Archive for the Opinión Category

En Euskalherría… Sin contraseña: discurso mediático y trasgresión

Posted in américa, arte, cuba, debate, Euskalherria, LaHabana, literaura, Memorias, noticias, Opinión on septiembre 24, 2010 by el taburete

La Asociación Euskadi-Cuba les invita a la presentación del libro “Sin contraseña: discurso mediático y trasgresión”, de Isabel Moya Richard, directora de la Editorial de la Mujer de Cuba, el 1 de octubre de 2010, viernes, a las 19,30 horas, en el Centro Cívico La Bolsa, del Casco Viejo de Bilbao.

Este libro, editado por la Asociación Española de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación (AMECO), es el resultado de la travesía de 25 años de la autora por el periodismo y la investigación sobre medios de comunicación cubanos e internacionales, desde el feminismo y la perspectiva de género.

En la presentación, contaremos con la presencia de la autora, Isabel Moya Richard, actual directora de la Editorial de la Mujer de Cuba, presidenta de la Cátedra de Género y Comunicación del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” (La Habana) y asesora del Instituto para el Empoderamiento de la Mujer del Movimiento de Países No Alineados. La presentación será a cargo de Cristina Pérez Fraga, presidenta de AMECO y editora de la publicación “Género y Comunicación”.

Entrevista en video a Isabel Moya: PINCHA AQUÍ

Aquí no estamos…

Posted in américa, arte, arte digital, cuba, debate, LaHabana, Memorias, noticias, Opinión, televisión with tags , , , , , on septiembre 24, 2010 by el taburete

Sección Pequeña Pantalla en Granma.cu


LETICIA MARTÍNEZ HERNÁNDEZ

Antes de poner una palabra, aclaro: no abogo por la pulcritud en el lenguaje, por aquellas frases al estilo de señoronas impasibles con espejuelos de quita y pon. Como cualquier joven de mi edad lanzo un “escapao” cuando alguien se luce, si antes no se me ocurrió un “estás en talla” aunque a algunos les parezca desentallado. También hablo de “está muerto contigo”, de “te cogió el tren”, de “más perdío que Carmelina”¼ No me siento apta para decir un asere, pero no me parece mal cuando lo escucho, me sabe a cubanía, a cultura cubana, como escribió Miguel Barnet en estas mismas páginas.

Sin embargo, la vulgaridad crónica, extendida y hasta televisada con tres dosis a la semana y sin “agua para destrabarla” motivan unas líneas sobre Aquí estamos, la novela que en noches alternas lanza a la cara, sin ton ni son, una sociedad grosera porque sí, de paso mal actuada, sin matices, donde el término “persona normal” casi no existe, en la que ofender a la progenitora de alguien no es un parlamento prescindible, aunque después de los créditos la insistente Aurora Basnuevo vuelva a aparecer con su “¿y cómo quedo yo?”.

Es que hemos pasado del no decir nada a querer retratar, mal retratar, una sociedad que, en efecto, pudiera ser vulgar, como si no bastara vivirla, o más bien sufrirla a diario en cualquier soplo de tiempo. Y no hablo de aprehendernos del estilo brasileño, donde las favelas están proscritas casi por decreto. Hablo de aprender a ser sutiles, de sugerir enojo usando algo más que “malas palabras”, muchas veces pegadas al guión sin coherencia; de contar sobre muchachos como Adonis, pero mostrando mejores caminos que el de una novia también vulgar que le pide cambiar porque “es un fula”, y entonces cualquiera en su lugar podría preguntarse para qué cambiar si el medio es como yo; de tomar con seriedad el poder de la televisión para fijar patrones que no tienen que ser necesariamente jóvenes pulcros, de encumbradas familias; de no esperar al último capítulo para pintar de rosa la deslucida sociedad que desde la primera entrega me aseguraron que allí estaba¼

Y no creo que se trate de que Cuba no esté preparada para ver reflejada su parte fea en la pequeña pantalla, como alguien me sugirió hace algunos días. Porque entonces tendría que hacer recordar aquella durísima, y excelente,Doble juego, de Rudy Mora, la novela que a golpe de astucias, perspicacias, nos mostró una sociedad poco agradable, pero cierta. Tan creíble, que pocos dejaban de ocupar puesto cuando Polito Ibáñez comenzaba a hurgar en su guitarra.

Entonces pregunto si la fórmula para hacer una novela de actualidad (término de moda, o de prepararnos para lo que viene) resulta la sumatoria de maltratos, malos términos, vulgaridades¼ No es entendible que una hija lastime con palabras a una madre como si de beber agua se tratara, que se defienda el honor a golpes porque “eso no se le hace a un hombre, y no me aguantes que le voy a partir la cara en dos”; que un muchacho “vulgar” llore su amor, y alguien le diga “para qué tu formas to eso”. En fin, ¿qué queremos enseñar?, sí, porque de enseñar también se trata, más allá de entretener con caras lindas, con jóvenes vestidísimos a la última moda, con escenas de sexo¼

Evidentemente, algo no funciona bien en la programación dramática de la TV Cubana. Y no es cosa de encarar a guionistas, actores y realizadores, quienes inmersos en el proceso creativo tal vez no hayan ponderado el alcance y las carencias de su propuesta televisual. Se trata de exigir responsabilidades a los que aprobaron, alentaron y pusieron en el aire esa propuesta: la Redacción especializada y las instancias de dirección de la TV.

Mientras tanto, una profesora intenta que sus alumnos no le digan “oye mija”; mientras tanto siguen ocupando espacio en las agendas de trabajo las reuniones donde muchos se rompen la cabeza buscando la mejor fórmula de transmitir valores; mientras tanto una novela asegura que Aquí estamos, y me da por pensar que no estamos cuando a la puerta toca la vulgaridad, y le regalamos el chance de pasar.

de Cuba ahora: Las racionalizaciones, una primera mirada…

Posted in américa, arte, cuba, debate, LaHabana, Opinión with tags , , , , , , , on septiembre 23, 2010 by el taburete

Desinflar plantillas es igual a racionalizar (despedir) trabajadores. Desinflar medio millón de una fuerza laboral activa de un total de 5,027,900 en un lapso de meses, que deberá enfrentar dilaciones burocráticas y disgusto de los trabajadores afectados, es una decisión necesaria pues la economía del país no puede continuar con un lastre que, al escamotear el real desempleo, ha ido minando seriamente la productividad tan imprescindible para resolver problemas urgentes. El país no puede continuar así y sin productividad del trabajo no hay solución integral posible.

Pero el proceso de desinflar precisa de un catcher (receptor), sectores dispuestos a asimilar la fuerza laboral afectada. ¿Los habrá?. Los comunicados oficiales indican que el sector estatal solamente podría ofertar plazas en labores deficitarias y de poco agrado, como el de las construcciones, la agricultura, policía y magisterio. Hacer agradable estos trabajos depende básicamente de las condiciones salariales y de la necesidad de los desempleados quienes ahora con la paulatina desaparición de gratuidades y de alimentos subsidiados, medidas llamadas a proseguir, se verá aumentada.

Pienso, como es lógico, que el proceso de desinfle es parte del proyecto global de actualización de la economía (2011-2015) y por lo tanto su integralidad, que se anunciará gradualmente, presionará y a la vez dulcificará las ofertas estatales a fin de hacerlas gratificantes. Pero hoy, ahora, según un informe del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, 465 mil de los desplazados deberán buscar su nicho en el sector no estatal. Es importante resaltar que cuando el gobierno determina que el sector privado reciba este gran número de trabajadores le está confiriendo valor estratégico y no valor coyuntural o eventual, como ocurrió en la década de los años 90 del siglo pasado.

¿Podrá desarrollarse en la sociedad cubana actual un sector privado capaz de asimilar y mantener una fuerza de trabajo tan numerosa? Varios factores serán determinantes, entre ellos las facilidades para adquirir créditos e insumos, la creación de almacenes mayoristas, las regulaciones oficiales que los normen. La ausencia de cualquiera de estos elementos iría en detrimento del esfuerzo aperturista y dinamizador.

Las regulaciones pueden estimular o no, depende del equilibrio entre la cuantía del impuesto que tengan que pagar y de la capacidad de estimulación que contengan. Sobre este punto importante me asaltan varias dudas y me detengo en una de ellas.

Las regulaciones instrumentan decisiones de política gubernamental y éstas se basan en el consenso, característica que habla de la existencia de diversidad de opiniones en cuanto a la apertura o no de nuevas fuerzas productivas y ejercicios de la propiedad. Nada novedoso decir que existen tendencias en una dirección y en otra por lo que el consenso sirve como  termómetro de las mismas. Si algunas actividades, pongo un ejemplo, serían gravadas con un 40% de impuesto, como circula extraoficialmente, la desestimulación a esa actividad estaría cantada. Lo contrario ocurriría en otras.

¿Qué pasaría con los miles y miles que cumplido el plazo de recibir el subsidio del 60% permanecieran en el limbo de la actividad económica? Esa fuerza laboral inactiva, en la calle, en medio de un proceso de cambios ¿constituirá un potencial capaz de influir en el consenso alcanzado hasta hoy? ¿O será factor de intranquilidad social? Quizás los cambios van siendo graduales y no con la celeridad deseada no solo debido a los ritmos del consenso en la cúpula política, sino al análisis de los efectos que pudieran tener en la sociedad para evitar posibles crisis que se salgan de los márgenes aceptables para cualquier gobierno.

Como dice un jóven trovador cubano en una de sus canciones: no se trata de derrumbar la casa, sino de repararla, reordenarla. Y la movida comenzó.

Por Manuel Alberto Ramy tomado de Progreso Semanal

seguimos Rocinante, seguimos…

Posted in américa, arte, cuba, el Taburete, espejos, LaHabana, literaura, Memorias, noticias, Opinión, relato with tags , , , , , , on septiembre 21, 2010 by el taburete

Nunca antes un clásico de la literatura se había escapado de sus páginas para penetrar con tanta lucidez en un entorno tan surrealista… y La Habana pudo más que La Mancha, y hoy muchos dudan si El Quijote lo escribió Cervantes o es otro de nuestros tantos personajes habaneros… desde la misma esquina de 23 y J, en el corazón del Vedado se muestra gallardo, esbelto, sin miedo, enfrentándose  a gigantes de ocasión y a molinos del futuro que lo acechan, sin su gordo  Sancho, que quizá se fue en balsa llena de incomprensión después de vender su mula, pero con su fiel Rocinante siempre compañero sufridor de todas sus aventuras y desventuras… Fundido en una especie de simbiosis pública con todos nosotros, Don Quijote se nos vuelve abuelo, se nos hace realidad, se convierte en nuestra suerte  arropada de tesón y cierto grado de necedad bajo un sol justiciero e intratable… hace tiempo supo hacer de  la necesidad una virtud de vida, empuñando firme el hierro de la conciencia con la que se sabe invencible…
Ahora, mientras restauran sus arrugas de cabillas y oxido, no sabemos si la bella Dulcinea regresará de la España retorcida, quizá botada de alguna empresa, o rebotada de la cola del desempleo, a buscar nuevas oportunidades económicas a esta la Isla sitiada pero de innegable futuro…
Pero Don Quijote de momento solo puede pensar en el presente ahora, en su rocín  y en que este vuelva a recuperar pronto su cola…

foto/texto:El taburete

*Quijote de América. Sito en le corazón del Vedado, esta famosa escultura fue creada por el escultor cubano, ya fallecido, Sergio Martínez, quién creo más de 20 monumentos de distintas dimensiones sobre el Quijote.

charlamos con Aroldo Ruiz Pérez… de La Habana al corazón de Africa con la Medicina por religión

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, espejos, LaHabana, Memorias, noticias, Opinión, relato with tags , , , , , , on septiembre 17, 2010 by el taburete

Su nombre, Aroldo Ruiz Pérez y aunque su color predilecto es el azul, nos confiesa que alguna vez vistió de “verde”, pero prácticamente el color que le ha acompañado toda su vida es el blanco aunque les aseguramos que nunca ha sido miembro de algún “plante de Abacua”, simple y complicadamente ha salvado vidas. Sin duda alguna, estamos ante una de las glorias de la medicina cubana, que hoy  se sienta  en nuestro Taburete,  esta vez desde su bella terraza de su casa en la barriada de “La Ceiba”, en el municipio Habanero de Playa…

Nos confiesa  que la literatura rusa le encanta  a pesar de que su escritor favorito es Gabriel García Márquez y su libro preferido es “El Tábano”. Es de esos seres humanos que convierte el amor a su familia en su mayor virtud; qué no cambia un plato de langostas o camarones por nada del mundo y que acompañado de “La Tarde” de Sindo Garay,  es feliz. Nada le ha emocionado más en el cine que “El Color Purpura” y la frase que lleva consigo siempre, se muestra por sí sola: “Para que repetir los errores pasados cuando hay tantos nuevos por cometer.” B. Russel

Nos relajamos en la terraza de su casa y degustamos un café que nos prepara su hija mientras conversamos informalmente…

Aroldo, usted sabe, y quisieramos hacerle saber de nuevo, que usted ha sido fuente de admiración para nosotros desde que le conocimos… cuéntenos, ¿en qué año y por qué, decide convertirse en médico?

Desde mi niñez decía que seria médico, tengo en mis recuerdos al médico del pueblo, Reinaldo Goire, diciéndome el futuro médico, yo tenía entre 8 y 10 años….

Me inspiraba su bondad, su trato con todos y el respeto que recibía de todo un pueblo, más que estoy hablando de los años 50 y este era un negro, bien negro…. Pero los sueños pasaron por duras pruebas, en 1958 llegamos a la Habana procedentes de un pueblo de la antigua provincia de Camagüey, Chambas. Estudiaba bachillerato en el instituto de la Víbora; en 1960 forme parte de la milicia del mismo; en Junio de este año en un entrenamiento, Fidel nos hablo de defender a la revolución ante todo; y nada… al día siguiente estábamos en “Ciudad Libertad”… caminatas hasta la Base Granma, (Mariel – Quiebra hacha), cursos de artillería, cuatro bocas, cañones 37 mms…. Luego, nueva visita de Fidel a la Base, para formar los futuros cuadros de la Marina de Guerra: una isla, una escuela separada de la isla grande…., etc, era la idea. Pregunte en esos momentos sobre mis sueños de estudio y me aseguraron que todo llegaría, pero lo más importante era “ahora salvar a la Revolución”…..

Girón, me sorprende en la Base Aérea de San Antonio de los Baños, cuidando un cañón de 37 mms, el avión Sea Fury de Bouza….

Para sorpresa de la mayoría el 5 de Mayo de 1961, estaba volando para la Unión Soviética, aun no había cumplido 17 años. El regreso; unidades de superficie, así se le denomina a los barcos de guerra… Ya en el año 1965 impaciente porque veía mis sueños lejos, además por la presión que hacían para que nos convirtiéramos en oficiales de la marina consigo libertarme…. después de mucha lucha… cortando caña en el Central Brasil durante 6 meses, zafra bien larga. El trabajo después de licenciado fue un centro de acopio en el Cotorro cargando sacos, como el contrato era de 3 meses, por supuesto lo cumplí y me desligue por siempre de las fuerzas armadas. Se rompieron muchas ilusiones, pero nunca la de estudiar medicina.

Intente, aun soñando, estudiar en alguna beca para nivelarme y poder entrar en medicina, por supuesto no había posibilidades.

Conseguí trabajo en el puerto pesquero, como electricista, trabaje duro, gané el respeto de todos y me presente en la reciente formada FOC (Facultad Obrero Campesina); allí comencé en segundo año, en aquel tiempo eran 3 años, y nada… después de terminada la facultad, la dirección del Puerto Pesquero tenía en planes que yo fuera a estudiar para Alemania, Ingeniería Naval… Como no me querían liberar, tuve que abandonarlo todo y comenzar a estudiar medicina sin poderme acoger a una ley que te protegía si te liberaban y te daban un salario mínimo…. Por supuesto, yo tenía 24 años cuando los que comenzaron conmigo tenían 18 o 19 y algunos brillantes, solo 17, entre ellos Carlos Lage Dávila brillante estudiante… Seguir leyendo

resurrección de Reinaldo Arenas…

Posted in américa, arte, censura, cuba, debate, espejos, Foto, LaHabana, Memorias, noticias, Opinión, poesia with tags , , , , , , , , , , on septiembre 16, 2010 by el taburete

Por Dalia Acosta

LA HABANA, sep (IPS) – Hay muertos que no descansan. Es el caso del escritor cubano Reinaldo Arenas, militante gay fallecido a causa del sida en 1990 en Estados Unidos, que vuelve 10 años después a su país natal de la mano de quien podría ser el único gran amigo que conservó en la isla, el investigador Tomás Fernández Robaina.
“Ahí está el Reinaldo que yo conocí”, comentó a IPS Fernández Robaina, quien rememoró al autor de “Antes que anochezca” (1992) en “Misa para un ángel”, una novela-testimonio que saldrá a la luz el viernes 17 en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba.
Eran muy jóvenes y recién llegados a La Habana de la misma provincia del oriente cubano cuando coinciden como trabajadores en la Biblioteca Nacional de Cuba “José Martí” e inician una amistad que resistió todo tipo de contradicciones, desacuerdos y silencios y, de alguna manera, sobrevivió incluso a la muerte.
“Fui tras la huella de Reinaldo hasta Nueva York y con lo que encontré podía hacer un libro de 500 páginas, pero no tenía sentido. Como Reinaldo habló tan mal de todos nosotros (sus amigos y conocidos en Cuba), la gente pensaba que yo iba a hacer lo mismo”, comentó Fernández Robaina.
“Misa para un ángel”, de la gubernamental Ediciones Unión, mezcla ficción y realidad. En el texto confluye una ceremonia para llamar al espíritu de Arenas, testimonios que revelan secretos de su vida y la mirada con luces y sombras del autor sobre un hombre, según él, convertido en “mito”.
Con una posición radicalmente opuesta a la Revolución Cubana, asumida públicamente en Estados Unidos tras su partida al exilio en 1980, Arenas se colocó en medio del diferendo político de medio siglo entre los gobiernos de ambos países y su nombre ha sido usado desde las posiciones más extremistas.
Sin embargo, Fernández Robaina pretendió lograr un equilibrio sobre alguien que considera “un hermano”, desde “lo más personal y literario”. La novela-testimonio, “sin dejar de decir cosas que a mí me parecen importantes, da mi visión de Reinaldo Arenas. Va a la esencia y no los detalles”, enfatizó.
Sobre los riesgos de unir hechos de ficción con la biografía del escritor nacido en la zona rural de la provincia de Holguín, unos 740 kilómetros al este de La Habana, el investigador consideró que no deberá ser “controversial” pues se trata de un estilo ya impuesto y que le permite determinadas libertades como escritor.
Cuando de literatura cubana se trata, “habrá que hablar de antes y después de Arenas”, defendió Fernández Robaina, como lo hiciera por primera vez en 1963 tras leer el original de “Celestino antes del alba” (1967), el único libro del fallecido escritor publicado en Cuba.
“Era una cosa muy fresca, poética, asequible… y, por supuesto, en esa novela no hay una militancia homosexual a tambor batiente”, dijo sobre el actual ícono de la cultura gay, que alcanzó su madurez intelectual a fines de los años 60, época de la homofobia institucionalizada en esta isla caribeña.
“Hay un Reinaldo Arenas en La Habana y otro Reinaldo Arenas en Estados Unidos”, aseguró el escritor, que intentó develar al escritor emigrado.
La total apertura homo de Arenas en su literatura y hacia la sociedad acaeció justo con su llegada a tierras estadounidenses.
“Reinaldo no era amanerado. Tenía el estilo de un lord inglés y toda una serie de cosas que no hacían ver fácilmente si era homosexual”, detalló. “Esa lucha, tal y como él la hace posteriormente, en Cuba nunca la hizo. En aquel momento no había un movimiento gay fuerte” en la isla, recordó.
Para el investigador de la Biblioteca Nacional, la obra de Arenas abiertamente homo pudo ser una limitante en Cuba “en un momento determinado, porque hay personas que aman la literatura pero (…) por prejuicios no le gustan los homosexuales, y por tanto, la literatura homosexual”.
No obstante, su autobiografía “Antes que anochezca” cobró popularidad entre el público de la isla, aunque no estuviera publicada por editoriales nacionales. En corto tiempo, “yo conté siete personas leyendo el libro por la calle, en barrios y ediciones diferentes”, recordó asombrado Fernández Robaina.
A pesar de que su literatura es “única”, el rescate y difusión de su obra en el ámbito cubano se obstaculiza por diversas razones, que no sólo dependen de la voluntad de las autoridades. “Cuando él muere, deja una cláusula de que sus libros no se pueden editar en Cuba mientras exista el sistema socialista”, reveló.
Para Fernández Robaina, obras como “El mundo alucinante” (1968), “Celestino antes del alba”, “El palacio de las blanquísimas mofetas” (1975) y sus relatos de “Viaje a La Habana” (1990) podrían editarse en la isla sin problema, pero la voluntad final de Arenas lo impide legalmente.
“Reinaldo Arenas va a ser estudiado en el futuro como una especie rara, no solamente por su estilo, sino por sus contenidos e imaginación”, previó el escritor, quien espera consultar parte de los manuscritos de Arenas, a disposición del público a partir de 2011 en la Universidad de Princetown, de la ciudad estadounidense de New Jersey.
En cuanto a “Misa para un ángel”, comentó que hasta ahora la crítica de quienes lo han leído “ha sido muy fuerte, porque yo no utilizo el mismo lenguaje de Reinaldo”, dueño de un carácter sin tregua hacia las personas que le rodeaban y exponente del realismo sucio. Pero no falta el humor en un libro que calificó de “divertimento”.
Tomás Fernández Robaina, activista por la no discriminación racial, ha trabajado el género del testimonio y la investigación sociológica siempre con un tratamiento atractivo como “Recuerdos secretos de dos mujeres públicas: testimonio literario” (1984) y “Hablen paleros y santeros” (1994).

tres maneras de hacer televisión ( y a la misma hora )…

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, espejos, Frank Delgado, LaHabana, literaura, música, Memorias, Opinión, radio cubana, televisión with tags , , , , , , , , , on septiembre 15, 2010 by el taburete

No han sido pocas las críticas que desde El Taburete hemos realizado a favor y en contra de nuestra Televisión Cubana, siempre sobre la base de lo que tenemos como potencial en nuestros medios y lo mucho que nos queda por andar. Por tal motivo consideramos que abandonar el brindis en su momento justo sería una imprudencia a la hora de presentar cambios positivos a favor de ella.

Esta tarde de Martes sucedió algo “insólito” en nuestras pantallas que quizás pasó por inadvertido para muchos, pero no así para nosotros desde nuestro Taburete…

Sobre la tarde-noche se vieron tres formas diferentes de hacer Revolución en varios de nuestros canales nacionales. Por un lado como es costumbre en “Cubavisión” el horario sabido de la “Mesa Redonda” programa sobre el que hemos planteado más de una vez que lo quisiéramos ver diferente a lo que nos muestra comúnmente, precisamente por creerlo importante en nuestros espacios televisivos. Esta vez trataba sobre temas de nuestra región como las próximas elecciones en Venezuela y el esperado triunfo de la izquierda latinoamericana y sus retos.

En cambio por el Canal Educativo una clase de identidad y nacionalidad cubana, además de darle crédito al nombre del canal, “Los 100 mejores de Lucas”. Espacio que apuesta por el video-clip cubano de mejor factura y que ahora nos presenta los mejores 100 videos de todos los tiempos en Cuba en una especie de capítulos por orden numérico. Fue muy gratificante ver en nuestros telerreceptores como al mismo tiempo que Randi Alonso y compañía nos hablaban de la campaña del partido de Chávez, por otro canal de nuestra televisión andaba un Frank Delgado, de a poco apareciendo en nuestras pantallas, con su video clip “El Adivino” o un Santiago Feliú desbordando su talento con uno de sus tantos videos premiados en diferentes competiciones. Eso sí es una televisión variada y revolucionaria, donde cada cuál cumpla su objetivo de fortalecer desde la creación y desde la programación los valores que debemos fomentar y defender en nuestra sociedad. En cambio por otro de los canales nacionales estaba a disposición de los más pequeños de casa los tantos dibujos animados con canciones infantiles tradicionales cubanas que se hacen en los estudios de animación del ICAIC.

Quién pone en duda que estas son tres formulas de hacer verdadera EVOLUCION en nuestra televisión?

Continuemos así, que más pronto que tarde veremos a Frank Delgado junto a Randi Alonso debatiendo sobre la música cubana de estos tiempos, en una Mesa Redonda de las que según el trovador, él todavía no logra alcanzar a ver….

El Taburete

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.720 seguidores