Sobre utopías, partos famosos y otras incongruencias…

Sin título-1texto Patricia B. Alvarez | Imagen Gillen.

“La dominación no comienza por lo económico, sino por lo cultural”, leo a Pérez Esquivel en uno de los sitios más “seriecitos” de Cuba, uno que es capaz de alertarnos de esta manera y, a la vez, contarnos que el parto de Shakira fue asistido por el mismo doctor que atendió a la infanta no sé cuál,  y mencionar después reyes y otros personajes que no dejarán de sonarme a Medioevo.
He cerrado ya las palabras del Nobel y me quedo a solas en una pestaña con las noticias culturales: Di Caprio se aleja de la pantalla para tomarse un descanso, una película sobre Steve Jobs, el tradicional almuerzo de los nominados al Oscar transmitido en vivo en 225 países, Jennifer López cree que la violencia que se ve en las películas de Hollywood no tiene nada que ver con los tiroteos que se producen diariamente en Estados Unidos… A estas alturas compruebo que no estoy mirando la portada de Yahoo, no, sigo en el mismo sitio, el que publicó sobre Pérez Esquivel y la Conferencia por el Equilibrio del Mundo.
Tengo que volver entonces a esas palabras, las que cito al inicio, las leo una vez, y dos, y…. y siento que ellas me hacen un guiño, piden auxilio, y comprendo entonces que nos han dejado solas, sí, a esas palabras y a mí nos dejaron solas. Siento que todo el mundo se fue a algún tipo de fiesta, a ver el nacimiento de un bebé famoso o de una nueva era, no sé bien, lo cierto es que nadie nos avisó.
Aunque ahora que lo pienso mejor, reconozco que la situación, antes de eso, ya era bastante sospechosa. Quienes citaban a Martí y al Che, adoraban también en sus altares a San Iphone, y no podían permitirse pasar unos días sin tener –o peor aún, sin dar— noticias de Hollywood, había también quien se la pasaba en Facebook poniendo fotos del proceso evolutivo de sus músculos. Todo me olía a barniz, a nauseabundo barniz.
Constantemente escucho risas desde aquí, parece ser muy divertido el lugar ese al que marcharon todos, allí hablan altísimo y hablan de todo sin pudor ninguno, no distingo bien si se escupen o se besan. Lo único que tengo claro es que allí no dejan entrar a las utopías, todas vienen a este rincón, y ya yo no sé cómo acomodarlas a mi alrededor, se apretujan y no puedo con todas a la vez. Algunas han muerto porque eran demasiado pequeñas como para andar solas por el mundo. Solo espero que, cuando acabe esa fiesta (porque espero que acabe algún día), la gente no se olvide de que sus utopías están aquí y pasen a recogerlas, porque yo sola no puedo con tantas.
Y no sé bien por qué empecé a hablar de todo esto, si yo, cuando leí aquella frase de Pérez Esquivel, en lo primero que pensé fue en escribir sobre la segunda toma de la Habana por los ingleses (la del 2012, que, por lo visto, ocupa parte del 2013). Incluso hasta se me ocurrió un título: “La segunda toma de la Habana por los ingleses o ¿Qué diría Pepe Antonio?” Me había propuesto salir a la calle y contar cuanta bandera de Inglaterra se atravesara en mi camino, en la variante que fuera (carteras, zapatos, pantalones, cintos, camisetas, cortes de pelo y hasta uñas postizas…).  Quería ser objetiva, quería escribir un texto mordaz con datos concretos, testimonio gráfico y valoraciones propias sobre este fenómeno. Pero no pude. No pude porque este tema ya coquetea demasiado con mis emociones y no sé si aprenda algún día a manejar las emociones objetivamente. Cuando vi frente a mí la primera bandera que debía anotar para mi escrito (un parche a un costado de una minifalda; un remeneo imperial, conquistado), volví a sentirme sola.
“La dominación no comienza por lo económico, sino por lo cultural”, y yo a veces preferiría no ser consciente de ello.

Anuncios

2 comentarios to “Sobre utopías, partos famosos y otras incongruencias…”

  1. Patricia, ese texto sobre la segunda toma está flotando en la cabeza de muchos de nosotros. Y ojalá fuera solo la anglofilia; es también el montón de DVD’s con programaciones aberrantes, es la celabración de tanto exitoso de última hora; es como lo denominara en bromeando cuando conversaba con un amigo hace unos días, el imperio del yonki.
    Saludos
    R

  2. Lo más importante, aparte de la excelencia del texto, de la ideas brillantes, y del profundo análisis es que no es de un intelectual consagrado, es de una joven , muy joven muchacha que vive en Libertad. Marti decía “La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía” y eso es lo que Patricia, muchacha inteligente, sagaz, culta y talentosa… ha demostrado que es enteramente LIBRE. Ella ha enseñado al mundo con este artículo…que en la Cuba de hoy hay libertad y hay jóvenes que piensan a la altura de las mentes mas brillantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: