Archivo para juanes

Posponen concierto de Juanes en Miami por 50 aniversario de Playa Girón…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on enero 31, 2011 by el taburete

vía cambios en cuba >> Juanes ha decidido cancelar su concierto del 15 de abril en el American Airlines Arena de Miami ante quejas de exiliados cubanos que le hicieron notar que era el 50o aniversario de la invasión a la Bahía de Cochinos.
Representantes del superastro colombiano dijeron el lunes que cuando se programó el concierto de Miami no se percataron que coincidía con el aniversario y que era la única fecha entonces disponible.
La fecha resulta traumática para los cubanos de Miami no solo porque la misma marcó el inicio del socialismo en Cuba sino porque además a muchos en Miami les recuerda la derrota que les propinó, en solo 72 horas, el pueblo cubano a los mercenarios entrenados por la CIA.
“Exiliados cubanos están presionándonos a nosotros y los sponsors (patrocinadores) para que no se haga … No es esa precisamente una fecha de celebración en Miami”, declaró  un vocero de Juanes que prefirió no ser identificado. “La presión es grande”.
Una nueva fecha se anunciará en los próximos días. Los boletos para el 15 de abril ya estaban a la venta.
Juanes estuvo en el ojo del huracán en el 2009 cuando anunció que llevaría el espectáculo “Paz sin fronteras” a la Plaza de la Revolución de La Habana.

Anuncios

Carlos Varela y su banda de gira en Estados Unidos…

Posted in américa, arte, Carlos Varela, Concierto por la Paz, cuba, danza, debate, el Taburete, Jazz, LaHabana, música, noticias, Opinión, poprock, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on abril 22, 2010 by el taburete

Carlos Varela, el “Bob Dylan cubano”, afina su guitarra para una ambiciosa gira por Estados Unidos, una señal de que los intercambios culturales podrían sobrevivir al deterioro de las relaciones entre ambos países.

Varela, una de las voces más filosas de la trova cubana, ensaya con su banda en un galpón del teatro Karl Marx de La Habana el repertorio de la gira que lo llevará en mayo por ocho ciudades estadounidenses, desde Los Angeles a Chicago y Miami.

“El arte en general puede contribuir mucho a las relaciones entre vecinos (…) No nos podemos pasar tantos años tan lejos y tan cerca”, dijo el músico de 47 años, vestido de negro de pies a cabeza.

“Los músicos muchas veces estamos más cerca de la gente que los políticos”, explicó a través de sus gafas oscuras.

El músico de barba y sombrero se refiere a medio siglo de guerra ideológica y desconfianza entre su país y Estados Unidos, un conflicto que marcó a generaciones de cubanos.

Varela desembarcará en Estados Unidos en momentos en que las relaciones de Cuba y el presidente Barack Obama parecen tocar fondo, tras un tímido acercamiento en el 2009.

Sus 11 conciertos programados en Estados Unidos y Puerto Rico sugieren, sin embargo, que los intercambios culturales retomados bajo el Gobierno de Obama seguirán fluyendo, aunque Washington y La Habana crucen amargas acusaciones de espionaje y abusos de derechos humanos.

“Algunos hablan de la crisis del marxismo / algunos lloran, ríen y a otros les da lo mismo”, canta Varela, cuya voz grave retumba en el galpón de paredes manchadas de humedad y techo de chapa donde ensaya con su banda de músicos jóvenes.

Varela dice que sus canciones no pueden acercar las dos orillas del Estrecho de Florida ni levantar el embargo que Estados Unidos aplica desde hace medio siglo contra su país. “Pero pueden tocar el corazón de un hombre y los hombres son los que hacen las guerras y fabrican las máquinas de odio, las separaciones, las fronteras y las religiones”, dijo, empuñando una guitarra acústica que parece enorme para su estatura.

La gira lo llevará, por ejemplo, el 15 de mayo al Gusman Center de Miami, donde las trabas impuestas por el anterior presidente George W. Bush frustraron en el 2004 un concierto para el que, cuenta, tenía todas las entradas vendidas.

Será su segundo viaje a Estados Unidos en unos pocos meses. En diciembre, sacó su guitarra en el Congreso y apoyó con su música una iniciativa de ley para permitir los viajes de los estadounidenses a Cuba.

“Yo espero que las contradicciones que existen entre los políticos no afecten el camino que estamos creando”, dijo en una pausa de sus ensayos.

Varela habla del impacto de un megaconcierto organizado en septiembre pasado en La Habana por el rockero colombiano Juanes. El show abrió las puertas a sucesivas actuaciones de la banda estadounidense Kool & The Gang y los puertorriqueños de Calle 13.

Según Varela, hay varios músicos estadounidenses que quieren venir a tocar en Cuba y tienen permiso de Washington para volar a La Habana a fines del 2010.

¿Quiénes? “Jackson Browne, Bonnie Raitt y muchos otros”, dijo con una sonrisa, explicando que debido a la tensión entre los dos países es todavía pronto para revelar más nombres.

Por Esteban Israel REUTERS EI NAB JJL/vía Terra.com

a Juanes le salió el H1J0D3PU7A…

Posted in américa, arte, ¡qué Arte!, cuba, debate, el Taburete, espejos, música, Memorias, noticias, Opinión with tags , , , , , on febrero 19, 2010 by el taburete

Tomado de The Huffington Post
Traducido por Cubadebate

Cuando a mediados del verano pasado el cantautor Juan Esteban Aristizábal, más conocido como Juanes, mostró interés en llevar a cabo el tercero de sus Conciertos por la paz en La Habana, Cuba dejó claro y sin titubeos que el concierto solo debería darse si servía a los mismos propósitos que sus anteriores encuentros: nada de política, la paz sería el único mensaje.

A pesar de las perretas en Miami contra este joven y multipremiado colombiano y contra su causa, el 20 de septiembre del 2009, Paz sin Fronteras tuvo lugar en Cuba.

Con más de 20 artistas de Cuba y del mundo el concierto agrupó a la masa más grande jamás vista en la Plaza de la Revolución de La Habana; cerca de 1.2 millones de personas, casi todas vestidas de blanco, se sumaron para cantar y bailar con estos artistas, solo para divertirse y respaldar el mensaje de paz.

Ha transcurrido medio año y  todavía repica el hecho. A Cuba la habían puesto a prueba y aprobó con creces. Ni una sola de las falacias contra el objetivo del concierto, sus promotores o la sede del mismo sirvió de nada, ninguna de las ideas preconcebidas de que el gobierno de Cuba iba a convertir el concierto en un instrumento de propaganda resultó ser cierta.

No hubo ni un solo artista cubano que hablara ni media palabra sobre la política. Justo como lo quiso Juanes. Justo lo que había pedido.

En cambio los artistas, todos ellos, tenían más que razones suficientes para hablar. Cuba ha sido sujeta a uno de los más crueles castigos económicos de la historia por más de medio siglo, no se le permite comerciar con ningún país que tenga relaciones comerciales con los Estados Unidos, artículos de prensa, analistas, editoriales a diestra y siniestra en los grandes medios encuentran falla en la locura que representan las actuales e históricas relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, el hecho de que una isla pequeña pueda ser considerada una amenaza para la integridad de los Estados Unidos, tanto que el Departamento de Estado la pone en su lista de naciones terroristas, ha sido considerado como demencia política y para colmo, hay Cinco Cubanos injustamente presos desde hace más de una década en los Estados Unidos por el solo hecho de haber combatido el terrorismo dentro de esa nación y contra Cuba, mientras terroristas confesos como Luis Posada Carriles, Orlando Bosch y Santiago Álvarez Magriñat andan libres por las calles de Miami.

Los artistas cubanos podían haber hablado, podían haber gritado a viva voz “Liberen a los Cinco”, o “Extraditen a Posada Ya!” o “Fin al bloqueo y a las prohibiciones de viajes!”, o podían haber dicho simplemente: “Por favor, déjenos en paz”. Pero no, no hicieron eso, respetaron los deseos de Juanes. Quiero pensar que lo hicieron o que al menos  algunos lo hicieron a pesar de sí mismos.

El congresista William Delahunt, uno miembro veterano de la Cámara de Representantes de los EEUU y un viejo enemigo tanto del embargo, como de las prohibiciones de viajes, dijo recientemente que no iba a volver a postularse. En un artículo publicado en el Boston Globe menciona uno de sus días de mayor gloria y posiblemente una de las razones por las cuales no debería dejar la política jamás. En años pasados él llegó a un acuerdo con el Presiente de Venezuela Hugo Chávez para obtener petróleo costeable para suministrar a viviendas en zonas de pocos ingresos del noreste de los EEUU durante los crudos meses de invierno -un acto que por parte de ambos bien podría considerarse un hecho equivalente a la paz, en un sentido más amplio, filosófico y pragmático de la palabra.

Hace unos días Juanes, el mismo que proclamó la paz como el único mensaje para lograr una vida perdurable, insultó en su página de Twitter al presidente Hugo Chávez. “Me pasaron el PIN de Chávez, alguien lo quiere para que le mande mensajes a su Blackberry?”, escribió el cantante. Lo que seguía era un juego de letras y números: “Ahí les va, H1J0D3PU7A”.

¿Es este el mensaje de paz y de unidad que deberíamos esperar del mismo hombre que hace menos de un año le puso condiciones a la nación anfitriona sobre cómo llevar a cabo un concierto? ¿Es este el mensaje que deberíamos esperar de un hombre que se proclama artista  ante los jóvenes de hoy? ¿Insultar a un presidente sin más ni más?

El presidente Hugo Chávez puede que no sea un santo, puede que no goce del favor de todos, pero es un Jefe de Estado, un presidente electo democráticamente de pies a cabeza. Si según algunos él ha cometido errores como presidente en el pasado, una andanada de insultos no es la manera de resanar el error y dista mucho de lo que cualquiera en este hemisferio debería denominar “Paz”.

Artículos relacionados…

https://eltaburete.wordpress.com/2009/08/25/de-juanes-a-arjona-ni-se-los-niega-ni-se-los-espera/

https://eltaburete.wordpress.com/2009/08/26/del-concierto-desconcertante/

https://eltaburete.wordpress.com/2009/08/25/de-juanes-y-su-concierto-por-la-paz-2/

Yo gozando en La Habana y tú llorando en Miami…

Posted in américa, arte, Concierto por la Paz, cuba, danza, debate, el Taburete, LaHabana, música, noticias, Opinión, poprock, relato, televisión, Trova with tags , , , , , , , , , , on septiembre 29, 2009 by el taburete

El cantautor colombiano Juanes ha colgado en su sitio oficial en Twitter un video tomado el 20 de septiembre, en La Habana, donde se ve una multitud de habaneros cantando por la calle rumbo a sus casas, después del concierto en la Plaza de la Revolución.

Los jóvenes cantan un hit de la Charanga Habanera, una popular agrupación de la Isla, cuyo estribillo dice: “Tú llorando en Miami, yo gozando en La Habana”.

Juanes comenta hoy en Twitter : “Escuchen esta (canción), es la misma cantada por la gente después del concierto rumbo a casa!”

tomado de cubadebate.

de Vicente Feliú y Paz sin Fronteras…

Posted in américa, arte, Concierto por la Paz, LaHabana, música, Memorias, Opinión, poprock, silvio, televisión, Trova with tags , , , , , , , , , , , , on septiembre 27, 2009 by el taburete
PAZ SIN FRONTERAS
Un acto de valor, de libertad y de justicia

Vicente Feliú La Habana / Foto: Iván Soca /tomado de LA JIRIBILLA

vicente1

Para quienes no me conocen comenzaré diciendo que no soy un político de profesión, y que la vida me libre de ejercer ese oficio. Provengo de una familia que desde finales del siglo XIX estuvo del lado de los cubanos que estrenaban a machete una nación frente al colonialismo español primero y luego contra el imperialismo estadounidense y sus subalternos en mi tierra. En los casi 62 años que tengo, 48 de ellos los he dedicado a trovar, formándome en un país que en enero de 1959 eligió un rumbo inédito en Nuestra América. Mi vida ha estado ligada básicamente a la canción y, confieso sin aspavientos, con muy claras convicciones políticas. He recorrido buena parte del planeta llevando mis ideas cantadas a todos aquellos que han querido escucharlas (a veces también a los que no), en vivo y en directo, corriendo los riesgos que puede implicar un canto que se respalda con la propia vida. Mis pilares en esta faena han sido fundamentalmente Joe Hill, Benjo Cruz, Jorge Salerno y Víctor Jara.

Aclarados estos puntos, paso a comentar brevemente algunos aspectos no musicales del concierto Paz sin Fronteras celebrado en La Habana, Cuba, el 20 de septiembre de 2009.

En primer lugar, creo que la paz tiene que ser cantada, sufrida, luchada, ganada en escenarios no siempre (casi nunca) pacíficos, y hasta vivir y morir por ella es necesario. Ningún esfuerzo a favor de la paz será jamás en vano. Sin embargo, no hay absolutos en ningún concepto. Lo que para unos puede ser concordia entre sectores humanos, para otros puede ser literalmente un crimen. Para algunos religiosos, la paz es una meta sublime. Para los fabricantes de armas, la paz es una blasfemia. Para los países más industrializados y ricos, la paz es consumir hasta la propia Tierra. Para los países llamados en vías de desarrollo, la paz puede consistir en llegar vivo al día siguiente. Cuando hay hambre la paz se resiente porque la supervivencia puede llevar a matar para comer. Cuando los que viven de la maquinaria bélica encuentran países en paz arman guerras porque ellas son su sustento.

Cuando Juan Esteban Aristizábal, cantautor colombiano curtido en causas hermosas y difíciles para alguien del star system y que vive en Miami, se propuso el concierto Paz sin Fronteras en la Plaza de la Revolución de La Habana, sabía de los problemas que le acarrearía, aunque, como el concierto mismo, la realidad superó todas las expectativas. La energía positiva que desplegaron todos los artistas participantes cayó como lluvia refrescante sobre la abrumadora cantidad de público que esperó ansioso largas horas bajo el sol del septiembre cubano.

Su propuesta fue un acto de valor, de libertad y de justicia. Algunos de sus colegas que se sumaron conocían también de los riesgos más diversos que correrían por parte de las mafias de Miami. Porque hay que decir que lo primero que se rompió con este concierto fue el tabú de la mafia “cultural” de Miami, se demolió el muro que impide a muchos venir a cantar a la Cuba revolucionaria, culta y libre. La otra mafia mayor, la de aquellos que llevan 50 años pidiéndole al gobierno de los Estados Unidos que les devuelva lo que ellos no tuvieron cojones para defender frente a los barbudos mal armados de Fidel Castro, con sus manifestaciones histéricas quedó una vez más en ridículo.

Uno de los pecados capitales, para mí, es la cobardía tanto de la derecha, como de la izquierda. La vida me ha llevado a cantar en escenarios difíciles, donde el plomo y la muerte han sido compañeros de ruta. Conozco perfectamente el sabor del miedo y la diferencia, mínima pero esencial, entre el cobarde y el valiente. Hace unos años, un grupo de religiosos cubanos decidieron hacer una huelga de hambre frente a la oficina de intereses de los Estados Unidos en La Habana, en gesto solidario con los Pastores por la Paz liderados por el reverendo Lucius Walker, quien hacía lo mismo junto a otros combativos religiosos en la frontera mexicano-estadounidense, ante la prohibición del gobierno norteamericano de impedir el paso de ómnibus, equipos de computación y medicinas para nuestro pueblo, que sufría en ese año 1993, además del cincuentenario bloqueo yanqui, la caída del antiguo campo socialista con el que teníamos el 85% del comercio. Yo, que he sido siempre un hombre de acción, contrario a mis intereses que hubieran sido seguramente más aguerridos, sentí que en ese momento era mi deber compartir el ayuno hasta las últimas consecuencias con esos hermanos de lucha, aunque la forma no fuera la preferida por mí.

Creo que la paz se logra de muchas maneras. El pueblo de Honduras está ejerciendo una batalla pacífica con el gobierno de facto apoyado por la extrema derecha fascista del gobierno de los Estados Unidos, que no está actuando de manera para nada pacífica con ese pueblo. Mientras todas las organizaciones mundiales, los gobiernos y las personas más sensatas del mundo condenan el golpe, los hondureños están siendo masacrados en las calles por pedir, de manera pacífica, el regreso de su presidente constitucional al poder. En momentos así, siento que me arden las mejillas de tanto ponerlas de nuevo, mientras a los sicarios no les duele ni un tantico siquiera la conciencia. Y pienso que si hubieran dado un golpe similar en cualquier país de Europa o de América Latina que le interese a los Estados Unidos, los Cascos Azules de la ONU, de la OEA, de la OTAN y sabe Dios cuánto aparato represivo habrían ido rápidamente a detener y ajusticiar al dictador. Entonces, como decía al principio, la paz es tan relativa como intereses estén en juego.

Por eso, para los cubanos que vivimos en la Isla y muchísimos que se están liberando de la tiranía anquilosada de los “exiliados” de Miami -diría mejor cobardes-, sentimos que el concierto Paz sin Fronteras es un grano de arena (más bien un millón ciento cincuenta mil granos) en los avales de la lucha por la paz en este siglo tan alejado de ella. No era ese el momento para consignas guerreras; era un espacio para la alegría, que tanto se agradece y se merece.

Cierro este comentario con lo que le dije personalmente a Juan Esteban cuando nos conocimos después del evento:

“Te agradezco personalmente todo lo que has hecho por llevar adelante este concierto. Y conmigo puedes contar para el canto o el combate.”

Abel Prieto: el concierto fue una victoria extraordinaria del pueblo…

Posted in américa, arte, Concierto por la Paz, cuba, debate, el Taburete, hip hop, LaHabana, música, Memorias, noticias, Opinión, poprock, silvio, televisión, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on septiembre 24, 2009 by el taburete

cierre-concierto-paz-sin-fronteras-01

El Ministro de cultura, Abel Prieto,  consideró como una “victoria extraordinaria” del pueblo cubano  contra el bloqueo, el concierto de “Paz sin fronteras” celebrado  el domingo en La Habana, organizado por el colombiano Juanes.

“Fue una victoria extraordinaria de nuestro pueblo, de la  gente que apoyó esa idea de Juanes, una victoria de la cultura,  del arte frente al odio, frente a la intransigencia”, declaró  Prieto a la agencia italiana ANSA.

“El balance de ese extraordinario momento histórico es muy  positivo no solo para Cuba, sino para el mundo”, añadió sobre el  concierto celebrado en la Plaza de la Revolución ante más de un  millón de personas.

Considerá que “indirectamente fue un concierto contra  el bloqueo, un concierto contra la imagen desfigurada de Cuba  que se ha pretendido construir a través de mentiras, de medias  verdades”.

“Fue un golpe a esa imagen de una Cuba reprimida, triste, de  una Cuba bajo un régimen siniestro, todas esas locuras que se  dicen y se repiten”, afirmó el ministro.

Abel Prieto señaló que con el concierto “lo que salió a flote fue  esa juventud maravillosa que tenemos nosotros y gente de todas  las edades”.

El ministro destacó que “el momento final con el Chan Chan de  Formell (los Van Van), que fue un homenaje a Compay Segundo y a  toda nuestra música tradicional, fue realmente hermoso”.

Sobre el “núcleo intransigente de Miami” que criticó el  concierto, Prieto declaró que “son cosas tragicómicas, una cosa  patética lo que está pasando”. Apuntó que “ya hay gente en Miami, cada vez más, que no  le temen a ese cerco mediático, a esa presión que se ha creado  otra vez en las emisoras radiales de determinados programas de  televisión y que han decidido enfrentar a los extremistas”.

El trompetista cubano Arturo Sandoval dice que Juanes “es nada en la música”

¿Qué le molestó a Sandoval? ¿La mala música de Juanes o la buena trompeta de Alexander Abreu?

de Gorki Aguila y Willy Chirino… concierto en casa

Posted in américa, ¡qué Arte!, Concierto por la Paz, cuba, debate, el Taburete, LaHabana, música, Memorias, noticias, Opinión with tags , , , , , , , on septiembre 24, 2009 by el taburete

tomado de Cambiosencuba.blogspot.com

gorki-willi

Como Cambios en Cuba predijo, por fin se llevó a cabo el concierto entre el “afamado” roquero Gorki Águila y su representante en Miami, el salsero Willi Chirino.
Como Cambios también anunció, el “concierto” tuvo lugar bajo la mayor discresión -durante una cena a la que, según las fotos, asistieron una docena de personas- en casa del salsero.
Sobre el repertorio entonado por las dos figuras no hemos tenido noticias. Pero nuestros lectores pueden estar seguros que no faltaron lo mejor de la “consignística” de ambos músicos cuya obra se distingue, dentro del cancionero latinoamericano actual, por el talento que han demostrado a la hora de musicalizar consignas.
No sabemos por qué ese otro talento de la “consignafusión”, Osvaldo Rodríguez, no estuvo presente en la cita.
El concierto forma parte de la gira que el roquero contrarrevolucionario está dando por los Estados Unidos y que por lo visto comprende la visita de varias casas de lo más selecto de la reacción fascistoide de Miami.
La próxima cita podría ser en casa de Saavedra el destacado artista plástico que ha ganado notoriedad en los últimos días con sus performance “Rompe tu disco de Juanes, aquí”.

PD: Más fotos del concierto en el blog El Nuevo Herald