Archivo para Denzel Washington

como Buddha en una celda de diez pies…

Posted in américa, arte, arte digital, cine, debate, el Taburete, espejos, LaHabana, literaura, música, Opinión, relato with tags , , , , , , , , on julio 30, 2010 by el taburete

Ayer nos sentamos a compartir entre amigos en el patio de El taburete y como de costumbre, en torno a la mesa y con una cafetera como testigo, nos enzarzamos en un debate, esta vez, sobre algunas películas y documentales que son parte de nuestra modesta colección, que poco a poco crece gracias a amig@s que nos regalan algún filme, memorias piratas que sobreviven al mercado, que van pasando de mano en mano hasta caer en las nuestras, y a algunos pequeños esfuerzos económicos que merecen la pena. Repasamos algunas de las últimas películas que hemos podido ver cada uno, nos recomendamos algunas y nos detuvimos por un momento sobre Cremata y su “Chamaco” de la que nos cuentan que es una joyita de bajo presupuesto que lleva el inconfundible sello humano de su creador, uno de los grandes de nuestro país.

Pero el debate no se centró en ninguna obra maestra sino que, la coincidencia de varios temas que cargaban el ambiente, declinó la proyección hacia un filme menor pero que, a juicio de los proponentes  es una de esas historias que nos muestran lo humanos e inhumanos que podemos ser… y los temas de actualidad, aparentemente inconexos, vinieron a converger inconscientemente…

“The Hurricane Carter” una película del año 1999, fue la que enfiló una tarde de cine y charla sobre la realidad histórica de un sistema totalmente inhumano, que aún mantiene sus mismos postulados, más allá de afro-americanos ajustes en el poder.

Protagonizada por Denzel Washington, la película narra la vida de ese excelente boxeador que, presa de un medio social hostíl, se vio entre rejas prácticamente toda su vida, desde su niñez hasta su adultez.

Rubin Carter sostuvo su lucha desde los barrotes por su inocencia, siendo acusado de asesinato múltiple hasta que, en la década de los 80, pudo liberarse de esa cruel e infame sanción, impuesta por prejuicios raciales en el estado de Nueva Jersey.

Al terminar la película y en mágica coincidencia, uno de nuestros amigos que no había visto el filme antes, se sorprendía y nos sorprendía al resto sacando de su mochila un libro que en estos momentos se estaba leyendo, libro sobre la vida y obra de Bod Dylan donde aparece un extraordinario tema en torno a  Rubin “Hurricane” Carter…:

“…Aquí viene la historia del Huracán. El hombre que las autoridades culparon de algo que nunca hizo. Lo pusieron en una celda de prisión, pero una vez él pudo haber sido el campeón del mundo……. Ahora todos los criminales con trajes y corbatas están libres para beber martinis y mirar al Sol salir, mientras Rubin se sienta como Buddha en una celda de diez pies. Un hombre inocente en un infierno viviente. Esa es la historia del Huracán pero no terminará hasta que limpien su nombre y le devuelvan el tiempo que ha cumplido. Lo pusieron en la celda de una prisión, pero una vez pudo haber sido el campeón del mundo.” (“HURRICANE”. Bob Dylan 1975)

Entre conversaciones cruzadas y escuchando la canción del maestro Dylan, alguien trajo la imagen de los cinco huracanes cubanos que han pasado por parecido proceso injusto del que fue victima  Carter, con todas sus diferencias y con todas las similitudes, de todos ellos nos acordamos y vimos en la canción de Dylan la esperanza de esos cubanos que sufren por causas diferentes a las de este protagonista, pero que han sido victimas del mismo sistema de injusticia que pretenden imponerle al mundo los amos de la ignorancia y la deshumanización.

El imperio norteamericano algún día tendrá que liberar a nuestros cinco hermanos… Imperio que será derrotado en las ideas por un huracán de pueblo que cada día se suma a esta noble causa.

El tema parecía enlazar con la actualidad y los temas iban y venían.

Con Obama nada habría cambiado para Rubin Huracán Carter… desde aquel Huracán hasta los 5 Huracanes cubanos nada parece haber cambiado excepto, que estamos convencidos, que pocos de los que por entonces apoyaron y lucharon por la liberación de Rubin Carter pensaron jamás que un “hermano” acabaría siendo el carcelero.

Es hora de que los 5 estén en casa.

El Taburete

Anuncios