Archivo para No es el fin

¡No… Carlos Varela de la trova-rock al ¿rock-pop? al ¿pop-rock? ¿trova-pop?… Es el fin!

Posted in américa, arte, cuba, debate, el Taburete, música, Memorias, Opinión, pablo milanés, poesia, poprock, silvio, Teatro, Trova with tags , , , , , , , , , , on mayo 7, 2010 by el taburete

I

“Prefieres mirar al Norte a las canciones de Silvio y un crucifijo entre los senos a un libro de marxismo. Quizás mañana salga el Sol y todo será distinto, lo triste será que entonces ya no seremos los mismos…” Así versa una de las canciones (hecha por los años 90) del último disco de Carlos Varela titulado: “No es el fin”. Una producción del 2009 que sigue los pasos del polémico disco “Siete”, sexto disco en la cuenta del cantautor.

Carlos Varela viene del movimiento de la Nueva Trova, movimiento que tuvo sus luces en los primeros años de la Revolución y vio dentro de sus fundadores a figuras como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Eduardo Ramos y Vicente Feliú. Luego a finales de los setenta, principio de los ochenta, surgen nuevas voces con un aire más juvenil y aunque continúan la misma línea eran mucho más irreverentes en sus propuestas musicales y buscaban nuevos puntos de mira en la sociedad cubana de esos tiempos; de esos años tenemos figuras como Santiago Feliú, Frank Delgado, Xiomara Laugart, Donato Poveda, Gerardo Alfonso, Alberto Tosca y el propio Varela, entre muchos otros. Carlos siempre fue uno de los principales del movimiento de su generación, destacándose por sus críticas agudas y siempre sostenidas por su idea de Revolución y defensa de nuestra soberanía nacional.

Devenido icono de varias generaciones de cubanos Carlos Varela sufre, a consideración muy personal del Taburete, la agonía del mercado; el facilismo se va apoderando de su música sin ver cambios positivos en sus últimos discos.

Recordamos aquel 27 de febrero de 1999, en el “Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau”… Abel Casaus nos regalaba una excelente presentación para el autor de “Guillermo Tell” quien se presentaba esa tarde en el patio mágico de La Habana Vieja como trovador legítimo de esta ciudad que lo vio crecer: “…Ya no marchan los ochenta promisorios ni euforias de diez años atrás. La realidad es otra y la foto, a pesar de sus nuevos matices, sigue igual. Carlos ha vuelto sobre su guitarra para decir lo mismo…Ni gnomo, ni hijo de Guillermo Tell, ni profeta…uno más, alguien que viene a entonar –susurrar le iría mejor- memoria amarga de sí. ”

En aquel entonces nunca pensamos que 10 años después Carlos Varela, el mismo que una vez escribió “India”, “Árboles Raros”, “Flor de Loto” o “Espantapájaros”, haría un disco tan liviano como “No es el fin”. Sabemos que la acusación es aguda y crítica contra el artista, pero crean que nos duele más a nosotros y a  los fanáticos de los años 80-90, que a todo su nuevo público patético, cargado de celulares, tenis de marca  y que pareciera que en la cabeza llevan encajada la  mismísima ballesta de Guillermo Tell…

Es triste constatar como los conciertos del artista han pasado de ser un punto de debate profundo y encuentro entre jóvenes y viejos (incluso confrontación con algunass autoridades), a convertirse en un punto de venta de Converses en contrabando, calcomanías de celulares y encuentros del club de amiguitos de PMM, Adriano DJ y sus acólitos  del consumo.

Siempre hemos defendido la tesis que un artista bien puede medirse por los públicos que lo acompañan, aunque esto no sea una conclusión probada en todos, en el caso de Varela creemos que sí.

Vienen a la memoria aquellos mágicos conciertos de fin de semana por el año 1996 en el “Karl Marx”, con un tablero de ajedrez como escenario, “Jaque Mate”. Un fin de semana donde ni la lluvia pudo impedir que el teatro de los grandes acontecimientos en Cuba estuviera abarrotado de fanáticos,  durante los días de presentación y que cantáramos todos a guitarra limpia “La política no cabe en la azucarera” con el  cierto “miedo” de aquellos años por ver la reacción de las fuerzas policiales en un teatro lleno de jóvenes y no ta jóvenes, con ganas de cantar verdades que aún continúan sucediendo en nuestra isla querida.

II

“No es el fin” presenta doce temas donde  a nuestro juicio se divisa evidente mecanicidad y oficio del artista en la gran mayoría de los títulos, algunos realmente caóticos por su simpleza que nos muestra a un Carlos Varela gastado por el tiempo. Repite demasiados códigos en sus canciones, abordados con mejor acierto en otros discos, convirtiendo su discurso artístico totalmente lineal y reiterativo. No todo es negativo, los arreglos musicales son validados desde un giro a los teclados y desde ellos una búsqueda de una sonoridad diferente en el artista, coqueteando con el Jazz, aunque el disco suele agotarse en el oído de solo escucharle una vez; algo poco común en la obra de un artista donde sus canciones eran himnos para muchos que seguimos respetando su obra pero no dejaremos de hacer críticas certeras en busca del rescate del autor.

Esperemos, a pesar de todo, que el disco cumpla su objetivo de mercado, pues entendemos que por lo sutil de su nuevo discurso, se colará sin problemas ni grandes reflexiones previas en la programación de las emisoras del país. Esperamos reencontrarnos con Varela, con la inteligencia de sus afilados textos, con esa rebeldía que imprime a sus canciones y que nos hace reflexionar y nos ayuda a ser críticos con lo que nos rodea y con lo que nos pertenece. Así aprendimos y por eso hoy tenemos que decir que en este su último trabajo nos ha faltado mucho de eso.

“No es el fin, muchacha no es el fin; al final al menos para ti. Si algo pudiera darte te diría, si tal vez pueda aliviarte te diría, no es el fin….”  El Taburete

Caricatura de Varela tomada del Blog de Varela

Anuncios

Carlos Varela y su banda de gira en Estados Unidos…

Posted in américa, arte, Carlos Varela, Concierto por la Paz, cuba, danza, debate, el Taburete, Jazz, LaHabana, música, noticias, Opinión, poprock, Trova with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on abril 22, 2010 by el taburete

Carlos Varela, el “Bob Dylan cubano”, afina su guitarra para una ambiciosa gira por Estados Unidos, una señal de que los intercambios culturales podrían sobrevivir al deterioro de las relaciones entre ambos países.

Varela, una de las voces más filosas de la trova cubana, ensaya con su banda en un galpón del teatro Karl Marx de La Habana el repertorio de la gira que lo llevará en mayo por ocho ciudades estadounidenses, desde Los Angeles a Chicago y Miami.

“El arte en general puede contribuir mucho a las relaciones entre vecinos (…) No nos podemos pasar tantos años tan lejos y tan cerca”, dijo el músico de 47 años, vestido de negro de pies a cabeza.

“Los músicos muchas veces estamos más cerca de la gente que los políticos”, explicó a través de sus gafas oscuras.

El músico de barba y sombrero se refiere a medio siglo de guerra ideológica y desconfianza entre su país y Estados Unidos, un conflicto que marcó a generaciones de cubanos.

Varela desembarcará en Estados Unidos en momentos en que las relaciones de Cuba y el presidente Barack Obama parecen tocar fondo, tras un tímido acercamiento en el 2009.

Sus 11 conciertos programados en Estados Unidos y Puerto Rico sugieren, sin embargo, que los intercambios culturales retomados bajo el Gobierno de Obama seguirán fluyendo, aunque Washington y La Habana crucen amargas acusaciones de espionaje y abusos de derechos humanos.

“Algunos hablan de la crisis del marxismo / algunos lloran, ríen y a otros les da lo mismo”, canta Varela, cuya voz grave retumba en el galpón de paredes manchadas de humedad y techo de chapa donde ensaya con su banda de músicos jóvenes.

Varela dice que sus canciones no pueden acercar las dos orillas del Estrecho de Florida ni levantar el embargo que Estados Unidos aplica desde hace medio siglo contra su país. “Pero pueden tocar el corazón de un hombre y los hombres son los que hacen las guerras y fabrican las máquinas de odio, las separaciones, las fronteras y las religiones”, dijo, empuñando una guitarra acústica que parece enorme para su estatura.

La gira lo llevará, por ejemplo, el 15 de mayo al Gusman Center de Miami, donde las trabas impuestas por el anterior presidente George W. Bush frustraron en el 2004 un concierto para el que, cuenta, tenía todas las entradas vendidas.

Será su segundo viaje a Estados Unidos en unos pocos meses. En diciembre, sacó su guitarra en el Congreso y apoyó con su música una iniciativa de ley para permitir los viajes de los estadounidenses a Cuba.

“Yo espero que las contradicciones que existen entre los políticos no afecten el camino que estamos creando”, dijo en una pausa de sus ensayos.

Varela habla del impacto de un megaconcierto organizado en septiembre pasado en La Habana por el rockero colombiano Juanes. El show abrió las puertas a sucesivas actuaciones de la banda estadounidense Kool & The Gang y los puertorriqueños de Calle 13.

Según Varela, hay varios músicos estadounidenses que quieren venir a tocar en Cuba y tienen permiso de Washington para volar a La Habana a fines del 2010.

¿Quiénes? “Jackson Browne, Bonnie Raitt y muchos otros”, dijo con una sonrisa, explicando que debido a la tensión entre los dos países es todavía pronto para revelar más nombres.

Por Esteban Israel REUTERS EI NAB JJL/vía Terra.com

Carlos Varela y su banda de gira por EEUU…

Posted in américa, arte, cuba, LaHabana, música, Memorias, noticias, poprock, Trova with tags , , , , , , , , , , , , on abril 9, 2010 by el taburete

Carlos Varela, el popular canta-autor cubano, estará de gira por primera vez con su banda en los Estados Unidos. La gira, que promueve su último material discográfico: “NO ES EL FIN”, incluirá presentaciones en Los Ángeles, Oakland, San Francisco, Sonoma, Hollywood, Chicago, Boston, Nueva York, Miami y San Juan, Puerto Rico.

Esta será la cuarta visita de Varela a los Estados Unidos. En 1997, 1998 y a finales del 2009, Varela recorrió varias ciudades y compartió con personalidades y amigos del país norteño. Su viaje más reciente recibió una gran cobertura de prensa, con artículos en el The New York Times, El Nuevo Herald y el Washington Post, quienes reflejaron la importancia de los intercambios culturales como una manera de contraponer la distención entre los gobiernos de ambos países.
En el 2004, durante la administración de George Bush, Varela como muchos otros artistas cubanos, no recibió la visa para viajar a los Estados Unidos; lo cual suscitó una fuerte reacción de respaldo por parte de sus fans y de reconocidos artistas norteamericanos como Jackson Bronwe y Bonnie Raitt.
Más información sobre la gira se puede encontrar en el sitio oficial de Carlos Varela: www.carlosvarela.com

de la música cubana…Carlos Varela, no es el fin

Posted in américa, arte, cuba, LaHabana, música, poesia, poprock, Trova with tags , , , , on agosto 3, 2009 by el taburete

Por Ana María Parra A.

carlosDesde el día que Carlos Varela empezó a escribir canciones, no paró jamás. ¡Y eso que fue en 1978!
La matemática es sencilla en su caso: si su primera canción fue escrita cuando tenía apenas 15 años de edad, el lote que ahora acumula a los 46 años, es abundante.

Lo que pasa con Carlos Varela es que es intenso para componer, pero no anda en la vida con prisa. Si tiene que esperarse cinco años para grabar un álbum, aunque no pare de componer, él se espera.
Y eso pasó con No es el fin , acumuló temas este cubano autor de Como los peces, hasta que llegó a la conclusión de que la dramaturgia que buscaba estaba ahí.
Y con 12 temas editó su nuevo álbum que lo llevó por Canadá hace poco en conciertos exitosos, tanto que, a uno de ellos se dejó ir Sting.
Mañana la espera habrá valido la pena, tras mucho tiempo de no verle en suelo tico, Carlos Varela dará concierto, pero antes, desde Cuba, habló con Viva .

Hace mucho que no le vemos por Costa Rica ¿Qué ha estado haciendo todo este tiempo?

Componiendo muchas canciones, como a velocidad de conejo (Ríe). Estamos viviendo en un mundo donde hay una crisis con lo discográfico, pero yo no he dejado de componer, no he dejado de hacer giras dentro y fuera de Cuba, pero grabar lo que es grabar, no he hecho mucho porque me gusta que los discos tengan una dramaturgia, un color, un camino…

Entonces tiene un montón de canciones por ahí…

Así es, tengo demasiadas canciones ya como para hacer diez discos ahora mismo, solo que no encontraba las canciones que conformaran el disco que tenía ganas de hacer hace años, desde el punto de vista poético y musical.

Pero el espíritu que buscaba finalmente llegó.

Sí, lo encontramos a finales del año pasado y comenzamos en enero haciendo sesiones y talleres con algunos temas que incluso ya había estrenado en varios sitios en Cuba. Otros eran inéditos. Escogimos estas primeras 12 canciones que quedaron en el disco que fue editado en Canadá.

¿Hablamos de No es el fin ?

Exactamente. Ahora el disco que ya está editado es como la primera versión, porque es posible que yo haga otra con nuevas versiones y colaboraciones con músicos cubanos y estadounidenses.

¿Por qué esa canción es el norte de este nuevo disco? La letra habla de la historia de una muchacha.

Porque No es el fin es más bien un camino, las canciones están enlazadas unas con otras y hacen que el disco sea un camino de ida y vuelta. No es el fin es una canción que había escrito hace ya cuatro años y la redescubrí. Me gusta muchísimo.

¿El Carlos Varela que se formó en el teatro aparece en la canción La comedia silente?

(Se ríe) Absolutamente. Me formé como actor, pero al final esa no fue mi profesión. Una profesora me decía que lo que iba a sacar de estudiar eso era la teatralidad de mis conciertos, el cuidado de la luz, los tempos , la dramaturgia interna de cada concierto y la teatralidad dentro de cada una de las canciones a la hora de contar historias.

Eso está claro en sus discos.

Es cierto, si te fijas bien yo soy un contador de historias. De alguna manera, contando historias sobre lo que veo, lo que siento y lo que me cuentan, dentro y fuera de Cuba, voy también contando un poco lo que pienso.

Ya que nos estamos basando en el pasado un poco: hay una canción fundamental en su historia, Soy un gnomo , de 1989. Es como una confesión de sí mismo.

Absolutamente.

Entonces ¿De ese autorretrato de gnomo que queda ahora cuando hablamos de un disco como lo es No es el fin ?

Ahora me parezco más a mi caricatura, solo que con la gran bendición de seguir escribiendo poesía y música en un mundo tan difícil como el que estamos viviendo. Y que la gente venga a los conciertos, se lleve estas canciones a su casa; duerma con ellas; haga el amor con ellas, es un bendición.
“Sí, sigo siendo el mismo gnomo solo que con una visión más universal de las cosas, a los veintitantos años me bastaba con hacer fotografías de mi barrio, con los años y viajando una buena parte por este mundo, descubres que la desilusión, el amor y la rabia son iguales en Costa Rica que en Moscú o Nueva York. Lo que cambian son los escenarios, los telones de fondo, entonces empiezas a profundizar más en la esencia de las cosas.
“Haces canciones, entonces, conectadas con tu realidad, pero con un sentido universal.”

Tomado de la nacion.com

de la buena música…

Posted in américa, arte, cuba, LaHabana, música, noticias, Trova with tags , on abril 20, 2009 by el taburete

carlosLa Habana, 20 abr (PL) El cantante y compositor cubano Carlos Varela inició en la oriental ciudad de Holguín una gira de promoción de su nuevo disco, que se extenderá a México, Canadá, Argentina, España, Panamá y Costa Rica. Bajo el título No es el fin -el mismo que da nombre a la gira-, el CD saldrá al mercado en julio, y su presentación será en la capital cubana, en una fecha no precisada aún.
Según su autor, es el más musical, completo y coherente de su carrera, resultado de un intenso trabajo con su grupo, durante el cual no sólo surgieron las canciones de esta producción discográfica sino otras que forman parte de proyectos futuros.
Durante el recorrido por la isla y las posteriores actuaciones en el exterior, el público podrá escuchar los temas de No es el fin, algunas piezas inéditas y otras ya clásicas de su repertorio, enriquecidas con nuevos arreglos.