mercaderes huérfanos…

por Rafael G. Escalona, cocinado en su Microwave. Foto Gillen

Diez de la noche. Esquina de Prado y Neptuno. Día de las madres. La Habana, con el encanto de las verdaderas ciudades, es a esa hora un hervidero de paseantes, turistas, borrachos, aburridos y gente que se le hizo demasiado tarde. La esquina por la que se paseaba hace cincuenta años una engañadora ahora es un punto de taxis con destino al Vedado y un poco más allá.

Un joven y su madre se acercan desde el Capitolio. Sus caras satisfechas reflejan un domingo agradable de buena comida y mejor compañía. Se suman al tumulto que espera ansioso un carro en funciones de taxi. Cuando finalmente aparece alguno se materializan, de la nada, cuatro hombres voceando a todo tren.

“¡Arriba hasta el Coppelia, a veinte pesos!” El joven los mira con cara interrogante, piensa que escuchó mal. “¡Vamos, a veinte pesos hasta el Coppelia!” repiten para sacarlo de dudas.

“¿Están locos? Eso es un abuso” comenta molesta una señora. “Eso es un descaro de ellos, losboteros* no están cobrando más”….  sigue leyendo>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: