camino cubano para Federico Pecchia…

Lo primero, por supuesto, es alegrarse/alegrarnos ante la noticia de que el joven guitarrista, compositor y trovador argentino Federico Pecchia estará nuevamente con nosotros este mes de mayo, dentro del programa del Festival Cubadisco 2012, aquí en la isla de las mil cuerdas.

Federico inició su camino cubano en Santiago donde se desarrollaron las actividades principales del Cubadisco el pasado año 2011, y lo continuó después, para nuestra alegría, en Santa Clara y La Habana, compartiendo los escenarios con el trío Alter Ego y trovadoras y trovadores –sus hermanos de oficio.

Una crónica santaclareña comentaba a propósito de aquel momento en el camino cubano del joven artista argentino: “A sus 26 años, Federico Pecchia muestra un virtuosismo propio de un artista de vasta experiencia. A los 12 comenzó a andar por los caminos de la música y desde los 19 estudia guitarra clásica en el Conservatorio Juan José Castro de Buenos Aires”. Y terminaba dando espacio a la voz del guitarrista: «Siempre sentí curiosidad por la sociedad y la cultura de Cuba. Conocer a su gente, la manera de pensar, de vivir. También, de alguna manera, seguir los pasos del Che por la Isla. Aquí en Santa Clara, tomé conciencia sobre lo que hizo en su condición de militante, de persona convencida de una idea, y profundamente antiimperialista».

En La Habana continuó Federico su camino cubano con presentaciones en este mismo patio de Muralla que ahora lo recibe con un abrazo, invitado al concierto del trovador Michel Portela, y también en las peñas de La utopía y Tres tazas y en los espacios de la Casa de las Américas y de la Casa del Alba Cultural, donde realizó un concierto en el marco de los eventos organizados por la Embajada de la República Argentina en Cuba para celebrar la fecha del 25 de mayo y cerrar las actividades del año del bicentenario de la independencia argentina.

Ahora, este sábado 19 de mayo de 2012, Federico Pecchia continúa, ensancha, multiplica su camino cubano con este concierto A guitarra limpia que ha titulado De acordes y flores, “basado en
géneros del cancionero popular (tangos, chacareras, zambas) junto a las influencias de otros géneros de Latinoamérica y de Occidente”. Son, según nos dice Federico, “composiciones propias que describen el momento social y la realidad de la región”.

“Será un encuentro entre cuerdas y susurros”, nos adelantó Federico en un mensaje electrónico: “un momento que se comparte, y es precisamente en ese compartir donde surge lo inexplicable…”

Lo inexplicable, lo sorprendente, lo hermoso para nosotros en el Centro Pablo, ya al borde de estos

acordes y flores, es la magia terrenal que acompaña ese camino cubano de Federico Pecchia, donde se entrecruzan y florecen muchas de las vocaciones que han impulsado, a guitarra limpia, nuestras mejores utopías: el apoyo a los jóvenes creadores de diversos oficios y lenguajes, la integración de culturas y de sueños con nuestros hermanos americanos, el necesario ejercicio del riesgo, la imprescindible fe en la justicia y en la belleza…

Vengan entonces esos acordes y esas flores en esta isla de las mil cuerdas mientras crece el camino cubano de Federico Pecchia.

                                                                                   Víctor Casaus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: