Archivo para la pupila insomne

La Utopía: Manuel Argudín, Sueño de trovas y Ana María con La pupila insomne…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on agosto 4, 2011 by el taburete

Un notable y muy peculiar trovador llega por fin a la caverna de los trovadictos, Manuel Argudín. Voz que saca hondos  sentimientos, guitarra que trae de filin depurado y nueva trova ya clásica, canciones con una poética de alto vuelo y una manera de interactuar con él público cargada de décimas y especial sentido del humor, Manuel Argudín es todo un personaje que con sus canciones estremece, hace sonreír, te lleva a soñar.

Será también una oportunidad sino única, que se da poco, la de conocer el quehacer de trovadores que la distancia de La Habana no le permiten estar con frecuencia por el circuito capitalino de presentaciones. Sueño de trovas se llama este trío ya conocido en varios eventos de la canción de autor convocados por la Asociación Hermanos Saíz en la región oriental del país.

A este encuentro con Argudín y Sueño de trovas, se suma una joven cantautora que causó impacto en la peña Trovarte que hacemos El Caimán Barbudo con la EGREM en el Pabellón Cuba, su nombre Ana María. Muy joven esta trovadora, que ha participado en otros proyectos musicales como el quinteto femenino de música tradicional cubana “Contratiempo”,  y el dúo D´lirio con la violinista Dali Amador. Aana María ha emprendido su  camino como cantautora, con influencias del contry y del Folk y textos  con poética trovadoresca. Como siempre saltarán conejos de la chistera pues la Utopía guarda cartas bajo su manga para su descarga; por ejemplo no se descarta que algún momento aparezca nada menos Augusto Blanca, que tiene en horario cercano un compromiso de trabajo pero cabe la posibilidad de que le de tiempo a pasar por los predios utópicos y que podamos escuchar algunos de esos clásicos como Regalo no.1, El tercer deseo, o No olvides que una vez tú fuiste sol, por mencionar solo algunos.

Si esto fuera poco…La Pupila insomne celebra su primer aniversario. Se trata de un blog que llevan Iroel Sánchez y su hijo Rubén; ellos decidieron celebrarlo en el reino utópico y han invitado a sus amigos de ese cosmos de twiteros y blogueros, donde la información y los sueños fluyen a la par de la trova cubana. La tandas de videos, las reseñaré en próxima nota pero claro que estarán los clásicos, Chico Buarque, Silvio, Frank Delgado, Serrat, Pedro Guerra, Charly García, Fito, Lennon, Gerardo, Varela, en fin, la música de verdad, la que escasea en el ambiente. No voy a relatar la segunda tanda, pero habrá buen baile con Los Beatles, William Vivanco, Calle 13, Yerbabuena con Xiomara Laugart, Estopa, Juan Luis Guerra, Habana abierta, Maná, Sergio Méndez con Black Eyed Peas, y…ya sabes, terminamos arroyando.

Te abrazo,
Nos vemos en ideal
Fidelito

—————————————————————–
A LOS AMIGOS: El sábado a las 9 am en Radio Cadena Habana (99.9 de la
FM y 1080 AM)  “Cantautores” un programa radial sobre la trova cubana
invitados precisamente Sueño de trovas y Augusto Blanca.

Día: sábado 6 de agosto.  Horario: 5.00 pm. a 9.00 pm
Lugar: Piano Bar Tun Tun Avenida 35 esq. a 20, Miramar, Playa. Ciudad
de la Habana.
Precio de entrada: 30.00 MN
Precio de entrada para estudiantes: 10.00 MN (mostrando Carnet FEU)
Precio de entrada para extranjeros 5 CUC (Estudiantes extranjeros residentes
—mostrando carnet— 30.00 MN)

Telf. (53-7) 2040447 202-6147
No pueden entrar menores de edad
Auspiciado por la EGREM y su Casa de la Música de Miramar y con la
colaboración de la Casa Editora Abril y su revista El Caimán Barbudo.
*Anfitrión: Fidelito Díaz
*Productor: Ihosvany Bernal
——————————

AGRADECIMIENTOS a un grupo de amigos que están contribuyendo a La
utopía aportando videos: Mitchel Lobaina, Juan Carlos Travieso, los
Ale, Maylen, el Yoyo, Lilian Lombera (William Vivanco), los
trovadores Gerardo Alfonso, Vicente Feliú, Frank Delgado, Ivan Latour,
Ihosvany Bernal, Samuel Aguila, Pedrito Beritán, Heidi Igualada, Ariel
y Liliana, al piquete venezolano encabezado por Dayana y Adrián, a la
otra Dayana (López) de La Mancha y a los hermanos colombianos Andrea y
Tito. Desde Telesur Consuelo y Leonardo (Colombia y Brasil); a Adrián
y Gillen de eltaburete.wordpress.com y a la Tere Crespi, trovadicta
argentina de www.radioexpedicion.com, también de la tierra del tango
Marta Rosin, Lety y Francisco (hermanos misioneros).  Agradecimientos
especiales al Centro Pablo de la Torriente y a la Casa Editora Abril
por su apoyo pleno.

 

Anuncios

sobre el Cine cubano y el miedo a soñar…

Posted in américa, arte, cine, cine cubano, Cine Documental, cortos, cuba, debate, internet, LaHabana, literaura, Memorias, Opinión, relato with tags , , , , , on junio 3, 2010 by el taburete

CINE CUBANO Y LA FUENTE DE LA IMAGINACION

Por Ángel Velázquez Callejas tomado de la pupila insomne

Bianchi preguntó una vez a Lezama: “¿todos los personajes de Paradiso pertenecen a la realidad?”. Muchos de los personajes de Paradiso “responden a una realidad”, pero “los personajes que constituyen el núcleo central de mi libro son entes de ficción…. seres imaginados, lo que le otorga también una forma de realidad porque nada hay más real que la imaginación”, aseveró sin titubear Lezama. Sin embargo, para Tosltoi construir un personaje de ficción, un ente imaginado, era un parto doloroso. Darle nacimiento y luego alimentarlo daba miedo, creaba terror, dado a que al menor descuido podía morir. Una batalla campal se le anteponía a todo creador. Por su parte, Kierkegaard, el filósofo danés, presumía que el ser humano vivía en el dolor eterno: que entre la realidad y la imaginación, entre el camino seguro y el misterio existía una gran tensión humana. La angustia, la tensión, el temblor era el modo sutil de existencia que unía al ser humano entre la realidad y la ficción, entre lo soñado y lo imaginado, entre la fuente y la manifestación.

De modo que lo señalado por Lezama, aunque contrastaba con la opinión de Kierkegaard, en ambos puntos de vista algo común lo acechaba: el desgarramiento sufrido al ver en el arte el temor al misterio, la aversión a lo desconocido. Me inclino a pensar que el señalamiento de García Borrero en su ensayo “El miedo a soñar” (Algunas reflexiones sobre el futuro del cine cubano) que aparece en “Otras manera de pensar el cine cubano” posee su punto de partida en lo anteriormente aducido. Es mucho más cómodo trabajar con larealidad, con lo conocido, que lanzarse al misterio, o que inmolarse a crearla. Todo indica que eso produce temor. Entonces mejor sería seguir el camino trillado, seguir la realidad construida por otro, sea ficticia e histórica. Y este es problema cardinal que creo ver: después de crear cierta realidad a través de la imaginación, cuesta duro, casi imposible mantenerla en pie. La angustia lo va invadiendo todo y la fuente palidece. Ese es el aserto del genio de Kierkegaard.

Es decir, poniendo un ejemplo de la literatura cubana, Oppiano Licario aún es para nuestra literatura un personaje improbable, un personaje mítico, aunque Lezama diga lo contrario. Un personaje en el umbral de su nacimiento. Un personaje creado como un ente mitológico e inalcanzable. Un personaje que nunca llega ser realidad, a no ser que Lezama se convierta el mismo en lapoesía. ¿Fue Lezama un Oppiano Licario, un poeta en acto?; sí, solo en imaginación. La imaginación solo tiene el poder de crear cierta mitología, no la realidad misma. Y desde luego, esto produce tensión y miedo para muchos. El miedo al fracaso, el temor a no ser elegido. Porque tal parece que este alumbramiento imaginativo está destinado a pocos. De aquí surge la teoría mesiánica del elegido. Y Lezama se creyó un elegido de la poesía cubana.

¿Por qué sucede esto? Sigue leyendo

SER O NO SER JOVEN… (¿esa es la cuestión?)

Posted in américa, arte, arte digital, cine, cine cubano, Cine Documental, cortos, cuba, debate, LaHabana, noticias, Opinión with tags , , , , , , , on abril 21, 2010 by el taburete

Descubro tarde en la contraportada del Catálogo de la Novena Muestra de Nuevos Realizadores, lo siguiente:

“¡ATENCIÓN! PRIMERÍSIMA NOTICIA

“Nada es eterno excepto el cambio”, dijo Buda…
y a los diez años

LA MUESTRA CAMBIA DE NOMBRE…”

Leo que ahora se llamará 10ma Muestra Joven, y se celebrará del 22 al 27 de febrero del año próximo. En otra parte del mensaje también puede leerse: “Una muestra no solo para los jóvenes sino ORGANIZADA y REALIZADA por ellos”.

Sobre lo de SER O NO SER JOVEN en el audiovisual que actualmente se hace en Cuba se ha hablado muchísimo en el blog. Es un asunto que parece fascinarnos y que por suerte no consigue ponernos de acuerdo, si bien al menos sabemos que lo biológico no es exactamente (o únicamente) lo que determina la juventud. Es decir, sabemos que a los veinte años es posible ostentar un pensamiento al que solo lo motiva el conservadurismo más rancio; y que se puede llegar a ochenta haciendo del riesgo creativo la razón de ser.

“Nada es eterno excepto el cambio”, decía Buda, y eso me recuerda otro aforismo de Bretch, que anoto más o menos de memoria: “La realidad cambia a diario, por lo que hay que cambiar a diario el modo de representarla”. ¿Detrás del cambio de nombre está la convicción de que esa realidad que muestran los filmes de la Muestra debe enfocarse desde los más insospechados ángulos (incluyendo los más incómodos)?

De cualquier forma, sería un error identificar a la Muestra (aún con sus innegables aciertos) con la totalidad de audiovisual joven que se hace en la nación (no isla), pues, ¿no estamos hablando de “una muestra” de algo que se supone mayor? Eso sí, pienso que la Muestra debe evitar el riesgo de propiciar conceptos cristalizados (o cristalizadores) sobre lo que, a estas alturas, podría considerarse “audiovisual joven”. El solo uso de ese término (“joven”) corre el riesgo de regalarnos una retórica envejecida, pues de lo joven y lo viejo se viene hablando desde que el mundo es mundo.

En lo personal me gratifica muchísimo esa complicidad que últimamente estamos consiguiendo en Nuevo Mundo con jóvenes amigos del ISA de la ciudad (me niego a considerarlos simplemente “alumnos”, porque ¿quién no es aprendiz de casi todo?). Esa complicidad descansa sobre el consenso de que más allá de rupturas y continuidades la Historia nos vuelve a todos una suerte de denominador común. Recordemos, por ejemplo, aquello que Schopenhauer nos describía en su momento:

“Cada treinta años aparece una nueva generación de niños curiosos que todo lo miran, nada saben y engullen sumariamente y a toda velocidad los resultados del saber humano acumulado durante milenios, y que después pretenden ser más listos que todo el pasado junto. Con tal fin acuden a las universidades y echan mano a los libros, es decir, a los más recientes, dado que son contemporáneos suyos y de su misma edad. Lo único importante es que todo sea corto y nuevo, igual que ellos mismos son nuevos. Y enseguida, a pontificar”.

Schopenhauer tal vez tuviese razón a la hora de describir esa rutina generacional a través de la cual ciertos jóvenes ponen todo su esfuerzo en liquidar de un plumazo lo que los ahora ya “viejos” defienden como el punto final. Pero el razonamiento no nos explica por qué dentro de esa misma generación también persiste la tendencia a imitar o mantener costumbres arcaicas (el llamado “atavismo”).

¿Será de esa combinación entre el afán de rupturas a ultranza y la custodia de caracteres propios de los antepasados que, en cada época, nacerá la impresión de verdadera juventud? No tengo una respuesta concreta para eso, pues la juventud es otro de los grandes misterios de nuestra existencia. A título personal, diría que se es más joven mientras más conciencia crítica se tenga de lo que se vive, y con agrado he visto cómo algunos de los nuevos realizadores de esta última generación van retomando aquella energía desacralizadora que caracterizó al cine fundacional del ICAIC, y no temen en “repolitizar” sus miradas, en franco desafío a toda esa tendencia descafeinada que, en nombre de las tecnologías y la neo-disneylización del mundo, terminó quitándole filo a cuanto se veía.

Sin embargo, coincido con Fernando Pérez en que “con mucha frecuencia las películas que llegan a la Muestra abordan, sin prejuicios y con audacia, temas que el cine de la industria no se atreve a tocar. Pero también con mucha frecuencia ese arrestado contenido no llega acompañado de parejo resultado artístico. Muchas de estas obras gozan del impacto y el interés momentáneo de lo inédito, pero su trascendencia artística no pasa más allá de una vida limitada”.

Esto que parece una objeción puntual a la creación de estos tiempos en verdad funciona para todo aquello que ha intentado pasar como un conjunto renovador. Habría que pensar nada más en esa producción del ICAIC en los sesenta: muy pocas películas de entonces lograron trascender en el tiempo, e ir más allá de ese rol propagandístico que tenía que asumir también el Instituto. Y justo el documental comenzó a ganar autonomía cuando se impuso abandonar la servidumbre ante lo temático (lo explícitamente ideológico) para dedicarse a explorar el lenguaje, y desde allí perturbar nuestras certidumbres sobre la realidad.

Diez años después de la primera Muestra, ¿puede detectarse entre los jóvenes ese interés por consolidar el lenguaje sin descuidar el abordaje de los temas? Creo que sí. Que ya hay varias películas donde es posible advertir ese crecimiento nada inocente. Ahora mismo pienso en tres que, después de vistas, me siguen sacudiendo por “jóvenes” y heréticas en el lenguaje: “Revolution” (2009), de Mayckell Pedrero, “Que me pongan en la lista” (2009), de Pedro Luis Rodríguez, y “Memorias del desarrollo” (2010), de Miguel Coyula.

Juan Antonio García Borrero , tomado de la pupila insomne

Gustavo Arcos sobre “El Grito” de Milena Almira…

Posted in américa, arte, arte digital, censura, cine, cine cubano, cortos, cuba, debate, LaHabana, literaura, Opinión, televisión with tags , , , , , , , on diciembre 14, 2009 by el taburete

tomado de la pupila insomne, el blog de Juan Antonio Garcia Borrero

Juany:

Algunas observaciones sobre “El grito”. Me parece oportuno recordar y de paso instruir a los funcionarios granmenses, que con tanto desvelo se han preocupado por la salud moral de los espectadores, que este corto de tres minutos constituye un ejercicio académico de la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación (FAMCA) del I.S.A, centro que tiene más de veinte años de creado. Su realizadora es Milena Almira, graduada el pasado año con Diploma de Oro y hoy incorporada plenamente a la redacción de dramatizados de la Televisión Cubana. No es por tanto un corto ilegal, ni independiente, ni filmado bajo extraños o inmorales presupuestos.

Teniendo en cuenta su calidad, este material audiovisual fue presentado al menos que yo recuerde, en la VII Muestra de Nuevos Realizadores, el Festival Internacional de Cine Pobre, el Almacén de la Imagen en Camagüey, el Festival Imago, el Cine Plaza, el del Movimiento Nacional de Video y el Por Primera Vez que organiza la ciudad de Holguín. Todos estos encuentros cuentan con el respaldo del ICAIC, el Ministerio de Cultura y desde luego las instituciones culturales e ideológicas de las regiones donde han tenido lugar. Además se presentó en eventos de Colombia, España y Ecuador. Su joven realizadora ha obtenido por él, premios o menciones en varios de estos encuentros. Si todo lo anterior no bastara pudiéramos añadir que el ICAIC lo distribuyó y exhibió oficialmente como estreno cinematográfico en su circuito nacional de salas de cine.

Sorprende entonces la desaforada reacción de algunos funcionarios quienes en la provincia (¿de Salem?) parecen vivir en otro siglo, esgrimiendo razones y agitando banderas más propias de la inquisición medieval.

Sobre el supuesto carácter pornográfico del mismo, mejor ni hablar, puesto que habría que enseñarles primero a estos censores qué es la Cultura, la Moral o la Ética, en el mundo contemporáneo para que después logren al menos entender cuál es su responsabilidad ante los espectadores de su región.

Al margen de la anécdota sobre los desgraciados eventos que han tenido lugar en Granma, alarma observar la naturaleza retrógrada de estos seres y otros que los sostienen, investidos de poder que siguen haciendo daño impunemente, por todos los rincones del país.

Un abrazo desde La Habana,

Gustavo Arcos

¿Cine o no cine cubano?…

Posted in américa, arte, ¡qué Arte!, censura, cine, cine cubano, Cine Documental, cuba, debate, el Taburete, espejos, Fernando Perez, Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, LaHabana, literaura, Memorias, Opinión, pelota, poesia, televisión with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on septiembre 30, 2009 by el taburete

Tengo que confesar una considerable inquietud por el cine cubano. Cuando viajé a La Habana la primera vez hace 12 años tenía 20 y apenas conocía algo de Titón… ni siquiera sabía que Tomás Gutierrez Alea y Titón eran la misma persona… pero me gustaba el cine y descubrir de la mano de mi amigo Hermes todas aquellas  películas en un viejo video-club de La Habana fue toda una experiencia… sacábamos las películas de 6 en 6… un poco de aquí con un poco de allá… las doce sillas, el hombre de maisinicú, las aventuras de Juan quin quin,  el brigadista… se permuta, plaff, los pájaros tirandole a la escopeta, clandestinos, la muerte de un burocrata… y  algunas otras que literalmente devoré cual cinéfago durante aquellos 20 días… otras se quedaron en el tintero y para siguientes visitas… memorias, la bella de la alhambra, cecilia, Lucía, Caravana, Vampiros en La habana… otra cosa fue descubrir en su esencia el cine de Fernando Pérez… Madagascar… la vida es silvar… si por aquel entonces hubiera tenido un terabite!!!… desde aquella primera vez hace doce años no he faltado ni uno a mi cita con la Habana y a mi relación particular con el cine que se hace en la isla… pensaba que en estos años había visto casi todo lo que estaba en disposición… pero no… ¿porqué nadie me había hablado de Patakin?… desgraciadamente hasta aquí apenas llegará nada de lo que en estos momentos se esté haciendo … ni Martí, el Ojo del canario, ni Omertá, ni la anunciación, ni Lisanka… así que aquí estoy avisando a las amistades para que me las vayan consiguiendo para la próxima… mientras tanto no me canso de visionar todos esos clásicos que pusieron la parada bien alta del cine cubano y  que poco a poco se fueron mudando  de un viejo video-club habanero a un nuevo disco duro sobre mi escritorio europeo…

Hacía un tiempo que no visitaba la pupila insomne, el blog de cine cubano de Juan Antonio García Borrero. Me gusta leerlo, aunque confieso que, en ocasiones, los post se me hacen ensayos complicados de entender, porque uno, aunque conoce un poco del cine cubano, desconoce mucho de la historia, que es donde seguramente residen muchas de las claves necesarias para tener un punto de vista de comprensión global del fenómeno de la cinematografía en Cuba, de lo que se ha hecho, de lo que se hace, de los cómos y los porqués… En eso estamos… aprendiendo…

Aunque en principio parezca que no tiene mucho que ver con el cine hoy he leído este post publicado en la pupila insomne que me ha gustado para compartirlo …     Gillen.

industriales

Acaba de llegar a mi correo esta carta del cineasta Ian Padrón sobre el beisbol cubano. El texto me parece interesante, polémico, provocador. Algunos me dirán que no tiene nada que ver con el cine, pero es que lo que intento proponer en el blog no es una mirada municipal sobre esta expresión artística (el que habla solo de cine ni de cine habla), sino una perspectiva de conjunto que permita insertar al cine de la isla en la realidad cotidiana.

Por otro lado, lo que propone Ian Padrón es lo que yo llamaría una nueva “actitud ante la evida”. Y eso debería aplicarse en todas las esferas (incluyo el modo en que discutimos o dejamos de discutir los problemas del cine nacional). Si eso fuera poco, podríamos añadir que Ian Padrón es el realizador de “Fuera de liga”, ese excelente documental que no solo rinde homenaje al equipo “Industriales”, sino que nos anticipa lo que pudiera ser algún día una manera más civilizada de hablar sobre aquello que nos apasiona. Juan Antonio García Borrero

¿Béisbol o no béisbol cubano?

Por Ian Padrón en http://cine-cubano-la-pupila-insomne.nireblog.com/

A los cubanos que aman nuestro deporte nacional:

Hace unos días leí un correo dirigido a Julia Osendi, reclamándole con toda razón el haber suprimido de su reportaje televisivo a Kendry Morales.

No es un caso aislado ni único. Ni creo que Julia Osendi se merezca ser el foco de culpa al respecto cuando es algo reiterado en el tratamiento mediático que se les da los deportistas que “ya no están”. Julia Osendi es alguien que ha evitado se borre el patrimonio visual del deporte cubano y se ha preocupado por salvar sus memorias. En ese aspecto quizás desconocido para muchos, se merece todo el respeto del público cubano y los años venideros me darán la razón. Aquel que hizo la carta hacia Julia fue honesto, pero no tuvo toda la valentía para llamar a las cosas por su nombre.

Pero hoy escribo no para hablar puntualmente de un caso de omisión injustificable como el antes mencionado. La reciente derrota en el Campeonato del Mundo de Béisbol 2009 me ha sacudido una vez más como en los últimos años y siento que el momento requiere “un antes y un después” sobre nuestro béisbol.

“Es triste ver que haya cubanos que de tanto amar este deporte, desean que el Equipo Cuba pierda porque creen que es la única manera de que las autoridades deportivas cubanas intenten cambiar o mejorar las cosas”- me dijo un viejo aficionado recientemente fallecido.

Aunque la calidad de nuestros peloteros es inobjetable; hemos perdido casi todos los torneos internacionales en los últimos 3 años de todas las categorías y la Serie Nacional cada vez interesa menos a nuestro público. La baja de calidad es inobjetable y los estadios casi siempre están vacíos… y aburridos.

Como aficionado cubano que lleva muchos años haciendo del estadio su segunda casa, me permito proponer 10 acciones que quizás podrían mejorar el día a día de nuestra pasión nacional y sembrar bases más sólidas para el futuro:

1. Debatir a profundidad y en un ambiente de respeto a los más disímiles criterios, todo lo referente a cómo mejorar La Pelota Cubana. Pedirle opinión a los propios jugadores y entrenadores de manera prioritaria. Acabar de entender que el verdadero triunfo de Cuba no será en eventos internacionales, sino en su propio país, teniendo los estadios llenos y la pasión sostenida al más alto nivel posible.

2. Crear una verdadera cultura de respeto por parte del público cubano hacia nuestros atletas: léase no permitir que se les ofenda en los estadios y preocuparse de que sus problemas materiales sean resueltos por las instituciones y no por amigos o familiares. Es evidente que hay mejorías respecto a años anteriores, pero aún distan de ser suficientes.

3. Manteniendo la cantidad de 90 juegos, hacer una Serie Nacional de 8 equipos, para concentrar la calidad. Ya esa estructura está probada: 4 equipos de Occidente y 4 de Oriente. En Cuba hubo pero ya no hay suficientes peloteros de 1er nivel como para 16 equipos. Hacer dos torneos cortos tampoco es el remedio, ambos entonces perderían importancia estadística e histórica. Hay que tener una sola liga, un solo evento, al mejor nivel posible. La estabilidad vendrá por los 90 juegos y sus play-off.

4. Crear sistemáticamente –y no con larga intermitencia como hasta ahora- toda la gama de memorabillia que existe en todas las ligas del mundo: postales, fotos, revistas, afiches, calendarios, gorras, llaveros, etc. Eso acercará a los peloteros a sus fans y viceversa.

5. No poner más peros y concretar sea donde sea que se decida, un Museo del Béisbol Cubano y la continuidad de su Salón de la Fama. Y ser lo suficientemente inteligentes y valientes como para no obviar a nadie que se merezca estar allí. Cuba es el tronco y no debe temerle a nada al respecto.

6. Volver a convertir nuestros estadios en lugares seguros y atractivos para poder ir en familia. Prohibir la entrada de aquellos que están en estado de embriaguez y ser severos con los que lanzan ofensas o agreden el entorno. Hacer de cada juego un hecho artístico y espectacular. Algo diferente a oírlo por radio o verlo por televisión.

7. Difundir más de un juego diario y hacer un programa a modo de resumen al final de las transmisiones, con todos los resultados, las mejores jugadas, comentarios especializados y entrevistas a los protagonistas.

8. Crear a gran escala nacional una verdadera campaña mediática diaria donde todo aficionado que lo desee pueda tener información como: rosters, tabla de posiciones estadísticas, uniformes, historia de los equipos, dvd resumen de cada temporada, etc. Involucrar en ello a diseñadores y creadores en general que eleven al máximo posible todas las propuestas.

9. No puede haber calidad máxima si los implementos no son de máxima calidad: Las pelotas escasean, los bates a veces se comparten entre varios jugadores, no caben todos los atletas sentados en los dogouts, las luces de los estadios casi nunca están completas, las pizarras -como la del Latino que es de 1971 y se cae a pedazos- carecen del elemental modernismo requerido, la merienda de los atletas a veces está mal elaborada y mal conservada, etc., etc. El béisbol es un deporte caro y eso no es ningún secreto. Poco a poco hay que destinar inversiones al respecto o todo colapsará.

10. Evitar politizar siempre cada suceso de nuestro béisbol. Entender que es un deporte por sobre todos los demás aspectos y que si se conjuga con espectacularidad y emoción, nuestra afición siempre estará feliz. No desechar ni obviar a peloteros que decidieron no vivir o jugar en Cuba. Muchos no podrán decir que sí quieren jugar con nuestro equipo nacional y la historia los juzgará; otros sorprenderán a más de uno y se verá su aporte. Así pasa con Venezuela, República Popular China, Dominicana, Puerto Rico, Japón y muchos más. Todo el esfuerzo que hace Cuba por “hacer” a un atleta, le da el derecho a convocarlo a su selección nacional. Y es un deber de cada jugador cubano, esté donde esté, el priorizar al país que lo vio nacer. Son cubanos y seguirán siendo cubanos… para bien y para mal.

Sé que lo que evoco y propongo puede parecer utópico o ingenuo, pero si algo tiene Cuba de especial es que nada, absolutamente nada, es imposible.

El deporte cubano debe hacer suya la frase martiana “con todos y para el bien de todos”. Sería una verdadera victoria de nuestra nación el salvar su béisbol para siempre. Sería una vergüenza imperdonable que nadie haga nada al respecto. Sería un burla a los que por más de 100 años han dedicado su vida a mantener vivo el béisbol cubano.

Si alguien quiere hacer ver que todo está bien, se estará auto engañando y sobre todo, estará propiciando que los demás eclipsen su potencial contribución en búsqueda de una solución definitiva.

Tengo 33 años y como artista, le brindo a mi país parte de mi juventud y mi tiempo para llevar a cabo acciones que puedan regenerar la perdurabilidad de esta pasión entre todos los aficionados. Ojalá se pueda lograr que la Cultura Cubana toda, se acerque al Deporte Cubano y lo haga más cercano, más trascendente y más colosal de lo que ha sido.

Muchos deben tener miles de buenas ideas y cientos de buenas intenciones; por favor, no se las guarden.

A los que tienen como encargo el tomar decisiones, por favor, oigan antes de accionar.

Para los que discrepan de cómo pienso, de antemano mis respetos,

Los saluda, intentando ser útil,

Ian Padrón

Cineasta cubano.

Ciudad de La Habana, Cuba. 27 de septiembre de 2009.

de la blogosfera cubana… BLOG MAIL

Posted in américa, cine cubano, cuba, debate, Opinión with tags , , , , , on mayo 4, 2009 by el taburete

blog_or_not1Revisando el blog de Juan Antonio Garcia Borrero al que suelo acudir asiduamente en busca de reflexiones entorno al audiovisual cubano, me he encontrado con este post publicado el pasado 3 de mayo y que me ha parecido muy interesante por el tema que trae a colación. Como suele ser habitual con muchos de los posts que publica el autor, este ha dado lugar a un pequeño debate o cruce de impresiones que podeis seguir en el blog en cuestión.firma

 

Hasta ahora he tenido suerte: nadie me ha acusado de “invadir” sus espacios con los sistemáticos post que envío por email. Si alguien se quejara, sé que tendría todo el derecho del mundo al cuestionamiento.

Mi única atenuante es que una vez que termino de escribir estas cosas, vienen a mi mente personas con quienes me gustaría compartir ideas, y recibir sus observaciones. Yo no escribo para “el mundo”, sino para un conjunto de hombres y mujeres que mientras reviso mi libreta de direcciones me inspiran el deseo de comentar mis euforias y angustias. Es decir, un grupo de seres que ya me han “invadido” a mí (tal vez el antecedente de todo tendré que rastrearlo en aquellas “afinidades electivas” que inspiraban a Goethe). Por fortuna (y más bien para mi sorpresa), últimamente he recibido algunas “solicitudes de suscripción”.

Creo que lo que viene sucediendo en este modo de comunicarnos es signo de que algo está cambiando también en Cuba. Antes, para poner un ejemplo, uno encendía el televisor, y allí estaban los mismos actores de siempre. “Los mismos gestos”, diría resignado Sergio, el de “Memorias del subdesarrollo”. “Las mismas palabras”, suspiraría aún más resignada mi vecina, fanática de las telenovelas. Ahora puede que esos actores abran su correo, y encuentran casi todos los días mis mensajes. “Y dale Juana con la palangana”, dirán, aunque no sé sin tan resignados, “el mismo tipo con su dichoso blog”…. sigue leyendo…