Roly Berrío: solo canciones, antes que la mentira…

IMG_1092.JPG
Roly es son, es playa, es el ritmo de una comunidad que baila, que valora lo mucho o poco que tiene, que fuera del circuito comercial ha instalado su nombre y que se codea con los grandes músicos de Argentina y el mundo.

Tomado de Global16.com
fotos Adrian Fuentes Mederos

Roly es un afroamericano de sonrisa grande, de palabra cultivada, de sensibilidad amable, de fraseo caribeño, hombre de mundo y de su Cuba natal donde tiene sus raíces y desde donde proviene su cultura y apertura mental.

Roly Berrío, hombre de la música, precisamente de esa que no miente…

¿Cómo es salir desde las particularidades de tu tierra hacia el mundo?
Salir de Cuba es encontrar lo esperado, lo que habita en todo libro, película, material audiovisual o escrito, el mundo nos es descrito por nuestras familias y nuestras instituciones desde el momento que llegamos a él; así que uno se adapta muy rápido a todo, las sorpresas grandes se nos dan en el plano social, te hablo de lo que realmente nos pone a pensar, a valorar, a querer o no, e ineludiblemente, a soñar con Cuba luego de dos, tres meses de deslumbramiento material, que se da igual en igual medida por cosas buenas que por cosas malas. Somos un país de pobre economía así que es natural. Mi tierra, mi familia, mis amigos se han preocupado mucho por cultivar el alma más que por las cosas materiales.
En mi caso particular estoy saliendo y entrando de Cuba desde 1996, El estado español, Chipre, Bélgica, Francia, Suiza; en nuestra América, México, Guatemala, Colombia, Uruguay y Argentina. Sin desconocer errores y limitantes en el propio sistema migratorio de mi país, la mayoría de las trabas están expuestas por las naciones a las cuales ciudadanos de Cuba quieren acceder, temporal o permanentemente; y bueno, el tema económico para realizar los viajes, pero creo que ese es el denominador común de nuestros pueblos.

¿Qué descubriste de vos como artistas recorriendo los distintos caminos por los que andan tus canciones?
Me descubro cercano a muchas realidades, y alejado, muy alejado de otras. Descubro una nueva lectura de mis temas, de mi vida toda; desaparecen miedos y crecen certezas y sobre todas las cosas vuelvo distinto a mi casa de la Ciudad de Santa Clara, a mi isla, a donde siempre regreso con una fe mayor, a veces sintiéndome pequeño pero por lo general más grande y satisfecho. Conocer otros artistas, asistir a otro modo de interpretar la vida, va siendo la mayor de mis riquezas. Y gracias a Argentina: Liliana Herrero, Raly Barrionuevo, La Bomba de tiempo, Onda Vaga, Rubén Rada, Peteco Carabajal, Gustavo Cordera, Tiembla Delirio, Alejandro Balbis, el Dúo Sures, Skay, Fito Paez; músicos todos que he alcanzado a palpar, ayudan a vivir y a entenderlo todo.

¿Qué tiene tu música que despierta los corazones de quienes las escuchan?
Mi música tiene pocos prejuicios, pocas ataduras, y una pradera aún por recorrer, un horizonte que no se termina y lo que siempre intento es tratar de alcanzarlo junto con la gente que se acerca a escuchar, no hay nada terminado en mí, así que a quién la brindo también puede construir o en el plano de la melodía o en el de la letra; me considero parte de los que están sentados o de pie. Pienso en la emoción como motor de vida, como algo primario para continuar y eso intento seguir; doy amor y rabia, pero no sentencias. Dentro de todo esto hablo de mis motivaciones, de lo que me preocupa que tiende a variar de vez en vez; al final “solo salen de mi canciones antes que la mentira”.

¿El arte que función cumple en tu vida?
Mamá cuenta que de muy pequeño, en el jardín de infantes, andaba muy inquieto y una trabajadora me calmo dándome un “bongó”, dicen que yo me calmé, más los oídos de los demás aún me escuchan. No sé bien cómo, pero hice las pruebas para violín y no aprobé, de eso hará unos treinta y cuatro años. A lo que le llamo mis inicios es al teatro, me entusiasmó la idea de poder hacer mil cosas, tener mil roles con los cuales, a través del estudio, aprender mucho de la vida, estuve encerrado en las tablas parte de mi infancia, la adolescencia toda, algo de la juventud y decidí aprender guitarra para hacer música para el teatro. En el 2005 cumplí ese sueño, dos canciones para la película “Habana Blues” de Benito Zambrano, que obtuvo un Goya a la banda sonora original; dos obras de teatro en Cuba, “Relato de un pueblo roto” y “Cumpleaños feliz” de Raudel Morales y este mismo año con la compañía suiza Théâtre Spirale “les larmes des hommes”. El tiempo decidió que hoy fuese un “hombre de guitarra”.

¿Qué tiene la música cubana que llega tan profundamente a los argentinos?
La clave cubana en el candombe uruguayo que está al saltar el río, las raíces africanas encerradas en el tango, el tempo de habanera, la alegría del chámame y la chacarera, las tristezas del campo vestidas de samba, tienen su expresión de igual manera en los dos pueblos, sólo nos diferencia las formas, los géneros, pero abundan los sueños parecidos y sobre todo la entrega es similar, nos reconocemos en la búsqueda a la hora de componer una sociedad. Además de ese amor genético que provoca Cuba por la historia que como naciones nos une, en muchos lugares nos tienen cariño antes de cantar.

¿Cómo es el encuentro con otros artistas de nuestro país, desde dónde te encontrás en la semejanza y la diferencia?
Conocer a otros artistas, oírles hablar, compartir minutos u horas, no ha hecho más que ayudarme a crecer. Para mi felicidad he conocido a muchos, así que cuando no pueda crecer más hacia arriba creceré hacia los lados. Pero de conocer-aprender no quiero parar nunca.

¿Cómo caracterizarías la trova cubana de este nuevo siglo, cuánto se ha transformado?
La espina dorsal de la trova cubana son el amor, la sociedad y la ”búsqueda” o definición de una identidad nacional, siempre según mis ojos ha sido así, lo que nos cambia es el tiempo que narramos; entonces las grandes transformaciones se dan en la sociedad, nosotros narramos, participamos o disentimos pero los temas siguen siendo los de toda la vida, el amor, la sociedad y la ineludible “búsqueda”. La canción de hoy, sí difiere formalmente de la de antaño pero es un cambio que se desprende de la búsqueda y la búsqueda como inquietud, en la trova cubana siempre existió. Así que nada nuevo bajo el sol “sólo canciones”.

¿Qué presentarás en Río Cuarto?
“Sólo canciones” es el disco con el que continúo y estaré presentando este sábado 29 en el Teatrino de la Trapalanda de Río Cuarto; grabación en vivo de un concierto ofrecido en la ciudad de La Habana-Cuba, gracias a la producción del centro Pablo de la Torriente Brau. Un disco presentado en el Festival Medio y Medio de Uruguay y en el festival Bar
nasant en Barcelona-España, arrastra tres nominaciones al Cubadisco del 2012. Guarda historias de vida, guarachas, son guiños al rock-pop-funky, tragedias y alegrías.
Para los que no estamos en los grandes medios de promoción y divulgación los tiempos son más lentos, la vida parece ser más “vida” paradójicamente. “Sólo canciones antes que la mentira”.

IMG_1090-0.JPG

IMG_1093.JPG

IMG_1094.JPG

IMG_1096.JPG

IMG_1097.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: