próximamente en el taburete…


Holguinero de pura cepa aunque ahora  sienta el sabor salado de nuestra hermosa Habana en el Reparto Guiteras del municipio Habana del Este . La primera vez que coincidimos  entre colegas y guitarras, en una de esas aceras donde nos sentamos  a descargar casi estuvimos a punto de estallar dialecticamente entre demasiado alboroto que despertaban sus canciones. Después, historias entre mesas de la Utopía y más tarde aquel programa de radio donde por enredos de una canción estuvimos a punto de colgarnos la soga al cuello entre acertijos y palabrejas dentro de una estrofa…


Su nombre Oscar Eduardo Sánchez Tamayo, aunque con Oscar Sánchez nos basta para saber quien porta la guitarra y el talento; Instructor de Arte devenido en artista plástico y más tarde en cantautor, se ha convertido de a poco en uno de los creadores jóvenes más talentosos de nuestra canción contemporánea.


Liliana Héctor, a quien dedicamos este 2012 en el Taburete,  lo definía en alguna ocasión como “extraordinario” y aseguraba que su talento es auténtico. Nosotros lo ponemos a consideración de todos y podemos asegurar que el muchacho dará de que hablar en nuestra música.

Arrecife de los pobres

                                                                                                                  Oscar Sánchez

Era yo, junto al mar, arrecife de los pobres,
donde van a llorar todo su dolor los hombres,
eras tú ese sol que pegaba todo el día,
un precioso atardecer y más lindo amanecías.
Porque siempre ves así,
con esos ojitos nobles
y eres tan dulce y sutil ignorándome de golpe,
y ya ves corazón me tienes embelesado
no me pierdo por las calles
porque tengo amigos a mi lado,
sin sus manos no soy.
Era yo el tribal canto de generaciones,
eras tú rebelión consumiéndote en tus dones,
a esa triste soledad que te va palideciendo,
le puedo poner matices de azul prusia en el viento.
En tu sangre la semblanza y la fuerza de dos pueblos,
se que quieres navegar y yo te quiero en mi lecho,
esa es contradicción que nos tiene un poco lejos
y también a lo mejor que tu no me quieres dentro,
no me quieres dentro de ti..
Quien procure tu calor,
el tormento de tu mar,
tiene que saber correr y también parar.
Ver en ti la paz,
del mundo de ayer y regarte para que puedas florecer
no te quiero ver llorar por lo que no pudo ser.
Eso pronto pasará y vuelves a caer.
Puede que te alejes hoy
Que ya no te vuelva a ver
Siempre quedará mi amor
Donde quiera que tú estés…Era yo, junto al mar, arrecife de los pobres,
donde van a llorar todo su dolor los hombres,
eras tú ese sol que pegaba todo el día,
un precioso atardecer y más lindo amanecías.

Rutina Proletaria

                                                                                                                            Oscar Sánchez


El claxon traga el silencio mañanero lo escupe en forma de gas,
el sol alumbra la pared desnuda en el ladrillo la gente a trabajar.

Enciende el radio receptor el vecino tic tac, tic tac,
la parada hasta el tope,
ómnibus ausente,
paciencia no queda ya.

La mujer del semáforo tiene opciones, yo,
la guagua, mis piernas no más,
el segundero avanza el sudor se cuaja de tanto esperar,
y la ciudad con cara de insecto espirando CO,
y electricidad  nada va en línea recta,
la dialéctica se atropella.

Pero quiero mi casa libre de triste verdad,
latente rutina proletaria minimal.
Pero quiero mi casa libre de triste verdad,
latente rutina proletaria minimal.

La mujer del semáforo tiene opciones, yo,
la guagua mis piernas no más,
el segundero avanza el sudor se cuaja de tanto esperar,
y la ciudad con cara de insecto espirando CO,
y electricidad  nada va en línea recta,
la dialéctica se atropella.

Pero quiero mi casa libre de triste verdad,
latente rutina proletaria minimal.
Pero quiero mi casa libre de triste verdad,
latente rutina proletaria minimal.

El claxon traga el silencio mañanero lo escupe en forma de gas,
el sol alumbra la pared desnuda en el ladrillo la gente a trabajar.

Enciende el radio receptor el vecino tic tac, tic tac,
la parada hasta el tope,
ómnibus ausente paciencia no queda ya.

Mucha
paciencia no queda ya,
mucha
paciencia no queda ya.

Anuncios

Una respuesta to “próximamente en el taburete…”

  1. Tio Stiopa Says:

    Ese es nuestro Oscarito !!!

    Una maravilla de la cultura cubana. Quien no lo conoce jamas se imaginaria que cuando sube al escenario se olvida del mundo y se transforma en un performer inigualablemente impredecible cuyo show siempre revienta de aplausos cualquier lugar donde se presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: