Archive for the silvio Category

Silvio Rodríguez en Concierto dentro de la gira interminable…

Posted in américa, arte, cuba, Cultura, el Taburete, Habana, música, Musca Cubana, silvio on diciembre 3, 2014 by el taburete

IMG_1129.JPG

Anuncios

Ray Fernández… La Paciencia da sus frutos

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, LaHabana, literaura, música, Memorias, Opinión, poesia, poprock, silvio, Trova with tags , , , , , , , , on septiembre 27, 2010 by el taburete
Paciencia, me pides paciencia; me exiges cordura pero palideces cuando otro discurso nervioso en tus ojos revela un delito…. ” “Paciencia” Ray Fernández
El 2010 sigue proporcionando sorpresas gratas en la “industria discográfica cubana” aunque el término produzca polémicas estériles, todo entre un Si o un No; hablamos de una producción musical que si bien no proporciona los niveles que debiéramos tener y ventas como debieran ser, en una isla donde la música más que música es identidad nacional, al menos muestra un crecimiento de géneros y de calidad en las propuestas y algún que otro esfuerzo por hacer llegar el producto discográfico al pueblo en moneda nacional o más o menos asequible a todos los bolsillos.

Nada nos complace más que la trova se vaya imponiendo de a poco en las mejores producciones de este año… que no le quede dudas a nadie. Un año donde hemos visto crecer el género en calidad, promoción y entregas discográficas por parte de varios exponentes que defienden la guitarra como voz de sus inquietudes; desde un eterno Silvio con su “Segunda Cita”, hasta un Ray Fernández que acaba de entregarnos su última producción musical y primera con el sello legendario EGREM, “Paciencia”(2010).

Ray Fernández, un trovador de válida controversia que desde su guitarra se hace sonero y desde el son y el changüí nos devuelve la trova… conjuga el tiempo esperado para este disco y nos demuestra que la “Paciencia” mecece el sabor de ser escuchada varias veces:

El disco presenta 11 temas muy bien seleccionados dentro de su espectro musical, siendo una muestra de su potencialidad artística, que sin una voz “privilegiada” es capaz de hace mover las neuronas y las piernas de todo aquel que lo escucha.

Si bien no son textos de alto vuelo poético, Ray ha sido siempre cauteloso de no invadir zonas vedadas como lo banal y lo superficial, donde otros de sus comunes se han encharcado en ocasiones. El “salpica pero no se moja”, creando un equilibrio entre mercado y calidad artística, un estilo que para nosotros se demuestra muy válido dentro de las propuestas contemporáneas de los “novísimos”.

De los invitados que aparecen “…. ¡La madre que te parió!….” un elenco envidiable; Una Omara Portuondo brillante, hermosa, genial, sin adjetivos comparables, recordándonos a la gran María Teresa Vera con un “Arrolla Cubano”, donde Yassek Manzano hace gala de los vientos y de su inmenso talento. También un David Torrens a dúo con Ray interpretando un hermoso tema como “Tenerte un año” o un ya consolidado W. Vivanco junto a Diego Cano, Reiner Aldama y Pedro Veritán en los coros de un tema tan apetitoso y bien agradecido como “El Gerente”

“…A lenguazo servil y paga ingrata, su peldaño escaló Sánchez Fulano. Hoy no cabe en su closet una corbata, ni el más leve comino cabe en su ano. Magnánimo se jacta de su cuello, capitel de la más noble cabeza; la misma que ayer dentro del camello soñaba en el racimo de tristeza…Gerentes por explotar, quedan muchos todavía… Vas a explotar como cafunga!…”

A nuestros amigos del Taburete les recomendamos este buen trabajo que les hará pasar un buen tiempo música, risas y reflexión a lo cubano, con mucho de trova, de sabor y de rumba,  que Ray Fernandez nos regala en esta nueva producción con sabor autóctono.

Se vende a 2 CUC, unos 50 pesos cubanos, y si tienes posiblilidad, bien merece el esfuerzo. Si aún queda un poco lejos de tus posibilidades, pues “paciencia” que seguramente alguien se te acerque en la calle, en el centro de trabajo, en una reunión de amigos para preguntarte ¿ya escuchaste el último de Ray?… traba… y que todo sea por la masificación de la buena cultura cubana…

¡Muy buena Ray, felicidades!

El taburete

Silvio emociona en Ciudad Juarez…

Posted in américa, arte, cuba, danza, debate, Foto, LaHabana, música, Memorias, poesia, silvio, Trova with tags , , , , , , , , , , , on septiembre 18, 2010 by el taburete

Ciudad Juárez— Aunque no se ocupó por completo el estadio Benito Juárez, Silvio Rodríguez sí llenó de emociones a los presentes cuando subió al escenario a las 8:30 p.m.

La gente aplaudió y tarareó cada una de sus canciones, celebró sus palabras y a gritos le pedía canciones como la de Ojalá, a lo que contestó: “La voy a cantar más tarde, ¿ustedes tienen apuro?”, a lo que los asistentes contestaron con un rotundo “No”.

Mientras tanto, seis pantallas gigantes reprodujeron imágenes de lo que sucedía en el escenario para beneplácito de los ubicados en la parte más alta y lejana en las gradas.

Las puertas del Estadio Benito Juárez abrieron a las 6:15 y poco a poco, los asistentes de todas las edades ordenadamente empezaron a ocupar sus lugares mientras las seis pantallas colocadas de forma estratégica, transmitían imágenes de los artistas, obras, espectáculos y personajes que han desfilado a lo largo de las seis ediciones del FICH.

Todavía a las 9:00 de la noche, la gente seguía llegando al área de gradas y a las localidades preferenciales. La segunda en aparecer en el escenario fue la cantante y compositora oaxaqueña Lila Downs. Ataviada con un atuendo escarlata, dos enormes trenzas y una voz portentosa, se presentó ante un estadio olímpico Benito Juárez cuyos aplausos resonaron con el ánimo que imprimió el público asistente.

En punto de las 10:22 p.m., la nominada al prestigioso premio World Music 2003, interpretó magistralmente el tema “Relámpago”, junto a su esposo el saxofonista Paul Cohen, así como en compañía de seis músicos más: Leo Soqui, Ángel Chacón, Paty Pinón, Luis Huerta, Giovanni Buzurro y Celso Duarte… Willie Colón fue el encargado de cerrar el concierto, que se extendió hasta pasadas las doce de la noche. fuente: http://www.diario.com.mx

Silvio, Lila Downs y Willy Colón abren eventos masivos del VI Festival Internacional

Silvio Rodríguez, Lila Downs y Willy Colón abrieron los eventos masivos del VI Festival Internacional Chihuahua en ciudad Juárez, quienes prendieron a la gente que acudió a dicho concierto.

El trovador cubano, Silvio Rodríguez hizo cantar a miles en el estadio Benito Juárez en la frontera, lo anterior en su presentación en el VI Festival Internacional Chihuahua.

Desde las 6 de la tarde, gente ya hacía fila fuera del Estadio Universitario Benito Juárez para entrar a ver al famoso trovador.

Ojalá y Mi Unicornio Azul fue la canción que más coreó la gente.

Lila Downs hizo cantar a miles de juarenses con éxitos mexicanos como Tu Recuerdo y Yo, La Iguana y Paloma Negra.

Después de la presentación estelar de Silvio Rodríguez en el Estadio Universitario Benito Juárez, Lila comenzó su espectáculo donde dio a conocer su melodiosa voz.

El salsero Willy Colón hizo bailar a miles de juarenses en el estadio Benito Juárez, en su presentación durante el VI Festival Internacional de Chihuahua.

Desde el Bronx de Nueva York, lugar donde es originario Willy Colón, trajo su música hasta los juarenses, quienes no resistieron el poder de las congas y timbales y comenzaron a mover sus pies.

Parejas incluso perdieron la verguenza y comenzaron a bailar frente al público en las escaleras o en la explanada del estadio.. fuente: http://www.tiempo.com.mx

lo dice Ravsberg…

Posted in américa, arte, cuba, debate, LaHabana, literaura, música, Memorias, noticias, Opinión, relato, silvio with tags , , , , , , , , on septiembre 13, 2010 by el taburete

el título del Post es de Silvio Rodriguez, tomado de su blog Segunda Cita

Democracia a la cubana
Fernando Ravsberg | 2010-09-09, 15:04

Hace unos años, participe de un debate en una radio europea y uno de los cubanos que se encontraba en el panel nos habló maravillas de la Cuba pre revolucionaria, de su desarrollo económico, social y sobre todo de su solidez política.
Lo que mi contertulio nunca nos pudo explicar es como en ese “paraíso” se produjo la primera revolución comunista de América, por vía violenta y contando además con el apoyo masivo de la población, por lo menos durante sus primeros años.
Entre los muchos tópicos que se oyen sobre Cuba el que parece más alejado de la realidad es el que afirma que antes de 1959 se había alcanzado un alto nivel de democracia política y que la Constitución de 1940 es la mejor prueba de ello.
Los 57 años previos al triunfo de la revolución nos muestran una historia muy diferente.
Desde que Cuba nace y hasta que pasa los años 30 vive como un protectorado de EE.UU., con una enmienda constitucional que les permitió incluso invadir la isla de forma “legal”.
Washington no desaprovecha este estatus, se adueña del 20% de las tierras, del 90% de las minas y del 40% de la industria azucarera (1). Al nacer Fidel Castro 2/3 partes de todas las producciones agrícolas cubanas eran de propiedad estadounidense. (2)
Es por esos años que el presidente Gerardo Machado decide saltarse las elecciones y continuar al mando. Se afianza en el poder a sangre y fuego, reprime, encarcela y asesina a sus oponentes, mientras hambrea a la mayoría de los cubanos.
Machado no entendía de razones, así que la gente se lanzó a las calles y se convirtieron en una nación ingobernable hasta que derrumbaron la dictadura. Fue tal vez la primera revolución que hubo en Cuba y, sin la menor duda, la más espontánea y masiva.
De 1933 a 1936 Cuba tuvo nada menos que 8 presidentes, la mayoría de ellos duraban unos pocos meses pero el record de permanencia en el cargo lo tuvo Carlos Manuel Márquez, quien ejerció la primera magistratura solo por unas horas.
En medio de este caos surge la famosa Constitución de 1940, “la más avanzada de América”, según sus orgullosos defensores. Y tal vez lo fuera pero lo cierto es que no pasó de ser un papel que nunca reguló la vida real de los cubanos.
La flamante Constitución, no pudo impedir que el presidente Ramón Grau llegara a negociar con los grupos de gansters que asolaban el país y terminara ¡integrándolos en la policía! , según nos cuenta el historiador Carlos Márquez Sterling (3).
La corrupción era tan general que el Partido Ortodoxo, crece vertiginosamente gracias a las promesas de combatirla. Su presidente, Eduardo Chivás, tenía un programa de radio que se dedicaba casi exclusivamente a denunciar a los políticos venales.
En 1952 se produce un golpe de Estado que encierra una doble paradoja. Lo encabeza Fulgencio Batista, quien fuera uno de los promotores de la Constitución de 1940 y tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas, supuestas garantes de ese orden institucional.
Si el gobierno de Grau “legalizó” a los gansters locales, el de Batista internacionalizó el problema al permitir que la mafia de EE.UU. -encabezada por Meyer Lanski y otros personajes notables- tomara el control de los casinos y del juego en general.
Habían llegado unos años antes y se sentían tan a gusto que en 1946 realizaron aquí una de sus más importantes reuniones. La presidió el capo Lucky Luciano, la amenizó “la voz” de Frank Sinatra y asistieron “personalidades” de la talla de Anastasia, Costello, Gambino y Genovese.
Y mientras en La Habana construían canales de televisión, casinos, hoteles, marinas y hasta helipuertos, en 1957 solo el 4% de los trabajadores agrícolas comía habitualmente carne, pescado menos del 1%, apenas un 2% consumía huevos y el 90% no tomaba leche.
Los datos pertenecen a una encuesta de la Agrupación Católica Universitaria (4), en la que se registra además que el 80% de sus viviendas eran de madera con techo de guano, el 90% no tenían luz eléctrica y el 64% no disponían de baño ni letrina.
Recuerdo que en una fiesta privada en la que el trovador Pedro Luis Ferrer cantó algunas de sus canciones más críticas, uno de los cubanos participantes le dijo entusiasmado: “eso es, debemos reconstruir la Cuba que teníamos antes de que llegara este hombre”.
El cantante dejó de tocar, se puso serio y le respondió: “ustedes ya fueron derrotados en 1959. No te equivoques, yo miro hacia el futuro, en busca de una sociedad mejor que esta y estoy seguro de que no la voy a encontrar en ese pasado que tanto añoras”.

(1) Diccionario enciclopédico Grijalbo
(2) Volker Skierka en su biografía de “Fidel Castro”
(3) http://eddosrios.org/obras/historia/bando_5htm
(4) http://www.cubanag.ifas.ufl.edu/pdf/acusp.pdf

invitación…

Posted in américa, arte, cuba, debate, dibujo, el Taburete, espejos, LaHabana, literaura, música, Memorias, noticias, Opinión, silvio with tags , , , , , on septiembre 10, 2010 by el taburete

por Silvio Rodriguez en su blog Segunda Cita

Creo que la Revolución Cubana dignificó a nuestro país y a los cubanos. Y que el Gobierno Revolucionario ha sido el mejor gobierno de nuestra Historia.

Sí: antes de la Revolución La Habana estaba mucho más pintada, los baches eran raros y uno caminaba calles y calles de tiendas llenas e iluminadas. Pero ¿quiénes compraban en aquellas tiendas? ¿Quiénes podían caminar con verdadera libertad por aquellas calles? Por supuesto, los que “tenían con qué” en sus bolsillos. Los demás, a ver vidrieras y a soñar, como mi madre, como nuestra familia, como la mayoría de las familias cubanas. Por aquellas avenidas fabulosas sólo se paseaban los “ciudadanos respetables”, bien considerados en primer lugar por su aspecto. Los harapientos, los mendigos, casi todos negros, tenían que hacer rodeos, porque cuando un policía los veía en alguna calle “decente”, a palos los sacaban de allí.

Esto lo vi con mis propios ojos de niño de 7 u 8 años y lo estuve viendo hasta que cumplí 12, cuando triunfó la Revolución.

En la esquina de mi casa había dos bares, en uno de ellos, a veces, en vez de cenar, nos tomábamos un batido. En varias ocasiones pasaron marines, cayéndose de borrachos, buscando prostitutas y metiéndose con las mujeres del barrio. A un joven vecino nuestro, que salió a defender a su hermana, lo tiraron al suelo, y cuando llegó la policía ¿con quién creen que cargaron? ¿Con los abusadores? Pues no. A patadas por los fondillos se llevaron a aquel joven universitario que, lógicamente, después se destacaba en las tánganas estudiantiles.

Ahí están las fotos de un marine meando, sentado en la cabeza de la estatua de Martí, en el Parque Central de nuestra Capital.

Eso era Cuba, antes del 59. Al menos así eran las calles de la Centrohabana que yo viví a diario, las del barrio de San Leopoldo, colindante con Dragones y Cayo Hueso. Ahora están destruidas, me desgarra pasar por allí porque es como ver las ruinas de mi propia infancia. Lo canto en “Trovador antiguo”. ¿Cómo pudimos llegar a semejante deterioro? Por muchas razones. Mucha culpa nuestra por no haber visto los árboles, embelesados con el bosque, pero culpa también de los que quieren que regresen los marines a vejar la cabeza de Martí.

Estoy de acuerdo en revertir los errores, en desterrar el autoritarismo y en construir una democracia socialista sólida, eficiente, con un funcionamiento siempre perfectible, que se garantice a sí misma. Me niego a renunciar a los derechos fundamentales que la Revolución conquistó para el pueblo. Antes que nada, dignidad y soberanía, y asimismo salud, educación, cultura y una vejez honorable para todos. Quisiera no tener que enterarme de lo que pasa en mi país por la prensa de afuera, cuyos enfoques aportan no poca confusión. Quisiera que mejoraran muchas cosas que he dicho y otras que no.

Pero, por encima de todo, no quiero que regrese aquella ignominia, aquella miseria, aquella falsedad de partidos políticos que cuando tomaban el poder le entregaban el país al mejor postor. Todo aquello sucedía al tibio amparo de la Declaración de los Derechos Humanos y de la Constitución de 1940. La experiencia pre-revolucionaria cubana y la de muchos otros países demuestra lo que importan los derechos humanos en las democracias representativas.

Muchos de los que hoy atacan la Revolución, fueron educados por ella. Profesionales emigrados, que comparan forzadamente las condiciones ideales de “la culta Europa”, con la hostigada Cuba. Otros, más viejos, quizá algúna vez llegaron a “ser algo” gracias a la Revolución y hoy se pavonean como ideólogos pro capitalistas, estudiosos de Leyes e Historia, disfrazados de humildes obreros. Personalmente, no soporto a los “cambiacasacas” fervorosos; esos arrepentidos, con sus cursitos de marxismo y todo, que eran más papistas que el Papa y ahora son su propio reverso. No les deseo mal, a nadie se lo deseo, pero tanta inconsistencia me revuelve.

La Revolución, como Prometeo (le debo una canción con ese nombre), iluminó a los olvidados. Porque en vez de decirle al pueblo: cree, le dijo: lee. Por eso, como al héroe mitológico, quieren hacerle pagar su osadía, atándola a una remota cumbre donde un buitre (o un águila imperial) le devore eternamente las entrañas. Yo no niego los errores y los voluntarismos, pero no sé olvidar la vocación de pueblo de la Revolución, frente a agresiones que han usado todas las armas para herir y matar, así como los más poderosos y sofisticados medios de difusión (y distorsión) de ideas.

Jamás he dicho que el bloqueo tiene toda la culpa de nuestras desgracias. Pero la existencia del bloqueo no nos ha dado nunca la oportunidad de medirnos a nosotros mismos.

A mí me gustaría morir con las responsabilidades de nuestras desdichas bien claritas.

Por eso invito a todos los que aman a Cuba y desean la dignidad de los cubanos, a gritar conmigo ahora, mañana, en todas partes: ¡Abajo el bloqueo!

texto Silvio Rodriguez./ la ilustración es de Gillen.

Silvio, junto a la mesa sin mantel…

Posted in américa, arte, cortos, cuba, debate, el Taburete, LaHabana, literaura, música, Memorias, noticias, Opinión, relato, silvio, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , on septiembre 10, 2010 by el taburete

Tarde inolvidable para la trova la de este Jueves 9 de septiembre en la barriada de “La Corbata” en el municipio Playa, muy próxima al municipio La Lisa de nuestra capital. No solo para sus vecinos, sino para todos los que tuvimos el honor de asistir al humano y hermoso acontecimiento de ver a muchos de nuestros grandes intelectuales y artistas  reunidos junto a los hombres y mujeres del pueblo por un buen fin común.

Silvio Rodríguez fue el anfitrión por esta vez de un espectáculo de la Cultura cubana que promete nuevas ediciones con más sorpresas…

Del Proyecto “La Corbata”

El rumor nos llegó de mañana en una información algo confusa sobre que Silvio actuaría por La Corbata a las 6 de la tarde. Nada encontramos en la prensa al respecto. Nos faltó tiempo para decidir que merecía la pena acercarse y comprobarlo. Y qué decir que nuestra sorpresa fue mayúscula pues creímos asistir al mejor evento cultural en lo que llevamos de año, para y junto a un pueblo más culto y mucho más preparado, que al compás de una guitarra iba desbordando amor y canciones.

A solo unas horas de presentarse en el teatro Lázaro Peña, Silvio deleitó por más de dos horas de concierto callejero a toda una masa de pueblo que lo recibió con los brazos tendidos y los ojos llenos de admiración, ante un bardo que se contaba como uno más entre ellos. ¡QUE GRANDE!

Gracias a las gestiones del “Grupo de Prevención” de la comunidad de “La Corbata”, liderado por el jefe de sector de la Policía Revolucionaria José A. Álvarez López; Daniel Rodríguez vicepresidente del Sistema de prevención de la provincia, la delegada de la circunscripción Maricel Muñoz Sierra, la coordinadora de los CDR Deysi Martinto Font y la profesora Lazara Urrutia Nápoles… entre otros, se pudo realizar esta magnifica actividad que sirvió como pretexto de primer aniversario  del grupo en función; ya que se cumplía exactamente ayer un año de trabajo intenso en la localidad, obteniendo resultados impresionantes ante la lucha contra el delito y la apatía social, en un barrio donde crecía la delincuencia juvenil y ahora se respira un poco de cultura urbana.

Este es uno de los 30 barrios habaneros que se pretende fortalecer el trabajo social y cultural”;  según nos aseguraba Daniel Rodríguez en conversación con el Taburete. Nos mostró los increíbles avances del barrio y como con la cultura se han logrado resultados impresionantes como la vinculación de los jóvenes al trabajo, se ha elevado el nivel de vida de la población aunque con escasos recursos todavía y se ha eliminado en gran por ciento la delincuencia en la zona, objetivos todos del proyecto.

Hemos sido testigos de todo lo que está ocurriendo en ese barrio capitalino; conocemos el lugar desde hace años y se ve un cambio paulatino de sus viviendas y sobre todo en la confianza de las personas que ayer nos recibían en sus casas con una sonrisa de bienvenida.

El concierto de Silvio ha sido solo uno más dentro de los que se espera en los próximos meses, aunque verdaderamente ha sido espectacular. Próximamente estarán en La Cobarta, nuestro amigo Eduardo Sosa, Vicente Feliú que estuvo de invitado esta tarde y Arnaldo y su Talismán que recientemente inauguró su bello proyecto comunitario “La Lucecita”.

Sorpresa grata fue conversar con nuestro Ministro de Cultura Abel Prieto y confirmar la ayuda que nos dará el ministerio para la restauración de la biblioteca de Punta Brava, estaremos hablando en los próximos días de esos detalles…

Del concierto

Aún sin creerlo, llegamos expectantes para ver que nos deparaba la noticia que nos habían dejado por debajo de la puerta. ¡Silvio en “La Corbata”!…. “¿¡El qué…!?”… y es que algo de dudas nos proporcionaba tal acontecimiento, ya que no habíamos tenido la información segura de lo que realmente acontecería esta tarde, pero no quisimos dejar la oportunidad de dudar y nos aseguramos de tomar la “92” a tiempo, para salir en busca del “P-14” que nos llevaría a su encuentro.

Antes de subir a la tarima improvisada, pudimos sostener unas palabras con el trovador y le agradecimos personalmente aquel encuentro desde y para el pueblo; sostuvimos unas rápidas y le asegurámos que nos veríamos el viernes en el teatro, pero que, para nosotros, desde la callejuela, la palabrota y la mesa sin mantel, todo se ve mucho más hermoso.

Comenzaba el concierto con la hermosa canción “En claro de La Luna”: “…estamos muy satisfechos de estar aquí…” se presentaba Silvio ante una multitud que aplaudía desde portales, ventanas, techos, árboles, calles, zanjas, tractores, carretas, cunetas… en fin desde todos los lugares del perímetro.

La banda era la de siempre, los formidables “Trovarroco”, el versátil de las percusiones Oliver Valdez y la bella y tierna Niurka, con un Silvio dadivoso y muy carismático.

Continuaba el concierto con “El Papalote” recordando toda la infancia de la que bebió en San Antonio y sin  sacar la mano de la guitarra continuó toda una tarde-noche disparándole canciones y amor al numeroso público allí reunido, sin apenas descansar por más de dos horas de concierto. Un verdadero encuentro con el trovador y una comunidad de soñadores que saben que solo ese podría ser el camino, el de la cultura inoculada por las venas de esta gran ciudad.

Desde “La Gaviota” hasta “La Maza”, desde “Cita con Ángeles”  hasta “La Era” Silvio estuvo brindando lo mejor y más selecto de su repertorio a los presentes.

Momento significativo fue sin duda, el homenaje que le rindiera a Chile querido, especial recordatorio ya que por estos días estábamos celebrando junto al pueblo chileno un nuevo aniversario de su independencia.

Silvio nos había adelantado muchas sorpresas, las cuales no podían ser otras que sus amigos presentes en esa tarde. Hacía entrada el hermano de vida, el amigo Vicente Feliú el cuál arrebató palmas y hasta coros a los presentes, sacándoles el boto de aprobación para su próxima venida por estos parajes.

Hubo un alto para que nuestro Miguel Barnet, Presidente de la UNEAC, se dirigiera a los vecinos de la zona, y entregase  a la delegada de la circunscripción una donación de cientos de libros para la comunidad. ¡Qué regalo! Todos aclamamos por el futuro que resurge en esa localidad.

Momento estelar fue ver como un barrio tan contradictorio como “La Corbata”, cantaba las canciones más aplaudidas y más tarareadas, “El Necio”, “Pequeña serenata diurna” y “La Era”, dando muestras de lo que un pueblo aún con necesidad sabe preservar y defender a cualquier precio.

Para nosotros, que hace solo unos días abogábamos por la unión de dos hermanos como Silvio y Pablo y lo seguiremos haciendo hasta el cansancio, nos emocionó ver como algunos aún equivocándose en sus pedidos, quizás llevados por la emoción del momento, convocaban a Silvio a cantar “Yolanda” de nuestro Pablo Milanés. Fue gracioso para muchos… pero más emocionante fue como Silvio a guitarra limpia y sin tenerla a la vista del pentagrama, la interpretó sin “peros” a una multitud que le agradecía el gesto. Nos emocionó porque tal pareciera que Silvio escuchará nuestros ruegos de unidad entre dos hermanos. Fue hermoso ese momento!

Para cerrar el concierto memorable, lo hacía con la imprescindible “Ojala” y todos juntos cantamos, dando un sí por la verdadera cultura del conocimiento.

Para los presentes allí y para todos los que nos sumamos a su fiesta, sentimos desde dentro ese “tilín”  al que nos convocaba Silvio en su primera cita con los ángeles. Salimos de allí con la esperanza de que cuando se quiere se puede.

Para nuestro Taburete que ha acompañado a Silvio en muchos de sus conciertos desde hace 10 y más años para acá, podemos asegurarles que ha sido emocionante tal acontecimiento, tanto que nos atrevemos a decir que nunca antes habíamos vivido una fiesta de tantas emociones como esta que vivimos junto a nuestros amigos de “La Corbata”.

Gracias Silvio por seguir siendo Silvio, gracias a los vecinos del barrio por acogernos de la forma que lo hicieron, gracias a todos los que de una forma u otra seguirán aportando lo mejor de la cultura nacional, para nuestro pueblo.

El Taburete

Algunas fotos del concierto de Silvio en La Corbata  AQUí

Silvio Rodriguez: elegante en La Corbata… (1)

Posted in américa, arte, cortos, danza, el Taburete, espejos, Foto, poesia, silvio, Trova with tags , , , , , , , , , on septiembre 10, 2010 by el taburete

Algunas fotos del Concierto que Silvio Rodriguez dio en la tarde de ayer en la barriada de La Corbata en el Municipio de Playa, La Habana. Fotos ElTaburete.


leer: Silvio, junto a la mesa sin mantel…