Archivo para Polemica en la CNC

Gustavo Arcos sobre “El Grito” de Milena Almira…

Posted in américa, arte, arte digital, censura, cine, cine cubano, cortos, cuba, debate, LaHabana, literaura, Opinión, televisión with tags , , , , , , , on diciembre 14, 2009 by el taburete

tomado de la pupila insomne, el blog de Juan Antonio Garcia Borrero

Juany:

Algunas observaciones sobre “El grito”. Me parece oportuno recordar y de paso instruir a los funcionarios granmenses, que con tanto desvelo se han preocupado por la salud moral de los espectadores, que este corto de tres minutos constituye un ejercicio académico de la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación (FAMCA) del I.S.A, centro que tiene más de veinte años de creado. Su realizadora es Milena Almira, graduada el pasado año con Diploma de Oro y hoy incorporada plenamente a la redacción de dramatizados de la Televisión Cubana. No es por tanto un corto ilegal, ni independiente, ni filmado bajo extraños o inmorales presupuestos.

Teniendo en cuenta su calidad, este material audiovisual fue presentado al menos que yo recuerde, en la VII Muestra de Nuevos Realizadores, el Festival Internacional de Cine Pobre, el Almacén de la Imagen en Camagüey, el Festival Imago, el Cine Plaza, el del Movimiento Nacional de Video y el Por Primera Vez que organiza la ciudad de Holguín. Todos estos encuentros cuentan con el respaldo del ICAIC, el Ministerio de Cultura y desde luego las instituciones culturales e ideológicas de las regiones donde han tenido lugar. Además se presentó en eventos de Colombia, España y Ecuador. Su joven realizadora ha obtenido por él, premios o menciones en varios de estos encuentros. Si todo lo anterior no bastara pudiéramos añadir que el ICAIC lo distribuyó y exhibió oficialmente como estreno cinematográfico en su circuito nacional de salas de cine.

Sorprende entonces la desaforada reacción de algunos funcionarios quienes en la provincia (¿de Salem?) parecen vivir en otro siglo, esgrimiendo razones y agitando banderas más propias de la inquisición medieval.

Sobre el supuesto carácter pornográfico del mismo, mejor ni hablar, puesto que habría que enseñarles primero a estos censores qué es la Cultura, la Moral o la Ética, en el mundo contemporáneo para que después logren al menos entender cuál es su responsabilidad ante los espectadores de su región.

Al margen de la anécdota sobre los desgraciados eventos que han tenido lugar en Granma, alarma observar la naturaleza retrógrada de estos seres y otros que los sostienen, investidos de poder que siguen haciendo daño impunemente, por todos los rincones del país.

Un abrazo desde La Habana,

Gustavo Arcos