la Sinfónica Nacional de Cuba en la Sala Covarrubias a la batuta del Mtro. Guido López-Gavilán…

Wolfang Amadeus Mozart (1756–1791)

Obertura de la ópera La Flauta Mágica, K. 620

En mayo de 1791, diez años después de su primer encuentro, Mozart y Emmanuel Schikaneder renovaron su amistad en Viena, donde Schikaneder administraba el Freihaus-Theater auf der Wieden. Al igual que Mozart, el empresario teatral afrontaba problemas financieros y le pidió al músico que colaborara en un nuevo proyecto que aprovecharía la predilección del público por el Zauberopern (óperas mágicas basadas en cuentos mitológicos). El libreto fue escrito por el propio Emmanuel Shikaneder, basado en el cuento Lulu, o la Flauta Mágica, de August Jakob Liebeskind. Mozart dudó al principio, pero en julio había completado el primero de los dos actos de la ópera. El 28 de septiembre, concluyó La marcha de los Sacerdotes del segundo acto y al día siguiente, justo a tiempo para el estreno, escribió la Obertura. El 30 de septiembre de 1791, pocas semanas antes de la muerte de Mozart, tuvo lugar su primera representación en el Freihaus-Theater. Schikaneder interpretó uno de los roles protagónicos: Papageno, el cazador de pájaros, y la cuñada de Mozart, Josepha Hofer, cantó el papel de la Reina de la Noche. Mozart, en el foso, dirigió desde el clavicordio. Cuando las luces se encendieron, el público –después de haber pedido que varias arias se repitieran– aplaudía frenético de pie. Tanto Mozart como Shikaneder eran masones y gran parte de los ideales de dicha sociedad secreta fueron claves para la construcción de la ópera, llena de imágenes de la masonería centradas principalmente en el número tres. La obertura se inicia con tres solemnes acordes (la única música que reaparecerá intacta en la ópera), imitando intencionalmente el ritmo que se utiliza para saludar a los nuevos miembros en una Logia Masónica. La obertura alcanza un perfecto equilibrio al mezclar drama con fantasía y anticiparse así al espíritu de la ópera.

Wolfang Amadeus Mozart (1756–1791)

Concierto No 3 para violín, en sol mayor, K. 216

Los cinco conciertos para violín de Mozart fueron compuestos todos en 1775. A los diecinueve años, el genio de Salzburgo era ya un músico veterano, con cinco años de experiencia como Konzertmeister al servicio del arzobispo de dicha ciudad, donde sus deberes no sólo incluían la interpretación, sino también la composición, la dirección orquestal desde el teclado y la actuación como solista en conciertos. Fue para desempeñar esta última función que escribió sus conciertos para violín. Con una agradable mezcla de los estilos italiano, francés y alemán, son un reflejo perfecto del período Rococó, una era matizada por la elegancia, la decoración ornamentada, y el lujo petulante. Concluido el 12 de septiembre de 1775, el Concierto No 3 comienza con una amplia introducción orquestal cuyo tema principal se embellece sutilmente con la primera entrada del solista. El primer movimiento (Allegro) se inicia con material de su ópera ligera El rey pastor, compuesta un año antes. Un vigoroso segundo tema conduce al desarrollo que, después de una extraordinaria serie de modulaciones, concluye evocando un recitativo operístico. El segundo movimiento (Andante), aunque breve en extensión, es una de las secciones lentas más exquisitas del compositor y deja espacio, al final para una cadenza del solista. El tercer movimiento (Rondeau: Allegro) es un brillante rondó cuyo tema principal, de cierto aire folclórico, se repite cinco veces. Próximo al final, irrumpe de manera sorpresiva un tema en tonalidad menor, cuyo majestuoso progreso amenaza conducir el movimiento a una pausa. Sin embargo, una melodía húngara, conocida como el Strasbourger, anima este episodio contrastante. El Concierto cierra con el tema del rondó.

Maurice Ravel (1875–1937)

Suite No 2 del ballet Dafnis y Cloe

En 1909, para cumplir un encargo del famoso empresario de los Ballets Rusos Sergei Diáguilev, Maurice Ravel comenzó a trabajar en una obra inspirada en Dafnis y Cloe. El libreto de Mijail Fokine está basado en la novela homónima de Longo, escrita en Grecia hacia el siglo II ó III d.C., que narra el idilio entre dos apasionados e ingenuos adolescentes, situados en un paisaje arcádico y pastoril. Ravel completó la partitura el 5 de abril de 1912 y el 8 de junio Pierre Monteux dirigió la premier del ballet en París, con Vaslav Nijinsky y Tamara Karsavina en los roles protagónicos. En 1911, Ravel preparó la Suite No 1 y dos años después, la Suite No 2. Refiriéndose a la obra, Ravel expresó: «Mi intención era crear un vasto fresco musical como homenaje a la Grecia de mis sueños, que tan bellamente representó la pintura francesa del siglo XVIII». A pesar de que el ballet consta de doce episodios repartidos en tres partes, la música compuesta por Ravel tiene una unidad tal que Pierre Monteux, el director de su estreno, la calificó de sinfonía coreográfica. Conferirle unidad sinfónica a una música para ballet trae algunos inconvenientes pues lograr una unidad puramente musical demanda una escritura compleja. Los músicos, que esperaban melodías acompañadas, se encontraron prácticamente con una sinfonía y los bailarines, a su vez, reclamaron que la música era muy difícil de bailar y que tenía tal protagonismo que ellos parecían estar de más. En parte, esto es cierto y por tanto, Dafnis y Cloe se suele interpretar en versión de concierto o en forma de (dos) suites orquestales.

