Archivo para Yoan Zamora

Yoan Zamora, para que vuelvas, a guitarra limpia…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , on mayo 24, 2012 by el taburete

Anuncios

Ecos del Longina…

Posted in el Taburete with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on enero 15, 2011 by el taburete

Alexis Castañeda Pérez de Alejo • Santa Clara  Tomado de La Jiribilla

Santa Clara es la única ciudad mediterránea cubana que posee un malecón. Así han llamado, con graciosa ironía, en esta céntrica urbe al muro que rodea al teatro La Caridad —Monumento Nacional—, convert9ido en un lugar de encuentro o punto de partida que permanece colmado de jóvenes las 24 horas del día.

Pero recientemente, el célebre malecón y otros puntos de la ciudad tuvieron una animación especial, pues como siempre pasa a principios de cada enero, se celebró el Festival de Trovadores Longina, cita que ya alcanza la hermosa y saludable edad de 15 años.

Hasta Santa Clara llegaron cantautores de ocho provincias, que unidos a la tropa anfitriona agrupada en La Trovuntivitis, mantuvieron durante cuatro días descargas y conciertos especiales en diferentes instituciones, con la consabida sobremesa musical hasta muy tarde en la madrugada.

El evento comenzó el jueves 6 con un concierto del trovador santaclareño Alain Garrido en el teatro La Caridad, concierto bien pensado, muestra del lirismo y la diversidad genérica que caracteriza a la obra de este autor, acompañado por una banda de ocasión, pero capaz de asumir con virtuosismo la propuesta de Alain. Ya hacia la media noche se abrió La Trovuntivitis, en El Mejunje, ante una multitud expectante y crecida.

De extraordinario puede calificarse el concierto ofrecido por Gerardo Alfonso el sábado en el propio teatro. El reconocido cantautor apareció lleno de una energía contagiosa que mantuvo en vilo durante dos horas al público —uno de los más exigentes del país—, según confesó el propio artista: “Santa Clara es la alternativa; lo mejor de la música cubana anda por aquí y su público está entre los más conocedores; presentarse aquí es un reto”, apuntó.

Con igual vitalidad asistió Roly Berrío al cierre del evento en el patio del Museo de Artes Decorativas. Este trovador, casi un mito en la provincia, convocó a cientos de personas de todas las edades, que le exigieron redoblar el programa. Roly, complaciente, con asombrosa vitalidad, fue sacando de su arsenal como muestra de su riqueza autoral y su capacidad para encontrar soluciones musicales inusitadas. El encuentro terminó con un delirante coro, prueba del arraigo de este artista en el público, cada vez más numeroso, que lo sigue.

Otros momentos relevantes fueron los conciertos del cienfueguero Nelson Valdés en el Museo y del dúo matancero de Lien y Rey en la sala Margarita Casallas, de El Mejunje.

Uno de los propósitos del Longina es promover a los que empiezan, pero ya con una obra de calidad. Por este motivo fueron invitados al evento los jóvenes Etián Fresquet, Yoan Zamora, Pedro Beritán, Harol Díaz, Manuel Leandro, Audi Borges y Alieski Pérez, entre otros.

Como es costumbre, estuvo presente el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, que aprovechó la ocasión para entregar el Premio Pablo al proyecto de La Trovuntivitis, en el lugar que le dio abrigo y la ha visto crecer, El Mejunje. El premio se otorga “por confiar en la guitarra y sus misterios. Por la amistad compartida y la pasión con que sueñan, realizan y defienden la canción”. Víctor Casaus, director del Centro, entregó además diplomas de reconocimiento a Ramón Silverio, su homólogo de El Mejunje, y a quien escribe: “por los espacios que han abierto a favor del arte joven y en especial a la nueva trova”. Asimismo, por iniciativa de la coordinadora de la institución habanera, María Santucho, se entregó una banderola a La Trovuntivitis, diseñada por Katia Hernández.

La Asociación Hermanos Saíz, por su parte, recoció a Silverio y a la destacada promotora Leyda Quesada el apoyo brindado al desarrollo de la trova en la provincia y haber apostado siempre por los jóvenes. Igual reconocimiento recibieron Eliot Porta y el poeta Alpidio Alonso por concebir y organizar los primero Festivales Longina.

El Centro Pablo también presentó, además, el disco Una canción para Miguel, que incluye a los ganadores y seleccionados en el concurso del mismo nombre, una muestra de los discos editados con motivo del XII aniversario del espacio A guitarra limpia, el Cuaderno Memoria A guitarra limpia y el libro Silvio, aprendiz de brujo, del mexicano Eduardo Valtierra.

Estos textos y discos estuvieron presentes en cada actividad del programa del Longina, que incluyó la ciudad de Caibarién, donde se realizó la acostumbrada peregrinación a la tumba que guarda los restos de Corona y su musa más conocida, Longina O´ Farril. Gerardo Alfonso regaló una emotiva descarga al pie del monumento a Martí situado en el paseo caibarienense.

Con esa obsesión de documentalista, Víctor Casaus recogió en imágenes todos los momentos del festival, práctica que es uno de los objetivos fundamentales del Centro para dejar constancia de cuánto ha transcurrido en el terreno de la canción de autor cubana, además de un recurso para poder valorar las nuevas propuestas trovadorescas que van surgiendo y su posible atención y seguimiento promocional.