Archivo para Estados Unidos

Senadores piden revisión o fin de transmisiones estadounidenses hacia Cuba…

Posted in américa, ¡qué Arte!, cuba, debate, el Taburete, internet, LaHabana, Memorias, noticias, Trova with tags , , , , , , on mayo 7, 2010 by el taburete

La transmisiones de Radio y TV Martí, estaciones pertenecientes a los Estados Unidos, llegan a poco menos del 2 por ciento de los habitantes de Cuba, tienen estándares editoriales deficientes y han sido poco exitosas en influenciar a la sociedad cubana, indicó un informe (archivo PDF en inglés) de un comité del Senado esta semana. Vea los notas sobre el tema de AFPEl Nuevo Herald, el Washington PostInter Press Service.

El senador del partido Demócrata Russ Feingold dijo que el financiamiento continuo de Washington a estas transmisiones ha sido un desperdicio y que el gobierno podría haberse ahorrado 300 millones de dólares durante los últimos diez al deshacerse de la estación, informa Broadcasting & Cable. Las operaciones de Radio y TV Martí comenzaron en 1983 durante la administración de Ronald Reagan y han sido siempre criticadas como poco efectivas, agrega John Eggerton en su nota para Broadcasting & Cable. (Vea artículos anteriores sobre Radio y TV Martí).

Los representantes demócratas en el Senado recomendaron que las estaciones fueran trasladadas desde Miami a Washington y incorporadas a la red Voice of America, pero los líderes republicanos de Miami en el congreso dicen que los demócratas han perdido credibilidad sobre este asunto y que Radio y TV Martí deberían crecer y ser mejoradas, apunta Juan Tamayo en la nota de El Nuevo Herald. vía http://knightcenter.utexas.edu

el esperpéntico caso de la bloguera Yoani Sánchez…

Posted in américa, cuba, debate, el Taburete, LaHabana, Memorias, noticias, Opinión, relato with tags , , , , , , , , on abril 30, 2010 by el taburete

Hay que agradecer a Rebelión -como en otras informaciones que publica- el dar a conocer a sus lectores, de forma íntegra, la entrevista que Salim Lamrani realiza a Yoani Sánchez, la autora del blog Generación Y. Un caso patético y esperpéntico, deleznable, el de esta bloguera a la que los medios de información de nuestro país han lanzado al estrellato. Ninguna de las respuestas a la entrevista que la realizan merece desperdicio. Ella misma se retrata y muestra al tiempo que su ínfimo nivel político o cultural, su incapacidad para dar una sola contestación creíble, su falta de agilidad a la hora de pensar, incluso su cobardía para escapar al autorretrato que de sí misma se va forjando. Podía el entrevistador incluso haberla desnudado más de preguntarle sobre temas literarios, artísticos, económicos. Pero no hizo falta. La manera en que se define basta para al tiempo mostrar la miseria política de quienes la han encumbrado. Siempre nos preguntamos las razones de esta irracional campaña que la ha hecho recibir sustanciosos premios en España y Estados Unidos y hasta nominarla como una de las 100 personalidades del mundo actual. Ella misma nos da, sin proponérselo siquiera, la respuesta. Su “exilio” en Suiza, lugar que sabe mucho de corrupciones políticas o económicas. Allí se refugian capitales de todos los terroristas económicos del mundo y allí se fraguan campañas para formar a enemigos de quienes no aceptan el capitalismo y el imperialismo como única forma de organización y explotación del mundo. Una mujer como Yoani, lo suficientemente inculta, ambiciosa, y al tiempo dispuesta a servir estos intereses era sin duda un buen fichaje para la eterna subversión contra los pueblos independientes de América Latina, en este caso Cuba. Cómo me gustaría hablar con ella de Kafka, Montaigne, Swift. Sería sin duda un diálogo tan esperpéntico o dramático que ni Valle Inclán o Shakespeare podrían reproducir.

Naturalmente que los medios españoles o norteamericanos no reproducirán la entrevista del profesor de la Universidad París-Sorbonne. En el reino de la libertad de prensa la censura es su mejor aliada, la censura que no se declara pero se ejerce.

Andrés Sorel.

Conversaciones con la bloguera cubana Yoani Sánchez, primera parte

Conversaciones con la bloguera cubana Yoani Sánchez, segunda parte

Cuba no acepta presiones ni chantajes…

Posted in américa, censura, debate, Memorias, noticias, Opinión with tags , , , , , , on marzo 8, 2010 by el taburete

Campaña mediática sobre huelga de hambre de contra revolucionario

¿Para quién es necesaria la vida?

de Yoani Sánchez, Maria Fernanda Martínez y la Libertad made in USA…

Posted in américa, ¡qué Arte!, censura, cuba, debate, el Taburete, espejos, LaHabana, Memorias, Opinión with tags , , , , , , on noviembre 29, 2009 by el taburete

Muchos en el mundo conocen la labor de Yoani Sánchez. Varios medios de prensa se han encargado de “fabricar” y dar cobertura a esta bloguera que una y otra vez, desde La Habana, enfrenta, critica y maldice al gobierno cubano. Nadie conoce a una niña llamada María Fernanda Martínez. Yoani Sánchez es una bloguera. María Fernanda es mi hija y la única similitud entre ellas es que ambas viven en Cuba.

María tiene apenas 10 años y, como casi todos los niños de su edad, está en sexto grado. Pienso en mi hija porque en su blog, Yoani Sánchez escribe una y otra vez sobre la violación de los derechos humanos en Cuba. Incluso en una de sus últimas “apariciones” señala que de Estados Unidos -de sus turistas- pueden llegar a Cuba no sólo las bermudas, las cremas solares y los maletines… sino también la libertad.

Ni más ni menos: dice Yoani Sànchez que la libertad puede llegar de Estados Unidos.

Quizás olvidó -o no lo sabe, o no le interesa- que en Estados Unidos muere un niño cada tres horas por heridas de bala. No imagina Yoani Sánchez con qué tranquilidad los padres cubanos dejamos, cada mañana, a nuestros hijos en la escuela.

Pero el mundo conoce a Yoani Sánchez y no a María Fernanda… y digo María para utilizar un simbolo, porque pueden ser Carlos, Inés, José, Claudia… pueden ser todos los niños de la isla.

No he leído en el blog de Yoani Sánchez que en Estados Unidos mueren, por heridas de bala, casi tres mil niños al año. Eso significa que fallecen unos 200 niños al mes, más de 55 por semana y aproximadamente 8 niños al día, o sea: un niño cada tres horas. Y Yoani Sànchez sueña con la libertad de Estados Unidos.

La Sánchez no habla de la tranquilidad de los padres cubanos. No dice que vamos a la escuela y que luego, al salir para nuestros trabajos, prácticamente nos “olvidamos” de nuestros hijos. Debe escribir Yoani Sánchez que esa tranquilidad y ese amor y esa solidaridad de las escuelas en la isla, la cultivó el gobierno cubano.

Yoani Sánchez olvidó incluso que el gobierno cubano se ocupa de los niños de la isla, desde mucho antes de nacer… y atiende, protege y ayuda a las mujeres embarazadas.

No he leído en el Blog de Yoani Sánchez, que en Estados Unidos, ese país del que dice puede llegar la libertad a Cuba, las armas de fuego en edades de 10 a 19 años, son la segunda causa de muerte, solo superada por accidentes de autos.

Pero el mundo conoce a Yoani Sánchez y no a María Fernanda Martínez… así es la prensa a veces.

Olvidó Yoani Sánchez que cada minuto muere en el mundo un niño por sida, que cada cinco minutos muere un niño por falta de atención médica, que cada ocho segundos muere un niño por agua contaminada, que cada tres segundos muere un niño por hambre y desnutrición, que cada segundo muere un bebé recién nacido por falta de atención médica; y de los sobrevivientes: dos millones de niños mueren por problemas neonatales, 1,6 millones por diarreas y 1,4 millones por neumonías, lo que significa que cada año 11 millones de jóvenes mueren antes de la pubertad.

No sabe Yoani Sánchez que ninguna de estas muertes es cubana.

Ella quiere, desea que la libertad venga de Estados Unidos. Pienso en María Fernanda y en Wendy -mi otra hija-, y en Carla la vecina y en Carlos, y en José, y en todos niños cubanos… y pienso en Dania, la embarazada de la esquina y recuerdo aquello que le hace muy poco: “cada minuto muere una mujer embarazada por falta de atención médica; y cada año 530 000 mujeres embarazadas mueren por desnutrición”.

En Cuba ocurre todo lo contrario, pero Yoani Sánchez no lo dice. Ni dice que13 millones de niños mueren en el mundopor falta de incubadoras. Pero la prensa se hace eco de Yoani Sánchez y no de María Fernanda o Wendy o Marta Inés… Así es la prensa a veces.

Es triste pensar, le digo a Yoani, que el 80 % de toda la sangre para las transfusiones que se comercializan en el planeta es vendida por los pobres a diez centavos de dólar el litro. Anualmente se realizan 200 000 trasplantes de riñón, 100 000 de corazón, un millón de córneas, 300 000 médulas, 5 000 hígados, 2 millones de piel y 100 000 de pulmones; cuyos órganos, en un 90%, provienen de los países pobres.

Ninguno de esos riñones, ninguno de esos corazones… son cubanos. Pero Yoani Sánchez quiere la libertad de Estados Unidos, el país que tiene hospitales “gratuitos” en varios países pobres, para comprar esos órganos.

Y no quiero pensar en la prostitución infantil o en el secuestro de niños.

Yoani Sánchez es, sin lugar a dudas, una farsante, un invento de la prensa, un invento de ella misma… Y me avergüenza leer como varios medios en el mundo recogen su labor y olvidan la sonrisa de María, o de Wendy, o de Carlos, o de José… o de cualquier niño cubano que, con la mayor tranquilidad del mundo, camina ahora mismo por las calles de esta isla que al decir del poeta está rodeada de amor por todas partes.

Ángel Martínez Niubó en Kaos en la Red

Omara Portuondo… la música cubana es un medicamento

Posted in américa, arte, censura, cuba, danza, debate, LaHabana, música, noticias, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , on octubre 6, 2009 by el taburete

omara portuondo 01

Omara Portuondo, la diva del Buena Vista Social Club, regresará a los escenarios de Estados Unidos luego de seis años de ausencia, por la negativa de visa de las autoridades norteamericanas.

Ahora llevará “pura música cubana”, un “medicamento” que ella asegura “sana por encima de cualquier disputa política”.

Es bueno poder compartir la cultura, que es el alma de un pueblo, expresó Portuondo en entrevista con AP, después de darse a conocer la noticia de que finalmente las autoridades norteamericanas habían autorizado su visa.

La intérprete tiene previsto presentarse en el Festival de Jazz de San Francisco el 20 de octubre y 23 del mismo mes realizar un concierto en un campus universitario de la misma ciudad.

Durante esos días se convertirá en una embajadora de buena voluntad entre ambos países, dijo.

Ocurrente, de palabra fácil, la cantante insistió: Me da gusto saber que vamos a volver a Estados Unidos; en realidad país que visitó incontables veces en medio siglo de carrera artística y al cual se le impedió ir debido a la política de bloqueo.

Recordó incluso su paso por San Francisco con el Buena Vista Social Club, tras ganar el Grammy en 1997.

Claro que conozco San Francisco! Fui con el Buena Vista, que tuvo un éxito muy ansiado y tan merecido porque muestra nuestra cultura que es grande y (en el mundo) la disfrutan”, agregó la mujer.

Ahora con su propio grupo, la Portuondo tendrá oportunidad de volver a conquistar al público y en esta ocasión llevará al pianista Harold López Nusa, un destacado jazzista isleño.

Vamos a presentar este disco que tenemos nominado para el Grammy Latino que se llama ‘Gracias’ y con el cual estoy dándole precisamente las gracias a tanto público de tantas partes del mundo, a tantos productores y músicos que me han apoyado en esta carrera de 60 años, manifestó la artista.

Nacida el 29 de octubre de 1930, hija de un beisbolista negro y una mujer blanca en una época de fuertes prejuicios raciales, la pequeña Omara aprendió a enfrentar desafíos.

Siendo una jovencita fue invitada como bailarina del Cabaret Tropicana, pero en su tiempo libre ella y su hermana Haydee solían cantar jazz y bossa nova y se divertían con sus amigos músicos: César Portillo de la Luz, José Antonio Méndez y el pianista Frank Emilio Flynn, los creadores del filin.

El vocablo es la cubanización de la palabra inglesa feeling (sentimiento), y designó una robusta corriente musical que mezcló esos ritmos con un toque tropical y renovó por completo la tradición en la isla, mientras le dio vigor al bolero.

A lo largo de esos años, la Portuondo conoció o compartió escenario con Edith Piaf, Nat King Cole, Libertad Lamarque, María Félix, Agustín Lara, Niní Marshall, Ernesto Lecuona, Bola de Nieve, Rita Montaner o Benny Moré.

En 1959, al triunfo de la revolución, Portuondo ya tenía un nombre en la música cubana y a diferencia de otros prefirió quedarse en la isla y jamás ocultó su afinidad con el proceso revolucionario.

Cuando parecía que su vida artística había llegado a su clímax, el destino le deparó la sorpresa de un relanzamiento junto al Buena Vista en 1997.

Ahora, postulada a un Latin Grammy al mejor álbum tropical contemporáneo, se muestra entusiasmada como una jovencita por el éxito de Gracias.

Ya con estar nominado una se siente feliz, además son tremendas competencias. Es que en el mundo entero hay muy buena música y por suerte nosotros estamos en ese grupo, expresó la artista. (La ceremonia de premiación es el 5 de noviembre en Las Vegas).

Mientras tanto la sedosa voz de la novia del filin se paseará en las semanas venideras por México y también le dará sonido a la ópera prima que filman en Cuba los actores Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, con música de Silvio Rodríguez, de la que se abstuvo de adelantar detalles.

Cuando se le pregunta por el secreto de la música isleña que parece generar talentos a montones y no cesar de sorprender, la Portuondo se pone pensativa.

Hay algo que se transmite… la alegría del cubano, una gracia que le cae bien a las personas, reflexionó.

Hay gente que conocimos que la primera vez que escucharon el Buena Vista estaban apagadas y una vez que oyeron (la música) se sanaron. Es un fenómeno muy especial, comentó.    Y agregó: la música cubana es el mejor medicamento.

Entrevista de AP, editada por Cubasí

Yo gozando en La Habana y tú llorando en Miami…

Posted in américa, arte, Concierto por la Paz, cuba, danza, debate, el Taburete, LaHabana, música, noticias, Opinión, poprock, relato, televisión, Trova with tags , , , , , , , , , , on septiembre 29, 2009 by el taburete

El cantautor colombiano Juanes ha colgado en su sitio oficial en Twitter un video tomado el 20 de septiembre, en La Habana, donde se ve una multitud de habaneros cantando por la calle rumbo a sus casas, después del concierto en la Plaza de la Revolución.

Los jóvenes cantan un hit de la Charanga Habanera, una popular agrupación de la Isla, cuyo estribillo dice: “Tú llorando en Miami, yo gozando en La Habana”.

Juanes comenta hoy en Twitter : “Escuchen esta (canción), es la misma cantada por la gente después del concierto rumbo a casa!”

tomado de cubadebate.

de Vicente Feliú y Paz sin Fronteras…

Posted in américa, arte, Concierto por la Paz, LaHabana, música, Memorias, Opinión, poprock, silvio, televisión, Trova with tags , , , , , , , , , , , , on septiembre 27, 2009 by el taburete
PAZ SIN FRONTERAS
Un acto de valor, de libertad y de justicia

Vicente Feliú La Habana / Foto: Iván Soca /tomado de LA JIRIBILLA

vicente1

Para quienes no me conocen comenzaré diciendo que no soy un político de profesión, y que la vida me libre de ejercer ese oficio. Provengo de una familia que desde finales del siglo XIX estuvo del lado de los cubanos que estrenaban a machete una nación frente al colonialismo español primero y luego contra el imperialismo estadounidense y sus subalternos en mi tierra. En los casi 62 años que tengo, 48 de ellos los he dedicado a trovar, formándome en un país que en enero de 1959 eligió un rumbo inédito en Nuestra América. Mi vida ha estado ligada básicamente a la canción y, confieso sin aspavientos, con muy claras convicciones políticas. He recorrido buena parte del planeta llevando mis ideas cantadas a todos aquellos que han querido escucharlas (a veces también a los que no), en vivo y en directo, corriendo los riesgos que puede implicar un canto que se respalda con la propia vida. Mis pilares en esta faena han sido fundamentalmente Joe Hill, Benjo Cruz, Jorge Salerno y Víctor Jara.

Aclarados estos puntos, paso a comentar brevemente algunos aspectos no musicales del concierto Paz sin Fronteras celebrado en La Habana, Cuba, el 20 de septiembre de 2009.

En primer lugar, creo que la paz tiene que ser cantada, sufrida, luchada, ganada en escenarios no siempre (casi nunca) pacíficos, y hasta vivir y morir por ella es necesario. Ningún esfuerzo a favor de la paz será jamás en vano. Sin embargo, no hay absolutos en ningún concepto. Lo que para unos puede ser concordia entre sectores humanos, para otros puede ser literalmente un crimen. Para algunos religiosos, la paz es una meta sublime. Para los fabricantes de armas, la paz es una blasfemia. Para los países más industrializados y ricos, la paz es consumir hasta la propia Tierra. Para los países llamados en vías de desarrollo, la paz puede consistir en llegar vivo al día siguiente. Cuando hay hambre la paz se resiente porque la supervivencia puede llevar a matar para comer. Cuando los que viven de la maquinaria bélica encuentran países en paz arman guerras porque ellas son su sustento.

Cuando Juan Esteban Aristizábal, cantautor colombiano curtido en causas hermosas y difíciles para alguien del star system y que vive en Miami, se propuso el concierto Paz sin Fronteras en la Plaza de la Revolución de La Habana, sabía de los problemas que le acarrearía, aunque, como el concierto mismo, la realidad superó todas las expectativas. La energía positiva que desplegaron todos los artistas participantes cayó como lluvia refrescante sobre la abrumadora cantidad de público que esperó ansioso largas horas bajo el sol del septiembre cubano.

Su propuesta fue un acto de valor, de libertad y de justicia. Algunos de sus colegas que se sumaron conocían también de los riesgos más diversos que correrían por parte de las mafias de Miami. Porque hay que decir que lo primero que se rompió con este concierto fue el tabú de la mafia “cultural” de Miami, se demolió el muro que impide a muchos venir a cantar a la Cuba revolucionaria, culta y libre. La otra mafia mayor, la de aquellos que llevan 50 años pidiéndole al gobierno de los Estados Unidos que les devuelva lo que ellos no tuvieron cojones para defender frente a los barbudos mal armados de Fidel Castro, con sus manifestaciones histéricas quedó una vez más en ridículo.

Uno de los pecados capitales, para mí, es la cobardía tanto de la derecha, como de la izquierda. La vida me ha llevado a cantar en escenarios difíciles, donde el plomo y la muerte han sido compañeros de ruta. Conozco perfectamente el sabor del miedo y la diferencia, mínima pero esencial, entre el cobarde y el valiente. Hace unos años, un grupo de religiosos cubanos decidieron hacer una huelga de hambre frente a la oficina de intereses de los Estados Unidos en La Habana, en gesto solidario con los Pastores por la Paz liderados por el reverendo Lucius Walker, quien hacía lo mismo junto a otros combativos religiosos en la frontera mexicano-estadounidense, ante la prohibición del gobierno norteamericano de impedir el paso de ómnibus, equipos de computación y medicinas para nuestro pueblo, que sufría en ese año 1993, además del cincuentenario bloqueo yanqui, la caída del antiguo campo socialista con el que teníamos el 85% del comercio. Yo, que he sido siempre un hombre de acción, contrario a mis intereses que hubieran sido seguramente más aguerridos, sentí que en ese momento era mi deber compartir el ayuno hasta las últimas consecuencias con esos hermanos de lucha, aunque la forma no fuera la preferida por mí.

Creo que la paz se logra de muchas maneras. El pueblo de Honduras está ejerciendo una batalla pacífica con el gobierno de facto apoyado por la extrema derecha fascista del gobierno de los Estados Unidos, que no está actuando de manera para nada pacífica con ese pueblo. Mientras todas las organizaciones mundiales, los gobiernos y las personas más sensatas del mundo condenan el golpe, los hondureños están siendo masacrados en las calles por pedir, de manera pacífica, el regreso de su presidente constitucional al poder. En momentos así, siento que me arden las mejillas de tanto ponerlas de nuevo, mientras a los sicarios no les duele ni un tantico siquiera la conciencia. Y pienso que si hubieran dado un golpe similar en cualquier país de Europa o de América Latina que le interese a los Estados Unidos, los Cascos Azules de la ONU, de la OEA, de la OTAN y sabe Dios cuánto aparato represivo habrían ido rápidamente a detener y ajusticiar al dictador. Entonces, como decía al principio, la paz es tan relativa como intereses estén en juego.

Por eso, para los cubanos que vivimos en la Isla y muchísimos que se están liberando de la tiranía anquilosada de los “exiliados” de Miami -diría mejor cobardes-, sentimos que el concierto Paz sin Fronteras es un grano de arena (más bien un millón ciento cincuenta mil granos) en los avales de la lucha por la paz en este siglo tan alejado de ella. No era ese el momento para consignas guerreras; era un espacio para la alegría, que tanto se agradece y se merece.

Cierro este comentario con lo que le dije personalmente a Juan Esteban cuando nos conocimos después del evento:

“Te agradezco personalmente todo lo que has hecho por llevar adelante este concierto. Y conmigo puedes contar para el canto o el combate.”