Archivos para fidel

Fidel fidelísimo, retoño martiano…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on agosto 13, 2012 by el taburete

 

… No importa el insecto, no importa la espina,

la sed consolada con parra del monte,

la lluvia, los vientos, la mano asesina

siempre amenazando en el horizonte.

¡Sólo importa Cuba, sólo importa el sueño

de cambiar la suerte!

¡Oh, nuevo soldado que no arruga el ceño,

ni viene asombrado de tutear la muerte! …

seguimos celebrando…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on agosto 12, 2011 by el taburete

Este Martes en la Casa del Alba del Vedado, tuvo lugar la fiesta anticipada, preludio de lo que será esta noche la gran Gala de la FIDELidad por los 85 años del Comandante. Allí  compartimos con nuestros herman@s de luchas, peñas, descargas, tertulias y algunos traguitos de madrugadas…

Aún con el sabor del memorable concierto,  donde tuvimos el placer de compartir además con dos de los más grandes exponentes de nuestros ideales de cultura y pensamiento por la unidad de la América , Daniel Viglietti y Vicente Feliú, seguimos con ganas de seguir celebrando y esta vez nos convoca el cumpleaños de nuestro Fidel.

Cuando decimos esto, nos pone en ciertos aprietos con nuestr@s amig@s, por que los que nos conocen bien, saben que no celebramos cumpleaños, que poco nos importa el día  para nuestras ganas de convocar y festejar entre amig@s y familia, o para hacer un regalo propicio, o para dar o recibir un beso, un abrazo, una alegría… que no soportamos ciertos homenajes y mucho menos las alabanzas gratuitas y suscritas a una única fecha…

Celebrar el cumpleaños de Fidel es celebrar algo más que un cumpleaños. Fidel Castro será eternamente ese padre que siempre vela por nosotros desde su voluntad de hacernos crecer, desde la idea martiana del mejoramiento humano, en el que sin condiciones o pretextos excluyentes creemos.

Aún cuando las fuerzas escaseen, nos las hemos inventado para desde el fondo del vacio continuar arando con bueyes de futuro y confiar en ese hombre nuevo.

Fue el primer nombre que nos aprendimos en la familia, porque Mamá siempre fue Mamá, Papá siempre fue Papá y nuestra hermana, siempre fue la Tata…. pero a Fidel desde su tribuna en la pantalla de aquel televisor Caribe de los 80, del que solo queda el recuerdo en fotos, siempre fue FIDEL, uno más entre nosotros.

Aquel padre que en la adolescencia no entendíamos cuando decía futuro… al que le discutíamos cuando se iba la luz en el barrio, hasta lo desafiábamos alguna que otra vez, para luego sabernos sus eternos seguidores. Ese que nos enseñó a pensar y que alguna que otra vez, nos podó las alas… Por suerte nunca jugó a ser Dios, aunque algunos lo veneren o lo odien como tal… ya quisiéramos muchos que el “Todo Poderoso” jugara a ser Fidel algún día…

Hoy  está descansando de nosotros, tarea nada fácil, aunque desde su lugar confía y asegura el porvenir de una Cuba más justa y democrática, esa que desde sus cimientos ayudó a construir…. Raúl, que no es Fidel si no Raúl, está ahora limando errores y trabajando por el mismo futuro que concebimos hace más de 50 años atrás…

entonces… ¿Cómo equivocar rumbos a esta altura? ¡Ni jugando!  aquí, Fidel, no nos queda otra que violar nuestras propias normas y rarezas, y robarnos de nuestro tiempo para brindar con el vaso lleno en tu nombre, y dejar nuestros vasos sobre el taburete mientras nos comemos este modesto pastel, no por ello menos especial.

Esta noche, esperemos que con su presencia, disfrutaremos de la Gala en su honor y volveremos a brindar a la salud del Comandante, que un día es un día… Felicidades Fidel !!


 

El Taburete

La lección de cine-política de Fidel Castro…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on agosto 2, 2011 by el taburete

Por Sergio Berrocal * tomado de noticine.com

De la importancia que el cine ha tenido siempre en la vida política y social de Cuba, Fidel Castro me dio una muestra en aquel diciembre del 1985 en el Festival de La Habana, al que yo asistía por primera vez. El día de la clausura, el 17 de diciembre, Fidel pronunció una lección magistral sobre cine y otras consecuencias del quehacer cotidiano en la inmensa sala del Teatro Carlos Marx.

Y como quien no quiere la cosa dejó bien sentado ante el estupor de todos los periodistas, nacionales y extranjeros, que estábamos atentos a sus palabras: “…He tenido oportunidad de leer algunos cables internacionales y, a decir verdad, he visto muchos cables objetivos de las agencias internacionales, que han expresado su reconocimiento por la calidad de este evento. Por cierto, hubo una agencia europea cuyo reportero dijo: El Festival de Cannes se ha quedado pequeño al lado del Festival del Nuevo Cine de La Habana. Es decir, empieza a surgir ya un reconocimiento general en el mundo de la calidad del Festival, pero fundamentalmente de la calidad de las personas que participan en el evento y del material que se exhibe en el mismo”.

Castro estaba rindiendo homenaje a una cierta prensa internacional europea que ese año, en aquella edición, había trasladado ante sus lectores de los cinco continentes la calidad del Festival de La Habana. Porque hasta entonces, las diferentes ediciones festivaleras habían transcurrido en el “petit comité” de países hermanos, esencialmente latinoamericanos y primos ideológicos. Castro, al que tanto le importaba la expansión del cine que él mismo creó en cuanto hubo ganado la Revolución, consideraba que, por fin, la prensa europea, tan importante para él, había sido ganada por la causa.

Unos días antes, el 13, del exultante triunfo de Fidel en el Teatro Carlos  Marx, una llamada en plena madrugada me había helado los huesos pese a que en mi habitación del Hotel Capri habanero el aire acondicionado era el David que quería achicar al furibundo Goliat meteorológico. Aleccionado en París antes de mi partida sobre los “peligros” de ir a la Cuba comunista, yo “sabía” que me podría ocurrir cualquier cosa. Pero nadie había previsto que el director de Granma, el diario oficial del Partido Comunista de Cuba fuese a telefonearme mi hotel de madrugada. Con mil exquisiteces en la voz, el colega me explicó que llamaba para pedirme permiso y poder publicar una crónica mía sobre las excelencias del Festival de La Habana, que mientras circulaba por los teletipos de los cinco continentes, Fidel Castro había interceptado y leído. Y rápidamente habían sacado de la cama al director de Granma para que me contactase y me invitase a tomar un café el mismo día que estaba a punto de amanecer.

Aquella mañana, los corresponsales extranjeros en La Habana tuvieron que esperar horas antes de que saliera Granma a la calle. Y no haber podido leer Granma en el momento de su salida de máquinas ponía a cualquiera de los nervios porque este modesto periódico era el que les daba la tónica sobre las grandes orientaciones políticas de la Isla. La razón del retraso era que hubo que incluir a última hora en aquella edición la famosa crónica a la que se refería Fidel, “El Festival visto por un corresponsal visitante”.

Unos días antes había sido mi primera llegada al aeropuerto José Martí de La Habana, una sucesión de barracones que nada tenía que ver con el que luego construyeron los canadienses. Hijo de una Europa sumida en un sueño de siglos y convertida en un cementerio en forma de museo descubría por primera vez el olor a chirimoya podrida que durante toda mi vida me perseguiría como la esencia de un trópico donde la locura rima con hermosura.

A la salida del aeropuerto, una chiquilla de diecisiete o dieciocho años, vestida de negro, con pelo azabache y ojos verdes rabiosos. Rojos labios como herida de amor propio. Se la lleva un viajero con maleta cansada. A la niña le chispean los ojos verdes como el delco del autobús que se niega a llevarnos al hotel. Mañana de invierno cubano –hiela en París– con olor a chirimolla podrida, penetrante, de borrachera. Por la amplia avenida que sube al Copelia, templo mundial del helado, las chiquillas y las señoras se contonean en ceñidos vaqueros con la marca yanqui de Donna Sumer pegada en el culo, último grito en este mes de diciembre caribeño. En medio de Buick, Plymout y otros Chevrolet de los años cincuenta que embelesan a los europeos, mi primera miliciana. Chaquetilla y pantalón verde olivo. Sobre el pecho izquierdo, una discreta etiqueta — Ministerio del Interior. Los dientes blancos acentúan el rosa de la lengua que se asoma traviesa a la punta de los labios como claveles de patio encalao. En el Salón Rojo del Hotel Capri, el olor a chirimolla me marea. Una periodista cubana, chiquita, moño negro y ojos verdes en marco de cejas profundas, me cuenta el extraño destino de esta sala de fiestas, antro de juego mafioso cuando los norteamericanos convirtieron Cuba en el puterío de los Estados Unidos. Muchos se dejaban los billetes verdes en los tapetes igualmente verdes tapetes verdes.

Cuando cae la noche sobre el Caribe, rápida como un hacha de sombras oscuras, hay cola en el Salón Rojo para bailar como en tiempos de Pérez Prado. La “compañera” periodista tiene 33 anos. Criada y amamantada dentro de la Revolución que hizo llegar a La Habana a un Fidel Castro que lucía en el pecho una medalla de la Virgen de la Caridad del Cobre. Días antes, dos palomas blancas se habían parado en sus hombros durante un mitin. Ella me asegura que la Revolución lo es todo. Por supuesto que tienen problemas. El de la falta de intimidad por ejemplo para muchas parejas a las que no les queda más remedio que vivir con papá y mamá en exiguos apartamentos. La Habana se ha quedado chiquita con sus dos millones de habitantes. Pero ella se empeña.

Después de tantos años de soledad -el bloqueo de Cuba por Estados Unidos no es ningún chiste- la gente de su edad sigue esperando con ilusión. O quizá más con perseverancia. “¿Has visto a nuestros niños?”… Me parece imposible que quepa tanta ilusión en un mañana que nadie ha visto todavía. Los ojos me miran serios: “Sí, yo se que nuestras tiendas son muy pobres, que nos faltan muchas cosas superfluas, pero estamos en una etapa de transición y creo honradamente en el futuro. Vosotros tenéis de todo, hasta violencia a destajo, y paro. Algún día, nuestra sociedad, ya verás…”  Tú lo verás, compañera. Vivimos en mundos distintos, a muchas horas de vuelo que son como años luz. Pero deja que te diga aquello de I love You, I love You, compañera. Por tu fe. Por tu inquebrantable confianza cuando a mí, representante de un mundo que se dice libre y rico, de un mundo que todo parece tenerlo y nada tiene, me cuesta trabajo creer más allá de mi Dios. Imagino que tú, mujer marxista caribeña, tienes el tuyo. Lo que no me has dicho es si es el mismo…

(*): Sergio Berrocal es periodista y crítico de cine. Acaba de publicar “Lula y otros gladiadores” (www.publibook.com), y este artículo es un avance de lo que será su próximo libro sobre Cuba, todavía sin título. tomado de Noticine.com

Presentarán Colección Fidel Castro con nuevas ediciones…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on junio 28, 2011 by el taburete

El Ministerio de Cultura, la Casa del ALBA Cultural, la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado y las editoriales Ocean Press / Ocean Sur le invitan a la presentación de:

La Colección Fidel Castro 
(Proyecto Editorial de Ocean Press / Ocean Sur dedicado a difundir el pensamiento y la oratoria del líder de la Revolución Cubana) y especialmente de sus libros:

La Victoria Estratégica. Por todos los caminos de la Sierra

y

La Contraofensiva Estratégica. De la Sierra Maestra a Santiago de Cuba

Ediciones revisadas y enriquecidas con nuevos datos por su autor

Viernes 1ro. de julio/ 5:00 p.m.
Casa del ALBA Cultural (Línea no. 556, esq. a D, El Vedado)

Con esta presentación se inicia la Jornada de Celebración por los 85 años del Comandante en Jefe

“Hay que dejar a Cuba en paz de una vez por todas”…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on marzo 25, 2011 by el taburete

parte II de la entrevista con Carlos Tena publicada por Salvador López Arnal en Rebelión.org

Carlos Tena (Madrid, 1943) es periodista y crítico musical. Además de ser productor musical y columnista en medios digitales, ha trabajado para radio, televisión y prensa durante más de 35 años.

Estábamos en Cuba. No recuerdo exactamente en qué año te fuiste a vivir allí. ¿Por qué a la isla asediada?

Conocía la isla desde 1980, cuando en la 2ª Cadena de RTVE, José Luis Balbín, demócrata ejemplar y Jefe de programas especiales, me permitió realizar un espacio (“Música, maestro”) y viajar a Cuba para dar testimonio de la música de aquella tierra. Jamás me sentí y fui más libre que en aquel año. Tras esa magnífica experiencia (es curioso que en los archivos de la casa no se encuentren los programas que rodé en la Habana), regresaba cada año a la isla como simple visitante, hasta que en 2003 conseguí que me aprobaran un proyecto en un Centro de música y poesía tradicional Iberoamericana. Durante seis años, hasta que me llegó la jubilación, viví los mejores años de mi vida profesional. Trabajé codo a codo con profesionales de muy diferentes sensibilidades políticas, pero todos/as ellos/as, fieles a un compromiso común: la independencia y la defensa de la integridad del país. Cuba (lo he dicho mil veces) da lecciones diarias en temas como derechos humanos y democracia. Una nación alegre, pacífica, valiente, culta y sensual, a la se ataca, se condena, se fustiga y se agrede, porque es la única que ha tenido el valor de enfrentarse a todos los gobiernos USA: “Aquí estamos, nosotros no matamos; somos libres, alegres, bailones, cultos e independientes. ¿Qué pasa?”

Te pregunto sobre esto que acabas de apuntar. Sé que es una pregunta demasiado general, pero te la formulo igualmente: ¿qué opinión te merece el socialismo cubano?

Los seis años vividos allá me han servido para constatar virtudes y errores de un sistema político asediado por un régimen neo nazi, como son los USA. Es complicado mantener a un país, a 140 kilómetros del terror, totalmente indemne a las manipulaciones, ataques y atentados que sufre desde hace más de medio siglo. Es estúpido negar que esa situación, única en la historia, genera una gran cantidad de problemas, que a su vez desatan errores. Pero esos conflictos los deben resolver sus ciudadanos, con respeto, debate y diálogo. Mira por dónde, los verbos que más se repiten en una conversación son respetar y compartir. No soy yo quien para meterme en su casa y decidir cómo solventar los fallos que existan. Desde la discreción y el trabajo, desde la amistad y el afecto, he comentado con ellos cientos de veces, alternativas y caminos para allanar las dificultades; pero eso de lanzar propuestas en público sería muy pretencioso por mi parte, denotaría un tufo de neocolonialista venido a menos, amarillento desde una óptica meramente política. Respeto y admiro a la Revolución. Una sociedad que trabaja en condiciones duras, que celebra reuniones periódicas en cada organismo, en cada centro, en cada barrio, cada semana, cada mes, cuando fuere necesario, para discutir y debatir toda la problemática de la sociedad más agredida en la historia reciente. Hay que dejar a Cuba en paz de una vez por todas. Los presuntos izquierdistas que se permiten dar consejos, condenar, denunciar u opinar sobre cómo debe ser la Revolución, ahora y en el futuro, son de una comicidad insultante. Un país como España, con una izquierda agonizante, dividida y sin medios, dispuesta a dar lecciones de socialismo eficaz a Cuba. Es para morirse de risa.

¿Has llegado a conocer personalmente a los líderes más destacados de la revolución? ¿Qué tipo de gente son?

He tenido el honor de cenar con alguno de ellos, incluyendo a Fidel. No voy a hablar de ello, porque pertenece a mi intimidad. No tiene la menor importancia. Baste decir que han sido siempre momentos en los que he aprendido muchísimo.

¿Cómo ves el actual proceso de cambio o rectificación emprendido por el PC y la sociedad cubana? ¿Caerá todo, como algunas voces interesadas afirman, cuando Castro fallezca?

Ni soy profeta, ni debo entrometerme en los cambios que el PCC decida proponer a la sociedad cubana, porque esas medidas se deciden en los comités de barrio, en los centros, organizaciones civiles, y ulteriormente en la Asamblea Nacional.

Respecto a la inevitable desaparición física de Fidel, estoy seguro de que seguirá habiendo revolución, evolución dentro del socialismo, participación e independencia. La sociedad cubana es culta, no como la española; sabe perfectamente que fuera del sistema llegarían la miseria, la tortura, la injusticia, la violencia policial, la expropiación, los desalojos en viviendas, el paro, las bombas, los atentados, el bipartidismo, la privatización de la sanidad, el transporte, la banca, en fin, el desastre que ahora azota al mundo llamado civilizado. Permíteme decir, aunque sea duro, que aquella persona que imagine que tras Fidel se va a dar una transición a la española, es un perfecto ignorante, no conoce Cuba o es un gilipollas nato. Aunque hay algo muy divertido en ello: si después de Franco, hemos tenido más franquismo, allá habrá más fidelismo.

Años después de la caída del muro, de la desintegración de la URSS, ¿qué piensas de todo aquello? ¿Fue un error abisal la perestroika? ¿No había que reformar muchos nudos y aristas del socialismo realmente existente?

Trostky acertó en su diagnóstico, cuando predijo la caída de la URSS, pero no en cómo sucedería esa debacle, porque no fue de forma violenta, aunque esa lacra esté apareciendo ahora. Las causas muy variopintas: desde la ruina que significaba la carrera espacial, la burocracia, la diferencia étnica, la censura estúpida, la corrupción en las clases dirigentes… es decir, las mismas razones por las que NO cae el capitalismo. ¿Por qué, entonces? Tal vez el igualitarismo no es igualdad, porque el ser humano es débil, porque la ética y la moral son virtudes que exigen sacrificios, porque el comunismo (meta del socialismo) es un objetivo que precisa de unas condiciones determinadas, como la evolución constante. Los primeros errores graves del sistema se cometieron en Hungría y luego en Checoslovaquia. El Imperio americano se ha impuesto a sangre y cañonazos, porque su sociedad es violenta, inculta y desinformada. La URSS no buscaba la hegemonía mundial, ni imponer al mundo las teorías de Marx y Lenin, ni la guerra, pero sus dirigentes no supieron (en tantos decenios), tras el inmenso sacrificio que supuso la muerte de más de veinte millones de sus ciudadanos en la Segunda Guerra Mundial, dar lecciones de honestidad y eficacia.

¿Qué ha pasado en Italia? ¿Cómo puede entenderse que el país de Gramsci, de Togliatti, de Berlinguer, de Magri, de Rossana Rossanda, esté en las manos de quien está?

El paralelismo entre el aparente fracaso de la política que preconizaba Berlinguer (que Carrillo creyó idónea para la prevista transición española) y la situación actual de la izquierda española, deberían hacer reflexionar a los miles de ciudadanos, que creen en un socialismo real, frente a la pantomima del PSOE. Si hoy Berlusconi encarna lo peor de la democracia europea, como Cameron, Aznar o Sarkozy (sin olvidar a los dirigentes checos, polacos o ucranianos), no es porque realmente sean talibanes del neo fascismo, ataviados con el disfraz de políticos civilizados y respetuosos con los derechos humanos, sino por la constante cobardía y renuncias de quienes se han dicho y se proclaman socialistas (Tony Blair, Benito Craxi, Miterrand, Felipe González o Zapatero), que renunciaron y renuncian a las conquistas sociales logradas en el último cuarto de siglo, en beneficio de los monopolios y multinacionales del empresariado. El electorado castiga la traición, tarde o temprano. Silvio Berlusconi es como Bill Gates, Amancio Ortega o Liliane Bettencourt, pero en versión Camorra-Mussoniliana; un empresario que se rige por la devoción a la Iglesia Católica. De ahí su afición por la buena vida, el dinero, las putas, la mentira, la intriga, la traición, el desprecio a sus semejantes y el respeto al Papa. Espero, sin embargo, que el pueblo italiano acabe con la farsa de este empresario con sueños de Duce.

¿Y qué nuevo fantasma recorre Europa en tu opinión?

El del descompromiso político, la aceptación de un mundo belicista, injusto y asesino, que lleva al esclavismo en todas sus formas.

Se creyó inicialmente que el PSOE de Zapatero era algo distinto del PSOE anterior pero la realidad parece que se ha impuesto finalmente. ¿Cómo se puede entender esta política de claudicación total a que nos han llevado? ¿Te ha sorprendido? ¿No tienen margen de maniobra?

Estoy curado de espanto. No creo en lo absoluto, que en Ferraz se decida un candidato socialista, o en Génova un homólogo del franquismo. Es la CEOE, la banca privada, quien decide en las familias de los partidos mayoritarios, quienes han de ser sus candidatos, preferentemente personas sin criterio, manipulables, como ZP o el genocida Aznar. González es más artero que Rodríguez, y Rajoy menos agresivo que el de Valladolid. En cualquier caso, cuando veo una fotografía del parlamento de 1979, y la comparo con una actual, me doy perfecta cuenta de que las libertades públicas han sufrido la mayor agresión política, jurídica y social desde la muerte del dictador. El neo franquismo ha salpicado las instituciones, como esclavas que son del Borbón. ¿A quien llama Zapatero cuando hay problemas graves? A los grandes banqueros y empresarios, que son sus superiores. ¿A manos de quienes ha ido a parar el dinero de nuestros impuestos, para sanear las arcas de la banca y la empresa privada? A los Botín, Vázquez, Falcones, Koplowitz, Albertos, Villar-Mir, Alierta, Prado, Ron, Fernández, Álvarez Díez, Pérez González, Luca de Tena, Ybarra y demás familias.

Hablaba antes de tu colaboración con CC.OO. ¿Por qué los grandes sindicatos han firmado ese acuerdo con el gobierno y la patronal sobre las pensiones? ¿Qué sentido tiene esa firma?

CCOO y UGT ya tienen aroma inequívocamente yanqui. Hoy resultan más combativos los sindicatos de Wisconsin. Cuando Antonio Gutiérrez llegó a la Secretaría de Comisiones, comenzó la podredumbre y aplastamiento de los sueños de Marcelino Camacho, su sacrificio en vida por un colectivo que protegiera los derechos laborales. Fidalgo acabó con el resto de los disidentes, mostrando su verdadero rostro de traidor a la clase trabajadora. Solo hay que verle sentado hoy al lado de Rosa Díez y Savater. Firman porque desde arriba se les ha convencido de que no hay más cera que la que arde. Y han claudicado. Cuidado, porque llega una nueva crisis y más recortes. La avalancha no se ha detenido. Las medidas que acaban de exigirle al gobierno español para reducir su deuda, van a traer cola, como se dice vulgarmente. Va a ser una primavera muy dura, que precederá a un largo y doloroso verano.

Nueva crisis, más recortes. ¿Hasta dónde quieren llegar entonces?

Lo más dramático es que no saben adónde van a llegar, como no supieron calcular los efectos de la usura bestial a la que la banca y la CEOE han sometido a los ciudadanos. Hay una situación gravísima, en la que los más pudientes se niegan a rebajar sus cotas de poder y de lujo insostenible. Invaden naciones, provocan revueltas, roban petróleo ajeno, intrigan, apoyan golpes de Estado (Honduras), manipulan la realidad en los medios (que son suyos), niegan la cultura a la población porque saben que un pueblo culto puede ser libre. Como te dije antes, nos hallamos en una situación de esclavismo light, en la que millones de seres humanos se dan por satisfechos trabajando catorce horas diarias, pudiendo comer lo que sea, ver una televisión alienante y emborracharse los fines de semana. ¿Dónde estás, Espartaco?, preguntaba mi colega y amigo Carlos Rivero.

¿Por qué crees que el gobierno y otras instituciones del Estado se oponen a la legalización de SORTU?

Aquí hay Puro Teatro, que cantaba La Lupe. Para recuperar su credibilidad y expectativa de votos de cara a los próximos comicios presidenciales, los amigos de ZP necesitan poner en marcha un esperpento. Aparentar una oposición frontal a hechos consumados, como es una izquierda abertzale que, tras un proceso reflexivo, valiente y unitario, ha tomado las riendas de la lucha por sus objetivos, renunciando al silencio sobre las acciones de ETA. Estoy convencido de que en esos momentos, desde las cloacas del Estado comienzan a desplegarse actividades ultra secretas, entre las que destaca la comunicación a los dirigentes etarras, por vías indirectas, para que se dejen cazar in fraganti, como está sucediendo estas últimas semanas. Con ETA descabezada, se abre un probable cese total de acciones armadas (llegando a la autodisolución), lo que colocaría al PSOE ante el electorado como el salvador de España, dejando a Rajoy con la miel en los labios. Todo está controlado. Los escenarios de la fiscalía de Conde Pumpido, del propio presidente, de la guardia civil, la policía nacional, abren el telón para estrenar una obra nueva, cuyo éxito tendrá inevitablemente dos caras. Por un lado, asegurar al PSOE un nuevo mandato. Por otro, una izquierda independentista a la que nadie podrá acusar de connivencia con grupos armados, que asumirá su andadura con la ilusión lógica de saber, porque su militancia es mucha y muy leal, que lograrán parte de sus objetivos en los próximos decenios. Sortu será legal, antes de Mayo, mal que le pese a quienes manipulan el dolor de todas las víctimas de un conflicto político que dura ya siglos.

La revolución ha estallado en el norte de África y en otros países árabes. ¿Te lo esperabas? ¿Qué opinión te merecen estos procesos?

No creo en las revoluciones populares en la zona, sino en revueltas heroicas alentadas y maximizadas por la prensa. No dudo que miles de ciudadanos árabes combatan por un régimen político que otorgue a sus habitantes más posibilidades de representatividad. Pero no es lo mismo aquello que comenzó en Túnez que lo que hoy se prepara contra el pueblo libio. Porque si Gafadi puede ser malo, la invasión de la OTAN será mil veces peor. Europa y los USA necesitan más petróleo; repetir lo que hizo Bush resulta feo, colocar a un títere (como en Irak o Afganistán) arriesgado, porque existe un gran apoyo al todavía presidente Gadafi, así que se ha tramado una forma de quedarse con el petróleo libio, utilizando una estrategia equidistante. ¿Por qué ZP felicita al dictador marroquí, que se ha limitado a prometer ciertos cambios, cuando siguen existiendo miles de presos políticos, terrorismo de Estado y genocidio contra el pueblo saharaui? ¿Por qué la CE decide reconocer a los rebeldes libios, cuando la misma comunidad había enviado observadores al área y estos llegaron desmintiendo todo lo que hoy se alega para amenazar a Gadafi? ¿Es que no se concibe que existe algo llamado diálogo, como de forma ejemplar propuso el ALBA y el presidente venezolano, para que el fantasma de la guerra civil no asole la zona? ¿Por qué Obama y la CE no exigen democracia en Arabia Saudita, Kuwait o Qatar, donde las dictaduras son más que escandalosas?

Te pregunto ahora por Europa

De acuerdo.

 

para ver la primera parte de la entrevista pincha >>>AQUÍ…

desapolillando archivos…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on marzo 17, 2011 by el taburete

el cuento de la buena pipa…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , on diciembre 5, 2010 by el taburete

por Varela, tomado de Varela Blog >> Los yumas siempre han puesto un cuña – que es una coña – para las relaciones con Cuba.Tal parece que quieren pedirle a Fidel y a Raúl que se se vayan a México en el Granma marcha atrás pero se buscan eufemismos. Y como no los han podido deponer por la armas, se arman de cuentos chinos. Total, que la revolución cubana se ha agarrado a la isla más que el marabú.Primero fueron las expropiaciones. Que si la revolución le había quitado plantaciones, tierras, centrales azucareros, ballús, garitos y la fábrica de Coca-Cola a los yanquis.Le congelaron los fondos en el exterior a Cuba y la excusa se quedó en el aire.Entonces le echaron mano al enyunte con los rusos. Que Cuba era otro satélite. Que si Fidel era un títere. Hasta tanto Cuba no rompiera su maridaje con los tovarishes no habría hamburguesas, ni helados Howard Johnson, ni perros calientes en La Habana.Bueno, Cuba le dio auge a la frita, al medallón y al helado Coppelia.Sale de presidente Carter el Evangélico y abre oficina, da intecambio cultural y empiezan a desfilar por Cuba los gusanos convertidos en mariposas con alas de pacotilla.Pero a los cubanos se les ocurrió hacer de Tarzán en medio de África y eso los americanos no lo permiten porque es patente de Hollywood.Se caen los euro ñángaras y Cuba se queda sola. Era una buena oportunidad de hacer las paces y darse besitos pero entonces el Departamento de Estado, como Cuba no se cae tiene que buscar pretextos y sale con que en hay pocos disidentes. Debe existir un percápita de 5 disidentes por cada 100 mil habitantes, seún las tablas de la CIA.Cuba llena ese cupo. Sale todo tipo de Sajarov, Walesa y Gorbachov. De sillón, de calle, de teléfono y de fax.Pero entonces los disidentes empiezan a cobrar dólares y hacer proselitismo y Cuba encierra a 75. Los americanos no hacen relaciones con Cuba hasta tanto no se suelten a los 75 (junto a parientes y amistades cercanas).Cuba suelta a los presos pero – Cuba siempre mete la mata – prende a un yuma (Alan Gross).Ahora se agarran de eso: hasta que el Santa Claus de los celulares no salga libre, no hay relaciones.Cabe la sospecha de que una vez Gross afuera se exija que Fidel no use camisas de guinga, porque Michelle Obama tenga acciones con el modisto cubano Narciso Rodríguez.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.712 seguidores