Archivo para Elecciones en EEUU

El Macarthismo nuestro de cada día…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on noviembre 7, 2010 by el taburete

Por Varela tomado de Progreso Semanal

Dentro de 11 millones de votantes inscritos en la Florida, votan un poco más de 5 millones. Una votación apática.

Claro, primero es una elección a mediados de un período presidencial y con la erosión de imagen que conlleva el partido en el poder.

Luego, la gobernación la disputa un individuo con acusaciones de fraude y una de las broncas mayores está planteada entre cubanos (García vs. Rivera) que hasta para colmo, uno de sus careos lo hacen por Radio Martí transmitido para Cuba y con preguntas que aparentemente afectan a la isla y su población.

Imaginen a dos políticos de origen italiano fajados en el estado de Nueva York y que se pongan a debatir con transmisión directa a Roma que si los viajes de italianos, que si sus visas y sus pasajes.

Es natural que el votante norteamericano vea, atine a interpretar que esto es un problema permeado por el tema cubano en uno de sus puntos mas álgidos.

Que realmente fue así y no otra cosa.

El error es quizás creerse que Miami y sus alrededores están despolitizados del tema cubano. Que los conciertos de artistas en la zona se deba a un nivel de tolerancia y aceptación y no quizás a un logro valiente de los promotores amparados por las leyes norteamericanas y sus libertades, para complacer un sector que pide esa demanda pero que todavía no vota, no decide, no se impone sino que apenas consume y viaja a la isla.

Esta comunidad puede haber cambiado, otra generación puede haber surgido o estar llegando pero básicamente los mayores medios de prensa e información están en manos de la industria anticastrista, que incluso manipula constantemente los detalles más pequeños o triviales pero sin descuidar nada.

La victoria de David Rivera y Marco Rubio es un ejemplo. La industria anticastrista no se deja arrebatar los escaños logrados en el Congreso norteamericano y en la política estatal. Los decide y los define.

Lo triste es ver a servidores públicos de pacotilla – evidentemente usurpadores del contribuyente y prácticamente marionetas de la industria anticastrista – escalando posiciones que representan a todo un estado, a una gama de valores sociales completamente diferente.

Pero bueno, la Florida es compleja. Éste fue el estado de una Unión donde se decidió una presidencia republicana norteamericana en el año 2000 tras 45 días de recuento de votos.

Y precisamente, de esa administración de dos términos salieron dos guerras y una crisis mundial que todavía arrastramos en el gobierno demócrata de Obama.

Quizás todo eso pesa ahora. Pues el discurso republicano fue exactamente salvar a América, definir nuestro concepto de nación, ahora o nunca. Y agitando el fantasma del comunismo como si estuviéramos en el macarthismo.

Ese discurso es muy simplista para la época en que vivimos pero es que del lado opuesto realmente no se les opuso una idea contundente.

Y en la sociedad americana está planteada la premisa del bien contra el mal desde su himno y su cine, hasta en los video-juegos de los niños.

Y a veces el mensaje más simple es el más certero.

 

Anuncios