Archivo para junio, 2014

adelanto… Festival Leo Brouwer de Música de Cámara.

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on junio 23, 2014 by el taburete

320B4D11-FDA4-4CBF-945B-784EEC9F4656

programa cultural: Del 23 al 29 de junio en el Centro Histórico de La Habana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on junio 23, 2014 by el taburete

Del 23 al 29 de junio-1 Del 23 al 29 de junio-5 Del 23 al 29 de junio-4 Del 23 al 29 de junio-3 Del 23 al 29 de junio-2

programa cultural: Del 23 al 29 de junio en el Centro Histórico de La Habana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on junio 23, 2014 by el taburete

pincha sobre las imagenes para ampliar…

Del 23 al 29 de junio-1

Cómo lo vemos a Usted (y cómo nos ven), en Retratos…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on junio 22, 2014 by el taburete

Los días 10, 11 y 12 de julio de 11 am a 3 pm la Plaza Vieja será sede del proyecto Fotográfico de Retratos Cómo lo vemos a Usted (y cómo nos ven), coordinado por la Fototeca de Cuba y el proyecto cultural CubaFoto. En un estudio al aire libre en el portal de la Fototeca de Cuba en la Plaza Vieja, serán ubicados dos telones de fondo blanco equipados con dos cámaras idénticas, lentes e iluminación. El público en general será invitado a fotografiarse durante 30 segundos con cada uno de los fotógrafos: el americano Jeffrey Cardenas y la joven cubana Yanela Piñero Gutiérrez. El proyecto culminará con dos exposiciones una en La Habana y otra en Cayo Hueso, Estados Unidos.CLV invite card

spectrums…

Posted in el Taburete with tags , , , , on junio 9, 2014 by el taburete

10439513_10204116463735632_9092681095391004247_n

En fotos: Baglietto-Vitale en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on junio 9, 2014 by el taburete

PORTADA

que nadie abandone este camino: está en nuestras (vuestras) manos…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on junio 8, 2014 by el taburete

_DSC0655“Qué nadie abandone este camino, porque vamos a ganar” Arnaldo Otegi

Más de 150 000 personas, superando todas las espectativas de los organizadores, se reunían hoy entre las ciudades de Durango y Pamplona, País Vasco, en un gran puente humano para reclamar el derecho a decidir en un país, que sigue preso de las circunstancias históricas vividas.

La cadena humana organizada por Gure Esku Dago ha dejado una impactante y emotiva fotografía para la Historia en Euskal Herria, con decenas de miles de ciudadanos entrelazando sus manos entre los 123 kilómetros que separan Iruñea y Durango por el derecho a decidir, en una acto reivindicativo que surge de la iniciativa popular y que aúna diferentes sensibilidades políticas, aunque coincidentes en la premisa democrática de que todo pueblo tiene derecho a decidir su futuro, y que la voz de este pueblo, el vasco, debe ser escuchada y tomada en cuenta.

Un voto, un ciudadano, una mano… y otra, y otra… y así, uniendo sus manos en una gran cadena que ha transcurrido sin ningún incidente y en un  gran ambiente festivo, los vascos han llevado su voz desde Durango a Pamplona atravesando el sur de Euskal Herria.

Algunas agencias de prensa han llevado a sus titulares que se trataba de una reivindicación nacionalista por la Independencia, y lo cierto es que nada más lejos de la realidad, y a pesar de que evidentemente la sensibilidad independentista estaba mayoritariamente representada, mucha gente de diferentes tendencias políticas han participado en esta exigencia de un derecho democratico: El derecho de decidir. Incluso, de decidir que no si así lo quisiera la mayoria de ese pueblo. Se trataba pues de la reivindicación de un derecho que asiste a todos los ciudadanos y no de una manifestación pro independencia.

Desde el Taburete hemos tenido la dicha de ser materia prima de este puente democrático y reivindicativo. Lo hemos pasado en grande en este que ha sido sin dudas un acto histórico en la historia de los vascos.

Hasta la Victoria Siempre!

más info y fotos

Del Ciervo…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on junio 5, 2014 by el taburete

Hay algo, aún desde la distancia absoluta, que yo admiro en El Ciervo Encantado: su rigurosidad, ese sólido iceberg de conocimiento sobre el que actúan. Con el ropaje inservible que desechan, se visten no sé cuántos grupos de teatro en Cuba. Allí, donde ellos apenas comienzan, no muchos terminan.

Pero lo que los hace familiar no es el rigor o la disciplina (yo carezco de ambas). Lo que los hace familiar es el modo, sensorial, en que interpretan a los origenistas, una conexión que antecede la palabra. Naturalmente, hay un afluente poderoso, que por lo pronto podríamos llamar lo cubano, y que supone una búsqueda. Es decir, hurgar. Es decir, tantear en lo oscuro. Preguntar qué dice, qué hay, qué se cuenta detrás del cuño oficial de la nación.

El Ciervo… hace las lecturas más honestas de Esteban Borrero, del regordete Lezama, del viejo Ortiz, de La isla en peso, que es un poema que a mí no me gusta para nada, me parece infinitamente menor a Vida de Flora, pero que es un poema central, un poema que no podemos desechar únicamente porque no sea de nuestro agrado.

No todo es agradable en El Ciervo Encantado, por suerte. Uno sale, como norma, golpeado de sus puestas. Nelda Castillo dice que hay muchos actores que no resisten el entrenamiento inicial, las condiciones mínimas exigidas para integrar el grupo, lo cual, por otra parte, significa incorporar una filosofía. Hay espectadores que tampoco resisten.

Yo, entregado al ocio las más de las veces, olvido que hay un centro rector, un socavar en lo posible. Menos mal que El Ciervo Encantado no olvida, me digo. Ahora, en su nueva y cómoda sede, ubicada en 18 y Línea, Vedado, la tercera generación de este grupo enterró bajo el escenario la máquina de escribir de Severo Sarduy.

El santo Severo, con su gesto grácil, quien en medio de tanta palabrería acuñó la importancia de lo acústico. Severo, que escribe con el oído. Severo, que se sabe una nota al pie del continente Lezama, un punto en el diagrama cósmico, aunque yo creo que Severo es más que una nota al pie, y que es también, por sí mismo, un planeta sobre el que todos nosotros podríamos girar.

El continente Lezama, sobra decirlo, sigue ahí. Virgen. El Ciervo… es de los pocos que se asoma. Con una linterna y sin compañía. Nos dice lo que puede, pero se asoma. Allí donde algunos, a lo sumo, tiran fotos aéreas, El Ciervo… entra a pie, a ras de suelo, desaprendiendo. Claro que descubrir Lezama es una empresa que ningún rey pretende sufragar.

Hace dos semanas, en la nueva sede, el grupo presentó Un elefante ocupa mucho espacio, obra infantil ya antológica. Aparentemente, no tiene que ver con este pálpito de dolor que es la absoluta vastedad de los orígenes. Pero en el teatro de El Ciervo… las apariencias no existen. Los niños brincaban de alegría y de furor, hiperquinéticos, asustados y curiosos. Nelda Castillo sabe algo. Sabe que la memoria no es la historia.