ALFREDO MUÑOZ / Violinista

Se formó en el Conservatorio Orbón, la Escuela Nacional de Arte, el Conservatorio Amadeo Roldán y el Instituto Superior de Arte, con profesores como Guillermo Portela, Emilio Hospital y Radosvet Boyadjiev, quien fuera discípulo de Yampolski en el Conservatorio de Moscú. También recibió clases con Maia Gleizarova en la Escuela Media adjunta al Conservatorio Tchaikovski de Moscú.

Desde su debut como solista en 1966, ha tocado como solista con la gran mayoría de las orquestas sinfónicas y de cámara en Cuba, así como con la Filarmónica de Poznán y Lublin, Sinfónica de Moravia, Filarmónica de Bogotá, Sinfónica de Cali y Sinfónica Nacional de Ecuador. Ha participado en numerosos festivales, entre ellos, Interpodium (Bratislava); Berliner Festage y Haendel (Alemania); de Música Latinoamericana (Venezuela); de Música Sacra (Canadá); de Música Contemporánea (Cuba); Música 85 (Holanda); Fiestas de Música de Cámara (Bulgaria); Cervantino, Fórum Música Nueva y Miguel Bernal (México), así como se ha presentado en importantes de Europa y América Latina.

En 1977, obtuvo el Primer Premio del Concurso de Violín LXX Aniversario de la Revolución de Octubre; en 1982, el Primer Premio del Concurso UNEAC de Música de Cámara; y en 1983, el Premio Nacional de Música José Ardévol.

Por muchos años integró la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba. En 1978 fundó el Trío White, y paralelamente, desde 1980 creó el Dúo Promúsica junto a la pianista María Victoria del Collado, emblemática agrupación catalogada por el maestro Leo Brouwer como “eje y bisagra de la camerística en Cuba”.

Su discografía comprende más de 15 títulos, entre los que destacan Contemporáneos III, con el Concierto para violín de Leo Brouwer (EGREM); Trío White Vol. I y II (EGREM); Miradas Furtivas-Dúo Promúsica (Unicornio); Leyendas-Dúo Promúsica, obras inéditas de Alejandro García Caturla (Colibrí), fonograma que obtuvo el Premio Especial Cubadisco 2007; Misa Cubana, de José María Vitier (Unicornio), y Salmo de las Américas, de José María Vitier (Unicornio).

Ha desarrollado una intensa labor pedagógica, contando con alumnos premiados en concursos nacionales e internacionales. Es Profesor Titular y Jefe del Departamento de Cuerdas del Instituto Superior de Arte y ha sido jurado de numerosos concursos. Desde 2004 es Director del Centro Nacional de Música de Concierto.

Ha sido acreedor de la Orden al Mérito por la Cultura de Polonia, Medalla Raúl Gómez García, Distinción por la Cultura Nacional, Distinción José Tey, Medalla Alejo Carpentier, Distinción por la Educación Cubana y Medalla Conmemorativa 50 Aniversario de la fundación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba.

GUIDO LÓPEZ-GAVILÁN / Director

Graduado de Dirección Coral en el Conservatorio Amadeo Roldán en 1966 y de Dirección Orquestal en el Conservatorio Chaikovsky de Moscú en 1973.

Ha ofrecido exitosos conciertos en prestigiosas salas de Europa y América

Como compositor ha recibido primeros premios en los más importantes concursos celebrados en Cuba. Sus obras son interpretadas por orquestas sinfónicas, coros y conjuntos de cámara de muy diversos países de Europa, América y Asia.

Entre los eventos mas relevantes en que ha participado figuran el New Music Festival de la Orquesta Sinfónica de Winnipeg, Canadá, el Festival Sonido de las Américas  que tuvo como sede el Carnegie Hall, Juliard School y otras importantes instituciones de New York, el Festival Iberoamericano de Música Contemporánea (España), la Tribuna de Música Latinoamericana y del Caribe (Argentina), el Festival Franco Donatoni (México), y los Foros de Compositores del Caribe, realizados en Venezuela y Guatemala.

Fue ganador del Audience Prize 2006 en el New Music Festival organizado por la Orquesta Sinfónica de Winnipeg, y ha sido designado como Huésped Distinguido de la Universidad de Alberta, Edmonton, Canadá.

Ha dirigido todas las orquestas sinfónicas cubanas, desempeñándose varios años como Titular de la Orquesta Sinfónica de Matanzas. Ha sido notable su labor en el desarrollo sinfónico juvenil, destacándose su desempeño al frente de la Orquesta de Cámara “Música Eterna”. Es Profesor Titular del Instituto Superior de Arte. Ha recibido numerosas condecoraciones entre las que figuran la Medalla Alejo Carpentier, la Distinción por la Cultura Nacional y el Premio de Reconocimiento que otorga la UNEAC a la labor creadora de por vida.

Es poseedor de la medalla UNESCO “Valparaíso Patrimonio Cultural de la Humanidad”, que otorga la Alcaldía de esa ciudad chilena y es Miembro Fundador del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música de Arte desde su fundación. Es miembro fundador y primer presidente de la Asociación Nacional de Compositores de Cuba, así como gestor y director ejecutivo del Foro de compositores del Caribe.

Actualmente Preside el Comité Organizador del Festival de Música Contemporánea de La Habana y es Presidente de la Asociación de Músicos de la UNEAC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: