casa de la Poesía y el Centro Pablo de la Torriente.