Archivo para junio 22, 2011

Proelectrónica, historia para la música electrónica cubana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on junio 22, 2011 by el taburete

Aún hoy, luego de dos meses de celebrado el festival Proelectrónica en el Salón Rosado de la Tropical, la magnitud del evento logra suscitar la emoción y satisfacción de aquellos que estuvieron, que participaron, que entregaron su música a un público que continúa sorprendido, que se resiste a olvidar esas 10 horas en las que la electrónica fue protagonista, esas 10 horas ya históricas dentro de la concepción del género en Cuba, que revelaron la calidad de la música que se está haciendo en este sentido.

 

Foto: Alejandro González

Productores, Dj´s y Vj´s conjugaron sus creaciones, hicieron notar su trabajo y, los espectadores, sin dudas, lograron acercarse y proyectar lo que allí vieron como una muestra de arte contemporáneo en la acepción amplia del  término. Sonido, video, escenografía, se unieron para construir un concepto que trasciende la asociación de la electrónica solo con música dance, e implica expresión artística del sentir de quienes pretenden hallar un modo de decir a partir de este género.

 

Foto: Alejandro González

Proelectrónica fue una apertura para los que promueven este tipo de música, propició que muchos dieran a conocer su trabajo por primera vez, permitió que se presentaran productores de otras provincias, marcó pautas para que se reconozca más el Movimiento Joven de Música Electrónica y se potencie su apoyo institucional. Y sobre todo, fue un impacto al público en aras de crear una cultura receptiva en torno a la visualización de la electrónica como un conjunto de manifestaciones del arte actual.

 

La oportunidad que ofreció Proelectrónica y lo que significó es evidente, asistimos a un desborde de música electrónica hecha en Cuba. Esta vez, no era otra fiesta, se trataba de un festival, un espectáculo en conjunto, sin precedentes, donde productores, Dj´s, Vj´s y público sintieron juntos la misma sensación de encanto, esa que perdura, y que nos obliga a seguir haciendo y esperar con ansias el próximo.

¡Qué se repita!, y pronto.


Productores, Dj´s y Vj´s opinan sobre Proelectrónica…

Iliam Suárez (I.A.)

“Proelectrónica fue grande, no se había hecho antes un festival así en Cuba”.

Dennis Ever (West Side Dj´s)

“Fue un espacio sorprendente en el que pudimos exponer la música de nosotros. Hay que hacerlo más seguido”.

Manuel Balboza (Revolution)

“Marcó el inicio de una nueva era. Fue “ven y pon tu música” y la gente fue a escuchar tu música”.

Alexis de la O (I. A.) (Nacional Electrónica)

“Primer evento que se hace donde los Dj´s mostraron su música. Hace falta un festival de música electrónica como este para el futuro desarrollo del género en Cuba”.

Rasiel H. Portilla (Dj_Ra)

“El festival me sorprendió mucho, el público fue el más agradecido”.

Rafael Ryan Alfonso (Dj Ryan)

“El festival fue historia. Todos estamos contentísimos”.

Dionel Serrano (Diemen Duff)

“Me encantó, fue una manera de darle vida al trabajo de nosotros aquí”.

Alfredo Nieves

“Proelectrónica fue mi debut. La organización del evento fue una de las cosas que más disfruté”.

Dairon Cardona (Arquitecto vs Green-ch)

“Proelectrónica fue lo más grande, fue lo máximo…”


Enlaces relacionados:

PROELECTRÓNICA

PROELECTRÓNICA: ver y sentir la música

Productores, Dj´s y Vj´s opinan sobre Proelectrónica…

3, 2, 1… Beat!

Armar una caja de luz

Calle 11 No 257 entre J e I, Vedado, La Habana, Cuba
(537) 836-8176 / (537) 832-6613 ext:105
pmrecords@pablomilanesrecords.com
proposiciones@pablomilanesrecords.com
Anuncios

Silvio Rodríguez: No me he olvidado del joven que fui…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on junio 22, 2011 by el taburete

con dos que se quieran… tomado de Cubadebate.cu

Amaury. Muy buenas noches, estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ª Avenida y calle 32, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy, cerrando el primer ciclo del programa, un invitado especial, y especial para mí por varios motivos. Muchas veces se ha dicho que yo invito a mis amigos, bueno, ahora soy mucho más osado, ahora invité a un hermano, que en mi caso es mucho más que un amigo. Al trovador, Silvio Rodríguez.

Mi hermano, buenas noches.

Silvio. Buenas noches.

Amaury. Yo sé que en tu apretadísima agenda has hecho un esfuerzo grande por estar conmigo, lo sé, y, no nos hagamos sufrir. Tú me dijiste una vez algo que yo he utilizado mucho: “Estate atento a cómo te quieren y a cómo te tratan los hijos de tus amigos y así sabrás cuánto te quieren tus amigos”.

Silvio. Realmente es algo que aprendí sin darme cuenta, o sea, con el tiempo, con los años, de pronto me percaté de que los hijos de mis mejores amigos me trataban muy bien y me había pasado también, que los hijos de algunas personas que yo creí amigos, y después con el tiempo resulta que no lo han sido tanto, guardaban cierta distancia de mí y entonces fue una cosa que aprendí de la vida. Lo aprendí observando lo que me pasaba.

Amaury. ¿Tú eres una persona de muchos amigos o de buenos amigos, pocos?

Silvio. Yo he querido a mucha gente, realmente. No te sabría decir si todos han sido mis amigos o no. Pero he querido a mucha gente y lógicamente a través de los años, también hay muchas personas que se han mantenido, traspasando las eras.  Entonces esos son los grandes amigos, aquellos amigos de toda la vida, que se suele decir. Pero de pronto hay amigos de etapas de mi vida que pasaron, amigos que hice en el Ejército; amigos que hice cuando estaba con los pescadores en el Playa Girón y que son personas que conocí circunstancialmente, en quienes deposité realmente grandes sentimientos y de quienes tengo una memoria extraordinaria y los recuerdo con un afecto tremendo, aunque no se hayan mantenido como amigos de toda la vida.

Amaury. En el caso hipotético en que tú tuvieras que exigirle cosas a un amigo, ¿qué le exigirías? Lealtad, agradecimiento…

Silvio. Que me soportaran.

Amaury. ¿Que te soportaran, nada más que eso? (risas)

Silvio. Me parece que no hace falta más. (risas)

Amaury. Tampoco es tan complicado soportarte, Silvio. (risas)

Silvio. ¡Bueno, imagínate tú!

Amaury. Hay gente que piensa lo contrario.

Silvio. Sí, posiblemente. “Yo sé que hay gente que me quiere; yo sé que hay gente que no me quiere”.

Amaury. Cuando yo escucho tus canciones y no es un secreto que escucho mucho tus canciones, de toda la vida, siento que tus canciones están recorridas por un halo de tristeza. Incluso, las más optimistas, las más movidas, las que tienen los arreglos más vitales y la pregunta entonces sería (no me hables de la tristeza en tus canciones), sino ¿tú eres una persona triste?

Silvio. Hace poco una persona me dijo que yo era triste desde los tres meses de engendrado, que algo sucedió que me hizo triste. Yo creo que he sido triste y que he sido alegre. Es probable que sea maniaco-depresivo, para hablar un poco científicamente. Por suerte, mis fases maniacas suelen ser muy visibles, ¿no?, y las depresivas no tanto, porque me escondo. No me gusta que me vean triste ni nada de eso. Pero yo creo que todos pasamos un poco por las verdes y las maduras también, ¿no?.

Amaury. Pero te considerarías, por ejemplo…

Silvio. …¿Especialmente triste?

Amaury. Sí.

Silvio. No me parece. ¿A ti te parece?

Amaury. Hummm. A mí me parece. Me ha tocado muchas veces verte triste, solo, dentro de ti mismo.

Silvio. Puede ser. A veces también uno no sale de uno mismo porque no se anima mucho por lo que ve afuera. Es una ventaja también poder tener un mundo interno, Amaury; o sea, es una ventaja como podría decir otra ventaja: tener el hábito de la lectura. Eso es una forma también de introspección. Poderse sumergir, tener un mundo abstracto, poder acudir a pensamientos, a conjeturas.

Amaury. Claro, lo que puede ser muy peligroso y esto me ha pasado a mí, es que no encuentres la llave después para salir de esa introspección.

Silvio. Eso son los esquizofrénicos, Amaury.

Amaury. Exactamente. ¿Tú me estás diciendo esquizofrénico? (risas)

Silvio. No, no, no, (risas) espero que tú no me lo estés diciendo a mí. (risas)

Amaury. Ya empezamos, ya empezamos… (risas)

Silvio. …Pero esquizoide, a lo mejor, sí soy. (risas)

Amaury. Para muchos, y para mí, tú eres un fundador, sin embargo, tú te consideras un aprendiz.

Silvio. Es que la vida es una aprendizaje, todos los días uno aprende cosas. Muchas veces me di cuenta de que creyéndome que sabía, hacía “papelazos”. Entonces llegué a la conclusión de que mejor era no creerse que uno sabía tanto, porque en definitiva, la vida, las experiencias te demostraban que siempre había algo nuevo que aprender y entonces ya, me lo quité. Me lo quité y ya más nunca me creí que era el bárbaro en nada.

Amaury. Sí, pero yo sé, me pasa a mí y le pasa a muchos de tus amigos, nos ocurre que nosotros vamos a hablar contigo, a pedirte consejos sobre determinados temas: artísticos, políticos, familiares, y tú tienes siempre una respuesta importante para cada una de esas preguntas que muchas veces son arriesgadas, porque uno está hablando de su propia vida. Eso ¿qué te lo da?: ¿los años, el instinto?

Silvio. A lo mejor ustedes no notan que la mayoría de las veces, yo lo que estoy es dialogando con ustedes, o contigo, si es el caso, y que realmente no te estoy dando respuestas, sino que estoy tratando en la interlocución de encontrar algún tipo de respuesta, incluso para mí mismo. Sigue leyendo