Archivo para Revolución

presentación del libro, Cuba ¿revolución o reforma?…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on enero 23, 2012 by el taburete

La Qasba en Madrid…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , , , on mayo 21, 2011 by el taburete
Santiago Alba Rico
Rebelión

(A Alma Allende)

Para los que hemos seguido de cerca las dos ocupaciones de la Qasba de Túnez, es muy difícil no sucumbir al emocionado vértigo de un déjà vu ante las imágenes de los jóvenes que desde el lunes pasado dignifican la Puerta del Sol con su presencia: las lonas y los cartones, los papelitos con consignas pegados en los muros, las asambleas permanentes, las comisiones de abastecimiento, limpieza y comunicación, la obstinación frente a esa lluvia torrencial que tantas veces se ha utilizado para justificar la abstención electoral. No nos engañemos: las protestas en España se inscriben sin duda en la misma falla tectónica global y prolongan y readaptan el mismo modelo organizativo inventado en Túnez y en Egipto (y en Bahrein, Jordania, Yemen, etc.). El capitalismo ha fracasado en todo, salvo en globalizar las respuestas.

“Miles de jóvenes españoles protestan contra las dificultades económicas”, titula el diario francés Le Monde. Es verdad. También en Túnez el paro, la pobreza y la inflación tuvieron mucho que ver en el estallido de las revueltas. Pero lo impresionante no es esto. Lo impresionante es que en ambos casos los manifestantes hayan reclamado y reclamen “democracia”. En el caso de Túnez y del mundo árabe todos esperaban que sus ciudadanos invocasen la sharia -una variante religiosa de la Ley- frente a la arbitrariedad y la corrupción; en España todos los análisis apuntaban a una penetración rampante del discurso neofascista como respuesta a la inseguridad económica y social y al desprestigio de la política: la derecha conservadora parecía, a uno y otro lado del Mediterráneo, la única fuerza capaz de canalizar, deformándolo, el malestar general. Pero hete aquí que lo que los jóvenes piden por igual, aquí y allí, en Túnez y en Madrid, en El Cairo y en Barcelona, es “democracia”. ¡Democracia de verdad! Que la pidan los árabes parece razonable, pues vivían y viven todavía sometidos a dictaduras feroces. Pero que la pidan los españoles es más extraño. ¿Acaso España no es ya una democracia?

No, no lo es. En Túnez, un pasito por detrás, aún se confía en que sea suficiente con tener constitución, elecciones, parlamento y libertad de prensa para que haya democracia. En España, calzada de pronto con botas de siete leguas, se ha comprendido en un relámpago que las instituciones no bastan si quien gobierna las vidas de los ciudadanos es el mercado y no el parlamento. Estos jóvenes sin casa, sin trabajo, sin partido, han asociado con intuición certera las “dificultades económicas” al gobierno dictatorial, no de una persona concreta, no, sino de una estructura económica que desactiva ininterrumpidamente todos los mecanismos políticos -de la judicatura a los medios de comunicación- que deberían garantizar el juego democrático. Estos jóvenes sin futuro han sabido desnudar de un golpe la falacia subcutánea que durante décadas ha sostenido la legitimidad del sistema: la identidad entre democracia y capitalismo. En Túnez y en Egipto el capitalismo daba palos; en España unas pocas golosinas. Ningún régimen económico ha exaltado tanto la juventud como valor mercantil y ninguno la ha despreciado tanto como fuerza real de cambio: mientras la publicidad ofrecía una y otra vez la imagen inmutable de un deseo siempre reverdecido, eternamente joven, los jóvenes españoles sufrían el paro, el trabajo precario, la descalificación profesional, la exclusión material de la vida adulta y, a poco que se sustrajesen a las normas socialmente aceptadas del consumo pequeñoburgués, la persecución policial. En el mundo árabe, para que no reclamasen una existencia digna, a los jóvenes se les golpeaba y metía en prisión; en Europa, para que no reclamen una existencia digna, se les ofrece comida basura, televisión basura, el tiempo basura de los supermercados y las movidas. En Túnez, los jóvenes que no podían acceder a una vida adulta, eran retenidos en sus cuerpos a porrazos; en España, los jóvenes que no pueden comprar su propia casa ni vender sus competencias laborales, aún pueden adquirir tecnología barata, ropa barata, pizzas baratas. Retenida lejos de los centros de decisión, despreciada o sobreexplotada en el mercado laboral, moldeada por hábitos homogéneos de consumo, la juventud ha acabado por convertirse (en Europa y en el mundo árabe) en una “clase social” que, por sus propias características materiales, no reconoce límites de edad. Pero nos habíamos equivocado: si la represión no funciona, tampoco sirve lo que Pasolini llamaba en los años 70 el “hedonismo de masas”. Golpes o golosinas, los jóvenes no aceptan que los traten como a niños; no se dejan amedrentar (“sin miedo”, gritan aquí y allí) ni comprar (“no somos mercancías”). La puerta del Sol en Madrid demuestra también el gran fracaso “cultural” del capitalismo, que ha querido mantener a las poblaciones europeas en una permanente minoría de edad alimentando sólo el hambre: de chucherías, de imágenes, de intensidades puras. Asustados o corrompidos, a los niños se les podía dejar votar sin peligro de que su voto mantuviese ninguna relación real con la democracia. Por eso, en Túnez y en Madrid, los jóvenes piden precisamente democracia; y por eso, en Túnez y en Madrid, han comprendido certeramente que la democracia está orgánicamente ligada a esa cosa misteriosa que Kant situaba tajantemente fuera de los mercados: la dignidad.

Es impresionante -impresionante, sí- oír gritar a estos jóvenes apartidistas, sin mucha formación ideológica o directamente “ideolofóbicos”, la palabra “revolución”, como en la Qasba de Túnez. Son pacíficos, disciplinados, ordenados, solidarios, pero lo quieren cambiar Todo. Quieren cambiar el régimen, como en Túnez: monopolio bipartidista de las instituciones, corrupción, degradación del sector público, manipulación mediática, impunidad de los responsables de la crisis. Como en la Qasba de Túnez, todos los partidos institucionales, también los de izquierdas, se han visto cogidos a contrapié o empujados fuera de juego. Los jóvenes de Sol (y de las otras ciudades españoles) no representan a ninguna fuerza política ni se sienten representados por ninguna fuerza política. Pero el error -claramente instrumentalizado por los que se sienten amenazados por el estallido- es pensar que nos encontramos ante un rechazo, y no ante una reivindicación, de la política. A la luz de experiencias históricas precedentes podríamos concluir que el desprestigio de las instituciones y de la clase dirigente franquea el paso a las soluciones populistas o demagógicas y a la irrupción de un “líder fuerte” cuya voluntad desate mágicamente todos los nudos y resuelva milagrosamente todos los problemas. Es el fascismo clásico. Pero el fascismo clásico, cuya sombra se hinchaba ya en el horizonte, es más bien lo que estos jóvenes han venido a impedir y denunciar. El populismo y la demagogia nos están gobernando ya; los “líderes fuertes” son los que dominan los partidos y tratan de imponer sus adhesiones fiduciarias, puramente emocionales, a los niños eternos en los que han querido convertirnos. Estamos en plena campaña electoral y los españoles se pasean entre reclamos publicitarios de los candidatos. ¿Hay alguna duda? “¿Por qué dice usted que en Japón no hay democracia”?, le preguntaban al novelista Kenzaburo Oé. “Por la sonrisa del primer ministro”. Los timadores, los violadores, los paidófilos, los caudillos sonríen precisamente así. Nos han robado hasta la pureza de las sonrisas.

La Qasba de Túnez, como la puerta del Sol, se rebelaba justamente, en nombre de la democracia, contra toda clase de liderazgo caudillista. Había allí, como hay aquí, una afirmación ingenua de democracia pura, clásica, casi griega. El historiador Claudio Eliano cuenta la anécdota de un candidato ateniense que descubrió a un campesino escribiendo su nombre en las listas de los que debían ser condenados al ostracismo. “Pero si no me conoces”, se quejó el oligarca. “Precisamente por eso”, respondió el campesino, “para que no llegues a ser conocido”. En la Qasba de Túnez era muy poderosa esta susceptibilidad frente a todo lo conocido; nadie que hubiera salido en televisión, nadie a quien los manifestantes reconociesen,era bienvenido en la plaza. Eran los desconocidos los que estaban autorizados para hablar y hacer propuestas; eran los desconocidos los que tenían la autoridad que el mercado -y su gemelo político, el electoralismo- acumula, al contrario, en las caras famosas. Pero resulta que los desconocidos somos nosotros; los desconocidos son los “cualquiera” a los que esos candidatos sonrientes piden el voto para excluirlos luego de los centros de decisión. En la Qasba de Túnez, como en la Puerta del Sol de Madrid, hay una tentativa de democratizar la vida pública devolviendo la soberanía a los desconocidos. Nadie puede negar los riesgos ni los límites de esta apuesta, pero nadie puede tampoco negar sin fraude que esta “revolución contra los conocidos” constituye precisamente una denuncia del populismo mercantil y la demagogia electoralista, los dos rasgos centrales de las instituciones políticas del capitalismo.

Los jóvenes de la Qasba de Madrid, de las Qasbas de toda España, quieren democracia real, pues saben que de ella depende su futuro y el de toda la humanidad; aún no saben que esa democracia, como nos recuerda Carlos Fernández Liria, es lo que otros hemos llamado siempre comunismo. Tendrán que descubrirlo a su modo. Nosotros, los más viejos, lo que venimos descubriendo desde hace cinco meses, en el mundo árabe y ahora en Europa, es que “los nuestros” -así los llama Julio Anguita- no son como nosotros. En Deseo de ser punk, la extraordinaria novela de Belén Gopegui, la adolescente Martina, ejemplar vivo de esta nueva clase social construida en las aristas de los mercados, le reprocha a su padre: “no has sido un buen ejemplo”. No hemos dado, no, un buen ejemplo a los jóvenes y, a pesar de eso, cuando desde la izquierda los despreciábamos sólo un poco menos de lo que los desprecia Botín o la Warner, cuando creíamos definitivamente formateadas todas las subjetividades en un horizonte blindado, son ellos los que se han levantado contra el “hartazgo de golosinas” para reclamar una “revolución” democrática. Martina está en la Puerta del Sol y puede que también fracase, como fracasó su padre. Pero que ningún cincuentón de derechas (ni de izquierdas) venga a decirle que ha tenido la vida fácil; que ningún cincuentón de derechas (ni de izquierdas) venga a decirle que sin lucha no se consigue nada en este mundo. La segunda década del siglo XXI anuncia un futuro terrible, incierto, quizás apocalíptico, pero nos ha deparado ya algunas sorpresas que deberían rejuvenecernos.

Una es que, si todo va tan mal como decimos, es seguro que habrá resistencia.

Otra es que lo que verdaderamente une es el poder y que la Puerta del Sol, pase lo que pase, tiene ya poder.

Y otra es que todos los análisis, por agudos y meticulosos que sean, dejan fuera un residuo que acabará desmintiéndolos.

No habrá una revolución en España, al menos de momento. Pero una sorpresa, un milagro, una tormenta, una conciencia en las tinieblas, un gesto de dignidad en la apatía, un acto de coraje en la anuencia, una afirmación antipublicitaria de juventud, un grito colectivo de democracia en Europa, ¿no es ya un poco una revolución? Todo ha empezado muchas veces en los últimos 2.000 años. Y cuando ya sólo esperábamos finales, he aquí que en muchos sitios, los más inesperados, hay gente nueva empeñada en comenzar de nuevo.

a l@s amig@s…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , on enero 9, 2011 by el taburete

Han sido días intensos en La Habana, esta ciudad que nos trastoca las emociones, que nos engancha y nos suelta la lengua, La Habana que nos apasiona y por la que ( y con la que ) nos peleamos diarariamente, más y si tenemos la oportunidad de hacerlo juntos. Por estos días, las dos patas de este taburete hemos caminado juntos esta Habana en un viaje mágico en el que muchas de nuestras quimeras parecieron descender de ese mundo de los sueños para acomodarse de a poco en nuestras vidas, hasta este momento de locos soñadores de imposibles… y en este mágico viaje por sus fachadas, por sus calles, por sus balcones, la ciudad nos ha regalado un caluroso abrazo en forma de nuevos hermanos con los que hemos compartido muchos sueños, ideas e ilusiones  durante todos estos días de debate, cultura y familia, y de reunirnos con muchos de los amigos que no conocíamos personalmente y que hoy se nos vuelven imprescindibles.

Nos sumamos a la Utopía de varios “diablos con guitarras” que corean a voces poesía y lirismo sin pedir nada a cambio; volcados ante los “Cambios en Cuba” que se nos muestran como continuadores de un mismo proceso emancipador por la razón de “seguir intentando un porvenir”… volamos La Habana como una Alondra… el personaje de un cuento se apreció por la calle del medio y en en su cestita traía a un intelectual con un arsenal,  y Tina, Vlado, Patri, Fide… y nosotros allí… diferentes generaciones, un historiador, un musico, un cocinero, un periodista, un estudiante… y todos que ¡Cuba Si!, siempre…

Hemos disfrutando de “brutales” momentos conversando de rock and Roll  por el barrio de Regla con Ogún de un lado y Yemaya del otro; o sentados en un “Patio Amarillo” con la amiga que canta en ingles pero es tan cubana como el que más; tomando el Café Bertol Brecht en el corazón; “interactuando” con La Habana tanto como podemos y pretendemos; respirando cultura y exhalando esperanza de futuro…

Sería imposible no hablar de  todos estos días y de todos los que hemos encontrado “buscando un ideal” como nosotros, sabíamos que éramos mayoría, pero no imaginábamos nunca la satisfacción que se siente al compartir todos juntos la misma taza de café!!

Gracias a la Alondra de nuestras vidas, gracias a “La Utopía” de un Fidel que continua apostando por el futuro como el primer día, encarnado en un “Caimán Barbudo”; gracias a esos “Cambios de Cuba” que sumamos nuestro apoyo incondicional a ellos, gracias a la guitarra de Ray, Samuel, Leonardo, de Ariel y Lili que nos faltaron pero estuvieron siempre presentes. A nuestra bella Arema, a nuestro socio Camilo: pasamos colega, pero no te vimos; A nuestro hermano Tony del Bellas Artes que nos falto despedirnos; a las hermosas muchachas del Teatro Nacional que no alcanzamos ver.

Gracias a los boteros que no nos estafaron, a los que lo hicieron, pues ya saben por donde irán nuestras gracias…. A Isaac y a Deysi por tanto de música y comida rica que nos prepararon y nos brindaron… Al Vlado Zamora por mantenerse al lado de los valientes… gracias a todos por el confort que resulta tenerlos a todos de vez en cuando sentados en este Taburete.

 

 

Comenzó en La Habana fiesta del cine latinoamericano…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on diciembre 3, 2010 by el taburete

Con la tradicional bienvenida de Alfredo Guevara, presidente del evento, comenzó esta noche en el Teatro Karl Marx la XXXII edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que exhibirá más de 500 películas.

En la ceremonia inaugural estuvieron presentes Esteban Lazo Hernández, vicepresidente del Consejo de Estado; Miguel Díaz-Canel, ministro de Educación Superior; Abel Prieto, ministro de Cultura, y Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas.

Igualmente, asistieron a la ceremonia inaugural Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez y el laureado cantautor Silvio Rodríguez.

Guevara destacó en sus palabras de apertura la importancia del festival, por ser defensor de la diversidad y autenticidad del continente americano.

Puntualizó además que esta edición tiene características especiales, por el momento de cambios que vive Cuba, en referencia a la actualización del modelo económico de la Isla.

Un eventual trío de virtuosos músicos, integrado por Ernán López-Nussa, al piano; Yandy Martínez, en el bajo, y Enrique Pla , en la batería, regalaron al público jazz hecho en Cuba, que entreteje las más antiguas sonoridades con las contemporáneas, en fragmentos de “Sacrilegios”, proyecto artístico actualmente en construcción.

La pieza clásica de Ignacio Cervantes “En tres por cuatro”, fue el pretexto para que los legendarios bailadores de Santa Amalia desplegaran sus habilidades en el escenario del mayor teatro de la nación.

Cerró la velada la proyección del largometraje Revolución, realizado por 10 jóvenes y brillantes cineastas mexicanos, quienes en ocasión del centenario de aquel acontecimiento, rodaron otros tantos cortometrajes para ofrecer la visión personal de cada uno, a un siglo de distancia, del legado de aquella epopeya.

Según críticos cinematográficos, el resultado de la cinta es una suerte de gran mosaico que, a la manera de la propia Revolución Mexicana, inspiró en otro tiempo a los renombrados muralistas David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera.

Los jurados que tomarán parte en el XXXII Festival de Cine Latinoamericano de La Habana, fueron presentados oficialmente hoy, en el salón Taganana, del Hotel Nacional de Cuba, en esta ciudad.

El productor español Manuel Pérez encabeza la lista de los jueces en el apartado de ficción, junto a los realizadores Alberto Arvelo y Ariel Rotter, la diseñadora cubana Diana Fernández y el periodista e investigador Washington Uranga.

Presidida por Helga Stephenson, quien fue directora ejecutiva del Festival Internacional de Cine de Toronto, el jurado de la sección de Ópera prima estará formado por el fotógrafo mexicano Cesar Saldivar y el cineasta de la Isla Pavel Giroud.

Rufo Caballero, Irene Gutiérrez y Sebastián Schindel estarán a cargo de la selección de los premios de documental, mientras Eliseo Altunaga, Luis Reneses, Ricardo Fernández y Luis Vera y Nicolás Ordóñez, escogerán al mejor guion inédito.

El galardón Latinoamérica Primera Copia, que otorga el proyecto gran nacional ALBA Cultural, quedarán bajo la decisión de los productores Rablo Rovito, Mónica Lozano, Pablo Rovito, Brigitte Suárez y Camilo Vives.

Los Corales en Animación y Carteles serán concedidos por un equipo de expertos integrado por el director de Brasil Daniel Schorr, el productor cubano Paco Prats y el argentino Andrés G. Schaer.

Pedro Noa, profesor de la Universidad de La Habana, formará parte del jurado de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI), que preside la francesa Joan Dupont e integran Mario Abbade, Ernesto Aguirre y Maja Bogojevic.

El festival uno lo vive de distintas formas, yo he tenido la suerte de experimentarlo en diferentes facetas, como periodista, como crítico y realizador, comentó Noa a la AIN.

Cierran la lista de jueces María Caridad Cumaná, Javier Molina, Osvaldo Gallardo, Arístides O´farril y John Frampton, quienes tendrán a su cargo el premio que ofrece la Asociación Católica Mundial para la Comunicación (SIGNIS).

Fotos: Juan Manuel Cruz del Cueto para El Taburete

Vicente Feliú: un miembro activo de la Revolución Mundial…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , on noviembre 12, 2010 by el taburete

tomado de Rebelión

“La única lucha que se pierde es la que se abandona” Ernesto Che Guevara

Creo que es innecesario tener que presentar al trovador cubano Vicente Feliú, quien junto a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola fundó, en los años setenta, la Nueva Trova cubana, movimiento con un compromiso militante, una actitud de apoyo a las ideas de transformación social, que soplaban por todo el mundo por aquel entonces, actitud que mantuvo a través de décadas y que sigue siendo, hoy, su principal fuente inspiradora.

Tuve la suerte de conocer a Vicente gracias a la escritora cubana desaparecida Celia Hart Santamaría, que a lo largo de su corta vida tuvo siempre la preocupación de romper barreras y construir puentes de unidad y solidaridad, especialmente en la lucha por la liberación de los Cinco cubanos. Por desgracia, la desaparición física de Celia en el 2008, nos dejó un vacío inmenso, y la sensación de que todos nosotros, que siempre le ofrecimos un afecto muy sincero, íbamos a sentirnos un poco abandonados. Me conecté con Vicente nuevamente gracias a otra gran amiga, una cantante latinoamericana, exactamente, de Honduras: Karla Lara.

De nuevo regresa el concepto de “puente” de Celia, la clave de mi solidaridad internacionalista, de nuevo los mismos ideales martianos, morazanistas, guevarianos nos unen a los tres, en un gran abrazo, porque, como decía la Hart Santamaría: “Puente es el vínculo ideal entre los que somos diferentes por circunstancias externas. Todavía no sé por qué somos “diferentes” porque son iguales nuestros sueños, porque en casi todos los idiomas la palabra amor no tiene sinónimos, porque en todos los lugares del planeta el Sol regala su calor y la primavera empuja las flores al viento”.

Así que cuando el 15 septiembre de 2010, Día de la Independencia de Honduras de la corona española, recibí la noticia de que los gorilas de la policía habían atacado al grupo musical Café Guancasco, destruido sus instrumentos valorados en $ 25.000, y habían amenazado a Karla Lara y a otros Artistas en Resistencia, con la ayuda de Rosa Báez, conocida bloguera cubana, decidí rápidamente notificar todo a Vicente Feliú, de modo que pudiera convocar, principalmente a los artistas, de todo el mundo, para denunciar públicamente esta barbarie, para crear un puente de solidaridad a fin de que la derrota se revierta en victoria.

El problema es que el gobierno espurio de Pepe Lobo, niño mal parido del golpe de estado cívico-militar del 28 de junio del 2009 en Honduras, es tan bruto y violento, que no puede hacer nada contra la cultura, no está dispuesto a aceptar que el arte, cuando se logra hacer bien y se sabe usar, es prácticamente invencible.

Así que Vicente, en calidad de coordinador general de “Canto de Todos”, que forma parte del ALBA Cultural (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) tomó su guitarra de combate e hizo un llamado a muchos artistas en todo el mundo.

Como dice en su declaración: “Acción como ésta deben ser censuradas por toda persona que se precie de ser honrada. Una vez más lamentamos corroborar el carácter fascista del golpe militar que perpetró la oligarquía y la embajada de los Estados Unidos contra los hondureños el pasado año. En la resistencia popular, legítima defensa de los pueblos oprimidos, participan nuestros hermanos del canto, como debe ser. Nuestra solidaridad y apoyo al pueblo de Honduras”. A demostrar la universalidad del arte, que también se burla de las rejas de las cárceles de EE.UU. donde están encerrados Cinco Cubanos inocentes, presos políticos del imperio, están ahí, delante de nosotros, las firmas de estos cinco gigantes de la paz, en apoyo a sus hermanos hondureños y contra todo tipo de violencia que genera el fascismo.

El nombre del proyecto, “Canto de Todos” viene de la canción de la famosa trovadora chilena Violeta Parra, “Gracias a la vida”, que termina con este texto maravilloso, que nos recuerda que, en la unidad, la guitarra de combate puede ganar cualquier obstáculo, de hecho, “el canto de ustedes, que es el mismo canto, el canto de todos, que es mi propio canto”.

Le pregunto, entonces, a Vicente, el motivo de la fundación del proyecto del ALBA Cultural, y él me responde: “La necesidad de provocar encuentros entre nosotros, los trovadores, se convierte en necesidad urgente al empezar de los años 80, cuando estábamos a punto de celebrar 10 años de la fundación de la Nueva Trova, como fenómeno organizacional, y por lo tanto toma forma el ‘Primer Encuentro Internacional de la Canción Nueva’, que se lleva a cabo en México”.

“En noviembre del 1981, hubo un festival en Varadero, a donde habían sido también invitados músicos de otros géneros musicales; pero contra Cuba, en ese momento, se produjo la histeria del Pentágono de los Estados Unidos, que querían probar en la isla la famosa bomba de neutrones, que no destruye los edificios, pero mata a las personas. Así que los invitados no asistieron, asustados por la peligrosa situación, los únicos que vinieron fueron los trovadores. En esta reunión surgió la idea de establecer un ‘Comité de la Nueva Canción Mundial’, que vería la luz un año después, en 1982, también en Varadero, en el 10° aniversario de la Nueva Trova: nosotros, los trovadores, declaramos al mundo nuestra necesidad de experimentar emociones todos juntos. Para no asustar al público con el ‘comunismo espantoso de Cuba’, decidimos que la sede de la secretaría sería México y el secretario ejecutivo debía ser un hombre inmune a las pasiones más bajas (no me entiendan mal, Gabino bebía, fumaba, se enamoraba) pero tenía que ser incorruptible, decente, honesto, transparente y todos, por unanimidad, reconocimos al candidato en Gabino Palomares. Participaron Manuel Serrat por España, Pete Seeguer por los EE.UU., Isabel Parra por Chile y Silvio Rodríguez por Cuba, entre otros”. Sigue leyendo

no sigamos jodiendo más la pita…

Posted in américa, arte, arte digital, censura, cuba, debate, el Taburete, LaHabana, Opinión, pablo milanés, Trova with tags , , , , , , , , on mayo 24, 2010 by el taburete

Sobre las últimas declaraciones que Pablo Milanés hizo hace unos meses a un diarío español se ha difundido y manipulado tanto a favor como en contra, de un lado o del otro, de arriba a abajo o viceversa;, desde la izquierda pasando por el centro y desviando hacia la derecha… Ciertamente no pretendimos dar una opinión directa por parte del Taburete en ese momento, pues no encontramos autoridad moral en nuestras cortas trayectorias personales y profesionales, para sojuzgar la opinión personal  y circunstancial de una personalidad que tanto ha entregado a este proceso social, y más que nada, porque nadie tiene derecho de someter a juicios injustos a un artista más que probado por todo un historial que le antecede. Preferimos dejarle en paz con su criterio, respetando su condición de revolucionario, pues si las declaraciones de Pablo ciertamente tuvieron repercusión por tratarse de quien se trata, es aterrador al tiempo que muy simplista venir a calificar las mismas de contrarrevolucionarias.

Muchos de nuestros lectores se preguntarán porqué traemos a colación entonces este tema. Recientemente y en varias ocasiones, nos hemos encontrado a personas que tienen cierto poder en los medios de comunicación, declarando en voz alta sobre sus criterios personales en torno a Pablo. Esto no fuera problema si lo hacen en un marco personal, es decir, en su casa o fuera de su centro laboral, a fin de cuenta un individuo tiene libertades reales en una sociedad, aunque se degrade ante posibles simplezas que pueda señalar. Pero cuando esas acusaciones no fundamentadas son dichas en reuniones de trabajo, cuando esas  palabrerías se repiten en marcos profesionales y llevan el peso de un ente determinante en las políticas de los medios; además de que deterioran la imagen del individuo, tienden a indicarnos lo que provocarán en un futuro no muy lejano sobre sus canciones …

Nosotros no venimos a compartir ni a justificar las declaraciones de Pablo. Tampoco nunca compartiremos criterios de censura en nuestros medios a los artistas en base a esto.  Las revoluciones las hacen los hombres, pero no son los hombres las revoluciones. Pablo tiene el derecho a dudar y a decir, como bien diría Silvio en comentario para un artículo de Carlos Rodríguez Almaguer que lanzó el sitio “Cubadebate” con el nombre, “No ha sido fácil, Pablo, pero seguimos siendo”:

    Si respetan tanto al creador, como dicen, ¿por qué no le respetan que dude y diga lo que piensa? ¿Qué se gana con este cuestionamiento público, que por supuesto sale con la venia de los responsables de este sitio?… No sigamos enredando la pita, que ya está bastante difícil.

Precisamente  no sigamos jodiendo más la pita, que ya está bastante difícil. Buscar protagonismos oportunistas no es revolucionario, juzgar en favor de posiciones extremistas no es de revolucionarios. Pablo como todos los cubanos, tiene derecho de decir y opinar, eso es  revolucionario, malo es quedarse callado y decir lo que uno  no piensa…

Para quien ve a Pablo solo en aquellas declaraciones, acá le mostramos otras que fueron directas a las manos del Comandante hace unos años atrás:

4 de Agosto 2006

Fidel Querido:

“Te deseo lo mejor en tu convalecencia. Tengo que cumplir compromisos ineludibles en el extranjero y te prometo representarte a ti y al pueblo cubano como merece este momento: con unidad y coraje ante cualquier amenaza o provocación. Un abrazo, Tu Pablo Milanés…”

eltaburete/foto akontrapelo

recabando opiniones: Ruptura epistemológica en la revolución…

Posted in américa, cuba, debate, el Taburete, espejos, fidel, LaHabana, Memorias, Opinión with tags , , , , , , on abril 24, 2010 by el taburete

(…) …Muchos pelearán por mantener los viejos esquemas, muchos tomarán posiciones reaccionarias al sentirse desplazados por las fuerzas de cambio, aquí es donde se definen las posiciones, muchos que supuestamente están con la revolución, dejarán de estarlo cuando se les toque los intereses que lo atan a esquemas ineficientes que la revolución tiene la obligación de superar. La fuerza más imponente es la de los pueblos cuando hacen conciencia de su poder de cambiar, ya no es cuestión de ciencias o diplomas, de doctorados o posgrados, es simplemente la necesidad de generar nuevas respuestas que restituyan a la sociedad su derecho a una vida feliz.

Como decía Lenin:  “Cada ama de casa tiene que estar preparada para dirigir el Estado”  sobrarán quienes se horroricen ante esta propuesta, pero ¿y quien más que ama de casa sabe lo necesita para su felicidad? El estado debe regresar a entender que no es un fin en si mismo, es tan solo la organización de todos para generar felicidad a quienes vivimos…. leer el artículo completo