Archivo para Ismael Serrano

Historias cubanas de Ismael Serrano…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on junio 7, 2013 by el taburete

MICHEL HERNÁNDEZ SÁNCHEZ en Granma.cu

Por estos días resulta frecuente el debate sobre la importancia de promover auténticos valores culturales, de fomentar entre las nuevas generaciones obras de verdadera valía estética, de abrir las puertas a expresiones alejadas de la hegemonía de las industrias que reducen el arte a una mera mercancía. Entonces, ¿cómo podemos explicar que cuando nos visita un músico que se alista bajo la bandera de la auténtica poesía, no encuentre apenas resonancia en los medios y sus conciertos son condenados a pasar clandestinamente por la escena cubana?

Esta especie de “maldición gitana” ha sobrevolado, por solo citar algunos ejemplos recientes, a grupos y cantautores como los argentinos Arbolito, los uruguayos Fernando Cabrera y el Club de Tobi. Ahora, inexplicablemente, le tocó el turno al cantautor madrileño Ismael Serrano. La noticia de su concierto en Bellas Artes apenas la dieron a conocer el día antes en un apurado encuentro con la prensa y, al parecer, todo indicaba que tampoco era la mejor noche para su presentación en el museo, pues, coincidentemente, el patio de la instalación acogía una especie de celebración turística, que interfirió en más de una ocasión en el concierto de este gran contador de historias, una figura esencial de la canción de autor española.

Aparte de estos amargos imprevistos, el primer concierto de la gira cubana del cantautor ibérico no pudo encontrar mejores cauces. Volviendo a demostrar la efectividad del boca a oreja, el público abarrotó el teatro e Ismael salió a escena en medio de una escenografía que recreaba una habitación a media luz. Y, en verdad, sus canciones están hechas a la medida de la tranquilidad de los espacios íntimos o de la riqueza de la meditación. Pero lo que sí resulta innegable es que Ismael es un excelente y sensible observador del corazón humano y encuentra en la cotidianidad pequeñas historias que eleva a la categoría de obras de arte, con una línea ideológica y artística que continúa apelando a la memoria de la canción de autor española, colándose al lado del hombre común que lucha por sobrevivir y rebelarse contra la resignación para impulsar un contexto social más humano.

Con un repertorio en el que ocuparon un lugar de primera fila discos como Todo empieza y todo acaba en ti, Atrapados en azul y Acuérdate de vivir, el músico escribió desde el inicio su propia declaración de principios. Lo hizo con Despierta, un tema que dedicó al movimiento 15 M, bajo cuya bandera se alistan los indignados españoles. Para el cantautor ese título es una especie de convocatoria colectiva a tomar las riendas de los acontecimientos y hallar en las crisis nuevas oportunidades para levantar un mejor futuro. Crecido bajo la influencia de Serrat, de Sabina, de Aute, de Silvio y de Pablo, interpretó luego temas con los que ha elegido dejar a través de su vida constancia de otras vidas, como Te odio y Te debo una canción.

Ismael acompaña cada título con un peculiar e inteligente sentido del humor del que otros artistas podrían tomar nota. Bromea, incluso, de algunas críticas a su obra que ha encontrado en sus andanzas por plataformas como Twitter o Facebook. Lo cierto es que la hondura poética de los textos de su repertorio cobra protagonismo por encima de la música, algo que pudiera equilibrar arropando sus canciones con una mayor variedad sonora.

El concierto no pudo tener mejor final. El músico, tras casi dos horas en el escenario, interpretó uno de sus grandes himnos, Papá, cuéntame otra vez y el público lo acompañó coreando el texto con ímpetus de estadio y demostrando que las canciones del juglar, a pesar de que no se benefician de los privilegios de una promoción con todos los hierros, circulan con total libertad en los círculos íntimos del público trovadoresco. Lo que no quiere decir que deban quedar reducidas a un pequeño gueto, sino que deben promoverse con mayor ahínco por los medios de difusión. Ojalá que para las próximas aventuras cubanas de Ismael Serrano, ese sea el credo artístico de las entidades correspondientes. De lo contrario, seguiremos gastando pólvora en debates para edificar estrategias que divulguen los verdaderos productos culturales, mientras que, cuando llega el momento, la realidad, a veces, camina por otro lado.

Anuncios

Ismael Serrano: ” la canción de mi generación está aún por escribir”…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , on junio 4, 2013 by el taburete

ismaelserrano

 por Patricia B. Alvarez | ElTaburete | La Habana

Vino del norte, no sabemos si buscando exactamente una canción y una cruz, pero lo cierto es que ya ha recorrido Costa Rica, México, Puerto Rico,  y está ahora aquí, en La Habana, para cantarnos por primera vez y presentar, además, su más reciente disco Todo empieza y todo acaba en ti (Edición especial vespertina).

A Ismael Serrano nos costó tratarlo de “usted”. Es una situación un poco extraña esa de tratar así a alguien que no nos conoce y, sin embargo, creemos conocer tan bien. Hace ya unos cuantos años empezó la carrera de Física en su natal Madrid y se inclinó por la zona más romántica, según él, de esa ciencia, la “que habla de incertidumbres y no tanto de certezas”. Posiblemente por eso mismo no sea aconsejable indagar demasiado sobre sus planes futuros. Sólo sabe que tiene que recorrer toda Latinoamérica y que, como quien dice, acaba de empezar.

No llegamos a la rueda de prensa que ofreció ayer, básicamente porque no nos enteramos. Pero, por tratarse de él, y por haberlo esperado desde hace tanto tiempo, nos aventuramos a robarle unos minutos después de su ensayo en el Museo de Bellas Artes. Gracias a algunas complicidades, la de Ismael incluida, podemos ahora compartir con ustedes esta edición especial vespertina de una apresurada entrevista.

De la Física a la trova…. ¿por la teoría de las cuerdas quizás?

Pues la verdad es que no, no creo que tuviera mucho que ver la Física con la música. Lo que pasa es que a mí me gustaba la parte de la Física que tiene que ver casi con lo esotérico… Yo empecé la especialidad de Astrofísica por ejemplo, la parte más romántica, que es mirar las estrellas. Me gustaba esa parte de la Física cuántica que habla de incertidumbres y no tanto de certezas, de probabilidades, de indeterminaciones, toda esa parte me parecía más atractiva que la Matemática pura y dura que todo lo cuantifica. Y, bueno, me gustaba, se me daba bien. Lo que pasa es que la música la veía como algo lejano, y de repente surgió la posibilidad de dedicarme a ella, y dejé la carrera. Pero no, es verdad que no hay muchas conexiones entre Física y música, aunque, como digo, la parte que más me atraía de la Física era la que tenía que ver con el lado más mágico de esta ciencia.

Vivimos tiempos en que la cultura está sometida cada vez más al mercado, y eso determina muchísimo  elismaelserrano2 gusto estético de los jóvenes. ¿Cree que actualmente se puede apostar por la canción inteligente sin concesiones?

Sí, yo creo que por más que se haya homogeneizado, efectivamente, el panorama musical, determinado, como dices, por la lógica del mercado, por la lógica de la rentabilidad inmediata, hay un público que demanda otro tipo de sensibilidad. Pienso que la figura del cantautor, del trovador, va a ser eterna en ese sentido. Siempre va a ser necesaria la figura de una persona que agarre la guitarra y haga la crónica social y sentimental del mundo que le toca vivir desde una perspectiva crítica, dándole un vuelo poético a lo cotidiano. Eso siempre va a estar presente en la música. Otra cosa es que, como bien dices, la industria musical esté perdiendo mirada a largo plazo, esté tratando de excluir otras propuestas musicales. Otra cosa es que el modelo cultural, en términos generales, lo que exige es que las lecturas que hagamos de la información que nos llega sea cada vez más superficial, que no nos deje espacio para la calma, para la reflexión y para un análisis profundo. Creo que hay una resistencia natural del ser humano a todo eso, porque también hay una búsqueda de espacios para la reflexión, para la poesía, que es natural del ser humano, y eso va a estar siempre.

¿Qué posibilidades reales tiene de abrirse espacio, en el mundo de hoy, este tipo de canción que no hace concesiones?

Bueno, quizás sea más urgente y necesaria que nunca esta música, ¿no? En tiempos en los que todo tiene que ser una cultura de evasión, en los que, como digo, se hace un análisis superficial y frívolo de la realidad, hay una resistencia a esa imposición. Y más en estos días en que se está recuperando, en España, un cierto debate de las ideas que se había perdido. Y esto ocurre ante una hecatombe, que de momento tiene a la sociedad un tanto paralizada, sumida como está en estado de shock; pero, más allá de ese estado inicial, hay una inquietud natural, una búsqueda de nuevas propuestas, de nuevas sensibilidades, en todos los aspectos de la cultura.

Canciones como Despierta y Todo empieza y todo acaba en ti muestran a un Ismael Serrano un poco más optimista que ese que canta al desamor y a las frustraciones de las utopías. ¿Es una percepción errada? ¿Es algo coyuntural, casual o es un interés en transmitirnos eso?

La verdad es que no lo sé, no sé a qué responde. Yo creo que en este disco más que en otros, es verdad, hay un empeño por abrir ventanas a la esperanza, ¿no?, pero quizás surge de la visión de un mundo desigual que me empuja precisamente a perseguir ciertos sueños con más ahínco que nunca, con más empeño. No sé si es acuciado por las circunstancias, que uno siente más terribles que nunca. Yo creo que inevitablemente en este disco hay un ruido de fondo que es la crisis en la que vivimos, traspasa absolutamente todo. Toda crónica que se haga de la realidad, hoy por hoy, está traspasada por ese ruido de fondo que es la crisis. Acaso esa urgencia por paliar un poco el sufrimiento que nos toca vivir, que a veces nos acorrala más, nos cerca más, me empuja precisamente a entender que irremediablemente otro mundo es posible, otra sensibilidad es posible, otra forma de organizarnos es posible. Quizás en tiempos difíciles es cuando también resurge la llama de la solidaridad de forma más clara. En los peores momentos sale a veces también lo mejor del ser humano y quizás eso me empuja a ser optimista ¿no? Una crisis es también un momento de cambios, es un momento crucial, una oportunidad para recuperar, como te decía antes, un debate que se está perdiendo, el debate de las ideas; para recuperar ciertas ideas que pueden resultar utópicas pero que resultan más cercanas precisamente en momentos difíciles.

Despierta –para no ser absolutos– es de las mejores canciones del disco. ¿Por qué específicamente Silvio para esta canción?

Por lo que Silvio representa. Por muchas cosas. Primero porque es una canción en la que yo veía mucho su influencia, en las imágenes, en la lírica, en la poesía, le veía claramente. Antes releía la Canción del Elegido de Silvio y yo creo que hay eso, elementos, metáforas, que me remitían mucho a él, lejanamente, salvando las distancias, ¿no?, porque él es un maestro. Primero, por lo que representa en mi carrera, que es ineludible. Yo he crecido escuchando su música, yo he aprendido a tocar la guitarra sacando sus acordes, sus melodías, para mí era un sueño tocar con él. Y luego por lo que representa en España, porque representa no solamente un fenómeno musical, sino también un fenómeno social. Él es conocido en España en un momento de efervescencia política muy clara, y en ese sentido su música –y la de la trova en términos generales, pero sobre todo su música– se convierte en un símbolo de resistencia, de lucha, y yo siempre he asociado su voz precisamente a eso, a la conciencia crítica y exigente que hoy me parece más necesaria que nunca, y entonces, bueno, por eso le invité a cantar esa canción.disco_serrano

¿Qué encontramos del Ismael Serrano de Atrapados en azul en este que canta a dúo con Silvio?

Pues la verdad es que quién le iba a decir a aquel Ismael que estas cosas iban a ocurrir, que iba a cantar una canción con Silvio. Yo creo que la música, si sirve para algo, es para rescatar ciertos sueños, para entender que uno puede crecer sin renuncias, o sea, que yo me reconozco, reconozco en ese último disco a aquel de los primeros. De hecho, si agarráramos un manojo de canciones de aquel primer disco y las juntáramos con esta última, no distorsionarían tanto. Si bien yo creo que hay una evolución que me ha llevado a encontrarme un universo propio, una voz propia, que es una búsqueda permanente en la música. Mis influencias están, pero yo creo que se me reconoce mi voz propia, cada vez más, según voy avanzando en mi carrera. Pero, con todo y con eso, pienso que el empeño por apostar a una música que atienda la palabra, la poesía, el cuidar los textos, buscar el equilibrio, está en toda mi carrera, en toda mi discografía, y en este disco también. No hay ningún disco de ruptura con respecto a los anteriores. Ha sido una evolución, yo creo que muy natural, en todos estos años. Este disco afirma esa evolución, a mí me lo parece.

Por las noticias que nos llegan diariamente de España es inevitable preguntarle –aunque ya usted me ha adelantado un poco– si considera que todas estas muestras de resistencia (de los estudiantes, los jubilados, los trabajadores de la salud…) son esperanzadoras o si considera que, al final, nuevamente, todo dará igual y las ostias seguirán cayendo sobre quien hable de más.

No, yo creo que no, que no va a dar igual. Yo creo que la situación es insostenible en muchos aspectos. Sobre todo porque una de las cosas que ha puesto en evidencia la crisis económica es cómo se ha devaluado la democracia, cómo se han devaluado todas las instituciones democráticas que desde tiempos de la transición han impuesto una forma de hacer política, una forma de organizarnos que yo creo que se está desmoronando en muchos aspectos. Hoy por hoy mucha gente habla de eso, del fin de la transición, del fin del modelo de transición y el fin de las instituciones que la consolidaron de alguna forma, desde la propia corona, la Casa Real, que es un desprestigio, es evidente, hasta una clase política de la que estamos desencantados y que vemos como algo lejano; hasta medios de comunicación que eran verdaderas instituciones, incluso desde el punto de vista progresista, que también de repente están viendo muy dañada su credibilidad. Entonces yo creo que viendo cómo se tambalea todo eso, “la santa transición”, por así decirlo. Es inevitable entender que tiene que cambiar el modelo, tiene que cambiar, y, además, no solamente en España, sino a nivel europeo, incluso hablando de cómo se devalúan las instituciones, la propia Europa como institución. Inevitablemente las cosas tienen que cambiar cuando en España se está salvando a los bancos con dinero público y se está abandonando a la gente que está acorralada por las hipotecas, que está viendo cómo su calidad de vida va disminuyendo cada vez más, cómo están bajando los salarios, cómo asistimos al desmantelamiento del estado de bienestar. El hecho de ver cómo se habla de la crisis en términos deterministas, como si la crisis fuese un fenómeno de la naturaleza que fuera incontrolable, como un huracán o un terremoto. El hecho de que se hable de los ajustes económicos como si fuesen de carácter científico, ineludibles, y de que se hable de los deberes del ciudadano… bueno, pues yo creo que eso va a ir alimentando cada vez más la indignación y va a ir alimentando el conflicto social. Lo que me preocupa es hasta qué punto se puede desatar un conflicto realmente violento a causa del divorcio entre las propias instituciones y la ciudadanía, eso es lo que me preocupa. Pero, bueno, movimientos como el 15M y cosas así demuestran que hay una sensibilidad, que hay una alerta –por así decirlo– en la ciudadanía; que la ciudadanía está demandando un cambio urgente.ISMAEL

¿El arte, la canción específicamente, está reflejando esa situación ahora? Quizá algunos cantautores más jóvenes que le hayan llamado la atención últimamente.

Desde luego que hay muchos cantautores jóvenes que buscan su hueco con gran heroicidad, porque lo hacen además desde la independencia, desde la independencia quiere decir sin el amparo de las discográficas, sin el amparo de los medios de comunicación, y la verdad es que poco a poco están encontrando su hueco. En ese sentido, no sé, me pregunto muchas veces si los músicos, como gremio, estamos a la altura de las circunstancias. Pienso que el problema de mi generación es que no tiene un relato claro, un discurso armado, una estructura ideológica sobre la que sustentar ese relato del que hablaba. Yo creo que esa canción aún está por escribir.

Una última pregunta: ¿Blade Runner o Star Wars?

¡Blade Runner! Lo que pasa es que Blade Runner me encanta porque tiene una profundidad mayor y tiene una carga poética muy bonita. Yo, como friki  de mi generación, soy un fan de Star Wars total; pero inevitablemente Blade Runner, que tiene una carga poética mucho más profunda.

 

en Junio, Ismael Serrano en La Habana…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on mayo 27, 2013 by el taburete

ISMAEL

nos gustas si te gustan… Ismael y Santi

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on mayo 12, 2011 by el taburete

el Jit Pareid semanal del taburete…

Posted in américa, arte, cuba, descemer, el Taburete, LaHabana, música, Memorias, Opinión, poprock, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on mayo 2, 2010 by el taburete


  1. Sea Señora, Silvio Rodríguez.
  2. Melecio Capote, Frank Delgado y  Buena Fe.
  3. Los Extremistas Nobles, Frank Delgado y Buena Fe.
  4. Demasiado, Silvio Rodríguez.
  5. Confía, Fito Páez.
  6. “Las Consecuencias, E. Bumbury.
  7. Despues de ter vocéMaria Bethania y Adriana Calcanhoto .
  8. Amor y Música”, Kelvis Ochoa y Descemer bueno.
  9. Vuelvo“, Ismael Serrano.
  10. “La comparsa”, Bebo y Chucho Valdés.

de Ismael Serrano… acuérdate de vivir

Posted in américa, arte, cuba, el Taburete, espejos, LaHabana, música, Memorias, noticias, poesia, Trova with tags , , , , , on marzo 29, 2010 by el taburete

VOLVEREMOS… tomado del blog de Ismael Serrano

Hubo un tiempo en el que el futuro era niebla y la vida un proyecto aplazado. La felicidad, o aquello que debía ser la felicidad, no transitaba por el camino marcado para el común de los mortales como vía obligatoria de circulación. Éramos radiantes y eternos y el mundo, arcilla en la que hundir nuestras manos bajo un cielo color caramelo. Era la historia un dragón vivo y luminoso que esperaba impaciente para llevarnos sobre su lomo a esa edad adulta en la que recibiríamos dichosos la recompensa de la lucha y el trabajo. Un tiempo en que cada día era un frente, y el amor arañaba nuestro pecho con su garra implacable de tigre enojado, dejando al descubierto nuestras tripas enredadas en ramas de rosas y espinas. Cada pena, era la última, la definitiva, por ser la primera. Todo estaba por hacer.

El tiempo dulcifica el recuerdo. Y la infancia o la juventud pasa a ser un mito adorado en el altar de esta madurez compleja y algo infantil. Sí. Pero detrás del mito, siempre hay un trozo de verdad que brilla junto al oropel.

Siempre creímos mi hermano Daniel y yo, que crecer no debiera conllevar una renuncia. Y así mismo en esta canción escribimos una letra donde prometemos regresar a los días de incandescencia y lucha. Aunque el tabaco y los años nos haya encogido algo el pecho y cueste más subir la cuesta que lleva hasta ese sueño compartido.

Es cierto. El futuro no era esto. Pero aún queda todo por hacer. Se cayeron mis alas y yo no me rendí. Porque la edad no conlleva la capitulación, porque crecer no es tan malo y porque a menudo los terribles ojos de una muchacha, la risa inquieta de un niño o un brindis al calor de una barra de bar entre amigos nos recuerda que estamos vivos.

No quiero conjugar siempre la utopía en futuro, como una eterna promesa pendiente. Quiero que sea certeza. Y desde ahí canto está canción. Cuando digo volveremos quiero decir que estamos de nuevo a tu lado, para poner flores en tu pelo, para tapar la calle. Perdona que hoy sea más breve. Pero en seguida vuelvo. Casi puedo abrazarte. Estoy a unos pasos. A la orilla de tu sombra.

* * *

Hacía tiempo que mi hermano Daniel y yo no colaborábamos en una letra. Aquí les dejo un fragmento de la canción “Volveremos”.

Sólo queda una canción. Cuento las horas y camino por la casa de un lado para otro como un animal enjaulado. Abrazos y gracias por todo.

de Juanes a Arjona… ni se los niega ni se los espera

Posted in américa, arte, ¡qué Arte!, cuba, debate, LaHabana, música, noticias, Opinión, poprock, silvio, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , on agosto 25, 2009 by el taburete

Adrian Fuentes Mederos y Gillen Garcia Ureta. ElTaburete

001_1417(I)

Cuando el 6 de Mayo del 2006, la excelente banda de Rock norteamericana “Audioslave” (desintegrada hace unos años), inundó la Tribuna Anti imperialista de La Habana con más de 60 000 personas, corriendo el riesgo de ser multados por su gobierno, en pleno mandato de uno de los asesinos más grandes de la historia contemporánea que como chiste burdo, en una ocasión, quisieron proponer para Premio Nobel,  algunos cubanos vimos un nuevo amanecer en el interés de artistas y agrupaciones musicales internacionales por venir a nuestro país y brindar su arte, sin condiciones y sin ningún tapujo. Esto trajo consigo una ilusión de ver en sitios míticos de nuestro país muy diversos artistas y diferentes propuestas de todas partes del mundo. Desde la fecha para acá, incluso anteriormente, han llegado a tierras del Caribe propuestas como las que nos han brindado…Fito Páez, Manu Chao, Concha Buika, Juan Carlos Baglietto, Sabina, Luis Eduardo Aute, Lenine, Ojos de Brujo o Café Tacuba, entre otros, como el espectáculo “Todas las voces Todas” en homenaje al cumpleaños 80 de nuestro Fidel… .

Lo cierto es que Cuba siempre ha congregado a un sin número de artistas de izquierda que han querido cantarle al pueblo y a nuestro compromiso de seguir intentando una sociedad diferente, en este mundo de caos y miseria humana. Incluso muchos de estos artistas no coinciden en pensamiento o aspectos de la política y la sociedad con el gobierno cubano, pero los sueños de un mundo mejor nos unen y sobre todo la propuesta de una canción inteligente que nos rejuvenezca las neuronas, a veces agotadas en esta larga marcha de la historia que hemos sostenido como pueblo aguerrido y valiente que somos.

(II)

Sobre los últimos acontecimientos que en materia cultural han devenido en show mediático de toda la morralla de Miami y Latinoamérica, el Taburete tiene bien claro, al igual que muchos cubanos y cubanas, el lugar que les corresponde tanto a estos comentarios, como a los mismos artistas citados.

La posible visita o no, de Juanes o de Arjona (para el próximo año) para nada quitará el sueño y las ganas de escuchar buena música en esta isla donde la cultura tiene un lugar privilegiado. Hemos tenido la suerte que el Arte Comprometido, alejado de esos arquetipos de música barata, nos ha acompañado siempre. Juzgaremos nuestros criterios musicales y puede que por respeto, ni siquiera pongamos en duda que, el medio millón de personas que esperan congregar en la Plaza, vayan a verlos a ellosy a otros artistas por los que llevan esperando tiempo. No lo sabemos, pero para nosotros la sorpresa grata habría de ser, un nuevo acercamiento con Fito Páez, Luis Eduardo Aute, Ángel Petisme, Ismael Serrano, Joaquín Sabina, Serrat, Chico Buarque y Caetano Veloso. Verlos juntos de la mano de Mercedes Sosa (negra te extrañamos mucho por acá), León Gieco, Víctor Heredia, Jorge Drexler (que no acaba de aparecer en nuestros escenarios), Charly García, Manu Chao, por citar solo a unos cuantos… Un Pedro Guerra mucho más maduro, un Daniel Viglieti siempre convocando a la lucha. Para nosotros las ganas de ver a la canción latinoamericana pujante de nuevo en la Plaza de la Revolución sería una reivindicación de nuestras conquistas, sería como tener a Silvio y a Pablo en un abrazo fundido (…no sabemos si ellos no pueden imaginar cuanto de necesario son los dos juntos en la Cuba de hoy, para Cuba y para los amigos de Cuba…). Un gran concierto por la Paz…

Tampoco les negaremos desde aquí la buena intención de esta convocatoria, pero tener a “Juanes y sus amiguitos” en una Plaza de la Revolución que les queda inmensamente enorme en moral y voluntad de cambios verdaderos, o al simplista de Arjona en el malecón habanero solo nos dice que serán bien acogidos por una multitud que los querrá observar, pero que estamos seguros que nunca los verá como símbolos de nada,y mucho menos como parte de la  canción de vanguardia latinoamericana.

¡Gracias debemos darle a Enrique Iglesias y al figurín de Luis Fonsi!, ( ¡¡que clase de pena!! ). Nosotros les estamos agradecidos de que se nieguen a venir. Sería irritante ver artistas como ustedes cantando de espalda a Martí y frente al Che Guevara, sinceramente…

Creemos que se ha formado una tormenta en un vaso de agua en torno a estos dos personajes, principalmente. Para nada serán despreciados si vienen, es más, como corresponde a nuestra hospitalidad serán bien recibidos y tratados, pero tampoco serán por mucho lo mejor del año.

Próximamente tendrá lugar en Cuba, para Octubre, la visita de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, la segunda agrupación norteamericana de música clásica que protagonizará un concierto en Cuba en los últimos 47 años. Este año constatamos a un Chucho Valdés con una Concha Buika en plena gala de talento derrochado en el Amadeo Roldán, vimos a los Café Tacuba hacernos brincar por la Unidad Latinoamericana en una Tribuna Anti imperialista abarrotada de gente y así otros eventos que serán sin dudas un ejemplo para estos artistas de mercado, que con sus gritos quieren ganar aplausos y fama.

De Juanes a Ricardo Arjona, pasando por todos sus amiguitos, no hay diferencias; las diferencias las tenemos nosotros con su música simplista y comercial.

Démosle en Cuba una demostración de cuanto se hace por la canción para convocar a la conciencia y a la integración latinoamericana.

Eso no será más que un espectáculo de mercado, un show de pacotilla en La Habana y de eso en nuestras instalaciones de Turismo los hay de sobra, solo que nosotros los cubanos, además de no poder acceder por lo caro de sus precios, somos reacios a verlos.

Solo por que nos convocan Silvio, Amaury, los Van Van y Cuba, verán en la Plaza de la Revolución a todos los que se sienten parte de este Taburete. Con las ideas claras.

Nos vemos!!!

firmatabu