Archive for the Jazz Category

Contraste en el nuevo trabajo de César López y Habana Ensemble…

Posted in américa, arte, cuba, danza, espejos, Jazz, LaHabana, música, noticias with tags , , , , , on septiembre 12, 2010 by el taburete

La Habana, Cuba. – La casa discográfica Bis Music presentó este sábado el fonograma Contraste de César López y Habana Ensemble, una producción de estilo ecléctico que -sin ser una grabación en vivo- recrea la atmósfera propia de una presentación en un club.

La musicóloga Liliana González, del Centro de Investigaciones de la Música Cubana, destacó entre los valores del disco su dramaturgia musical -que alterna la quietud del bolero con la descarga jazzística más virtuosa- y su diseño gráfico.

César López -defensor de la existencia del jazz cubano- dijo que en cada trabajo discográfico utiliza diferentes conceptos musicales y de formato, y en éste -donde se estrena como vocalista- buscó una sonoridad limpia, con arreglos versátiles.

Entre los 10 temas de la placa aparecen versiones de algunos tan conocidos como Profecia Comienzo y final de una verde mañana y clásicos del jazz como Lazy Bird Caravan.

fuente RadioReloj

de Chucho Valdés and the Afro-Cuban Messengers…

Posted in américa, arte, cuba, danza, espejos, Jazz, LaHabana, música with tags , , , , , , , , on septiembre 10, 2010 by el taburete

El pianista de jazz cubano Chucho Valdés se lanza a los 69 años a la aventura de un nuevo grupo, los Afro-Cuban Messengers, con el cual el ex líder del grupo Irakere publica “Chucho’s Steps” su primer disco con una formación desde 2003.

En entrevista con la AFP en París, en vísperas de un concierto el martes en el Festival de Jazz de La Villette, Valdés explica que el nombre de su nuevo grupo es un tributo a los Jazz Messengers, del baterista norteamericano Art Blakey, quien fue su “primera influencia”.

“Blakey fue mi primera influencia, con Horace Silver, que era su pianista. Su grupo fue una escuela que reveló muchos talentos”, subrayó Valdés, hijo del gran pianista Bebo Valdés, con quien grabó en 2009 “Juntos para siempre”, que conquistó un Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Jazz Latino.

Chucho Valdés, que fundó en 1967 la Orquesta Cubana de Mísica Moderna y en 1973 el grupo Irakere -el buque insignia del jazz cubano durante un cuarto de siglo, con su mezcla de jazz contemporáneo y ritmos de la santería-, ha sido presentado muchas veces como el creador del jazz afrocubano, lo que él descarta.

“Yo no inventé nada. El jazz afrocubano fue inventado por (los trompetistas) Mario Bauzá, Dizzy Gillespie y (el baterista) Chano Pozo”, subrayó Chucho Valdés, que nació en 1941 en Quivicán, cerca de La Habana, y que ha grabado una treintena de discos y ha sido galardonado con media docena de estatuillas.

“Yo llegué 20 años más tarde, y lo que hice de nuevo, que ellos no habían hecho, fue incorporar instrumentos como los tambores batá, utilizados en los rituales yoruba, el shékere, los tambores arará”, explicó el pianista cubano.

Valdés subrayó que la obra más representativa de esta música es su álbum “Misa Negra”, con el que conquistó su primer éxito internacional.

En “Chucho’s Steps”, Valdés aborda con su estilo vertiginoso y con una hermosa complejidad las diversas formas del jazz contemporáneo: hard bop, free jazz, jazz modal, sobre un rico tapiz de percusión.

“No quería hacer algo que ya había hecho”, recalcó Valdés, que para este álbum contó con la colaboración de nuevos talentos de la escena cubana del jazz.

“El objetivo fundamental del disco era plantear un nuevo desarrollo de la música afrocubana y al mismo tiempo hacer un homenaje a algunos de los grandes músicos de jazz”, subrayó, señalando que había incorporado un tambor batá, utilizado en los rituales yoruba, y una trompeta y un saxo, “al estilo de Art Blakey”.

“Hay combinaciones rítmicas diferentes. En el yoruba hay compases de 6 y 12 tiempos, y para cambiar esa rítmica cambiamos la métrica”, puntualizó.

A fines de los ’90, después de la desaparición de Irakere, que contó entre sus miembros a Arturo Sandoval y Paquito D’Rivera, Valdés dio la prioridad a su carrera de solista.

Exploró el arte de los dúos, presentándose con algunos de los más grandes pianistas del mundo: su padre, Bebo, Herbie Hancock, Michel Legrand y Michel Camilo. También ha acompañado a cantantes como el veterano compositor e intérprete francés Charles Aznavour y la española Concha Buika.

Valdés, que va a reencontrarse en el concierto en París con el saxofonista Archie Shepp, viajará el mes próximo a Estados Unidos, donde se presentará el 22 y 23 de octubre en el Lincoln Center de Nueva York.

el Jit Pareid del taburete !!

Posted in américa, arte, arte digital, cuba, dibujo, el Taburete, espejos, hip hop, Jazz, Memorias, Opinión with tags , , , , , , , , on septiembre 7, 2010 by el taburete

Cuando Billy Joel levantó tres días el embargo a Cuba…

Posted in américa, arte, cuba, Jazz, LaHabana, música, Memorias, noticias, poprock, silvio, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on septiembre 2, 2010 by el taburete

Tenía entonces 14 años y estudiaba en la secundaria. Al igual que otros adolescentes me enteré. Pero ni soñar en poder asistir. Aunque el gobierno lo mantuvo en secreto y muy controlado, por La Víbora, mi barrio, corrió el rumor de que músicos americanos iban a actuar en La Habana.

Y actuaron. Del 2 al 4 de marzo de 1979, durante el Encuentro Cuba-USA, también conocido por Havana Jam. En el teatro Karl Marx, en ese momento sede de más actos politicos que culturales.

A los americanos los hospedaron en Marazul, un hotel a pie de playa, a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad. Todo envuelto en un manto de misterio, como años después han contado músicos cubanos en un vídeo.

“Yo tuve la suerte de conseguir invitaciones. El teatro estuvo lleno con la ‘crema’ de la sociedad de aquel entonces, es decir, los hijos e hijas de comandantes y ‘pinchos’ (dirigentes)… Hubo frío esos tres días y la mayoría de la gente fue vestida con lo mejor que tenía”, recuerda una persona que se identifica con el seudónimo Quang.

El Havana Jam tuvo un trasfondo político. En 1977, los presidentes Jimmy Carter y Fidel Castro, habían comenzado a rebajar tensiones. Se abrieron las Secciones de Intereses en La Habana y Washington. Castro y Carter aspiraban a la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y la eliminación del embargo.

En ese contexto, en 1978 el director de la CBS Records, Bruce Lundvall, y el presidente de la Fania Records, Jerry Masucci, decidieron abrir una ventana musical. La parte cubana estuvo presidida por el ministro de Cultura, el insípido Armando Hart.

Por Estados Unidos, los músicos participantes fueron Billy Joel, Rita Coolidge, Kris Kristofferson, Billy Swan, Mike Finnegan, Bonnie Bramlett, Stephen Stills, Weather Report, CBS Jazz All-Stars y Fania All-Stars, con Rubén Blades, entre otros.

Por Cuba, Pablo Milanés, Elena Burke, Juan Pablo Torres, Sara González, Frank Emilio, Zaida Arrate, Tata Güines, Pacho Alonso, Los Papines, Manguaré, Orquesta de Santiago de Cuba, Conjunto Yaguarimú, Cuban Percussion Ensemble, Orquesta Aragón e Irakere, con Chucho Valdés, Paquito D’Rivera y Arturo Sandoval, entre otros.

Billy Joel actuó el último día, el 4 de marzo. Debe haber interpretado ‘Rosalinda’s Eyes’, que en una estrofa dice: “Oh Havana I’ve been searching for you everywhere/ And though I’ll never be there/ I can always find my Cuban skies/ In Rosalinda’s eyes”.

Pero no quedó constancia. Billy Joel no quiso recibir dinero por participar en el Havana Jam y no permitió que grabaran su actuación. También, dijo, porque los cubanos eran pobres y no podrían comprar el disco.

El cantante, pianista y compositor neoyorquino tenía una motivación extra para viajar a la isla. En esa época, su padre, Howard Joel, se encontraba viviendo en Cuba. Billy Joel tuvo ocasión de hablar con jóvenes cubanos por la playa de Santa María, donde radica el hotel Marazul. Quedó muy sorprendido cuando supo que estaban al tanto de su música. Ellos le dijeron que se enteraban por emisoras de onda corta.Esos días cogió tanto sol que parecía un mulato de ojos azules. En la portada de People se puede ver.

Del Cuba-USA’79 quedaron dos discos: ‘Havana Jam I’ y ‘Havana Jam II’. Y la esperanza de que no haya que esperar 31 años, para que músicos cubanos y estadounidenses de altos quilates vuelvan a actuar juntos. En Washington o en La Habana.

Iván García | La Habana .visto en mundo.es

Pablo junto a los jóvenes con Proposiciones…

Posted in américa, arte, cuba, hip hop, Jazz, LaHabana, música, Memorias, noticias, pablo milanés, petisme, poesia with tags , , , , , , , on septiembre 2, 2010 by el taburete

foto: Gillen Garcia Ureta 2010

La Habana. La institución cultural PM Records, que dirige el cantautor cubano Pablo Milanés, celebrará el próximo sábado en La Habana un festival de las artes para “dialogar” con los jóvenes, que incluirá un macroconcierto con varios de los músicos más populares de la isla.
El Festival Proposiciones abrirá las puertas gratuitamente en las instalaciones de la llamada Ciudad Deportiva de La Habana, con un programa de más de 12 horas que incluirá conciertos, juegos, talleres, performances, y espectáculos de moda y circo.
Según anunció hoy en rueda de prensa su directora, Suylén Milanés, hija de Pablo Milanés, se trata de “un sueño de años” que recurre a las artes “como puente para dialogar con los jóvenes en espacios alternativos de la ciudad”.
Por su parte, en una entrevista divulgada hoy a la prensa, Pablo Milanés resaltó que, si bien es el presidente de honor del proyecto, se ha mantenido al margen de su organización “dejando a los jóvenes que se manifiesten”.
“Lo interesante radica en que trataremos de insertar otra nueva proyección que tal vez encaje en el conjunto de las actividades culturales que se dan en La Habana”, explicó.
En opinión del músico, quien junto a Silvio Rodríguez fue la cara más visible de la nueva trova cubana en las décadas de los setenta y ochenta, el objetivo principal del festival será “sensibilizar” a la juventud cubana para “pensar de una manera distinta sobre las artes”.
Los organizadores han anunciado la actuación de talentos jóvenes poco conocidos en el país, y la de populares músicos como David Torrens, David Blanco, el dúo Buena Fé y el grupo Interactivo.
El Festival toma su nombre del programa “Proposiciones” de la televisión cubana que en la pasada década de los ochenta Pablo Milanés creó y dirigió para que actuaran músicos y artistas de la isla.

Valdés y Rubalcaba, plato fuerte en La Villete…

Posted in américa, arte, cuba, danza, espejos, Jazz, LaHabana, música, Memorias, noticias with tags , , , , , , , , , , on septiembre 2, 2010 by el taburete

Los reputados pianistas cubanos Chucho Valdés y Gonzalo Rubalcaba serán dos de las grandes atracciones del 15 Festival Jazz a La Villette, que se efectuará en esta capital  hasta el 12 de septiembre próximo.

El acento de la música afrocubana y el latinjazz con aires de la isla caribeña tendrán bastante protagonismo en el encuentro que reunirá a varias de las estrellas mundiales del género, entre ellas los estadounidenses Chick Corea y Archie Shepp.  Precisamente, en la Grande Halle del parque parisino de La Villette actuarán el 7 de septiembre Chucho Valdés y el saxofonista Shepp, un diálogo especial que traerá a la Ciudad Luz las excelencias de los dos intérpretes.

Dionisio de Jesús Valdés (Chucho) conquistó en cuatro ocasiones premios Grammy y sus conciertos son muy apreciados en Francia, donde el pasado año se presentó en la prestigiosa Sala Pleyel de la principal urbe de este país.  Por su parte, Gonzalo Rubalcaba obtuvo ocho nominaciones a los Grammy, con dos galardones alcanzados además de numerosos reconocimientos internacionales. Estará el 10 y 11 de septiembre en la Cité de la Musique.

En la sede del mayor museo y catedral de la música posiblemente en toda Francia, el impetuoso estilo de Rubalcaba alternará con el italiano Stefano Bollani, además de Paul Bley y Stephan Oliva, luego del recital de Chick Corea.

Corea estará el 2 de septiembre en la Grande Halle, con un célebre trío surgido en 1968, con el baterista Roy Haynes y el contrabajista Miroslav Vitous. Aunque el jazz es la esencia principal de La Villette, los sonidos del soul, funk, hip hop y rap también podrán ser apreciados.

Entre otras figuras que se presentarán en la cita aparecen la británica Alice Russel, el grupo Abraham Inc, la francesa Sandra Ndake, Gil Scott-Heron, Saul Williams, Meshell Ndegeocello, Marc Ribot, Ibrahim Maalouf y David Douglas.

Fuente: PL

Parque de G, diez años…

Posted in américa, arte, cuba, debate, espejos, hip hop, Jazz, LaHabana, música, Memorias, Opinión, poprock with tags , , , , , , , on agosto 31, 2010 by el taburete


Por Camilo Ernesto Olivera. tomado de http://www.maximrock.com

En la edición correspondiente al mes de marzo del magazine ¨La calle del medio¨ se publicó un artículo – entrevista, bajo la autoría de Vladia Rubio, titulado “Calle G, guarida o espejo”. Este fue escrito a propósito de una investigación desarrollada por la master Daybel Pañelas Álvarez y estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad de la Habana.
El acercamiento al espacio de confluencia social por parte de este equipo de trabajo resultainteresantenecesario. Sin embargo saltan a la vista algunos erroresomisiones.

Entonces vale la pena que hagamos un poco de historia.

Es muy posible que casi ningún parque notorio de la capital cubana, haya sido obviado por la presencia noctámbula de losrockeros en las últimas décadas. Desde aquel, enmarcado a un costado del entonces denominado, Teatro Auditórium(Calzada y D) en el Vedado donde buscaron un espacio, al abrigo del duro año 1970, los denominados ¨pepillos¨ o ¨hippies¨. Sus pasos también anduvieron, en distintas épocas, por ese inmenso y mítico parque en forma de heladería que es Coppelia. Pudieran mencionarse, además, el parque Córdova ubicado en el reparto Sevillano, el de la 14 en la esquina de Calzada de 10 de Octubre y Maria Auxiliadora, el denominado ¨De los tarros¨ enH y 21 o inclusive el parque Central, este ultimo, en los años 80.

Invariablemente, durante décadas, los rockeros y los gitanos compartimos una dinámica semejante, a pesar de la equidistancia geográfica. Una y otra vez los espacios de reunión y vida social eran forzados a la disolución. Al igual que sucedió con el rock durante décadas, se entendía de manera equivocada por parte de las autoridades que el carácter informal de estos espacios era delictivo.

Durante el crítico decenio de los noventa, la órbita social rockera coexistió con la de otras tribus urbanas. Emigramos desde el pequeño parque de L y 21(frente a Coppelia) hasta la denominada Fuente de la Juventud. Nos reunimos frente al centro recreativo juvenil ¨El Castillito¨ para luego ir a pasar las madrugadas en la zona alrededor del restaurante ¨La Punta¨, a un paso del túnel de Quinta Avenida. Los conciertos en el Patio de Maria habían sido reducidos a nada, y la única opción salvadora fue la rockoteca de los jueves en la noche. En ese espacio se tomaba el primer impulso de la noche y el fin de semana. Era el único lugar donde te ofrecían condones y no te ponían música de discotecas.
Después el espacio de reunión languideció durante un tiempo en el área de calle 23 y N (frente al Club Tikoa). Estábamos repitiendo la historia de nuestros padres pero por fortuna no era 1968 sino 1998.

En un determinado segmento del artículo en cuestión, se señalan los años 2001 – 2002 como fecha inicial de la confluencia nocturna de jóvenes seguidores del rock en la zona de la Avenida de los Presidentes. Adicionalmente se ubica en dichos años el cierre del emblemático Patio de Maria, lo cual también es un error.
Una noche, probablemente entre 1999 y el 2000, un grupo de rockeros provenientes de la rockoteca que tenía lugar en el club de F y Línea, decidió tomar como zona de paso la esquina de G y 23. Allí coincidían, y coinciden, varias rutas de transporte público. En los siguientes meses ese tramo del parque, en la denominada Avenida de los Presidentes, se convirtió en un permanente y polémico fenómeno social. Hasta octubre de 2003, la tribu urbana predominante fue la de rockeros ymetaleros. A comienzos de ese mes se produce el cierre del Patio… con todas las consecuencias que esto trajo en ese momento.

A partir de esa fecha, fuerzas de orden público intervinieron para obligar a los reunidos en el perímetro a desplazarse hacia el área de G y Malecón. Precisamente, en Malecón y calle D, funcionaba un establecimiento comercial destinado a la venta de cerveza. En ese lugar, conocido como “La Dispensada”, transcurrió el período de crisis que sobrevino para los rockeros capitalinos, tras el cierre del Patio de Maria. El retorno a los predios de la Avenida G ocurrió gradualmente y en una fecha posterior. Fue durante la segunda mitad de la década, cuando otras tribus urbanas asumieron el sitio como lugar de reunión social.

Hoy, la Avenida de los Presidentes resulta, durante el fin de semana, una especie de calidoscopio de la juventud capitalina. Lo realmente asombroso es el hecho, en si, de la permanencia de este lugar como sitio de confluencia social. En los últimos diez años, el parque de G ha sido testigo del entramado psicosocial y las mutaciones de una parte de este segmento poblacional. Una década de existencia para un lugar de confluencia, que nació al margen de casi todo control, es todo un record si tenemos en cuenta los antecedentes de esa índole a través de la historia.

Los rockeros y los metaleros, al igual que los personajes del celebre cuento “Casa Tomada” de Julio Cortazar, nos reunimos ahora en el tramo de G entre 23 y 25. Desde calle 23 hacia Línea, se extiende una curiosa y variopinta mezcla de modas y estilos. Una especie de zoológico tribal urbano donde sobresalen los “Reparteros” (fans del reggeton o la timba cubana), los “Mickys” (seguidores de la música Techno y la cultura Fashion) y los “Emos” (“Mickys” que quieren marcar la diferencia).
En los últimos tiempos una nueva tropa de Punkies, seguidores de aquella generación de finales de los ochentas, se ha dado a la tarea de “despejar a G de Emos”. Desde su perspectiva, consideran a estos como una versión falsa y fresa del Punk. Ahora, en estos predios, a los seguidores del metal extremo los han denominado con el calificativo de “Dinosaurios”, aunque recientemente se escucha más el término de “Radicales”. Un grupo de jóvenes de alguna Iglesia Protestante, llegan para traernos la palabra de cristo redentor. Se les acepta tal y como son y también se les sugiere que intenten llevar ese mismo mensaje a los asistentes en algún concierto bien caliente de Timba o de Reguettón.

Cada día son más evidentes las huellas del cambio generacional por el cual transita la tribu urbana rockera. Así cambia el color y la atmósfera de una avenida que sigue siendo el espejo de una generación que reta al enigmático destino de una nación.