un cadáver exquisito…

CADAVERdía 14

El asesino no siempre ha sido el mayordomo,
la quinta esencia de la música,
ingrávida crisálida, mariposa de trémulo aleteo
como merengue en las mañanitas siberianas…

Tuvimos sexo en un segundo. (Una vez tuve alas y nadie me vio).
El arsénico ha dejado de ser un aperitivo de moda,
con su desvencijada armadura de caballero andante.
¡Qué daño nos ha hecho la postmodernidad !

Y esa lluvia torpe que borró nuestros pasos…

día 17

Los filosos tenedores apuntan a la señora gorda ama de llaves:
ser o tener; ese parece ser el dilema.

Solo los niños tienen refugio,

no saben que hoy un acto de amor se convierte en fertilizante químico,

como un viejo que posa para un lente que nunca llega,
como un felino salvaje oteando un espejismo por encima de la yerba.

Mañana, sálvame de mí misma, hoy déjame caer por última vez…
porque el sur me devuelve a mí mismo y
Sueño tu sueño en el mío:
un cuerpo desnudo como una clase de geografía…

Solos, cuarenta y tres minutos en la misma habitación sin decir una palabra.
Como un camello pasando a hurtadillas por el ojo de una aguja,
tendrás que trazar, una vez más, el camino que juntos seguiremos.

Jaque mate: escalera de color.

día 19

El mayordomo es una creación del subconsciente colectivizado.
Un paso, dos y tres más, un último suspiro antes de saltar al vacío
para tratar de escapar de un útero que se seca…

El arma homicida no pudo ser otra que una cuerda de mi violín
(sabemos que la nostalgia es una droga blanda).
Cuando vengas a buscarme aleja todas las voces del mundo:
“multiplicar los panes y los pezones”.
La señora gorda ama de llaves, demostró que jamás había
visto un violín…
Quiero seguir soñando con ovejas mecánicas… mas sonará el teléfono una vez más, y una vez más pensarás que todo fue en vano,
y todo por un mendrugo de pan…
Como una madre regresando sola de los tiempos venideros
quiero perderme en la inmensidad del mar.
Sonará el teléfono por última vez, por favor, no contestes

día 24

La humanidad está a oscuras:
llegaré al puente de cualquier manera, tiene que ser,
petrificar es de sabios y los atardeceres son apacibles aquí…

Tu silencio es todo lo que me queda
(aquel alemán no dejó escapar al viento su juego de cartas ni
tu cama, acogedora como la tumba número 12….)

Recorrer el camino una y otra vez hasta dar con el 7 de picas, sin
burócratas de bajo consumo, ni masticadores de literatura circular.

El mayordomo no tiene mangas, ni barajas ocultas,
el mayordomo es un corazón que palpita detrás de una puerta cerrada…

Correrás a mí y no tendré palabras
me lanzo al vacío, y espero que el vacío sepa corresponderme…
Volver a empezar….

día 27
Antes de cruzar esa puerta para siempre pensó en el cuchillo enterrado,

el Cielo está abohardillado…
Tendría algo más que keratina en su cabeza de no ser porque no veía nada malo en ello:
una senda que me adentra en la espesura de tu selva.

El farol chirriaba una luz que incitaba a todo…
Como el rocío que se resiste a evaporarse,
los dinosaurios se extinguieron un 26 de diciembre.
Fui una veleta girando contra el viento:
los romanos dominaron 5 segundos, me pareció suficiente, aunque el Tiempo es un concepto sobrevalorado.

Abrirás lo ojos y tendrás miedo, no te culpo;
un perfume de aromas elementales:
El vacío soy yo, y estaré aquí cuando caigas…

día 1

Es hora de sincronizar nuestros pequeños relojes de arena.
La verdad: un dolor de muelas, una aspirina, más preguntas…
Todo lo que percibimos como real, es la realidad de los demás.
Saldrás a buscar la infinita canción: ella, escurridiza, huirá siempre de ti,
(Por la Paz, una Ave Maria de 9 mm)
como las letras que escribo sabiendo que las escribo en vano…

Nos besamos bajo el agua como criaturas submarinas ajenas al mundo
exterior, entonces
me vi llegando tarde a todo; habían decidido ya por mí.

Somos náufragos en distintas balsas a la deriva:
un violín sin cuerdas, un cuchillo, arsénico, un mayordomo inocente…
Cuando miro a los ojos de mi hijo lo comprendo todo;
juego macabro, piezas de un rompecabezas que siempre estará
incompleto. Pensamientos poéticos patéticos vestidos de filosofía
bourbon postmoderna.

Aquel rinoceronte violeta se cruzó en mi camino y tuve mi primera respuesta.

fin del cadáver#1

B. Álvarez / G. Ureta

Cadáver exquisito es un juego por medio del cual se ensamblan
colectivamente un conjunto de palabras o imágenes; el resultado es
conocido como un cadáver exquisito o cadavre exquis en francés. Es una
técnica usada por los surrealistas en 1925, y se basa en un viejo
juego de mesa llamado “consecuencias” en el cual los jugadores
escribían por turno en una hoja de papel, la doblaban para cubrir
parte de la escritura, y después la pasaban al siguiente jugador para
otra colaboración.
El nombre se deriva de una frase que surgió cuando fue jugado por
primera vez en francés: « Le cadavre – exquis – boira – le vin –
nouveau » (El cadáver exquisito beberá el vino nuevo). En resumidas
cuentas se combinan cosas de una idea agregando elementos que pueden o
no pertenecer a la realidad. Los teóricos y asiduos al juego (en un
principio, Robert Desnos, Paul Éluard, André Bretón y Tristan Tzara)
sostenían que la creación, en especial la poética, debe ser anónima y
grupal, intuitiva, espontánea, lúdica y en lo posible automática. De
hecho, muchos de estos ejercicios se llevaron a cabo bajo la
influencia de sustancias que inducían estados de semiinconsciencia o
durante experiencias hipnóticas.
Neruda y Lorca los llamaron poemas al alimón; Nicanor Parra y
Huidobro, quebrantahuesos (Junto a Parra, Enrique Lihn y Jodorowsky
hicieron una exposición denominada “el quebrantahuesos”).
Nicolas Calas –vanguardista suizo- sostenía que un cadáver exquisito
tiene la facultad de revelar la realidad inconsciente del grupo que lo
ha creado, en concreto los aspectos no verbalizados de la angustia y
el deseo de sus miembros, en relación con las dinámicas de
posicionamiento afectivo dentro del mismo. Ernst observó que el juego
funciona como un ‘barómetro’ de los contagios intelectuales dentro de
un círculo de creadores.
Decía Rulfo que no existen más que tres temas básicos: el amor, la
vida y la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: