Archivo para Cambios en cuba

la noticia perdida de la BBC…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on enero 14, 2011 by el taburete

tomado de cambios en cuba

Algo muy extraño está suciendo en la red. Además de los agujeros negros que Youtube debe haber abierto en una buena cantidad de páginas donde se reflejan las razones de Cuba, ahora también han comenzado a desaparecer enlaces.
Una noticia publicada por la BBC, y en enlazada a este blog como puede apreciarse en la imagen de arriba, en la que se daba parte de la censura por parte de Youtube al sitio cubano en Internet Cubadebate, también ha desaparecido.

 

Por suerte para los lectores la noticia perdida de la BBC fue replicada en el blog del reconocido cantautor cubano Silvio Rodriguez.

¿Se tratará solo de problemas técnicos o de algo más?

Anuncios

Alfredo Guevara: El proceso de desestatización será de renacimiento de la sociedad…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on noviembre 24, 2010 by el taburete

LA HABANA, Cuba, 23 de noviembre (apro).- El cineasta e intelectual Alfredo Guevara, miembro de la dirigencia histórica de la Revolución de Cuba, aseguró hoy que ese país inició el proceso de “destrucción de la estatización social”, para limitar las funciones del Estado e impulsar el desarrollo de la sociedad cubana.

“Las reformas implican riesgos porque los cambios pueden producir más cambios y tomar cualquier camino. Pero lo podemos hacer ahora (las reformas), sin riesgo de que volvamos al capitalismo”, señaló.

En conferencia de prensa, el presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana precisó que reformar el sistema socialista cubano es viable sin riesgo porque “lo haremos desde el poder, tenemos el poder”, y sin que “nadie nos empuje en otra dirección que la que nos hemos propuesto”.

Según Guevara, en Cuba han comenzado a vivir el proceso de destrucción de la estatización de la sociedad, “y espero que logremos un Estado que se autolimita a sus funciones” y que permite el desarrollo de la sociedad.

El fundador del Instituto Cubano de Cine (ICAIC), muy cercano a Fidel Castro, reconoció que las reformas del sistema socialista (incluida lo económico) tienen “riesgos, porque los cambios pueden producir más cambios y tomar cualquier camino”, pero las reformas, reiteró, se hacen “desde el poder, con los cañoncitos atrás”, sin que nadie los empuje en otra dirección que la que nos ha propuesto el gobierno presidido por Raúl Castro.

Guevara, de 84 años, afirmó que las reformas son necesarias, porque son como una “experiencia de salvación” frente al estrechamiento de la sociedad.

“El proceso de desestatización será de renacimiento de la sociedad, que tendrá sus propias características”, subrayó el cineasta, quien además dio a conocer los pormenores de la edición 32 del Festival de Cine, que se desarrollará del 2 al 12 de diciembre próximo en La Habana.

De acuerdo con el fundador del ICAIC, en Cuba se está “revolucionando el modelo socialista, porque tal vez por primera vez en la historia del proyecto socialista se va a apreciar cómo se puede romper esa simbiosis Estado-sociedad”.

Y añadió: “El Estado no es burocracia, pero desde luego un Estado desproporcionado crea un fenómeno ideológico-burocrático, y si este proyecto que está anunciado triunfa, será destruida esa burocracia”.

Al hacer referencia al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, Alfredo Guevara destacó el hecho de que la 32 edición coincide con un momento muy especial de la vida cubana y el desarrollo de la vida del socialismo y la Revolución.

Además, dijo estar seguro de que los cineastas de América Latina que llegarán a La Habana “se interesarán por estos temas” y van a llegar a la isla en un momento en que “ese proceso revolucionador (las reformas) no estará en su punto más álgido e interesante, pero estará ya planteado para su desarrollo”.

Los organizadores del festival anunciaron la proyección de 515 películas, 163 de las cuales son largometrajes de ficción, 24 de ellos en concurso.

Los países más representados en la muestra cinematográfica serán Argentina, con 88 filmes entre largos y cortos de ficción, documentales y animados; México, con 79, y Cuba con 78.

La cartelera de proyecciones de las películas concursantes se completa con varias muestras dedicadas al bicentenario de la independencia de Argentina y los cien años de la Revolución mexicana.

vía  http://www.proceso.com.mx

 

Cuba: cambios y más democracia…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on noviembre 18, 2010 by el taburete

El proceso nacional de debate convocado en Cuba entre el 1 de diciembre de 2010 y el 28 de febrero de 2011 es el verdadero inicio del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba(PCC), continuidad de un parlamento obrero, campesino, estudiantil y popular al que la Revolución ha acudido muchas veces desde su llegada al poder. El documento abierto a discusión pública es el “Proyecto de Lineamientos de la política económica y social”(www.cubadebate.cu), elaborado por la Comisión de Política Económica del Congreso, del cual constituirá el tema principal y el propósito al debatirlo con la ciudadanía es asegurar que de sus propuestas salga el documento definitivo que habrá de someterse a la consideración del máximo órgano de dirección del PCC, a celebrarse en abril de 2011. El proyecto fue puesto hace días a disposición de la población a la vez que el partido celebró un seminario nacional para preparar a los cuadros y especialistas de ese nivel que tendrán la responsabilidad de organizar el debate en las provincias. En una de sus intervenciones en el seminario, que duró cuatro días, el segundo secretario del PCC Raúl Castro  orientó: no se trata de convencer sobre lo que está escrito en el proyecto sino de explicar los asuntos y recoger meticulosamente las opiniones porque en este proceso el que va a decidir es el pueblo(las cursivas son mías). Antes había expresado que la diversidad es fundamental y que la vida se enriquece con las discrepancias, lo que tiene que ser una máxima dentro del partido, idea que reitera con frecuencia. Por ello -subrayó- la participación masiva es cardinal para el éxito del Congreso y puntualizó que las ideas de Fidel están en cada uno de los lineamientos propuestos.

¿Se quiere un ejemplo superior de democracia directa y participativa, raigalmente socialista? Los dos principales jefes de la única revolución que ha luchado por el ideal y las realizaciones socialistas más de cincuenta años ante el embate implacable del imperialismo yanqui someten a escrutinio popular las propuestas del partido, en cuya elaboración han tomado parte personalmente. Una cuidadosa lectura del documento nos pone ante la perspectiva de una imperiosa e ineludible renovación radical del sistema de dirección económica, los mecanismos de redistribución social y los criterios de empleo de la fuerza de trabajo pero sin ceder un ápice en la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción ni en la soberanía nacional sobre los recursos económicos y naturales. Sólo que ahora una parte importante de la propiedad social no sería estatal sino cooperativa, en la agricultura, los servicios y otras actividades, y tanto las cooperativas como las empresas estatales y los gobiernos municipales pasarían a disponer de crecientes prerrogativas, facultades y recursos que fortalecerían extraordinariamente la democracia participativa, la función del Estado en la planificación socialista y las armas para luchar contra el burocratismo. A la vez un emergente sector privado, debidamente regulado, pasaría a hacerse cargo de tareas que el Estado nunca pudo cumplir. Los dirigentes cubanos eluden el término “reforma” y prefieren el de “actualización del modelo económico” puesto que no se trata de cambiar la sustancia, el socialismo, sino de dar un gran salto en su perfeccionamiento, en la consecución de sus objetivos y en el paso a una etapa superior del desarrollo económico realizando los cambios que sean necesarios, rectificando errores y modificando reglas que en su momento pueden haber sido indispensables pero hoy constituyen trabas a la construcción socialista. Se trata también de elevar la competitividad y el nivel de vida del país en las hostiles e imprevisibles condiciones de la crisis más catastrófica en la historia del capitalismo sin dejar a nadie desamparado pues las redes sociales se encargarán de evitarlo.

El proceso de discusión actual no es nuevo y sus antecedentes han sido decisivos para llegar a estas fechas con la formación de una base de consenso popular. Se inició con el debate nacional sobre el discurso de Raúl en Camagüey del 26 de julio de 2007 cuando expresó la necesidad de introducir cambios estructurales y de concepto en la economía cubana,  -y evocando a Fidel “cambiar todo lo que haya de ser cambiado” para, lo que llamó a abrir una discusión pública que lleva ya tres años en curso y ha fomentado otro ciclo de parlamentarismo de calle cuya culminación será justamente el VI Congreso del partido.

(Tomado de La Jornada)

 

Los cambios en Cuba y el debate imposible…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on noviembre 10, 2010 by el taburete

por Iroel Sánchez visto en kaosenlared

La convocatoria al Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba ha tenido una amplia repercusión en todo el mundo. Seguramente, muchas personas mirarán hacia el proceso que comienza con grandes expectativas.

También influyentes medios de prensa se refieren ya  al asunto, aunque la mayoría de ellos sólo desde el punto de vista noticioso, porque quizá sea demasiado pronto para emitir una opinión. Sin embargo,  a algunos les bastaron unas horas para reiterar sus deseos sobre la Isla. Así lo hace el diario español El País, que desde el primer párrafo  de su despacho reitera los dos elementos que ha venido machacando en su cobertura sobre los transformaciones que debatirán los cubanos:

“El presidente cubano, Raúl Castro, ha convocado para la segunda quincena de abril de 2011 el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, que deberá definir las nuevas directrices económicas de la isla en momentos de aguda crisis y cuando el Gobierno ha puesto en marcha una reforma que pretende reducir el papel del Estado y ampliar los márgenes de la iniciativa privada.” (las cursivas son nuestras)

Aguda crisis reforma parecen ser los términos que no pueden dejar de encabezar cualquier reporte sobre Cuba  en el periódico madrileño. No es un secreto para nadie que el funcionamiento de la economía cubana dista de satisfacer a los ciudadanos de la Isla y precisamente por eso lo que se ha denominado “batalla económica” ocupará el centro de los debates previos al Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba que acaba de convocarse. Basta con atender a los análisis de los dirigentes cubanos o leer la sección de correspondencia de los periódicos para saber lo que pensamos sobre el desempeño de nuestra economía quienes habitamos la mayor de las antillas. Pero siempre son las apreciaciones  más críticas las que saltan de inmediato a los titulares de la prensa internacional. Estas que relacionamos a continuación, a pesar de provenir de las mismas fuentes, no son reproducidas con el mismo entusiasmo por los apasionados de la aguda crisis y la reforma:

Comercio exterior

  • Al finalizar el tercer trimestre del presente año las exportaciones de mercancías reflejaron un incremento del 21% con respecto a igual periodo del 2009, mientras que las importaciones crecieron solo un 1%.
  • Esto, unido a las exportaciones de servicios, ha contribuido a garantizar la eficiencia en la gestión comercial y al empeño por el saneamiento de las finanzas
  • (Declaraciones del Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, al inaugurar la 28 Feria Internacional de La Habana, FIHAV 2010. En Radio Habana Cuba)

    Turismo

  • Las entidades turísticas del país obtuvieron ingresos por más de 1 205 millones de pesos convertibles (CUC) en los primeros nueve meses del año. El crecimiento fue superior en 3,5 por ciento si se compara con igual período del año precedente.
  • El arribo de visitantes también fue al alza: 2,5 por ciento. Esto significa que 1 903 606 personas llegaron al país en la etapa
  • El comportamiento entre arribos e ingresos en el período evidencia una mayor rentabilidad del sector. Es una tendencia positiva; contraria a la del año pasado, cuando el número de visitantes creció en alrededor del 3,5 por ciento, pero los ingresos declinaron en más de un 11 por ciento.
  • (Publicación Turismo. Principales indicadores. Septiembre 2010, edición noviembre 2010, de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), que estuvo a cargo de los especialistas de su Dirección de Industria y Medio Ambiente. Citada por periódico Juventud Rebelde)

    Evaluación de la economía en el primer semestre

  • Se aprecian resultados alentadores en la economía nacional, a pesar del incumplimiento del plan de azúcar y otras producciones agropecuarias a causa de errores de dirección y también por los efectos de la sequía.
  • Se incrementan los arribos de visitantes extranjeros, se cumple la producción petrolera; se mantiene, e incluso mejora, el equilibrio monetario interno,
  • La productividad del trabajo refleja un ritmo superior al salario medio, objetivo que no se lograba desde hace varios años, se elevan modestamente las exportaciones y se reduce el consumo de portadores energéticos, a partir del reordenamiento del transporte y el efecto de otras medidas de ahorro.
  • El consumo de electricidad refleja resultados positivos en el sector estatal, a diferencia del residencial que crece más que lo previsto.
  • Las retenciones de transferencias al exterior  a suministradores acumuladas son hoy apenas un tercio de las de hace un año y, como muestra de seguridad en el país se han incrementado los depósitos extranjeros en los bancos cubanos.
  • (Discurso del presidente cubano, General de Ejército Raúl Castro Ruz, ante la Asamblea Nacional de Poder Popular el 1 de agosto de 2010, publicado en Cubadebate)

    Tal vez la información sobre Cuba en algunos medios atraviese una “aguda crisis” y necesite de una profunda “reforma” pero eso -a diferencia de los cambios que discutiremos los cubanos-  sólo depende de accionistas y anunciantes,  y es impensable para ellos un debate  como el que ahora comienza entre nosotros.

     

    tocata y fuga…

    Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on octubre 23, 2010 by el taburete

    El autor, Licenciado en Comunicación y trabajador de los medios de prensa en Cuba, hace un breve análisis sobre el proceso y el papel de la prensa cubana entorno a los acontecimientos…


    Del Reordenamiento laboral y salarial en Cuba…

    Por Carlos Alberto Pérez Benitez. Especial para El Taburete.

    El acontecer cubano en la prensa extranjera no deja de despertar pasiones y sentimientos encontrados en cada rincón del planeta. La presencia diaria del tema Cuba en las políticas editoriales de los más importantes medios del mundo es una realidad. Diferentes son las temáticas que se abordan, pero sin lugar a dudas, el entorno de la política socialista de la isla es el favorito.

    Uno de los acontecimientos que por estos días no escapa de especulaciones es el llamado “Reordenamiento laboral y salarial en Cuba”, el cual ha sido blanco de una gigantesca manipulación mediática de la prensa extranjera desde que fuera anunciado por nuestro presidente Raúl Castro el pasado mes de agosto.

    La inexistencia de espacios de debate en nuestros medios nacionales, la falta de una planificada estrategia mediática que contrarreste las manipulaciones de la prensa internacional,  así como la extrema pericia para crear un efectivo mecanismo de información a la población sobre el desenlace de estos acontecimientos, han sido la motivación necesaria para escribir estas líneas que a manera de desahogo, no pretenden otra cosa que llamar a la reflexión sobre la necesidad de atajar a tiempo tales situaciones.

    Surgimiento, puesta en marcha, y malas interpretaciones…

    El aún joven proceso de “Reordenamiento laboral y salarial”, catalogado por muchos como el más importante de la Revolución en sus más de cinco décadas, es parte del plan de medidas que ha venido tomando el país debido a la necesidad de actualizar el modelo económico cubano, es decir, encontrar una nueva forma de incentivar la economía nacional y no actualizar el sistema político cubano sobre la base de la privatización, como se ha encargado de manipular y difundir a los cuatro vientos “la gran prensa internacional”. Una afirmación que se encuentra alejada de la realidad partiendo de que las bases y conceptos del socialismo cubano siguen intactos, y en honor a la verdad, no es algo que está a la venta.

    Es obvio que este proceso figura un gran reto para los revolucionarios de hoy teniendo en cuenta las circunstancias actuales en las que este se desarrolla. Las condiciones quizá se muestren adversas, pero la Revolución, que siempre ha confiado y brindado lo mejor a sus hijos, no puede darse el lujo de seguir esperando por milagros.

    Confiando una vez más en la máxima dirección del país, sabemos que queda en el éxito de este empeño la supervivencia de las conquistas alcanzadas hasta hoy por nuestro pueblo y sistema socialista, así como el crecimiento, estabilidad y solidez de una economía que tenga como primera misión, dejar atrás la sombra de aquel fallido esquema económico que no fue capaz de evolucionar y encontrar alternativas factibles para impulsar un irreversible desarrollo económico de la nación.

    Como es conocido, las bases de este proceso emergen del vetusto modelo económico sucumbido por la falta de productividad de sectores que así lo deberían hacer y no lo hacen, un elemento que a través de los años ha traído al traste millonarias pérdidas económicas al país provocando el incremento indiscriminado de importaciones de productos, muchos de ellos históricamente producidos en la nación. Se unen a esto el incremento de la indisciplina laboral y el desinterés por el trabajo, así como la enorme inflación de plantillas en los centros laborales; globo que logró crecer sigilosamente con el ánimo de mantener bajos índices de desempleo, encontrar una inmediata ubicación laboral a los millones de graduados universitarios y de nivel técnico que hoy tenemos, y hasta en la complacencia de las excelentemente bien redactadas “cartas de solicitud de plazas laborales”, las que en la mayoría de los casos han servido para favorecer a directivos cuyos conceptos de calidad del trabajo han sido errónea y directamente proporcionales a plantillas infladas. De ahí que se comience a aplicar en el país el principio de idoneidad demostrada. Es decir, si de cinco trabajadores de un área, el trabajo puede ser realizado solo con dos, serán entonces los más idóneos para el desempeño de esa tarea los que terminen ocupando las codiciadas plazas.

    Elementos como estos han hecho que a través de los años se pierdan cifras millonarias en el pago de salarios a trabajadores improductivos que deberían estar insertados en sectores priorizados para la producción del país. También ha repercutido de manera negativa en el anhelado aumento de los salarios, algo que se podrá concretar paulatinamente una vez el gobierno comience a recuperar lo que hoy se destina a una “fuerza laboral” que adolece de no ser tan fuerte, algo que de igual forma incidirá positivamente en la necesidad de obtener una fuente de empleo segura que aporte los beneficios suficientes para mejorar la calidad de vida de los cubanos.

    Es preciso señalar que entre las medidas divulgadas para hacer lo más transparente posible este asunto de demostrar la idoneidad de cada trabajador, se encuentra la conformación de una llamada comisión de expertos, un grupo de 5 a 7 personas que incluyendo el sindicato, la administración, y el resto de los factores y trabajadores del centro, será la encargada de tomar la decisión más acertada en cada caso particular, pues se encuentra en juego el rumbo que tomarán las vidas de más de un millón de familias cubanas, argumento suficiente para no permitir paternalismos ni oportunismos en esta depuración de la clase obrera cubana.

    La dirección de la Revolución plantea cada vez con más fuerza que NADIE VA A QUEDAR ABANDONADO A SU SUERTE. Un sentimiento que nace de la diferenciación entre dos conceptos muy distintos, desempleado y trabajador disponible. Si se analiza el clásico desempleo que ocurre en otros países del mundo, y especialmente en los capitalistas, nos damos cuenta de que en Cuba no existirá tal desempleo masivo como insiste en pregonar la prensa extranjera. En nuestro caso particular, lejos de lanzar a la calle a más de un millón de trabajadores sin tener en cuenta su Seguridad Social y el futuro de estas familias, el Estado ha sentado las bases para lograr un reordenamiento de la fuerza de trabajo excedente, dejando a los trabajadores en una categoría de disponibles y no de desempleados, lo que ofrecerá a esta nueva fuerza la oportunidad de una reubicación en sectores verdaderamente productivos y donde la demanda laboral del país es mucho más necesaria. Entre estos se visualizan como los más necesitados de mano de obra los sectores de la construcción, la agricultura, las diferentes industrias, la educación, entre otros.

    Si bien estamos conscientes de que habrán obreros que perderán su vínculo laboral después de muchos años de trabajo, como también lo harán con sus oficios y especialidades en las que han trabajado toda la vida, preocupa más la posibilidad real de que este fenómeno se vea repetido en varios miembros de un mismo núcleo familiar, lo que desde ya nos pone alertas ante tan alarmante y delicada situación. Previendo esto, las autoridades cubanas han puesto en marcha un plan de medidas alternativas que permiten el arrendamiento, el usufructo, las creación de cooperativas, y la ampliación del Trabajo por Cuenta Propia, iniciativas que surgen a la par de este proceso y que sin lugar a dudas ayudarán a paliar en gran medida la compleja situación que se aviene.

    Violaciones en el proceso…

    Poner en marcha una tarea como esta tiene tantos puntos a favor como los pudiera tener en contra, tanto de éxito como de posible fracaso, así como detractores y seguidores. No obstante, el solo hecho de trazarse semejantes metas sabiendo cuánto se sataniza internacionalmente lo que sucede en Cuba y llevarlo a cabo en tan corto período de tiempo, resulta desde ya una enorme valentía de la Revolución y sus líderes, otorgando además un voto de confianza sin precedentes a nuestro pueblo.

    Cuba, que siempre ha brindado y regalado a su pueblo, hoy se duele en esta inevitable toma de drásticas medidas, una acción que solo se justifica cuando existe una razón mayor detrás de todo este proceso, la protección y conservación de nuestra Revolución.

    Sin embargo, resulta indigno y mucho más doloroso ver a quienes sumidos en la ignorancia se apartan del proceso, lo sabotean, e incluso inescrupulosamente sacan provechosos partidos del mismo.

    Este Reordenamiento laboral y salarial, indicado a ejecutarse paso a paso y cuya primera etapa apenas acaba de concluir, fue concebido en su fase inicial para el trabajo político con las masas, es decir, otorgar a las administraciones y sindicatos un intervalo de tiempo determinado que permitiera crear conciencia en la clase obrera sobre la necesidad de realizar este proceso y sus posteriores consecuencias. Bajo la indicación de que fuera desarrollada a partir de la discusión en cada centro de trabajo del discurso pronunciado por nuestro presidente Raúl frente a la Asamblea Nacional del Poder Popular el pasado mes de agosto, esta primera etapa NO FUE CONCEBIDA PARA LA EJECUCIÓN Y TOMA DE MEDIDAS ADMINISTRATIVAS, algo que paulatinamente se ha venido manifestando debido al desconocimiento y oportunismo de algunos directivos.

    Ya se pueden constatar en el país violaciones de diversas índoles que atentan peligrosamente contra el proceso. Se conoce y rumora a cada día de arbitrarios despidos que violando el procedimiento establecido ponen en crisis la organización y prestigio de este reordenamiento.

    Lastimosamente el total de los afectados consultados para este trabajo se mostraron temerosos a contar sus experiencias, por lo que temporalmente prefirieron guardar silencio y esperar el final desenlace de sus situaciones. No obstante a esto, sabemos y contamos con información comprometedora que involucran inequívocamente a estos directivos transgresores en las citadas violaciones. Un tema que se tratará de abordar próximamente con un mayor detenimiento y ejemplificación de detalles.

    Si queda claro que esta violación representa un paso adelantado al cronograma de ejecución de este reordenamiento, según lo estipulado por la dirección del país, más grave resulta que se estén tomando autoritarias e inconsultas determinaciones sin tener en cuenta que los únicos facultados para decidir sobre la idoneidad de cada trabajador es la debidamente organizada comisión de expertos de cada centro laboral.

    Ya anteriormente a este fenómeno y quizás previendo alguna que otra situación de este tipo Raúl nos alertaba: “La estricta observancia del principio de idoneidad demostrada a la hora de determinar quién merece el mejor derecho de ocupar una plaza, debe contribuir a evitar cualquier manifestación de favoritismo, así como de discriminación de género o de otro tipo, las cuales deben enfrentarse con toda firmeza”.

    De acuerdo con esto se debe precisar que los centros laborales deben ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar la comisión de expertos, ya que elegirla al azar o no otorgarle la confianza y responsabilidad que la misma conlleva, podría ocasionar un efecto boomerang y finalmente resultar contraproducente al objetivo principal que se persigue.

    No caben dudas de que poner en riesgo la transparencia, credibilidad, y confianza de este proceso a la sombra de infracciones insensatas, pone en crucial peligro todo lo logrado en la organización y correcta puesta en marcha de tan colosal tarea. Determinados errores solo traerían como consecuencias el descrédito y el aumento de las falsas especulaciones, haciendo irreparables e irreversibles daños al resultado final del proceso.

    Si sumamos a esto el posible oportunismo de entes ocultos tras cristales oscuros o parapetados en modernos y climatizados despachos, el daño podría ser mayor e incluso sería más alarmante la situación. Conociendo esto, debemos estar muy atentos y combatir el oportunismo, ya que éste pudiera estar enmascarado de directivos interesados en “limpiarse el camino” utilizando el abuso de poder e influencias para despedir arbitrariamente a quienes por una razón u otra no cumplan las “reglas del juego”, no se hagan los de la “vista gorda”, o sencillamente no “cuadren la caja” según sus intereses. Lo más preocupante de todo esto es que ahora mismo pudiera estar sucediendo.

    Ahora bien, ¿pudieran ser prevenidas muchas de las violaciones que atentan contra la pureza y transparencia de este proceso? ¿Podría contrarrestarse la avalancha de artículos de la prensa extranjera que tergiversan y satanizan diariamente el tema en cuestión? ¿Existe la suficiente cantera periodística, medios y recursos tecnológicos para mostrar al mundo lo que realmente sucede en Cuba? ¿Están jugando los medios nacionales un papel objetivo en este asunto?

    El papel de la prensa cubana entorno a los acontecimientos…

    Recientemente en el programa televisivo “Con dos que se quieran…”, el intelectual cubano Alfredo Guevara respondió a la pregunta de cómo debería ser un periodista con un contundente: SER PERIODISTA. Una respuesta a la que respondiera el entrevistador con una sonrisa cómplice comprendiendo que el asunto quedaba zanjado.

    Lo cierto es que no se entiende cómo existiendo semejante ejército de periodistas al servicio de la Revolución, una infraestructura tecnológica bastante adecuada, y un elevadísimo nivel profesional de cada egresado de nuestras escuelas de periodismo, se haga tan poco por un lado y se sea tan reiterativo por otro.

    Resulta molesto que con semejante aval, la prensa internacional tome la delantera y asuma un casi totalitario protagonismo en relación al tema Cuba, mucho más en un asunto de medular importancia como este. Igualmente incomoda que se repitan una y otra vez las mismas fórmulas en la radio, televisión, prensa escrita y medios digitales.

    Si ahora mismo nos detenemos a analizar los medios nacionales pareciera que no está sucediendo nada, y el enemigo, que no pierde la más mínima oportunidad de señalarnos inquisitivamente, cada día que pasa incrementa su poderío mediático, manipula, tergiversa, y gana más terreno en el entorno informativo de este proceso.

    Callar, retener información, o informar a destiempo no creo que sean las pautas de ninguna academia de periodismo en el mundo, mucho menos de la nuestra, puedo dar fe de ello.

    La prensa extranjera continúa sacando provechos con su vieja fórmula de incesantes bombardeos de información tergiversada sobre la realidad cubana. Si sabemos esto, ¿por qué permitir que rueden de boca en boca o vía e-mail tantas mentiras y versiones manipuladas sobre determinados temas que se han mantenido al margen por nuestra prensa nacional? ¿Qué resulta más dañino entonces, callar, o informar oportunamente sobre todas las temáticas que involucran a Cuba?

    Los días pasan y en nuestros medios casi no se menciona este proceso. Para cuando se hace, generalmente se presentan trabajos con cierto desenfoque de la problemática real y no se ponen sobre la mesa los problemas objetivos que inquietan hoy a cada cubano. La realidad es que a estas alturas aún está pendiente el pertinente análisis sobre las ventajas o desventajas de las nuevas opciones anunciadas, de la tramitación de documentos necesarios para la obtención de licencias de los futuros Trabajadores por Cuenta Propia, de las opciones y procedimientos para la reubicación laboral en cada provincia del país, o sobre el seguimiento que le están dando la Central de Trabajadores de Cuba y nuestro Partido a la transgresión de normativas y otras violaciones que han existido en el proceso.

    Las soluciones a esta problemática parecieran no estar muy lejanas, pero … ¿Por qué no se ha realizado aún una Mesa Redonda donde se aborde junto a especialistas de los Ministerios de Trabajo y Economía, la CTC, y nuestro Partido los temas de mayor interés para la población? ¿Qué sucede con las masivas tiradas de tabloides de la Editora Política?, una sabia y oportuna manera de poner sobre la mesa la documentación necesaria que tanto demanda nuestro pueblo. ¿Qué pasa con los Spots de televisión que no aparecen? ¿Dónde están los programas de opinión y reflexión de nuestra TV que siguen priorizando otras temáticas? ¿Para qué queremos un supercable submarino de fibra óptica con cientos de GIGAS de ancho de banda, si para crear un sitio oficial o un blog de información no se necesita tanta tecnología y sin embargo, nada se ha hecho aún? ¿Por qué no ha sido creado un mecanismo de retroalimentación adicional a las tradicionales reuniones de centros laborales sobre las experiencias vividas del proceso? ¿Por qué el Portal Digital Cubadebate no ha propiciado un merecido “debate en Cuba” sobre este tema? ¿Por qué la blogosfera cubana y sitios alternativos como Rebelión y Kaosenlared han tenido que tomar las riendas del asunto y no lo hacen así los medios nacionales?

    Fin de la primera parte.

    se acabó la vagancia…

    Posted in el Taburete with tags , , , , on octubre 22, 2010 by el taburete

    La Habana vive entre expectativas y desconocimientos reales sobre qué sucederá en un futuro inmediato en torno a los cambios que se nos vienen encima; los cuales todos o casi todos los cubanos, pensamos que llegan para bien de nuestra nación.

    Lo mismo te encuentras la voz que rompe en un P-14 con un: ¡El cuartico está igualito mi hermano…! Que con la cola para el pan: ¿¡Oye qué negocio vas a abrir tú…!? O en una esquina repleta de antisociales divagando en torno a las palabras de Raúl: ¡Coño el “chino” nos la va a poner dura… se acabo la vagancia… de pin…! Y es que por mucha desinformación que aún haya y mucho miedo en torno a los cambios como es lógico por parte de algunos, preferimos un país en movimiento ante un país estático como lo veíamos hace algunos años atrás…

    Una verdadera Revolución tiene que estar en constante Re-evolución,  de permanecer estática pierde su dinámica apasionante y sin ella, se pierde todo.

    Cuba se levanta hoy envuelta en dudas esperanzadoras, no son las dudas de ayer que nos asustaban por el descontento real que existía; son las dudas del ¿qué va a pasar en el país que todos han recuperado la esperanza? y todos esperamos que este sea el paso necesario para superar los males nacionales en varias esferas…

    Una buena amiga nuestra nos realzaba su confianza cuando nos decía: ¡coño, yo soy de las que fui a la zafra del 70, de las que participó en la alfabetización…. y aunque soy vieja y no entienda mucho a la juventud de estos tiempos tan distintos a los míos, confío plenamente en que saldremos de una vez y por todas pa´lante…!

    Muchos nos preguntamos: Por qué no se sigue debatiendo sobre los permisos en nuestra prensa; por qué no se dicen otros permisos que existen y aún no se han publicado, de quién es la culpa de la prensa nacional o de algún “funcionario”…. Por qué no se dedican varias “Mesas Redondas” al tema en cuestión y al reordenamiento laboral?

    Son muchas las interrogantes que persisten en Cuba, muchos aún nos sabemos a dónde dirigirnos para las dudas que surgen. Somos muchos los que queremos aportar creatividad y dinamismo al proceso, pero tal parece que los herrajes del tiempo, nos niegan el derecho de continuar la obra del 59. … pero seguimos en combate.

    El taburete

     

    Llave maestra…

    Posted in el Taburete with tags , , , , on octubre 14, 2010 by el taburete

    Cambios estructurales en el modelo económico apuntan a revalorizar el papel del trabajo en Cuba, indican expertos en mesa redonda convocada por BOHEMIA. Apremia descentralizar gestiones administrativas y que cada individuo sea responsable y participante, coinciden. Las motivaciones efectivas han de convertir al trabajo en primera necesidad y, junto a la educación de la familia, borrar la cultura del “rebusque”. Formar en los valores del trabajo debe encontrar sustento en la realidad y sus ejemplos

    Por: DELIA REYES VLADIA RUBIO (nacionales@bohemia.co.cu)
    Fotos: MARTHA VECINO

    (13 de octubre de 2010)

    Especialistas sobre temas económicos en Mesa Redonda de BOHEMIA
    Nueve destacadas personalidades accedieron a dar sus puntos de vista sobre los desafíos de la sociedad en un tema vital para la nación: el trabajo

    El ajuste en la política de empleo, y sus efectos en el escenario laboral, con más de medio millón de trabajadores del sector estatal por reubicar en una primera etapa, son solo la punta del iceberg de una necesidad más perentoria: reestructurar el modelo económico cubano y con ello, revalorizar el papel del trabajo.

    Obreros trabajan en las redes hidráulicas
    De cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo, principio refrendado en la Constitución de la República, urge ponerlo en práctica en todos los  ámbitos de la vida nacional

    Esta urgencia coinciden en subrayarla nueve prestigiosos académicos convocados por BOHEMIA a una mesa redonda para hurgar en las entretelas del trabajo en Cuba: los doctores Rigoberto Pupo, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Investigaciones Filosóficas; Roberto Fabelo, del Instituto de Filosofía, y Julio Cerezal Mezquita, del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas; los másteres Pablo Rodríguez, del Instituto de Antropología; María Josefa Luis, del Centro de Estudio sobre la Juventud; Juan Carlos Campos, del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas; y Luis L. Palenzuela, de la Fiscalía General de la República; junto con el investigador Rafael Alhama, del Instituto de Investigaciones del Trabajo; y José Luis Nicolau, de la Contraloría General de la República.

    Desde diferentes disciplinas y perspectivas de análisis, los especialistas se adentran en las causas que han condicionado en el modelo económico cubano cierta desvalorización del trabajo; así como en consideraciones para revertir tal situación.

    Rigoberto Pupo Pupo. Doctor en Ciencias. Profesor e investigador titular de Filosofía, de la Universidad de La Habana. Vicepresidente de la Sociedad Cubana de Investigaciones Filosóficas TA.- Rigoberto Pupo PupoRigoberto Pupo: El ser esencial del hombre se expresa en el trabajo; cuando esto no ocurre, ya sea por paternalismo o falta de estímulos, enferma la sociedad. Si no se cumple “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”, indicado por Marx en la Crítica del Programa de Gotha, y si el criterio de retribución es la homogeneidad, quienes más trabajan reciben lo mismo que quienes aportan poco.

    José Ramón Fabelo Corzo. Doctor en Ciencias Filosóficas. Investigador del Instituto de Filosofía TA.- José Ramón Fabelo CorzoJosé Ramón Fabelo Corzo: El trabajo es una necesidad orgánica y universal, mediante la cual los seres humanos producen y reproducen las condiciones materiales de su propia vida; no es exclusiva de ningún régimen social en particular.

    “En el caso de Cuba, cuando triunfa la Revolución no se podía empezar distribuyendo con arreglo al trabajo, porque de haber seguido entonces la recomendación de los clásicos del marxismo al pie de la letra, probablemente no hubiera durado el primer año. El déficit heredado en términos de salud, educación, asistencia social, exigió un Estado que, con determinado grado de paternalismo, obligado a buscar recursos, fue abriendo sitio a la tendencia del monopolio estatal de la propiedad para poder distribuir equitativamente lo poco que tenía.

    Un trabajador agrícola coloca los racimos de plátano sobre la carreta tirada por bueyes
    El reordenamiento de la economía apunta a dignificar el trabajo

    “Eso entrañaba peligros, entre ellos, el igualitarismo. Como todos recibían igual, se produjo una descalificación del trabajo, del aporte individual. El bienestar social, en gran medida subsidiado por el Estado, se desconectó de la actividad productiva a la vez que fue incentivando la idea de que todo iba bien, trabajáramos bien o no tan bien… Al colapsar el socialismo en Europa del Este y adentrarnos en el llamado período especial, de nuevo se hizo emergente un Estado paternalista, que se lo jugó todo para proteger a su gente. Pero aumentaron las distorsiones entre trabajo y satisfacción de las necesidades.

    “Ahora, en las condiciones actuales, el nivel de no correspondencia entre trabajo y distribución social es necesario revertirlo con absoluta urgencia.” Sigue leyendo