Archivo para El caballero de Paris

desapolillando archivos: Hablando de política y minifaldas con el Caballero de París…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on septiembre 21, 2014 by el taburete

POLÍTICA Y MINIFALDAS

caballero 1

“Yo como Conde no puedo bailar twist, danzón o Mozambique… Pero me gusta Coppelia, me recuerda la heladería que tenía Alejandro Magno en Constantinopla. Johnson y Leoni no son queridos por sus pueblos.” Dijo, entre otras cosas, el Caballero de París.

Habla el caballero de parís
Por Jesús Soto Acosta

¿QUIÉN ES EL CABALLERO?
Es posible que nadie en este país haya sido más entrevistado que él. Antes, cuando en una redacción de periódico caía denso y agobiante el “día muerto, el “jefe de información”, se dirigía a uno de sus subordinados y ordenaba: “vete y entrevístame al Caballero de París”. Y el “Caballero” que junto con la “Marquesa” y el “Rey del Universo” ponían la nota de colorido en las calles de La Habana, recibían al reportero desde las alturas de su Castillo, ajustándose el tahalí de la tizona, tirando del chiyo mosqueteril, flameando al aire el trapito negro que le servía de capa, y señalando a los árboles del prado pedía conminatoriamente:
“Seréis breve, me esperan mis tercios de Flandes”.
¿De dónde diablo salió el caballero de París? Se dice que era dependiente del café “El Guajiro” allá por la década del 30 y que leía a Dumas incansablemente. Algo hizo impacto en sus neuronas y sufrió un corto circuito. Desde entonces, el “Caballero de París”, vive en su mundo de tizonas, duelos junto a tapias de los conventos, a lo D´Artagnan a lo Cirano…
Ha encanecido, frisa por los 60 años de edad y desde la altura serena de la ancianidad se deja entrevistar por el compañero Soto, flameando al aire el negro trapito de su capa mosqueteril… Como hace 20 o 30 años, como siempre.

En la esquina de 19 de Mayo y Ayestarán tiene instalado ahora su palacio el “Príncipe de la Paz”, “Conde de la Concordia”, “Duque de Villafonda”, “ Emperador del Mundo” y “Caballero de París”.
El Emperador nos atiende con toda clase de reverencias, solicitándonos nuestra tarjeta de identificación, como corresponde a todo gran señor.
Sin más dilación comenzamos la entrevista al dignísimo caballero preguntándole desde cuándo tiene asentada su real persona en dicha esquina, a lo que responde que el próximo 26 de Julio se cumplirá un año exacto. Piensa esperar este 26 de Julio en la Plaza de la Revolución.
Iniciada la conversación, sigue hablando sin necesidad de nuevas preguntas. “Yo soy un gran señor –dice-. Mi capa y mi honor, como emperador, intervinieron en el último conflicto mundial. Me acuerdo de cuando aconsejé a Roosevelt que declarara la guerra a Hitler y facilitara el transporte de todo mi ejército para ir a combatir… mas se hizo el bobo… Temía que yo, con mi experiencia militar y mi artillería, derrocara a Hitler y me convirtiera en el presidente de Cocosolo… “
Cambia de tema repentinamente. “Yo como conde no puedo bailar eso de twist, pilón, Mozambique… Pero me gusta. ¡Figúrese, yo en mi tiempo era un gran bailador, aunque no podía ir a los grandes bailes porque no era de la nobleza! Ahora sí, como Emperador del Mundo, voy a los grande bailes.”
LAS MINIFALDAS
Ya que hablamos de las cosas modernas, ¿qué opina de la última moda femenina?- le interrogamos.
He visto a las mujeres últimamente con faldas cortas – responde – creo que se llaman minifaldas. Sí, me gustan, porque es la última moda en Londres y París; por tanto quedan los fraques, las bandas y condecoraciones, para nosotros los grandes señores y príncipes… “
Según veo, Príncipe, a Ud. Le gusta el pelo largo…
Lo que sucede es que yo soy un gran hombre y como tal debo estar. Me han hablado de unos ingleses que llevan el pelo largo y gritan con sus guitarras, pero no los he oído. Me gustaría escucharlos, pero, eso sí, ellos son cantantes mientras que yo soy un gran señor. Es por eso que tengo esta barba y esta melena. Además mi traje de fino corte inglés me distingue.”
Noble Señor, ¿recuerda alguna anécdota de su vida?
“Recuerdo que, viviendo entre el Hotel Boston y la Calle Cuba, cerca de la terminal de trenes, buen lugar, apacible y tranquilo, estando una noche allí me agarró la policía y me metió en el Príncipe. Yo no sé por qué le llaman “castillo”, a mi no me pareció que era un castillo; mis castillos no eran así… Fue cuando el bando de Pedraza, hace ya muchos años… Pedraza no era gente buena…”
REALES ÓRDENES
De pronto el Caballero de París nos da muestra de su munificencia de gran señor:
“Le voy a dar una real orden para que viaje gratis en la guagua y para que almuerce”
De más está decir que aceptamos contentos dichas órdenes. No todos los días se puede comer gratis y menos con un papel de todo un Emperador.
Luego de expresar nuestra gratitud, inquirimos:
Ilustrísimo Conde, ¿qué le parece La Habana con su Coppelia?
“He andado y ando toda La Habana y veo lo que se está construyendo, algo grande, muchas casas, se arreglan las calles, y de Coppelia, ni se diga: me recuerda la heladería que tenía Alejandro Magno en Constantinopla, Cuando Carlos V iba a tomar helados con él… este es un Coppelia digno de esta villa… muy buenos helados… tengo pensado instalarme allí…”
JOHNSON Y LEONI
Gran Jefe Guerrero, ¿qué piensa usted de Johnson y Leoni?
“Sus pueblos no los quieren; ese Johnson nos ha fastidiado bastante. ¿Es que no se acuerdan de lo que nos hicieron los americanos? Lo que yo haría es reunir mis ejércitos y luchar contra él… Mucha artillería contra los americanos… De Leoni, el de Venezuela… nos quiere hacer la guerra, pero tiene revolucionarios en su país, y esos revolucionarios son gente buena…”
Caballero, si desea hacer una última declaración…
“Lo único que quiero, como Gran Señor que soy, es estar como hasta ahora, aquí en mi palacio observando a mis súbditos pasar por la calle y tener a mi ejército preparado para pelear, porque yo sí resuelvo rápidamente las cosas con mis soldados.”
Y así terminó nuestra entrevista con el Caballero de París…

nota: La entrevista apareció en JR en Junio de 1967 y nosotros la rescatamos en el archivo de la Biblioteca Nacional.

Anuncios

José Villa Soberón: el bloqueo dificulta mucho el que se den a conocer las riquezas del arte contemporáneo cubano…

Posted in américa, arte, cortos, cuba, espejos, LaHabana, noticias, Opinión with tags , , , , , , , , , on septiembre 12, 2010 by el taburete

Eduardo López en LaRepública.es

José Villa Soberón es un cubano nacido en la mitad del siglo XX. En su larga trayectoria como artista destacan algunas obras escultóricas que ya forman parte del imagenio popular: Caballero de París en la Habana Vieja, Lennon en la Habana en el Vedado, Homenaje a Julio Antonio Mella en la Plaza Universitaria de la Habana, Columna Infinita en Ciudad Juárez, Monumento a José Martí en el Paseo de la Habana de Madrid, y otras muchas. Ahora nos presenta en el IVAM una exposición de trece esculturas titulada Inmutabilitas. Permanecerá abierta al público hasta el 24 de octubre de 2010.

Cuba sufre un bloqueo económico desde hace 50 años que condiciona mucho la economía del país, ¿crees que la cooperación artística entre cubanos y españoles, entre instituciones de Cuba y España, es fundamental para tener una visión más cercana a la realidad de ambos países respectivamente?

Yo creo que sí, el embargo hacia Cuba mantiene la cultura cubana en un cierto aislamiento. Afortunadamente, los artistas y las instituciones cubanas son muy creativos a la hora de resolver lo que puede significar un embargo contra Cuba, que reprime de manera muy fuerte las instituciones cubanas, que son siempre el instrumento que gestiona la promoción de los artistas. Es muy difícil de manera independiente, como artista, ser promovido, siempre tienen que haber instituciones culturales que lancen las propuestas artísticas. Por una parte, las dificultades del aislamiento que hay de las instituciones fruto del embargo y la misma falta de recursos para hacer un proyecto más ambicioso de tipo promocional. En definitiva, el bloqueo dificulta mucho el que se den a conocer las riquezas del arte contemporáneo cubano, se dan a conocer, pero existen muchas posibilidades todavía para promocionarlo.

Trabaja como docente en el prestigioso Instituto Superior de Arte (ISA) de la Habana y este año recibió la distinción de la Asociación Hermanos Saíz como Maestro de Juventudes, está en contacto directo con la evolución y nacimiento de nuevos artistas en Cuba. ¿En el campo de la docencia artística?

Lo que más conozco de España es la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Y salvando las distancias que existen en cuanto a recursos e infraestructuras, hay muchas cosas en común en cuanto al concepto de la enseñanza. Hay conceptos generales que sí son diferentes; generalmente en el ISA se es extremadamente selectivo para los estudiantes que ingresan en la facultad, que vienen casi todos de escuelas de enseñanza media dedicadas al arte; en el ISA solamente ingresan los que pueden estar más dotados en cuanto a talento y dominación de la técnica, perspectivas… En España hay una concepción mucho más amplia, con un volumen descomunal de estudiantes. Pero en cuanto al concepto de cómo preparar al estudiante en la práctica del arte contemporáneo hay más similitudes que diferencias.

¿Hay algún artista o propuesta artística de Cuba que quisieras destacar?

No sabría dar un nombre. Pero la gente joven es la que me resulta más interesante, más atractiva. Eso creo que tiene mucho que ver con el proceso de desarrollo de la cultura cubana. Permanentemente hay oleadas de gente joven que se incorporan a la práctica de la creación con nuevas concepciones, visiones e interesas; se renueva constantemente el universo de los creadores. En mi especialidad me siento estimulado de la gente joven y muy talentosa que aparece.

¿Y de España?

No conozco demasiado, pero Miquel Navarro es uno de los artistas que más admiro, cuya obra me resulta muy interesante. La cultura española tiene en la creación artística uno de los pilares fundamentales.

Cuando nos visita un artista cubano, los medios siempre le preguntan sobre la libertad que tiene para crear. En España el artista y su libertad creativa están directamente enfrentados a la necesidad y a la tiranía del mercado, como en casi todo el mundo globalizado. ¿Crees que la razón de ser de esa pregunta es más por el desconocimiento de un propia situación en España o por el desconocimiento que se tiene de la realidad en Cuba?

Probablemente por las dos razones. De Cuba hay mucho desconocimiento, la prensa contribuye mucho a ese desconocimiento. El aislamiento e Cuba no es solamente económico, sino de información. Permanentemente se trata a Cuba con un esquema muy simplista de lo que es una sociedad. Y esa receta es acentuada, esa perspectiva estrecha con la que nos miran a los artistas cubanos cuando viajamos, esa visión esquemática, no contribuye a que haya un conocimiento más profundo de la realidad. Porque si hay una sociedad que estimula, protege y desarrolla su cultura, es la sociedad cubana. Siempre hay que verlo en el contexto geográfico en el que vivimos. No es lo mismo un país europeo que un país latinoamericano.

Durante tu muestra, ¿destacarías alguna impresión que haya causado su obra?

Hay que esperar a tener más noticias de la crítica. Yo estoy muy contento con la aceptación que ha tenido la exposición, tanto por parte del público como de la dirección del IVAM. Este es un espacio dedicado a proyectos artísticos muy destacados. Me siento muy halagado de contar con este espacio.

En el IVAM has acompañado tu obra escultórica con frases de José Martí en las paredes. Este es el año del centenario de Miguel Hernández, nuestro poeta, igual que Martí, comprometido con su tiempo y muerto por la lucha de las libertades en su país, ¿cómo se siente la figura y la obra de Miguel en Cuba?

Es uno de los poetas más conocidos. Las canciones de Serrat ha contribuido a la popularización de la obra poética de Miguel Hernández. Yo creo que es uno de los poetas más leídos en Cuba por todas las generaciones. Seguramente hay mucho que todavía podemos hacer todavía para conocer la figura de Miguel Hernández.

el Caballero de París, en París…

Posted in américa, arte, cortos, cuba, el Taburete, LaHabana, literaura, Memorias, noticias, relato, Teatro with tags , , , , , , , , , , on mayo 28, 2010 by el taburete

París, 28 may (PL) Era conocido como El Caballero de París y llegó a convertirse en uno de los emblemas populares de La Habana, una historia revitalizada ahora en teatro de la mano del escritor francés Serge Sandor.  Sería simplemente una puesta en escena si no tuviese un componente bastante especial y sorprendente: los cerca de 200 actores participantes en la obra proceden de centros médicos psiquiátricos cubanos.

Fue extraordinario poder sacar a todos estos pacientes hospitalizados. El Caballero de París es un personaje excepcional, es un hombre que nunca hizo otra cosa que soñar y hacer soñar, escribir poesía, destacó Sandor.

La presentación de la obra en formato documental, inspirada en la vida de José María López Lledin, escrita con la colaboración de Indira Valdés Ramos, actriz del Teatro Buendía, tuvo lugar en la sede de la embajada de Cuba en París.

Sandor, con el concurso de la Compañía du Labyrinthe, Injam Production y Ediciones Les Cygnes, hizo el lanzamiento también de un libro con textos y fotos que resume esta experiencia inédita realizada en La Habana en noviembre de 2009.

Su físico es cautivante por su semejanza con Don Quijote, a no ser por su tamaño pequeño. Yo me bato contra los molinos desde hace 30 años y el Caballero se bate también para que el mundo encuentre la paz, para que la gente viva junta, declaró el dramaturgo galo.

Antes, en la introducción de la velada, Yaira Jiménez, consejera de prensa de la misión diplomática, recordaba los pasajes alrededor del Caballero de París, desde una canción compuesta en su honor por Antonio María Romeu y un libro del doctor Luis Calzadilla Fierro.

En el concurrido encuentro, la francesa Marie Therese Anton recordaba al personaje en las calles habaneras en la década de 1970. “Era un hombre simpático, de cabellera abundante, de elegante porte en la medida de lo posible y de frases asombrosas”.

Intelectuales, gente de teatro y periodistas aplaudieron la novedosa propuesta de Sandor, en un intercambio que contó con la participación de los embajadores cubanos ante la UNESCO, Marya Florez, y en Francia, Orlando Requeijo.

El Caballero de París…. al Teatro

Posted in américa, arte, Cine Francés, cuba, Foto, LaHabana, literaura, Memorias, noticias, relato, Teatro with tags , , , , , , on noviembre 12, 2009 by el taburete

el_caballero_de_paris_anos_50

El dramaturgo, director y actor francés Serge Sándor estrenará el próximo miércoles en La Habana “El caballero de  París”, un proyecto teatral protagonizado por pacientes del hospital  psiquiátrico de la capital cubana, según explicó a medios locales.
“Es extraordinario poder sacar a todos estos pacientes hospitalizados, 120  ó 140 enfermos mentales con los terapeutas, los enfermeros, es una organización  muy grande, y efectivamente en la historia del teatro no creo que ya se haya  realizado antes”, dijo Sándor a la publicación digital Cubarte.
El dramaturgo, que ya había montado obras con marginales, enfermos de sida,  mujeres maltratadas en Francia, Suiza, México y otros países, confesó que  cuando le propusieron el proyecto en Cuba se mostró escéptico.
A finales de 2006 visitó el Hospital Psiquiátrico La Habana “sin ninguna  convicción”, pero “simplemente aluciné, encontré un lugar que no podía  imaginarme, ni cínico, ni lúgubre, un lugar muy alegre, muy radiante (…)  finalmente fui seducido y me dije porqué no reanudar un proyecto de larga  duración”, narró.
“No nos adentramos en la psiquiatría, ni hacemos psicodrama, no es nuestro  papel”, dijo Sándor, quien dijo a la Agencia de Información Nacional (AIN) que  “más que una labor social o terapéutica, lo esencial es el resultado artístico  y humano, con momentos muy logrados de alta comedia”.

El texto de la obra lo escribió a cuatro manos con la cubana Indira Valdés,  inspirado en la vida José María López Lledin (1899-1985), un romántico  vagabundo devenido figura legendaria y mítica en La Habana. El estreno de la obra será en el hospital, pero en el resto de esa semana  se presentará en la calle Prado y en el teatro Fausto, ambos en la parte vieja  de la capital.

Fuente AFP/ Cubasí