Archivo para TV

Silvio Rodríguez: No me he olvidado del joven que fui…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on junio 22, 2011 by el taburete

con dos que se quieran… tomado de Cubadebate.cu

Amaury. Muy buenas noches, estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ª Avenida y calle 32, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy, cerrando el primer ciclo del programa, un invitado especial, y especial para mí por varios motivos. Muchas veces se ha dicho que yo invito a mis amigos, bueno, ahora soy mucho más osado, ahora invité a un hermano, que en mi caso es mucho más que un amigo. Al trovador, Silvio Rodríguez.

Mi hermano, buenas noches.

Silvio. Buenas noches.

Amaury. Yo sé que en tu apretadísima agenda has hecho un esfuerzo grande por estar conmigo, lo sé, y, no nos hagamos sufrir. Tú me dijiste una vez algo que yo he utilizado mucho: “Estate atento a cómo te quieren y a cómo te tratan los hijos de tus amigos y así sabrás cuánto te quieren tus amigos”.

Silvio. Realmente es algo que aprendí sin darme cuenta, o sea, con el tiempo, con los años, de pronto me percaté de que los hijos de mis mejores amigos me trataban muy bien y me había pasado también, que los hijos de algunas personas que yo creí amigos, y después con el tiempo resulta que no lo han sido tanto, guardaban cierta distancia de mí y entonces fue una cosa que aprendí de la vida. Lo aprendí observando lo que me pasaba.

Amaury. ¿Tú eres una persona de muchos amigos o de buenos amigos, pocos?

Silvio. Yo he querido a mucha gente, realmente. No te sabría decir si todos han sido mis amigos o no. Pero he querido a mucha gente y lógicamente a través de los años, también hay muchas personas que se han mantenido, traspasando las eras.  Entonces esos son los grandes amigos, aquellos amigos de toda la vida, que se suele decir. Pero de pronto hay amigos de etapas de mi vida que pasaron, amigos que hice en el Ejército; amigos que hice cuando estaba con los pescadores en el Playa Girón y que son personas que conocí circunstancialmente, en quienes deposité realmente grandes sentimientos y de quienes tengo una memoria extraordinaria y los recuerdo con un afecto tremendo, aunque no se hayan mantenido como amigos de toda la vida.

Amaury. En el caso hipotético en que tú tuvieras que exigirle cosas a un amigo, ¿qué le exigirías? Lealtad, agradecimiento…

Silvio. Que me soportaran.

Amaury. ¿Que te soportaran, nada más que eso? (risas)

Silvio. Me parece que no hace falta más. (risas)

Amaury. Tampoco es tan complicado soportarte, Silvio. (risas)

Silvio. ¡Bueno, imagínate tú!

Amaury. Hay gente que piensa lo contrario.

Silvio. Sí, posiblemente. “Yo sé que hay gente que me quiere; yo sé que hay gente que no me quiere”.

Amaury. Cuando yo escucho tus canciones y no es un secreto que escucho mucho tus canciones, de toda la vida, siento que tus canciones están recorridas por un halo de tristeza. Incluso, las más optimistas, las más movidas, las que tienen los arreglos más vitales y la pregunta entonces sería (no me hables de la tristeza en tus canciones), sino ¿tú eres una persona triste?

Silvio. Hace poco una persona me dijo que yo era triste desde los tres meses de engendrado, que algo sucedió que me hizo triste. Yo creo que he sido triste y que he sido alegre. Es probable que sea maniaco-depresivo, para hablar un poco científicamente. Por suerte, mis fases maniacas suelen ser muy visibles, ¿no?, y las depresivas no tanto, porque me escondo. No me gusta que me vean triste ni nada de eso. Pero yo creo que todos pasamos un poco por las verdes y las maduras también, ¿no?.

Amaury. Pero te considerarías, por ejemplo…

Silvio. …¿Especialmente triste?

Amaury. Sí.

Silvio. No me parece. ¿A ti te parece?

Amaury. Hummm. A mí me parece. Me ha tocado muchas veces verte triste, solo, dentro de ti mismo.

Silvio. Puede ser. A veces también uno no sale de uno mismo porque no se anima mucho por lo que ve afuera. Es una ventaja también poder tener un mundo interno, Amaury; o sea, es una ventaja como podría decir otra ventaja: tener el hábito de la lectura. Eso es una forma también de introspección. Poderse sumergir, tener un mundo abstracto, poder acudir a pensamientos, a conjeturas.

Amaury. Claro, lo que puede ser muy peligroso y esto me ha pasado a mí, es que no encuentres la llave después para salir de esa introspección.

Silvio. Eso son los esquizofrénicos, Amaury.

Amaury. Exactamente. ¿Tú me estás diciendo esquizofrénico? (risas)

Silvio. No, no, no, (risas) espero que tú no me lo estés diciendo a mí. (risas)

Amaury. Ya empezamos, ya empezamos… (risas)

Silvio. …Pero esquizoide, a lo mejor, sí soy. (risas)

Amaury. Para muchos, y para mí, tú eres un fundador, sin embargo, tú te consideras un aprendiz.

Silvio. Es que la vida es una aprendizaje, todos los días uno aprende cosas. Muchas veces me di cuenta de que creyéndome que sabía, hacía “papelazos”. Entonces llegué a la conclusión de que mejor era no creerse que uno sabía tanto, porque en definitiva, la vida, las experiencias te demostraban que siempre había algo nuevo que aprender y entonces ya, me lo quité. Me lo quité y ya más nunca me creí que era el bárbaro en nada.

Amaury. Sí, pero yo sé, me pasa a mí y le pasa a muchos de tus amigos, nos ocurre que nosotros vamos a hablar contigo, a pedirte consejos sobre determinados temas: artísticos, políticos, familiares, y tú tienes siempre una respuesta importante para cada una de esas preguntas que muchas veces son arriesgadas, porque uno está hablando de su propia vida. Eso ¿qué te lo da?: ¿los años, el instinto?

Silvio. A lo mejor ustedes no notan que la mayoría de las veces, yo lo que estoy es dialogando con ustedes, o contigo, si es el caso, y que realmente no te estoy dando respuestas, sino que estoy tratando en la interlocución de encontrar algún tipo de respuesta, incluso para mí mismo. Sigue leyendo

Serie de animación cubana gana Prix Jeunesse Iberoamericano 2011…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , on junio 19, 2011 by el taburete

Por Marta María Ramírez

El capítulo Me gustas tú, de la serie de animación cubana Pubertad, se alzó con el Prix Jeunesse Iberoamericano 2011, en la categoría 12-15 años Ficción y no ficción, y el premio de la popularidad, informaron hoy fuentes del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).
Me gustas tú se alzó con el galardón de la versión del Prix Jeunesse Internacional de Alemania, entre una veintena de materiales de Brasil, México, Chile, Ecuador, Colombia y Argentina.
El premio incluye la participación de la próxima edición del Festival en la ciudad alemana de Munich.
Pubertad, de la que ya se produce su tercera temporada, está basada en el texto ¿Qué nos pasa en la Pubertad?, de la sexóloga cubana y directora del Centro Nacional de Educación Sexual, Mariela Castro Espín, y ha contado con los guiones de Wilbert Noguel, Martín Díaz y Hugo Rivalta, así como la dirección de Ernesto Piña.
Según declaraciones de Castro Espín en 2008, al inicio de la primera temporada, el serial pretende “dignificar esa importante etapa de cambios psíquicos, sociales y hormonales”.
“Se trata de ayudar a los púberes en su proceso de cambio, que sepan entender lo que les está pasando, que lo vean como parte de una etapa de su vida y que los padres los apoyen y no reaccionen, como es común, con descalificaciones”, ha precisado la especialista.
El bianual Prix Jeunesse Iberoamericano fomenta el debate sobre lenguaje y tendencias del contenido para la infancia y la juventud, y a su vez premia producciones de América Latina, España y Portugal.
Las tres primeras ediciones iberoamericanas fueron celebradas en Santiago de Chile (2003, 2005 y 2007) y, a partir de 2009, estableció su sede en Brasil, por iniciativa de Midiativa (Centro Brasileño de Medios para Niños y Adolescentes).

Next Music Station…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , , on marzo 12, 2011 by el taburete

Next Music Station, documental de doce episodios dirigido por Fermin Muguruza sobre la música de los países árabes. La primera escala ha sido Egypt I. Tras su emisión en árabe, próximamente se podrá ver en inglés. Éste es el trailer de la serie.

La degradación física y moral de Carlos Otero…

Posted in el Taburete with tags , , , , , on febrero 17, 2011 by el taburete

Carlos Otero fue un famoso presentador de la televisión cubana, que optó por traicionar a su país de origen. Traicionar, sí. Una cosa es emigrar en búsqueda de mejoras económicas que un país del Tercer Mundo- que no explota a otros países y además sufre un bloqueo- no puede dar, y otra, muy distinta, introducirse en el mundillo mafioso, declararse exiliado, ganarse simpatías de manera farisaica, y alcanzar así “cotas más  altas”, como conducir un programa televisivo de un canal basura de Miami. Otero no emigró, vendió su dignidad por un puñado de dólares.

Pero llegó la crisis, los niveles de audiencia bajaron y, como todo en el capitalismo, si no generas dinero eres arrojado a la exclusión social, que fue lo que a él le ha sucedido. Incapaz de buscar la equivalencia a causa de su cobardía, se lamenta de su situación, dando una de cal y algo más de arena, llamando a la explotación, “libertad de expresión muy fuerte” y echando la culpa en parte, al hecho de haberse olvidado de la familia. Hace tiempo, Otero dijo en Miami que en Cuba añoraba la libertad de papel del capitalismo. Hoy, hecho un guiñapo, su degradación física y moral constituye un ejemplo para los ilusos que aún creen en las “bondades” de un sistema agonizante. Esto declaró, recientemente, el susodicho:

“Hace aproximadamente un mes que no salgo en cámara… me adentré tanto en mi trabajo que era totalmente opuesto a lo que venía haciendo por más de 30 años allá en Cuba y me fui olvidando de muchas cosas que no tuve el tiempo de valorar y de procesar (…) yo vine a este país para darle un futuro mejor a mis hijos… vine buscando libertad y nuevas aspiraciones en mi vida (…) me centré tanto en el proceso de considerarme un exiliado y dejar un hijo atrás (…) tienes que luchar con muchas cosas (…) yo venía de una TV muy tranquila y aquí me encontré con una libertad de expresión muy fuerte (…) caí en una depresión (…) me sentí muy mal y muy solo (…) estuve en una cama tirado tres días, sin probar alimento, llorando (…) esto es algo que le ha sucedido a muchísimas personas (…) no voy a decirte que pensé en el suicidio, porque soy muy cobarde para tomar esa decisión”.

Sus declaraciones, dando vueltas y más vueltas, para eludir el centro del problema, que no es otro sino la degradación que provoca el capitalismo en los seres humanos, pueden causar lástima pero también repugnancia. Sin pretenderlo, Carlos Otero, refuerza nuestra convicción en la necesaria superación del capitalismo por el socialismo.

tomado de http://jmalvarezblog.blogspot.com/

Albertico Pujols: “Me gustaría que me vieran más que todo como artista”…

Posted in américa, arte, cuba, debate, LaHabana, literaura, música, Memorias, noticias, Opinión, relato, televisión, Trova with tags , , , , , , , , on septiembre 15, 2010 by el taburete

Con 2 que se quieran… tomado de Cubadebate

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, aquí, en el corazón de Centro Habana, en Prado y Trocadero, el barrio de Lezama Lima, en los legendarios Estudios de Sonido del ICAIC.

Hoy, esta noche, está con nosotros una persona que yo conocí siendo muy jovencito, que es el hijo de dos grandes cantantes, es uno de los actores más importantes que ha tenido la Televisión y el Cine Cubano y es para mí, también y cada día un privilegio, un gran conversador, una gran persona, un gran amigo, Alberto Pujols.

Muy buenas noches, Albertico.

Albertico. ¡Qué bien!

Amaury. Bueno, todo el mundo sabe que tú eres un actor importante, carismático de la Televisión y del Cine. Muchos saben también que tú eres músico, porque haces canciones, canciones que han sido además galardonadas. Pero la sorpresa es que también eres pintor. A ver, ¿tú haces toda esta diversidad de géneros en los que te mueves…, lo haces por una especie de vocación o porque te aburres, o en los tiempos libres?

Alberto. A ver Amaury, ante todo, agradecerte muchísimo esta invitación que me has hecho.

Amaury. Yo te quiero cantidad y tú lo sabes.

Alberto. En fin, nos conocemos de toda la vida, me encanta esto de poder sentarme aquí contigo, de verdad muchas gracias.

Esto surge yo no sé cómo. A veces hay grandes vacíos que uno no sabe cómo proyectarlos estéticamente, artísticamente. Hace mucho tiempo que vengo coqueteando con este problema de la pintura. No había encontrado exactamente el por qué. Lo hacía por un problema de hobby, lo hacía quizás por probar una textura en un momento determinado, por imitar también a mi padre, que finalmente devino en pintor. Yo vivía en un edificio, donde tú sabes, vivía Luis Martínez Pedro y, bueno, siempre, de niño cuando iba allí, pues yo miraba por una ventana donde Martínez estaba pintando aquello Signos del mar, Aguas territoriales, me llamaba mucho la atención.

Amaury. Aquellas acuarelas tan oscuras.

Alberto. Exactamente, esas cosas oscuras que tenían sólo tres rayas azules y de pronto era un mundo increíble. Yo decía, bueno, le voy a enseñar a él y entonces subía. Tenía hojas, en esa época tenía hojas, ahora es más difícil pero pintaba con colores, con acuarela y cada cinco minutos tocaba en casa de Martínez y decía: ¡Martínez, mire!, le traía así un cartapacio de dibujos. Me imagino que me debe haber odiado terriblemente. Hasta que me dijo: ¡sí, sí, Albertico, tú pintas, tú pintas! No tenía defensa. Sigue leyendo

Vicente Feliú: “La nuestra es una canción de riesgo” …

Posted in américa, arte, cortos, cuba, debate, espejos, LaHabana, música, Memorias, Opinión, poesia, relato, silvio, televisión, Trova with tags , , , , , , , , on julio 22, 2010 by el taburete

Con 2 que se quieran. Tomado de Cubadebate. La foto es de Petí.

Amaury. Muy buenas noches. Estamos, como cada semana, en Con 2 que de quieran, en el corazón de La Habana, en Prado y Trocadero, en el barrio de Lezama, su espíritu da vueltas por aquí y en los legendarios Estudios de Sonido del ICAIC.

Hoy, con la agradable sorpresa, también para mí, y espero que para ustedes, de contar como invitado, con uno de esos trovadores que ya es leyenda, con una obra sólida, un extraordinario amigo, un extraordinario compañero, y una persona que vale la pena conocer, Vicente Feliú.

Bienvenido, Vicentón, un gusto tremendo tenerte aquí. Dice la gente, y yo puedo suscribir ese punto de vista, que Silvio Rodríguez es tu mejor amigo. ¿Cuánto un mejor amigo puede convertirse también en el mentor de una persona? ¿Cuándo se conocieron?

Vicente. Nos conocimos, ¡figúrate tú!, febrero del 62. Los dos estudiábamos en la misma secundaria básica, cerca de aquí, en las antiguas Escuelas Pías, entonces ya, José Antonio Echeverría, en San Rafael y Manrique. Yo estudiaba en la escuela diurna y Silvio, como trabajaba, era dibujante de la revista Mella, tenía 15 años, pero ya trabajaba hacía rato, estudiaba en la escuela nocturna.

Y los dos embullados, muy imbuidos por los barbudos de la Sierra, por el proceso revolucionario de enero del 59, que nos agarró a todos, a ti también, entre 8 y 15 años, pues estábamos afiliados a la Asociación de Jóvenes Rebeldes. Él, como hacía dibujitos, pintaba el perrito Pucho en las pizarras, que siempre levantaba la patica y meaba al imperialismo. Y yo como era fuerte, fuertecito, tengo los mismos antebrazos de entonces, me decían Popeye, me pusieron responsable de Trabajos Voluntarios y Deportes. Y entonces nos conocimos justamente en las reuniones de la Asociación de Jóvenes Rebeldes y, ahí empezamos una amistad hasta hoy.

Amaury. Pero él es mayor que tú.

Vicente. Once meses y unos días. Él nació el 29 de noviembre del 46. Yo el 11 de noviembre del 47. Hay unos días ahí en que cumplimos la misma edad.

Amaury. Siempre me daba la esperanza pensar que Pablo era el más viejo…

Vicente. …Sigue siendo el más viejo.

Amaury. …Después venía Silvio y ya nosotros todos íbamos quedando como más jóvenes, más o menos todos somos de la misma  tropa.

Vicente. … De la misma tropa, pero tú y Sara son de la segunda camada… Sigue leyendo