Archivo para febrero, 2014

Camino de Santiago…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on febrero 12, 2014 by el taburete

_DSC0143por Fidel Díaz…

Búscame donde sientas que está ardiendo,
donde se eternizan los recuerdos,
donde no me encuentres, donde estuve,
donde se olvidaron de quererte.
Citó Vicente, con voz desagarrada, tras el abrazo de los desolados; –lo dejó escrito todo, como para hoy–, musitó, y siguió con el texto:
Búscame donde la ilusión tuvo hijos,
sobrevolando un sueño que acuna el tiempo,
en la más melancólica melodía,
incinerando infiernos para tu vida.
Ya habrá tiempo de creer que se ha ido Santiago Feliú, todavía –y a pesar de enfrentarlo ahí, detenido–, solo lloramos como flotando en la incredulidad, ante una cruda noticia regada como pólvora desde la madrugada de este 12 de febrero. Llueven nuevamente sobre mí los versos de Miguel Hernández:
Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado,
y siento más tu muerte que mi vida…
Y me encuentro otra vez al hermano Abela, tras los mismos versos, en el mismo rincón, de cuando Bonachea; el mismo “no puede ser”; y es cierto que son seres que han dejado mucho, pero ¿cuánto tenían por darnos todavía? ¿Cuántas almas no han bebido sus lienzos y sus cantos, y acaso mueren en vida sin saber nada de ella?
Aunque la vida pase dura ahora por las venas,
y en el vacío del camino se nos vuelva piedra,
está tu flor bebiendo de mi vida y de mis manos,
está mi flor bebiendo de tu vida y de tus manos.
Porque cuando la edad nos llora y nos sentimos solos,
está el amor para los dos diciéndonos que falta.
Aunque esté todo tan terrible, yo te sigo amando:
sólo mirándote a los ojos reconozco el mundo.
Abrazos y lágrimas, intentando espantar el desconsuelo, cada cual trae consigo un momento especial muy guardado, Varela, Frank, pensando alguna forma de traerlo de nuevo, quizás, de la única manera que saben traer amores, dolores y fantasmas, cantando. ¿Tal vez si hacemos el concierto que tenía el sábado que viene? Gerardo cita otra canción, que debe ser uno de esos secretos de ellos; no la reconozco, pero decía lo que era trovar, o sea trasnochar desafiando ese tiempo, el que nos toca que nunca nos gusta, porque si no es por mañana, por ese poquito de luz para todos ¿para qué desempañarse cantando, mandando a la mierda tanta oportunidad no deseada?
Soy amigo, soy nadie, soy tuyo conmigo
soy una gozada en cuestión.
Soy el loco que se curó
de la cordura que se trae la vida
la que la sociedad obliga,
un camicace que se antisuicida
un partidario de crear a creer.
Podría ahora esbozar una mínima biografía del Santi, y hablar de aquellos 80 en que irrumpió con nuevos aires a la nueva trova, junto a Gerardo Alfonso, Carlos Varela, Frank Delgado, Donato Poveda, y otros, y otros y otros, que siguen dando canciones, desde edades diversas, casi siempre, como ellos, medios topos, pues ni los medios masivos, ni los medios ambientes parecen estar aptos para expandir la poesía.
Alguien me preguntaba ¿cómo salvar a la trova?… ¿salvarla de qué? Si hay alguien a salvo es la trova, sucediéndose, incorporando cada vez más canciones; los trovadores verdaderos, más vistos o más desdibujados en los medios, son felices, atrapan la esencia de la vida, la dicen alegre o desgarradamente, con la pasión a tope.
No es que quieras y no puedas,
el amor no esta de moda,
son ventanas que por dentro
se nos cierran sin remedio,
y nos devuelven ese tiempo
donde todo comenzaba,
y no existe más salida que llorar y sonreír,
para seguir intentando encontrar el porvenir.
No hay que salvar a los trovadores, mucho menos a la trova, hay que salvar al pueblo, a los pueblos, de vivir sin su trova, sin la poesía imprescindible para una existencia digna.
Y aquí esta el enamorado, con su luna entre los brazos, pidiéndole a la esperanza para todos, para todos. En otro momento quizás exista la necesidad de reseñar los años del Santi, sus discos,  hasta alguna que otra anécdota; ahora se trata de salir a buscarlo, de convocar a quienes aún no lo han descubierto, ahí donde único se la puede hallar.
Para suerte nuestra a los trovadores auténticos no hace falta describirlos, ni siquiera hurgar en su paso por la vida, pues lo más recóndito que se pueda llegar a saber de ellos ya lo dijeron, a voz en cuello, guitarra en mano, jugándoselo todo, como si nada, sin encontrar mérito en ello, sencillamente porque sí, porque no hay otra manera de vivir que desnudándose, que dándose plenos.
Divertidamente aburrido frente a mi televisorsón,
cuarentonamente buscando otra canción.
Soy perfecto, soy gago, soy zurdo, soy vago,
soy una porfía en razón,
soy la trova del rock and roll
Ahora escribo, tras las penas que venimos arrastrando durante el día; me asaltan anécdotas que ya con más respiro y alma en cuerpo habrá que contar; suena el teléfono, un joven trovador universitario, Javier San Juan, me llama, acaba de enterarse en la Universidad y no atina a nada; me dice que no puede seguir hablando, se despide, cuelga. No se cura el dolor, pero consuela, saber que ese muchacho irá directamente a su guitarra, descargará sus penas sobre ella, se irá encontrando en ese guitarreo del Santi hasta parar a él mismo.
Siento que tus destellos
ahogan mi brisa,
mi brisa que presiento inagotable,
azul infinita;
límpida brisa de lirismo inevitable,
soplo de sueños
que en mi verso se derraman.

Si de mi voz florece la canción
motivo de tu dar,
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un palpitar,
no me dejes ir.

TROVADASANTI

hasta siempre Santi…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , , on febrero 12, 2014 by el taburete

tomado de Segunda Cita, el Blog de Silvio Rodríguez…

Santy …

Suena el teléfono a las cuatro de la mañana y pienso que ojalá sea un equivocado. Desde una conciencia adormecida el instinto de conservación lanza ese pensamiento. Si esa llamada no es error ¿qué buena noticia te pueden dar a las cuatro de la mañana? El instinto no traiciona, no miente, viene de un lugar ignoto pero corta como navaja, porque cuando escucho Aurora y después “cuándo fue”, ya la cabeza está en Vicente, que está en Guatemala, en algún accidente de avión o carretera, en un atentado loco.
 
Pero no es avión ni carretera ni atentado ni Vicente. Es Santiago, el más joven, a quien hace una hora se lo llevó un infarto.
 
Ayer mismo borré la carpeta donde le puse una selección de fotos de su boda. ¿Por qué llevaba días pensando en él?Muchas malas palabras se me ocurren. Muchas. “Son tantas, que se atropellan”._DSC0100

Del sueño a la poesía….

Posted in el Taburete with tags , , , , on febrero 6, 2014 by el taburete

Subaaaaan !!! nos gritó Ernestico desde la ventana del chófer de una 69 la última ocasión en que nos vimos. Y aunque seguramente no llevábamos el mismo destino y sabíamos que el chofer y los pasajeros no deben conversar entre sí durante el trayecto, decidimos abordar la guagua y conversamos sobre aquellos tiempos, cuando de enanos jugábamos juntos en el equipo de pelota del Mella, y de las broncas de teníamos en ocasiones y de lo rápido que nos reconciliábamos jugando a las bolas como si nada hubiera pasado… Esperamos, para la próxima ocasión que nos veamos, nos lleve a su casa y nos cuente cómo fue la complicidad con el trovador errante que pintó un dibujo en la puerta del cuarto a sus sobrinas el pasado domingo 2 de Febrero… Sin duda, ese día pasó algo muy raro en Punta Brava.

dibujodesilvio

Concierto presentación del libro “Cualquier flor de la Trova Tradicional Cubana”…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on febrero 6, 2014 by el taburete
Un acontecimiento cultural de profundas dimensiones espirituales será, sin dudas, el concierto-presentación del libro “Cualquier flor de la trova tradicional cubana”, el sábado 15 de febrero, a las 5 de la tarde, en el Centro Hispanoamericano de Cultura (Malecón no.17 e/ Prado y Capdevila, La Habana).
El libro “Cualquier flor de la trova tradicional cubana” es una de esas joyitas para el alma que trae a esta Feria del Libro la Casa Editora Abril. Es una antología de 50 textos de páginas entrañables de la trova nuestra, que va desde mediados del siglo XIX, hasta los años 30 y 40 del siglo XX; nombres como Sindo Garay, Manuel Corona, Pépe Sánchez, Alberto Villalón, Miguel Matamoros, María Teresa Vera, Oscar Hernández, Rosendo Ruiz, y otros creadores que han dado esas canciones que, como toda obra auténtica de arte, vencen al tiempo, para convertirse en obra de ahora mismo.
El concierto presentación del libro será una gran trovada. Ya tenemos a una buena parte de los trovadores y cantores confirmados; nos quedan algunos aun, y podemos adelantar que será una gran fiesta de esa trova única, la de siempre. En el concierto estarán trovadores de varias generaciones, encabezados por esa gran voz de Cuba que es Adriano Rodríguez, con sus 90 años, o el dúo antológico de Voces del Caney. Entre los ya confirmados, o por reconfirmar o puntualizar, están Vicente Feliú, Gerardo Alfonso, Pepe Ordás, Augusto Blanca, William Vivanco, Osdalgia, Raúl Torres, Diego Gutiérrez, Adrián Berazain, Ray Fernández, Marta Campos, Yaima Orozco, Eduardo Sosa, dúo Jade, Diego Cano, Annie Garcés con José Manuel Ordás, Ihosvany Bernal, Pedrito Beritán, Heidi Igualada y Juan Carlos Pérez. En próxima nota precisaremos con nuevos cantores.
“Cualquier flor de la trova tradicional cubana” ya tuvo dos ediciones anteriores con grandes tiradas agotadas. Esta vez se trata de una nueva edición que incluye 50 textos con cifrados para guitarra hechos por el trovador, músico y estudioso de la trova cubana Pepe Ordás, breves reseñas biográficas de los autores y un pliego de fotos. Los compiladores del libro son Bladimir Zamora y Fidel Díaz, la editora Malvis Molina y los diseñadores Carlos David Fuentes, Karina Corbea y Ranfis Suárez. La realización estuvo a cargo de Enrique Hernández.
Piezas como “Longina”, “Juramento”, “Veinte años”, “Perla Marina”, “Lágrimas negras”, “La rosa roja”, “Ella y yo”, “La tarde”, “Cuatro palomas”, “Retorna”, “Tristezas”, “La bayamesa”, “Ojos malignos” y “Las amargas verdades” por mencionar algunas, son  de esas canciones que hemos cantado en fiestas y reuniones de amigos, o en la intimidad de un banco de un parque en una noche en que queremos decir  de la manera más lírica el amor que llevamos dentro, a un ser muy especial. Canciones que, vengan de la época que verngan, nos estremecen ahora mismo. —A pesar de esa cultura mediática globalizada que pretende sustituir el arte con una seudocultura despoetizada, apócrifa, sembrando con ella el concepto de que todo es una moda, por tanto solo vale consumir, comprar, el último producto, que te sirve para un tiempito y luego lo desechas; a pesar de la voracidad de ese mundo que pretende desalmarnos, la trova sigue marcando la vida, los sueños, los dolores y pasiones de nuestra gente, pues como dice Silvio:

Aunque las cosas cambien de color,

no importa pase el tiempo.
No importa la palabra que se diga para amar.
Pues, siempre que se cante con el corazón,
habrá un sentido atento para la emoción de ver
que la guitarra es la guitarra,
sin envejecer.

Concierto presentación del libro “Cualquier flor de la trova tradicional cubana”
Sábado 15 de febrero de 2014
5.00 pm
Centro Hispanoamericano de Cultura (Malecón no.17 e/ Prado y Capdevila, La Habana).

Si se calla el cantor, calla la vida…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on febrero 6, 2014 by el taburete
el Diablo Ilustrado:
Me acaban de enviar desde Buenos Aires un texto de Liliana Herrero, que, por la importancia que le encuentro, especialmente para los trovadores, músicos, cantores auténticos de la América Nuestra, quiero reproducir. Liliana Herrero es una de las más grandes voces de nuestro continente, voz que lleva en su canto los dolores y sueños de los pobres de la tierra. Como Mercedes Sosa, es cantora que lleva consigo la ternura, la inteligencia, y la fuerza volcánica de quienes tienen que vivir peleando contra un mundo injusto. 
Pobre del cantor de nuestros días, que no arriesgue sus cuerdas por no arriesgar su vida dijo en una canción Pablo Milanés, y estamos, los creadores del continente, en el deber de ser coherentes con el legado que hemos recibido de una tradición rebelde, poética, enamorada. 
Corren días donde el mercado consumista obra ferozmente sobre la humanidad despoetizándola, llevándola hacia los barrancos del egoísmo ciego, de la avaricia, de la seudovida descerebrada, con su ilusionismo, con su entretenimiento insustancial. Muchos cantores, caen también adormecidos, tentados,o dándose por vencidos ante tanta pirotecnia hueca, ante tanta cultura chatarra, desechable, que arrincona y extingue las culturas genuinas. Se alza la voz de Liliana Herrero, invito a leer su grito de indignación, su llamado a estrechar ideas, sueños.

Ver nota en http://www.pagina12.com.ar
Jueves, 6 de febrero de 2014

Girar el plato

Por Liliana Herrero 

Hay que refundar y hay que inventar. Hay que crear un nuevo horizonte musical, artístico y cultural en la Argentina. Si lo hacemos es porque somos capaces de pensarnos a nosotros mismos con toda la complejidad que eso supone. Muchos hemos estado hablando y hasta el hartazgo de Cosquín, tal vez más por lo que mostró este año y menos por lo que ha significado históricamente. Por eso me parece importante hablar de Cosquín. No están allí las formas renovadoras del folklore, tampoco están los modos más dignos y sobrios de la tradición, no hay una reflexión sobre su propia memoria y tampoco la hay sobre su alianza con los medios y el mercado. Si algo es, si algo se muestra allí, es un apresurado desfile de músicos que ni siquiera alcanzan a desarrollar una propuesta porque, como la misma televisión lo señala, el tiempo es tirano. Nunca hay tiempo. Sólo lo hay para las formas espectaculares, rápidas y, las más de las veces, pobres en su propuesta artística. Hay jerarquías, eso sí. Algunos tienen tiempo de probar sonido más o menos dignamente, otros absolutamente nada y salen al ruedo como pueden sabiendo que ni siquiera se escucharán entre sí. Es interesante aclarar que los que prueban sonido tampoco tienen la garantía de que luego, en el espectáculo mismo, sonarán bien. He tenido las dos experiencias. Ahí nadie garantiza nada y los muchachos que trabajan en la técnica del festival lo hacen a destajo desde muy temprano hasta muy tarde, hasta la madrugada.
La música que es una extraordinaria conversación y diálogo queda sometida a las reglas más encarceladoras: todo rápido, todo fuerte, cualquier arenga que a uno se le ocurra para captar en doce minutos o media hora, o una hora como mucho, lo que se pueda. Los músicos parecen pescadores de personas buscando aceptación y reconocimiento. El sonido es una competencia notable con todos los sonidos que desde las peñas o desde la parte de atrás del escenario se superponen con los del que está actuando. Esa superposición de ruidos lleva inevitablemente al grito. Pero no al grito abismal y fundante del que hablaba Leda Valladares, sino al grito que debe imponerse por encima de los otros sonidos. Por lo tanto, el sonido o lo que va a escucharse ya está trazado de antemano con notable prolijidad. El sonido ya prefigurado condiciona y encuadra previamente todo lo que va a pasar allí: así hay que cantar, así hay que tocar y son necesarios tales y cuales instrumentos. Si vas con una guitarra criolla sin enchufar, como hizo Juan Falú, bueno, es casi imposible que se escuche. Si vas a cantar una frase memorable de Jaime Dávalos –por ejemplo, en la zamba “La nostalgiosa”: “Quiero hundirme en esos ríos turbios donde el barro huele a temporal”–, poniendo el acento en la intencionalidad emotiva de esos versos, también estás listo.
Girar el plato, el escenario, es un recurso técnico que puede ser usado como elemento disciplinador, correctivo y sancionador por los organizadores de Cosquín. Es lo que hicieron con nosotros (Lilian Saba, Marcelo Chiodi y yo, invitados por Juan Falú) cuando aún nos faltaba por tocar el último tema. Nada más y nada menos que la “Vidala del nombrador”, de Eduardo Falú y Jaime Dávalos. Con apretar un botón electrónico, te sacan de la vista del público, si se hacen estas críticas que resguardan la dignidad musical de cualquier país.
Pero ojo, pues en Cosquín girar el plato puede transformarse en un alerta sobre la intromisión de tantos factores ajenos a la música, como influencias políticas y coacción del tiempo televisivo. Puede transformarse en un verdadero giro que nos conduzca a rediscutir el folklore argentino y su organización como espectáculo popular, y la creación de públicos que no sean cada vez más obligados a estereotipar el gusto. Tal vez sea mejor decirlo con el gran poeta catamarqueño Luis Franco: “Aquí estoy con el espanto y el encanto del que siente abrírsele un sentido nuevo”. Pero ese sentido nuevo sólo aparecerá como un horizonte para nuestras vidas y para este país cuando la política que festejamos en tantos planos no se acoja a los mismos criterios con los que se hacen estos espectáculos. Quiero para la música un acorde bien tocado, quiero para la política un pensamiento para la cultura, un horizonte armónico que sea homologable a las formas más avanzadas de justicia, como muchas de las acciones que este gobierno ha realizado. Quiero festivales y conciertos que incluyan a todos los que venimos haciendo de la música nuestras formas de vivir en las mismas condiciones, con los mismos derechos, con las mismas posibilidades, y no con la lógica de las jerarquías del mercado y de los medios que declaramos combatir.
Tengo una certeza. Si cuando fuimos invitados por Juan Falú a homenajear a Eduardo Falú hubiéramos subido con un cartel atrás que reivindicara cualquier tema de las discusiones pendientes más notorias, nadie nos hubiera sacado de escena. Bastó que nosotros criticáramos a la organización del festival para que esa rueda mágica expulsiva comenzara a girar con locutores diciendo que ellos habían sido víctimas de censura treinta años atrás en el mismo momento en el que nos deslizaban hacia el lado oscuro del escenario en este presente concreto.
Esto me lleva a pensar también que estos festivales son capaces y están preparados eficazmente para soportar cualquier crítica; llámese Monsanto, Famatina, Qom o lo que fuera. Cuestiones en las que estoy de acuerdo en intervenir, reivindicaciones que de hecho he apoyado. Pero eso, diría que hasta es elegante para ellos y demuestra qué democráticos son. Todo estará bien si lo que se dice o se manifiesta no incluye ninguna crítica a las condiciones de producción del festival. Pensemos pues en esto. La democracia debe demostrarse también en las formas de organización de un evento, como en este caso, el de Cosquín, que es portador notorio de memorias, que tiene la obligación de preservar, no de retirarlas bruscamente con un giro de escenario o un apagón de luces.
Girar el plato es sacarte de escena, pero también extremar el giro permite volver a aparecer.
¿No será que ha llegado definitivamente la hora de inventar innumerables encuentros de músicos que estemos dispuestos a pensar y diseñar un escenario en el cual ningún plato gire, en donde no concedamos alegremente a las lógicas mediáticas y mercantiles, en donde no haya presiones provenientes de las formas de la política más oscuras? Quiero decir que si pudiéramos alejarnos de los estilos del clientelismo y los compromisos comerciales, podríamos comenzar a pensar en serio en los grandes músicos y poetas de este país. Y entonces sí seremos felices huéspedes de una memoria que late en este presente con vigor y sonoridades nuevas, sea el género musical que fuere.

Silvio en Punta Brava: Una pequeña luz para soñar…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on febrero 4, 2014 by el taburete

1653467_694652237223259_1453515171_nelTaburete. La Habana./ foto Soca

Silvio en Punta Brava era un sueño que, de tan viejo, apenas recordábamos. Y de repente, como si no bastara con traernos sus canciones a la puerta de la casa, nos regaló por unas horas la Punta Brava que hemos soñado siempre. La que vimos el domingo no era la harto conocida por nosotros: aquella donde parecía que habían ido a parar, como funcionarios de cultura, todos “los perseguidores de cualquier nacimiento”, sino otra completamente distinta, que nos hacía guiños y nos convidaba otra vez a la utopía, a saltar al vacío y a soñar una vez más.

El trovador llegó a nuestro pueblo ( ya es de todos nosotros ) dispuesto a la aventura que implica cada concierto en un barrio. Allí lo esperaban las historias personales que entretejen lo real maravilloso; porque lo de Punta Brava es, no lo dude nadie, realismo mágico. Y todo el mundo te ofrece su casa para siempre, se cuela café para cualquiera que pase y los cumpleaños se celebran con desconocidos. Fue quizás cautivado por esa misma magia que Silvio invitó a un señor del público a que subiera al escenario a cantar con él “Ojalá”; y si alucinante es eso, lo es todavía más el hecho de que entre tantas personas a las que le ha cantado en estos 54 conciertos por los barrios, viniera a escoger a alguien a quien ya le había cantado en el Combinado del Este -como parte de su gira por las prisiones- el día antes de que fuera puesto en libertad. Eso fue lo que nos contó aquel hombre cuando tuvo el micrófono delante, al lado de Silvio… Y quién sabe si, después del pasado domingo, no sea otro poco más libre.

Para que esto fuera una crónica del concierto deberíamos en algún momento hacer referencia a lo increíblemente bien que suena la Tetralogía, o a esa infinita capacidad que tiene “Te doy una canción” para estremecernos, o al momento en que Silvio tomó su cámara y pidió que sonriéramos para llevarse así algo más de Punta Brava.  Pero de eso no podemos hablar aún, o tal vez es que no queremos, porque nos hemos empecinado en definir esta amalgama de emociones que nos ha dejado. Una cosa queda clara: allí donde un día nos sentimos vencidos, Silvio encendió el domingo una pequeña luz para soñar.

Fábrica de Arte Cubano inaugura sede en febrero…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on febrero 3, 2014 by el taburete

fac2La Fábrica de Arte Cubano (F.A.C.), proyecto integrador de las manifestaciones artísticas contemporáneas de la Isla, inaugurará su sede oficial (sita en Calle 26 Esquina a Calle 13, en el Vedado habanero) el próximo jueves 13 de febrero con un concierto de su creador, X Alfonso.

Con una programación variada en contenidos culturales, la semana de la inauguración también propone presentaciones de los trovadores Silvio Rodríguez y Santiago Feliú el vienes 14 y sábado 15, respectivamente.

Siempre de 6:00 p.m. a 6:00 a.m. (y con un precio de 50 CUP), los organizadores de la F.A.C. tienen proyectado comenzar con dos conciertos por semana (los viernes y sábados) hasta ir aumentando a cuatro (de jueves a domingo), en la medida en que se desarrolle la Fábrica. Cada uno de estos días se podrá disfrutar de una muestra variada de obras de artistas plásticos, proyecciones de cortos y documentales y de una pasarela de moda alternativa.

fac1

La nueva sede de la F.A.C. cuenta en sus instalaciones con áreas de servicio, patio exterior, salas multifuncionales, galerías, camerinos, estudios de ensayo, grabación y filmación, salas de edición e informática y tiendas de arte.

Ideado por el artista X Alfonso, la Fábrica de Arte Cubano es un proyecto que impulsa una labor de rescate, apoyo y promoción de las obras de creadores nacionales de distintas manifestaciones del arte como cine, música, danza, teatro, artes plásticas, literatura, fotografía, moda, diseño gráfico y arquitectura.

Asimismo, dentro de los objetivos de la F.A.C. está el fomento de una labor artística comunitaria e integradora de los niños y jóvenes del barrio de “El Fanguito”, donde se ubica la actual sede del proyecto.

La edificación que inaugura la F.A.C. como su sede oficial fue la antigua Compañía de Electricidad de La Habana, que funcionó desde 1910 hasta 1930 para luego convertirse en la fábrica de aceite El Cocinerito y más tarde ser un almacén de pesca.

tomado de Cubarte.

7 y 8 de Febrero: Habana World Music

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on febrero 3, 2014 by el taburete

1525220_1453259028221308_97030289_n

Silvio en Punta Brava… por Iván Soca

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , on febrero 3, 2014 by el taburete

silviopunta

galeriaivan

Silvio Rodriguez en Punta Brava convirtiendo en milagro el barro…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on febrero 3, 2014 by el taburete

Difícil es hablar del concierto que ofreció hoy en la tarde noche en Punta Brava, Silvio Rodríguez en su “gira interminable” como se ha dado llamar cando estuvo permeada de una hermosa poética en todos los sentidos.
Los invitados de lujo, Corina Mestre y Agusto Blanca fueron bien recibidos; por casi una hora cantaron y dialogaron con el público y aunque muchos nos quedamos esperando “El tercer deseo” se despidieron entre adioses y aplausos para dar paso a…sencillamente Silvio.
La mejor presentación fue la música, comenzaron los acordes de su guitarra, acompañados de eso músicos que tocaron como si estuvieran en la mejor sala de concierto, y como si su público fuera el más selecto del mundo.
Los puntabravences se mostraron respetuosos, escucharon las canciones que no conocían, aplaudieron con amor y cantaron como se canta en los conciertos de Silvio, junto a él.
El público como siempre gritaba: Ojalá, La era, El mayor… y no faltaron, como no faltó, La maza, Te doy una canción, quien fuera , óleo de mujer con sombrero…imposible recordarlas todas cuan aún no nos hemos desintoxicado de la emoción.
En los finales o justo cuando cantaba ojalá, Silvio sonríe y le dice a alguien del público que lo va invitar a cantar con él, sube junto a Silvio un señor que habla por el micrófono, con mucho valor y sentimiento dice algo como: “Hay palabras que duelen decirlas, pero cuando este señor cantó en el combinado, al otro día yo Salí en libertad”. Esto colmó la expectativa, se aplaudió a ambos, todos se conmovieron con la confesión de un hombre sencillo y a la sorpresa del trovador. Luego los vimos conversando
A los niños les fue dedicado el último tema “El reparador de sueños” y a los que pedíamos otra, nos regaló un estreno.
Por supuesto que debía terminar en algún momento el concierto, aunque no quisiéramos, porque debió ser interminable, pero su despedida fue como nunca: ¡sonrían! Pidió al público, disparó con su cámara y luego dijo: “quedaron bonitos”
Los comentarios de los satisfechos y agradecidos giraban en torna a: Al fin pasa algo bueno en Punta Brava, se dignaron a traer a Silvio, pero a Silvio no lo traen, viene por sí solo, y sabemos que faltan muchos barrios por donde él quiere pasar, ojalá que se le olvide que ya pasó por aquí y vuelva otra vez a regalarnos con sus músicos otro concierto, porque Silvio es de todos y parar todos, ¡hasta de otra galaxia!
ROSA RODRÍGUEZ CUBELA.(puntabravense)


GEDC4142

GEDC4147

GEDC4151

DSCN9525

DSCN9524

DSCN9497

DSCN9514

DSCN9516

DSCN9471

DSCN9473

DSCN9474

todo preparado en Punta Brava para recibir a Silvio y sus invitados…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on febrero 2, 2014 by el taburete

GEDC4152

GEDC4124

GEDC4130

GEDC4140

GEDC4142

GEDC4147

DSCN9455

DSCN9457 (1)

DSCN9459 (1)

DSCN9454